Filippo Sindoni: 15 años de su secuestro y asesinato

Filippo Sindoni

Han pasado 15 años desde aquel 28 de marzo, cuando una alcabala policial desencadenó un secuestro y posterior asesinato, de uno de los empresarios más grande del estado Aragua y reconocido en toda Venezuela, Filippo Sindoni.

Lea también: Un viaje al futuro: el mundo pospandemia

Secuestro y Asesinato

El 28 de marzo del año 2006, Filippo circulaba por su querida Maracay. Iba en su Honda Accord, dorado, placas DAC61A, que conducía su chofer Luis Alberto Sojo Ríos. Pasaban cerca del Instituto Pedagógico de Maracay, en la avenida Las Delicias, cuando fueron detenidos por una falsa alcabala policial.

Allí mismo los sometieron. Al chofer lo neutralizaron con un cachazo en la cabeza para luego dejarlo a pocas cuadras, cerca del Hotel Maracay.

Tres hombres siguieron el secuestro. Tomaron la autopista Regional del Centro y en Guacara, específicamente en la posada Isla de la Fantasía, cambiaron de ropa a Sindoni y pasaron a un Toyota Yaris. El vehículo de Sindoni fue recuperado por la policía en Bejuma, estado Carabobo, a unos 109 Km de donde fue secuestrado.

Este rapto no duró muchos días, los secuestradores nunca se comunicaron con la familia. El 29 de marzo, un campesino que caminaba por el cauce Los Arenales vio un cuerpo tendido. Estaba amarrado de pies y manos, completamente golpeado, con un disparo en la cabeza. Lamentablemente, se trataba de Filippo Sindoni.

Los captores creían que el empresario tenían un chip para ser localizado, por ello se dice que lo expusieron con un perro para que diera con el dispositivo. Para el momento de su autopsia se le encontraron mordeduras en sus piernas, lesión a nivel de los ojos y fractura del tabique nasal, entre otras.

Policías y ex Guardia Nacional involucrados en el hecho

Un ex Guardia Nacional de nombre Juan Carlos Saavedra, se dice que fue reconocido en el momento del secuestro por Sindoni y se cree que ésta fue la razón por la que cegaron su vida. Pues el empresario ítalo – venezolano pudo reconocer a uno de sus captores.

Según declaración en el juicio, Sindoni al reconocerlo le ofreció más dinero del que iban a pedir por él. Saavedra estacionó el carro, lo bajó y le disparó en la cabeza a eso de las 2:00 AM, específicamente en el sector Cerro Blanco, en el Estado Lara.

Deborah Estanga, quien acompañaba a Saavedra declaró que Sindoni iba a ser entregado a José Manuel Sierra (alias el colombiano) quien haría la negociación con la guerrilla colombiana por 10 millardos de bolívares para ese entonces.

Esta versión fue confirmada por Marcos Chávez, director nacional del CICPC; para el año 2006. Chávez dijo a los medios de comunicación, que Sindoni iba a ser entregado en el estado Zulia a grupos irregulares de nacionalidad colombiana.

Cinco personas condenadas a más de 22 años de prisión por este caso

Néstor Orlando Lamuño, dueño del Toyota Yaris, donde trasladaban a Sindoni, y quien fue parte de la falsa alcabala policial, fue asesinado en Cúcuta el 6 de abril del 2006.

Tras 22 horas continuas de debate, réplica, contrarréplica, manifestaciones de voluntades y deliberación, se concluyó de manera contundente que todos los acusados eran culpables.

El Juzgado Primero de Juicio de Aragua condenó a 29 años, a Miguel Ángel Joao de Jesús, por el delito de secuestro de anciano, uso indebido de uniformes, robo de vehículo automotor, asociación para delinquir, suministro de sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

Charly Terry Hernandez, fue condenado 25 años y 10 meses, por el delito de homicidio calificado, y asociación para delinquir. Déborah Estanga fue condenada a 24 años de prisión. Estas dos personas eran las que estaban con Saavedra al momento de la muerte de Sindoni.

Víctor Contreras, quien para ese entonces era policía activo de Aragua, fue condenado a 23 años de prisión. Este fue quien les dotó los uniformes policiales para la falsa alcabala.

Rafael Orlando Lamuño, ex policia de Carabobo, se declaró inocente en juicio. Alegando que lo implicaban solo por ser el padre de Néstor Orlando. Fue condenado a 25 años de prisión, pues comprobaron su participación en el secuestro.

