El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, fue víctima del hackeo de su cuenta de Twitter la semana pasada, según develó un experto informático holandés al diario «De Volkskrant».

Lea también: #EEUU | Senado de EEUU aprobó candidatura de Amy Coney Barrett como magistrada

El responsable, llamado Victor Gevers, contó a dicho medio que logró acceder a la cuenta con más de 87 millones de seguidores, gracias a que la misma tenía una contraseña considerablemente «débil» y fácil de adivinar.

Gevers hizo capturas de pantalla para demostrar que consiguió entrar al perfil del mandatario estadounidense, pero decidió no publicar ningún mensaje en su nombre.

Este hecho ya ha sucedido antes y es que previo a las elecciones del 2016 en Estados Unidos, la cuenta de Trump ya había sido robada, justamente por otros informáticos holandeses.

En este caso, agentes de información norteamericanos basados en Holanda se pusieron en contacto con el hacker para conocer los detalles de la operación, con el fin de evitar que se repita.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia leal a la administración de Nicolas Maduro, Maikel Moreno, denunció este martes sobre intentos de hackeo en su cuenta de Twitter.

Por esta razón, Moreno aseguró que su cuenta aparece «con acceso restringido debido a actividad inusual» que «seguramente proviene de los sectores que se oponen a la paz y el funcionamiento de las instituciones en el país”.

A través de un comunicado, el líder del Poder Judicial explicó que “seguirá trabajando por un servicio de justicia digno, y por informar de manera oportuna y veraz a través de todas las plataformas y medios posibles acerca de su labor al frente del poder judicial de Venezuela”.

Los propietarios de Twitter, habrían mantenido conversaciones con sus homólogos de ByteDance, la empresa creadora de la red social china TikTok. 

Lea también: #EEUU | Explosión en Baltimore destruye tres edificios residenciales

Reportes del diario “The Wall Street Journal” indican que la compañía liderada por Jack Dorsey querría entrar en la puja para adquirir la aplicación asiática.

De esta manera, Twitter se convertiría en la principal competidora de Microsoft. La corporación creada por Bill Gates dio a conocer sus intenciones de comprar TikTok el pasado 31 de julio.

Twitter comprará el negocio de TikTok en EE.UU? - Los Angeles Times

Analistas han asegurado que la aspiración de la red social del pajarito azul es poco realista, pues sólo cuenta con un capital de 29.000 millones de dólares, mientras que Microsoft posee 1,6 billones de dólares. 

TikTok tiene 45 días (que acabarán el próximo 15 de septiembre) para llegar a un acuerdo con alguna marca estadounidense. De lo contrario, su uso, dentro del territorio de Estados Unidos, será prohibido por el Gobierno federal de ese país. 

El presidente Donald Trump ha asegurado que las autoridades chinas se valen de la red social asiática para adelantar operaciones de espionaje. 

TikTok podría ser comprado por Twitter en Estados Unidos

El basquetbolista español, Pau Gasol y su esposa, Cat McDonnell, anunciaron este lunes que se encuentran en la espera de un bebé.

Lea también: #Espectáculos | Sophie Turner y Joe Jonas le dieron la bienvenida a su bebé

La noticia de la dulce espera la dieron a conocer por red social de Twitter con este mensaje: “No podemos estar más felices de añadir un nuevo miembro a nuestra familia muy pronto! Vas a ser la mejor madre, Cat McDonnell. La vida está a punto de llevarnos por una nueva aventura maravillosa. ¡Te quiero!”.

Gasol y la periodista estadounidense MacDonnell, de 31 años, se casaron en menos de un año. La ceremonia se llevó a cabo en la ciudad de San Francisco y Girona.

La pareja lleva desde el 2016 juntos.

 

 

Twitter pidió perdón el sábado porque los piratas informáticos que accedieron a las cuentas de personalidades y figuras políticas lo consiguieron gracias a que «manipularon con éxito a un pequeño número de empleados», un golpe para la confianza de sus usuarios, reconoció la red social.

Los piratas informáticos tenían como objetivo 130 cuentas y lograron acceder a 45 gracias a “el uso de herramientas solo accesibles para los equipos de soporte interno”, explicó la compañía en una entrada de blog.

Lea también: Twitter sufrió falla a nivel mundial tras hackeo a celebridades

Entre los afectados por el ataque estaban políticos, como el candidato presidencial estadounidense del Partido Demócrata, Joe Biden, el expresidente de EEUU Barack Obama, y también grandes empresarios como Jeff Bezos, fundador del grupo comercial Amazon; Elon Musk, jefe de la compañía de vehículos eléctricos Tesla; y Bill Gates, fundador de la gigante informática Microsoft.

Twitter reconoció también el daño que esto puede tener en su reputación: “Estamos avergonzados, decepcionados y, sobre todo, lo sentimos. Sabemos que necesitamos recuperar su confianza y apoyaremos todos los esfuerzos realizados para que los responsables comparezcan ante la justicia”, dijo. Información de AFP.

Twitter

La plataforma Twitter sufrió una falla de seguridad este miércoles a nivel mundial luego de que las cuentas de diversas personalidades de la política y la tecnología mundial fueran hackeadas para mostrar una estafa con bitcoins.

Lea también: Disneyland París reabre tras más de tres meses de cierre

El CEO de Tesla, Elon Musk; el cofundador de Microsoft, Bill Gates; el fundador de Amazon, Jeff Bezos; el expresidente y exvicepresidente de EEUU, Barack Obama y Joe Biden, fueron algunos de los afectados por lo ocurrido en horas de la tarde.

Al igual que ellos, las cuentas verificadas de empresas como Apple, Uber o Tesla sufrieron la misma suerte, con mensajes similares para intentar estafar a los usuarios. Por su parte, Kim Kardashian y Kanye West fueron otras personalidades atacadas.

«Somos conscientes de un incidente de seguridad que afecta las cuentas en Twitter. Estamos investigando y tomando medidas para solucionarlo», respondió Twitter ante lo ocurrido.

Para subsanar la falla, la publicación de tuits permaneció suspendida por más de media hora en todo el mundo, mientras que el equipo de seguridad de la red social daba con la solución al inconveniente.

La idea o el desangramiento
No entiendo al país, pienso que la Venezuela que hoy somos es vigorosamente distinta a la que dejé cuando me vi obligado a partir al destierro. No conozco a mi gente. No sé qué siente, no puedo imaginar ni conceptualmente el apocalíptico caos que está padeciendo. Los que vivimos en el exilio tenemos una idea abstracta del horror nacional, pero muy distinta es la idea al desangramiento. Los venezolanos en general estamos desgarrados, heridos de gravedad, pero los que aún viven en Venezuela padecen además sed, hambre, enfermedad, no tienen luz ni gasolina ni seguridad. Lo peor: saben que su situación empeora cada día, viven sin esperanza.
El virus chino y la peste chavista nos han descompuesto. 
 
¿Dónde está la civilización?
He incursionado clandestinamente en Venezuela, pero la perturbación y el nervio por no ser capturado por la narcotiranía sumados a la fugacidad de cada visita me han impedido colocar el oído con calma sobre la faz de mi tierra venezolana para auscultar el pulso del corazón social. Para entender una nación se necesita tiempo, conversación diaria y larga, aliento y desaliento, la intuición que da la observación, caminar, notar los gestos, escuchar, ver rostros, atender necesidades y anhelos, visitar museos, pasear pueblos y ciudades, andar campos, embriagarse en una cantina urbana. Desde una ventana al mar la distancia social es aún mayor: ¿dónde está la civilización? 
Lo único que acerca a la realidad es la angustia.
 
Twitter o la neurosis colectiva
Los gritos e insultos en twitter –no miento– me sofocan, pierdo el aire. Cada día me acerco menos a esa gallera global para auscultar el pulso del mundo, es inútil, desconfío de él, de verdad, asfixia. Lo uso poco, estimo que informa sobre realidades, pero no las interpreta, además, los gritos, la polarización, la tragicomedia, la indolencia, la urgencia por hacerse sentir, por alcanzar un “me gusta” o un comentario, es absolutamente delirante, los habitantes del establo global que es twitter viven en neurosis colectiva. Su realidad es virtual, imaginan que el mundo es un estadio de dimes y diretes permanente. Sufren si no hay “popularidad”, limosnean “likes”. El reconocimiento los aturde, los trastorna: su ansiedad es un like o un retweet.
Apaguen el aparato, vean el mundo. 
El mal aliento del corazón
Pienso que los venezolanos –y la humanidad en general– tenemos suficientes problemas reales como para agregarle a estos problemas imaginarios. En Venezuela sólo un 7% de la población accede a twitter y mucho de ese porcentaje está influenciado por laboratorios, trolles (personas con identidades ficticias) y un universo de manipulación e histeria que no contribuyen en nada a la verdad. Pensar que lo que pasa o se dice en twitter es la realidad de una nación es tan descabellado como aberrante. Es como si un médico intentase reconocer el ritmo cardiaco de una persona oliéndole el aliento, midiendo el nivel de estridencia de sus gritos o escuchando las egocentricidades de los pseudo filósofos de meadero virtual. Insisto: no tiene sentido.
La realidad está en el 90% que no sigue ni atiende twitter. ¿Qué dice?
 
