Desde que el 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud reconoció la expansión del coronavirus como una pandemia, el concepto se ha «normalizado». Sin embargo, hay científicos que han comenzado a considerar que la situación se trata más bien de una sindemia… ¿A qué se debe esto y por qué?.

 

Te puede interesar: Denis Mukwege: Violencia sexual contra niños en El Congo ha aumentado tras la llegada del Covid-19

 

Un nuevo enfoque ante el brote

Hoy en día, especialistas de salud aseguran que el mundo ha adaptado un enfoque demasiado estrecho para manejar el brote del Covid-19, al ver que la causa de esta crisis, es producto de una enfermedad infecciosa y ha incidido en las poblaciones más pobres y vulnerables.

Científicos en el mundo, han comenzado a sugerir que la crisis sanitaria debe ser abordada como una sindemia, al reflejar la interacción de varios factores sociales y biológicos.

El término pandémico se quedaría corto… La sindemia, se presenta cuando dos o más enfermedades interactúan, de tal manera que provocan un daño mayor que la simple suma de ambas.

Estas interacciones, aumentan la susceptibilidad de una persona, lo que podría empeorar sus resultados de salud.

 

Origen del término y sus intervenciones biológicas y sociales

A pesar de que en castellano parece un término nuevo, este fue expuesto por el médico estadounidense, Merrill Singer, en la década de los 90.

En un artículo publicado por la reconocida revista médica, The Lancet, su editor en jefe y profesor en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Richard Horton, asegura que la presencia del Covid-19 es una sindemia, ya que se relaciona con diversas enfermedades no transmisibles, como el cáncer, la obesidad o la diabetes.

Por su parte, Singer explica que con este nuevo virus, se puede observar un índice mucho mayor de complicaciones «en comunidades de bajos ingresos y minorías étnicas», agregando que es de suma importancia analizar sus orígenes sociales.

 

¿Qué cambiaría al reconocer la pandemia como una sindemia?

Los especialistas indican que no se trata de una escalada de gravedad en la que un término sea más peligroso que el otro, ya que no responden a un orden jerárquico. En este caso, cada uno describe las condiciones en las que se propaga el virus.

Mientras que la pandemia hace hincapié a la velocidad de contagio, la sindemia refleja la presencia de otros factores de riesgo, como por ejemplo, la relación de una enfermedad con otra.

 

Implicaciones

Si la OMS terminara por aceptar las sugerencias de los especialistas, que, se han manifestado a favor del tratamiento de la crisis como una sindemia, algunas medidas tendrían que cambiar.

Clínicamente, en casos donde los pacientes contagiados con coronavirus presentan también otras enfermedades, como cáncer, hipertensión, diabetes u obesidad, aumenta su riesgo de muerte o afección de gravedad, lo cual los convierte en infectados aún más vulnerables y equivale a una sindemia, por representar la combinación biológica de dos patologías.

Para el especialista, acercarse al Covid-19 como una sindemia, invitará a una visión más amplia.

«Ver el Covid-19 solo como una pandemia excluye un prospecto tan amplio pero necesario», reza su artículo .

Ampliar la cobertura de salud, garantizar la nutrición básica y potenciar las condiciones de salubridad de las poblaciones más vulnerables, son solo algunas de las propuestas de los expertos, quienes a su vez, argumentan que la realización de millones de pruebas diarias en las ciudades más grandes del mundo, no asegura nada si las poblaciones más pobres siguen desamparadas.

Antes que llegara el brote del nuevo coronavirus a América Latina, la región ya estaba invadida de otras enfermedades como la difteria, zika y malaria. Se habla de sindemia, como lo acuñan los científicos, cuando dos o más enfermedades cohabitan en una zona.

Le puede interesar: Italia habilitará aplicación para rastrear contactos positivos en covid-19

El dengue, que había dejado a más de tres millones de personas contagiadas, habría pasado una alta temporada en el 2019 sin declararse la Guerra ganada ante esta enfermedad. Además, en el 2016 también se registró una tasa alta de zika y en 2013, la fiebre del chikungunya.

En el 2019 también se registró un brote de sarampión. «La pandemia de covid-19 llega a América Latina cuando otras epidemias y brotes que han azotado a la región por generaciones siguen estando allí», le dijo la doctora Josefina Coloma a la BBC.