Nicolás Maduro ofreció nuevos detalles de lo que será el plan de flexibilización económica en medio de la pandemia por COVID-19 en Venezuela. Se tiene estipulado que a partir del lunes 1 de junio retome funciones el sector construcción.

«Para garantizar y retomar el ritmo de construcción de viviendas», arguyó el líder de la administración socialista sobre las nuevas medidas para que el sector construcción sea el primero en volver a sus labores en medio de la pandemia.

Lea también: 82 nuevos casos positivos de COVID-19 en Venezuela: total de contagios se elevó a 1.327

Maduro presentó un protocolo en el que se explica como será el regreso al trabajo de los trabajadores que conforman dicho sector, con el objetivo de cumplir con todas las normas sanitarias dentro del plan contra la propagación del nuevo coronavirus SARS-COV-2, que produce la letal COVID-19 y que ha ocasionado la muerte de 11 ciudadanos en el país hasta este 28 de mayo.

«Son medidas de flexibilización disciplinadas y segura (…) entre cuarentena y producción, no ha contradicción», dijo Maduro, al tiempo que junto a varios de sus ministros monitorearon la entrega de viviendas habitacionales dentro de la Misión Vivienda, plan de entrega de residencias a personas con bajos recursos.

Hasta este jueves se reportan 1.327 casos positivos por COVID-19 en Venezuela, siendo más del 70% ciudadanos que han regresado al país de países en la región, principalmente Colombia, Ecuador y Brasil. Asimismo, se contabilizan 302 pacientes recuperados.

Construcción

El Banco de Venezuela (BCV) presentó las cifras de la economía donde estas especifican que el sector construcción cayó en -59,4% y las actividades no petroleras -24,4%.

Lea también: Casi un millón de caraqueños consumen agua contaminada

Esta cifra coincide con las declaraciones del presidente de la Cámara Venezolana de La Construcción (CVC), Mauricio Brin, quien aseguro que la caída del sector se aceleró de manera considerable este año en comparación con 2018.

Según las denuncias del directivo del Sindicato Único de los Trabajadores de la Industria de la Construcción (Sutic) Félix Mayz, en el país hay 600 mil trabajadores del sector que padecen condiciones de vida crítica, debido a los bajos sueldos que se ofrecen y la merma laboral, tanto en el sector público como el sector privado. El dirigente aseveró que el déficit de construcciones a manos del Estado se sitúa en un 80%.

Mayz, quien también es coordinador sindical del partido Avanzada Progresista, exhortó a las cuatro federaciones del sector, así como a la Cámara Bolivariana de la Construcción y de la Cámara Venezolana de la Construcción, a reunirse a la brevedad posible y buscar soluciones a la situación.

Indicó que se requiere un ajuste inmediato de salarios que incremente el poder adquisitivo de los trabajadores y evite la migración laboral hacia otros sectores, sobre todo en la economía informal.

Aseveró que quienes trabajan en el sector perciben sueldos semanales que no sobrepasan los cuatro mil bolívares, recursos que no les alcanzan para satisfacer necesidades básicas familiares, por lo que genera una desmotivación, descontento y depauperación de la calidad de vida.

“Es necesario que se instale una mesa de trabajo y que busquemos la forma de que el poder adquisitivo del trabajador se eleve, es un llamado con carácter de urgencia, con estos sueldos estamos siendo perjudicados” dijo.

Planteó que las reuniones que se instalen entre federaciones y demás gremios deben abordar la situación de merma en nuevos proyectos, tanto del sector público como privado y fue tajante al emplazar al presidente Nicolás Maduro y al vicepresidente nacional, Aristóbulo Istúriz, a que laboren en conjunto con los trabajadores en la recuperación del sector, uno de los más importantes y productivos del país.