Nicolás Maduro pidió al gobierno de Perú que detenga al dirigente político Vilca Fernández, quien se encuentra en esa nación, bajo la acusación de estar presuntamente al frente de un plan de “falso positivo” para una intervención militar de Estados Unidos a Venezuela.

“Que se capture bajo las leyes internacionales a este terrorista llamado Vilca Fernández, que en las redes sociales asumió la autoría del ataque al cuartel militar venezolano”, manifestó Maduro a través de una cadena de radio y televisión este lunes 23 de diciembre.

Lea también: Régimen acusó a diputados y pdte. (E) Guaidó de buscar generar “falso positivo” para intervención militar

El régimen de Maduro más temprano este lunes habría presentando a través del encargado de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, , pruebas de que varios diputados a la Asamblea Nacional, figuras políticas, el líder de Voluntad Popular (VP) Leopoldo López, y el presidente (E) Juan Guaidó, estarían detrás de un plan para que se propicie una intervención militar a Venezuela y que tendría como ejemplo el reciente asalto de un cuartel militar en el estado Bolívar por un grupo de personas de identidad aún por aclarar.

Según dio a conocer el expatriado, Vilca Fernández, el preso político Modesto Díaz de 63 años, recluido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), falleció por falta de atención médica, por lo que señaló a Nicolás Maduro, como responsable de las torturas en la sede de la policía política.

Le puede interesar: Régimen de Maduro repatriará oro de Inglaterra por miedo a sanciones

Fernández aseguró que se le niega la atención médica oportuna a los reclusos. “Existen muchos mas detenidos en la mismas condiciones de delicado estado de salud y el Sebin niega su derecho a la salud”, sentenció.

El expreso político y exiliado venezolano, Vilca Fernandez, conmemoró un mes de su excarcelación y llegada a Perú, publicando una serie de fotografías en las redes sociales, donde muestra como fue su etapa de reclusión en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en el Helicoide, de donde salió luego del motín que se realizó en el mes de junio.

En las imágenes Fernández detalló como era su vida recluido y acompañó la gráfica con un comentario que reza “algunas imágenes para no olvidar a mis compañeros ni de dónde venimos, lo que no se puede repetir en la Venezuela del futuro en democracia”.

Este viernes El Grupo de Lima se reunió para debatir sobre el flujo migratorio de venezolanos en diversos países de la región, intentando escapar de la crisis política y social de Venezuela.

En la reunión los cancilleres de los países integrantes del Grupo de Lima debatieron sobre las fortalezas y debilidades de cada país para enfrentar el problema de migración que ya ha afectado a toda la región y que continua en aumento, además de organizar diálogos con diversas organizaciones de derechos humanos para brindar apoyo a los venezolanos.

En ese sentido, El Vicecanciller De Zela, afirmó que  Villca Fernández, quien se encontraba en calidad de preso político en Venezuela, fue liberado y trasladado hasta Perú con apoyo de las autoridades consulares en Caracas.

Asimismo, el Vicecanciller afirmó que Perú tiene la disposición de acoger a los venezolanos y ayudarlos con medidad que les permitan superar la crisis.

El dirigente estudiantil, Vilca Fernández, fue excarcelado y entregado a sus familiares en el aeropuerto de Maiquetía, donde será trasladado a Lima, Perú. Se presume que la condición para su liberación fue su salida del país.

Trascendió una imagen en la que aparece Fernández en el aeropuerto de Maiquetía fuertemente custodiado en la que estaría próximo a abordar el avión con destino a suelo incaico.

El miércoles fueron excarcelados un grupo de 14 presos políticos, como resultado de las conversaciones de los gobernadores de oposición, el dirigente de Copei, Pedro Pablo Fernández y miembros de la Asamblea Nacional Constituyente.

En este tercer ciclo de excarcelaciones salieron en libertad cuatro estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), los últimos de un total de 27 estudiantes encarcelados y ya se había anunciado que el grupo lo completaba Fernández.

vilca_fernandez vilca

Screenshot_15

Screenshot_16

Screenshot_17

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

Este miércoles fueron excarcelados un grupo de 14 presos políticos, como resultado de las conversaciones de los gobernadores de oposición, el dirigente de Copei, Pedro Pablo Fernández y miembros de la Asamblea Nacional Constituyente.

En este tercer ciclo de excarcelaciones salieron en libertad cuatro estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), los últimos de un total de 27 estudiantes encarcelados.

Asimismo salieron en libertad Yeison Rodríguez, Michelle Linares y Yonger Rosales, así como los civiles procesados por el caso del “Golpe Azul” quienes habían sido procesados en la jurisdicción militar.

Finalmente, el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, destacó que se epera aun la liberación de Vilca Fernández quien fue devuelto luego de salir hacia la Cancillería venezolana.

La Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional sesionó este miércoles en las afueras del Sebin en el helicoide para recibir los testimonios de los familiares de presos en ese organismo.

Delsa Solorzano, presidenta de la Comisión, indico que trabajarán con los testimonios y planteamientos de los abogados.

La defensa del general Vivas aseguró que el estado de salud de su defendido es delicado. El padre de Vilca Fernández también aseguró que su hijo tiene complicaciones de salud que ponen en riesgo su vida, debido a que padece hipertensión.

Sobre la huelga de hambre emprendida por las mujeres, Terelsy Malavé, abogada defensora, indicó que no tienen información certera sobre el levantamiento de esta protesta, pero que las privadas de libertad fueron despojadas de sus pertenencias, incluyendo toallas sanitarias.

Malavé informó que aún se mantienen los 55 presos políticos dentro del Sebin y más de 100 presos comunes.

Para más información suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente informado

Venezuela - Comisión de Política Interior de la AN sesionó en la puerta del SEBIN - VPItv

El dirigente y preso político Vilca Fernández inició la noche de este miércoles una huelga de hambre, para exigir que se respete su derecho a la atención médica, que le ha sido negado en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en El Helicoide.

“Anoche mi hijo inició una huelga de hambre, su salud y vida están en riesgo, no es la primera vez que mi hijo emprende una huelga de esta naturaleza. Denuncio que hay persecución a los familiares de los presos políticos”, indicó durante una entrevista en el programa radial Fuerza Venezuela, Jorge Fernández, padre del activista político.

“La semana pasada lo atendieron los médicos del Sebín, tiene parte de la mandíbula dormida y un tic nervioso en el ojo y problemas de tensión. El lunes quedaron en llevarlo al Hospital Militar aún no lo han hecho”, declaró.

“El Sebín no cumple con las órdenes de los tribunales, no efectúan los traslados a las audiencias. En el caso de mi hijo van 11 audiencias diferidas y la próxima se tiene previsto para el 12 de febrero, es una burla”, señaló Fernández.

Por su parte, el alcalde en el exilio Antonio Ledezma, señaló que “El abogado del joven dirigente y preso político denunció que tiene la orden de un tribunal que solicita realizarle un chequeo médico; sin embargo, el Sebin se niega a acatarla” y pide respaldar la lucha del joven.

Asimismo, el joven envió un comunicado a través de sus redes sociales, donde expresó al país las razones de esta nueva huelga que emprende desde su celda. Acá te dejamos el comunicado en su integridad:

Dicen que me van a llevar y es mentira, una burla constante por parte de los funcionarios. Hago responsable a Carlos Calderón, Gustavo Gonzalez y a Nicolás Maduro de mi salud y mi vida.

Inicio esta huelga de hambre con una tensión de 170 la alta y 150 la baja.

No levantaré esta huelga de hambre hasta que inicien los traslados para los distintos detenidos que tengan su audiencia en los tribunales, como tampoco la levantaré hasta tanto no sea llevado al Hospital Militar y me garanticen mi derecho a la salud que es mi derecho a la vida.

Basta de atropellos por parte del estado a quienes estamos secuestrados en este lugar. Hago un llamado a la comunidad internacional y organizaciones de los DDHH a que habrán una investigación exhaustiva en este lugar donde se tortura y violan nuestros DDHH a diario.

Tenemos un gobierno que está hablando de diálogo pero que sus acciones son de guerra, asícomo asesinaron a los ex-funcionarios ‎el pasado 15 de enero en El Junquito de igual maneranos torturan y violan día a día nuestros DDHH a los prisioneros políticos. Nos están matando lentamente en estas mazmorras.

Se supone que el diálogo es para frenar todo tipo de confrontación y para solucionar los problemas del país políticamente, social y económicamente pero el hecho de tener que iniciar una nueva huelga de hambre para exigir que se nos respeto el derecho a la vida y al debido proceso es una clara demostración que no toman en serio el diálogo.

“Cuando los derechos de los ciudadanos no son respetados, es deber conquistarlos”.

Jorge Fernández, padre del dirigente estudiantil, Villca Fernández quien se encuentra recluido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) del Helicoide en Caracas, desde el 31 de enero de 2016, inició campaña por las redes sociales para lograr un “2018 sin presos políticos”.

Con la etiqueta #2018SinPresosPolíticos, el padre del dirigente denunció casos como el quien tiene Vilca casi 2 años detenido por razones políticas. También abogó por la excarcelación del exalcalde del municipio San Cristóbal (Táchira), Daniel Ceballos; el diputado de la Asamblea Nacional (AN) Renzo Prieto y Franklin Hernández.

Fernández, de acuerdo a la ONG Amnistía Internacional, presenta numerosos problemas de salud como hipertensión, bronquitis, dolores de espalda y malestares gastrointestinales. Sin embargo, a pesar de las denuncias le ha sido negado el traslado a un centro de salud.