Por último, Carlos Joao de Jesús y Joao Paulo Costa Márquez, fueron sentenciados a dos años y ocho meses bajo régimen de presentación en los tribunales aragüeños, luego de admitir su participación en la audiencia preliminar.

Un viaje a su natal Italia que no ocurrió

Sindoni había aplazado un viaje que haría junto con su esposa a su natal Italia, justo una semana antes de su muerte; por esperar las venideras elecciones en Venezuela. Pues añoraba participar.

El empresario había luchado en los años anteriores a su muerte, por el reconocimiento del derecho de voto de los italianos en el exterior. Durante siete años fue el representante para los emigrantes en Venezuela en el Consejo General de los italianos en el exterior.

Una labor intachable como empresario, ser humano y hombre de familia

Nacido en Sicilia, Fillippo Sindoni emigró a Venezuela cuando tenía 17 años, con su hermano Giuseppe. Juntos iniciaron una industria de pasta alimenticia llamada “La Soberana” que después pasó a ser “Pastas Sindoni”. En 1964 creó la empresa Poliflex, una compañía encargada de producir bolsas de plástico.

Estos hermanos fueron poco a poco expandiendo la industria y crearon “Empresas Sindoni”. Las más destacadas son Centro Comercial Las Américas en Maracay, Nucita Venezolana C.A., Molinos Venezolanos C.A., “Freites & Sindoni”, Inversiones Obelisco, Industrias Metalúrgicas Universal C.A., Vitalim C.A., Diario El Aragüeño, la Televisora Regional TVS y emisora de radio RVS.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Además creó la Torre Sindoni, un rascacielos ubicado en Maracay. Su labor iba más allá, era un hombre con gran sensibilidad que buscaba trascerder tanto en voluntariado como gremialmente.

Fue voluntario social y gremial en Fundapediatría, en el Hospital Central de Maracay y de la cual fue Presidente Honorario y Vitalicio. Contribuyó con la Fundación del Niño y la Fundación para la Parálisis Infantil.

Fundador de la Casa de Italia de Maracay, presidente de la Federación de Centros Italo-Venezolanos y miembro del Consejo General de los Italianos en el Exterior.

Tales acciones humanitarias le hicieron merecedor de condecoraciones, como la Francisco de Miranda en su Segunda Clase (1981), Orden al Mérito al Trabajo en su Primera Clase (1983) y la Orden Cavaliere del Lavoro, la más alta distinción que otorga el Gobierno italiano, como reconocimiento a su labor como constructor y emprendedor (1998).

Este empresario ítalo – venezolano dedicó su vida a trabajar en Venezuela, para forjar empresas de renombre que hoy en día han sufrido las consecuencias de una economía decadente pero que aún así, siguen vigente.

“Aquí crecí y me enamoré de esta tierra porque esta tierra hay que amarla. Yo la adoro con todos los problemas que tiene, aquí tengo mi vida en cada ladrillo, en cada centímetro que piso, y la vivo intensamente”, dijo Sindoni en entrevista para Prodavinci.

Los resto de Filippo Sindoni descansan en su natal Italia y en la mente del venezolano que siempre lo tendrá presente en las marcas que son características en el país: Nucita, Pirulín y Pastas Sindoni.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

2006: Secuestros impactantes que marcaron la corrupción policial

El 2006 fue el año donde cuerpos policiales dejaron en evidencia la decadencia del personal que se supone, debía proteger y brindar la seguridad a la población.

Primero fue el secuestro y posterior asesinato de los hermanos Faddoul, en el mes de febrero. En marzo, un mes después ocurre una hecho muy similar con el industrial Filippo Sindoni.

En ambos crímenes los autores forman parte de cuerpos policiales y los secuestrados fueron ejecutados por sus captores.

El Ministro para ese momento Jesse Chacón, aseguró que los casos de secuestro y homicidio del empresario Filippo Sindoni y los hermanos Faddoul no guardaban relación entre si, pues se trata de grupos delictivos diferentes.

Más sí evidenció varias hipótesis. Como una supuesta disputa entre empresarios portugueses y la familia Sindoni. Sin embargo, lo que cobró mayor fuerza, fue la entrega de Sindoni a grupos irregulares colombianos.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik