Coincidiendo con el 1 de mayo, Día Internacional del Trabajador, cientos de empleados de las empresas estadounidenses Amazon, Whole Foods, Target, Walmart, Fedex e Instacart protagonizaron un parón temporal en protesta por considerar insuficientes las medidas de seguridad ante la pandemia y la emergencia mundial.

Los trabajadores piden mayores medidas por parte de las empresas que representan para evitar los contagios y prevenir la COVID-19. Que se limpien a fondo las tiendas y productos, los vehículos que operan y que se cierren durante 14 días las instalaciones donde se detecten casos positivos.

Le puede interesar: Fedecámaras conmemoró Día Internacional del Trabajador

¿Empleados despedidos como represalia?

No es la primera denuncia en contra de Amazon. La compañía líder de entregas ha estado envuelto en la polémica por quejas públicas de varios de sus empleados que aseguran no se les garantiza la suficiente seguridad y salud. Asimismo, medios norteamericanos han elevado denuncias de trabajadores que aseguran haber perdido sus empleos debido a represalias de la compañía.

Esto unido al hecho de que se han producido infecciones de COVID-19 en al menos 74 almacenes y otras instalaciones de Amazon en Estados Unidos, han llevado a varios congresistas a escribir una carta a la empresa pidiendo explicaciones, y al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a ordenar la apertura de una investigación por el despido de un trabajador que organizó una protesta en un almacén de la firma.