Un hombre de hace 2 mil años 
La rebelión popular nacional, tan necesaria y urgida para liberar a Venezuela de la peste chavista –el peor y más ruinoso mal que hayamos conocido en la historia–, no se gestará jamás en twitter. Es una mentecatez abrumadora, una brutalidad enciclopédica, pensar que lograremos impulsar, movilizar u organizar una insurrección popular por esa red social. Los opinadores –¿Influencers?– que vegetan en ese corral global piensan que sus gritos “retuiteados”, “gustados” o comentados son el principio y el fin del mundo, pero la realidad es otra, no significan un carajo, son a veces –sólo a veces– masturbaciones verbales frente al espejo de la esterilidad cultural. No transforman realidades humanas ni sociedades, sólo histerizan.
Un hombre cambió el destino de la humanidad hace dos mil años, la civilización es antes y después de él. Lo hizo visitando y organizando cada poblado, trasmitiendo una “buena nueva” que desafiaba la tiranía de su tiempo. ¿Seguimos su ejemplo o el de los “Influencers”?
 
Vida o muerte del país
Vienen los tiempos más espinosos y cruciales de la historia contemporánea de Venezuela, si honestamente queremos salir de la letal pesadilla chavista habrá que escuchar más el latido del corazón nacional en sus caseríos y pueblos que la neurastenia twitteriana. Pese al virus chino, habrá que idear modos de comunicación, organización y activación popular porque serán la vida o la muerte del futuro del país. La política tendrá que desatender la histeria de las redes sociales y atender la rabia o la esperanza popular que se encuentra en las calles, barrios, poblados y ciudades de Venezuela. La verdadera nación que somos está sufriendo lo indecible en territorio venezolano, no escribiendo lecciones de tweets desde Colombia, Estados Unidos o España (me incluyo). 
Por más que podamos apoyar desde el destierro la causa de la libertad, el verdadero desenlace final de la lucha se desarrollará en Venezuela y no la librarán los twitterianos, sino los venezolanos organizados y movilizados
¿Triunfarán?

La embajada de Venezuela en el Reino Unido e Irlanda, anunció este jueves que la cuenta de Twitter de la embajadora designada por Juan Guaidó, Vanessa Neumann ha sido hackeada.

Te puede interesar: Foro Penal aseguró que las recomendaciones emitidas por la ACNUDH sobre los presos políticos, han sido incumplidas

«Queremos anunciar que la cuenta de nuestra Embajadora @vanessaneumann ha sido hackeada. Hemos notificado a las autoridades competentes y estamos trabajando para recuperarla», escribió el organismo en sus redes sociales.

Minutos más tarde la cuenta oficial de la presidencia encargada en Venezuela, corroboró la información asegurando que hasta ahora, Neumann no tiene el control sobre usuario.

«El ataque contra la embajadora es respuesta del régimen a la victoria del Gobierno sobre las reservas de oro en Londres», escribió.

El cantante español, Miguel Bosé, denunció que la compañía Twitter bloqueó su cuenta luego de haber escrito un mensaje que estaba vinculado a una medicina para luchar en contra del coronavirus.

Lea también: Miguel Bosé aseguró que Covid-19 es «la gran mentira de los gobiernos»

«Esta censura empieza a dar síntomas calcados de un régimen que ya viví en mi adolescencia. Nos está prohibido diferir, pensar de otro modo», dijo el cantante mediante un mensaje en Facebook.

bose

A su vez, felicitó a Bolivia por utilizar el dióxido de cloro como medicamento implementado en contra del Covid-19.

El ministerio de Salud de Bolivia, afirmó que, no han puesto a prueba esta medicina, sino que la desaconsejan. En este sentido, consideran que es un rumor que ha estado rodando a través de las redes sociales desde hace días, por lo que aprovecharon para desmentirlo.

Bosé manifestó que no se siente preocupado por la suspensión de su cuenta en Twitter, por lo que dijo que buscará «otras vías hasta que se agoten».

Twitter ocultó este martes un tuit del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, debido a que «incumplió» con las reglas de la red social, tras usar un «comportamiento abusivo» contra manifestantes en la ciudad de Washington.

Lea también: #Venezuela | (+Tuit) Línea 1 del Metro de Caracas funciona con normalidad

«Nunca habrá una Zona Autónoma en Washington mientras yo sea presidente. Si lo intentan, se enfrentarán con una gran fuerza», escribió Trump en twitter.

Trump ya había anunciado arrestos contra quienes trataran de vandalizar cualquier propiedad federal.

La red social indicó el mes pasado que los comentarios de Trump son engañosos y generadores de violencia.

Además, twitter le indicó a AFP que tomó medidas contra el tuit del mandatario estadounidense debido a que violó la política de la compañía.