Tamara Taraciuk, subdirectora interina para las Américas de la ONG Human Rights Watch (HRW), conversó con la periodista Antonieta La Rocca sobre el nuevo informe de la organización sobre los venezolanos retornados por la pandemia de Covid-19.

«El informe lo que muestra son dos niveles de abuso contra los retornados venezolanos: la retórica hostil de bienvenida de quienes están volviendo al país, acusándolos de armas biológicas, y el problemático protocolo de testeo que aplica el Estado», indicó la abogada.

Taraciuk se refirió específicamente a los tratos y condiciones a las que han sido sometidos los más de 130.000 venezolanos que han retornado al país con motivo del impacto económico en otras naciones latinoamericanas en medio de la pandemia.

Lea también: #BuenosDías| Blanca Mármol: “No hemos determinado la fecha de la Consulta Popular»

«El informe lo que muestra son dos niveles de abuso contra los retornados venezolanos: la retórica hostil de bienvenida de quienes están volviendo al país, acusandolos de armas biológicas, y el problemático protocolo de testeo que aplica el Estado», indicó la abogada.

En este sentido, Taraciuk se refirió a los Puntos de Atención Social Integral (PACI), implementados por el régimen de Nicolás Maduro para atender a los retornados en los estados fronterizos. Según la representante de HRW, donde se evidenciaron condiciones de hacinamiento que «generan un caldo de cultivo de transmisión del coronavirus».

«Encontramos casos de personas que tenían dos meses en los PACI, cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda un confinamiento de 14 días», reveló Taraciuk.

Tamara Taraciuk, subdirectora para las Américas de Human Rights Watch, habló en el programa “Al Día con Sergio” sobre el informe que presentaron junto a la Universidad Johns Hopkins sobre Venezuela y el retorno de los migrantes al país.

Lea también: #Mundo | EEUU rechaza presencia de «regímenes autoritarios» en Consejo de DDHH de la ONU

“Es un informe que hicimos para hacer un análisis tanto de derechos humanos, como de salud pública, lo que hicimos fue entrevistar a expertos en temas humanitarios, actores humanitarios que trabaja en Venezuela y formaron parte de los centros PASI y a los retornados”, expresó Taraciuk.

La subdirectora de la organización detalló que entrevistaron a unas 70 personas, de las cuales 23 estuvieron dentro de estos centros, donde se conoció que padecían una serie de problemas, entre los que resaltan estar encerrados por más de dos meses.