El Tribunal Constitucional de Perú rechazó, este jueves, la medida cautelar con la que se pretendía impedir el juicio político al que será sometido el presidente de Perú, Martín Vizcarra.

El dictamen obliga al mandatario o a su abogado a acudir al Congreso para presentar los alegatos defensivos.

Durante la audiencia, a realizarse este viernes, el gobernante o su representante legal tendrán una hora para demostrar la inocencia del jefe de Estado.

Le puede interesar: #Mundo | Presidenta interina de Bolivia se retira de la campaña electoral

A Martín Vizcarra se le abrió una causa por instigar, a dos asesoras, a mentir en una investigación, sobre un cuestionado contrato a un cantante.

Tras la sesión, los congresistas deberán votar a favor o en contra del cese de funciones.

De obtener los 87 votos necesarios, Vizcarra sería removido de la silla presidencial y el cargo pasaría a ser ocupado por Manuel Merino de Lama, actual presidente del Parlamento.

De Lama deberá gobernar de manera interina y convocar a elecciones generales.

El Tribunal Constitucional de Chile rechazó legalizar la ley de matrimonio igualitario y de unión civil por diversos artículos que establecía este acuerdo con respecto al reconocimiento de las familias lesboparentales legalizadas en el extranjero. Según el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), se están «utilizando argumentaciones abiertamente homóbofas y cavernarias, que llegal al extremo de vincular a las parejas del mismo sexo con el abuso de niños en África».

El fallo fue cinco votos en contra de cuatro. Todo comenzó cuando una pareja de mujeres que contrajo matrimonio en España presentó al TC un recurso de inaplicabilidad y destacaron el artículo 12 de Unión Civil y el artículo 80 de la Ley de Matrimonio Igualitario, pero no reconocieron su unión en Chile.

“Esta es la segunda vez que el TC se niega a reconocer que la prohibición del matrimonio igualitario violenta derechos constitucionales. La primera vez lo hizo en 2011, pero ahora incurrió en argumentos homofóbicos sin precedentes y que son alarmantes. Vincular a las parejas del mismo sexo y a las familias homoparentales con abusos de menores, en tanto señala que el matrimonio igualitario abrirá la puerta a uniones con niños, es infame y refleja un desprecio injustificado contra quienes aman a personas de su mismo sexo”, argumentó un representante del movimiento social.

Para el Tribunal Constitucional, asegurar que la prohibición del matrimonio igualitario solo «conduciría a la afectación del orden público matrimonial, cuyas reglas son esenciales y obligatorias para todos los habitantes de la República».

«No puede hablarse de discriminación por la categoría sospechosa de orientación sexual, ya que la diferencia no radica en si se trata de personas homosexuales o heterosexuales, sino en que la institución matrimonial en Chile es una unión entre hombre y una mujer, por lo que una persona homosexual puede contraer matrimonio en Chile si lo hace con una persona de sexo opuesto”, asegura el TC.