Pensionados del sector Salud exigieron que se extienda el beneficio del ticket de alimentación a todos los trabajadores jubilados, debido a la crisis económica del país que les impide satisfacer sus necesidades con el monto de su jubilación.

Pablo Zambrano, secretario del sindicato Fetrasalud, recordó que en la gestión de la ministra Antonieta Caporale se firmó la orden de pago de los cestaticket a todos los trabajadores, incluso los que ya disfrutan de su jubilación. Sin embargo, denunció que el actual ministro, el farmacéutico Luis López, aún no hace efectiva esta orden.

Además, denunciaron la permanente escasez de insumos médicos en los hospitales.

Haz clic en el video y amplía esta y otras informaciones ↓↓

Venezuela - Jubilados de la Salud exigen pago de cestaticket - VPItv

 

José Antonio García, portavoz de la Unión Nacional de Trabajadores, aseveró que el sector comercio y servicio arrojó- de acuerdo a los sondeos de esta agrupación- que cerca del 56% de los trabajadores de este sector recibe incluso menos de la mitad del valor del ticket de alimentación, el cual se ubica en 42.480 bolívares desde el pasado 1 de agosto.

Nota de prensa 

El Gobierno ha incrementado el salario mínimo nacional en distintas ocasiones en el mismo año, además de incrementar el ticket de alimentación, bono que en la actualidad supera por más del doble el valor del salario mínimo tratando de palear sin éxito la pérdida del poder adquisitivo de la población.

“En el sector comercio, cerca de 450 mil trabajadores  están recibiendo alrededor de 18 mil bolívares” detalló García

Para Unete, debido a la caída del poder adquisitivo; los servicios de belleza y estética, la comida rápida, el calzado, la ropa, artículos de papelería y libros, los electrodomésticos, las autopartes entre otros, han dejado de ser una opción para la población, quienes destinan todo su presupuesto familiar en comprar aunque sea parte de la cesta alimentaria con lo que les alcanza de salario.

El sindicalista también hizo mención de los pensionados y declaró: “Llenarse la boca hablando de todo el dinero que se destinaran en lo social en este nuevo presupuesto, mientras se dejan a 3 millones de pensionados sin recurso para incorpóralos al pago de su ticket de alimentación, es una burla, una farsa y un atentado a los derechos humanos de las personas de la tercera edad en el país”.