Las autoridades de la región española de Aragón (noreste) ordenaron el sacrificio de casi 100.000 visones tras comprobarse que muchos de ellos estaban infectados de coronavirus, informó este jueves el responsable regional de Ganadería, Joaquín Olona.

Lea también: Alemania autorizará nuevas medidas de confinamiento ante riesgo de segunda ola de contagios por coronavirus

«Estamos hablando del sacrificio obligatorio de la totalidad de los animales que integran esta explotación», un total de 92.700 ejemplares de estos mamíferos muy apreciados por su pelaje, indicó Olona en rueda de prensa.

La granja, ubicada en la localidad de la Puebla de Valverde, se encontraba ya desde el 22 de mayo bajo «inmovilización cautelar», sin que animales o productos derivados pudieran salir de ella, a raíz de que siete trabajadores dieron positivo por covid-19, explicó el responsable.

Desde entonces, las autoridades aplicaron sucesivas pruebas PCR a los animales, hasta que en resultados conocidos el 13 de julio un 87% de la muestra dio positivo, llevando a las autoridades a tomar la decisión de sacrificarlos para «evitar riesgos a la población», dijo Olona.
Como el brote se originó en un trabajador que se infectó fuera de la granja, la única que cría visones en Aragón, las autoridades sospechan que fueron los empleados los que contagiaron a los animales.

La piel de dos visones con coronavirus contagiaron a dos personas en los Países Bajos, en lo que probablemente sean los primeros casos de este tipo durante la pandemia, dijeron este lunes las autoridades neerlandesas.

Lea también: Un estudio de Harvard indicó que la hidroxicloroquina aumenta riesgo de mortalidad en pacientes con Covid-19

En cuatro de las 155 granjas del país donde los animales son criados por su pelaje, fueron detectados visones portadores del virus, según la ministra de Agricultura, Carola Schouten, quién también aseguró que el riesgo de transmisión del virus de animal a humano fuera de las granjas es “insignificante”.

En tres de las cuatro granjas se ha demostrado que la fuente de infección fue un humano enfermo, mientras que lo ocurrido en la cuarta aún está bajo investigación, destacó la ministra.

En 2013 se aprobó una ley que prohíbe la cría de visones en Países Bajos, y las granjas que todavía están operativas dejarán de funcionar en 2023.

Un posible contagio de Covid-19 por un trabajador de una granja de visones, en Holanda, podría ser el primer caso de transmisión de animales a humanos, alertaron sus autoridades.

Por su parte la ministra de Agricultura de Holanda, Carola Schouten, detalló mediante una misiva al Parlamento que los expertos realizaron una comparación del código genético del virus hallado en la especie animal con el de un paciente y crearon el «árbol genealógico» para diseñar la mutación.

Lea también: Holanda propone creación de fondo para países europeos afectados por el COVID-19

Los resultados del proceso científico arrojaron que es «posible que uno de los empleados de las granjas haya sido contaminado por los visones», según Schouten.

Ante ello, el gobierno holandés ejecutó nuevas medidas sanitarias, y prohibió la visita a las granjas donde hayan existido casos de infección y mandó a realizar pruebas de diagnóstico en todas las casas de campo que posean visones.