Implicaciones de una tercera reconversión monetaria en Venezuela

En Venezuela las transacciones diarias apenas caben en una calculadora debido a la gran cantidad de ceros que se deben implementar. La inflación ha implosionado la economía y los sistemas administrativos.

A inicios de julio del presente año, el medio norteamericano Bloomberg reseñó que en Venezuela se daría un proceso de reconversión monetaria en el mes de agosto, la tercera en la historia del país, la segunda en tres años.

En junio, el medio estadounidense entrevistó a Nicolás Maduro y posteriormente a Tareck El Aissami, encargado de la cartera petrolera de la administración chavista. Aunque no se tocó el tema de la reconversión en dichas entrevistas, días después la agencia publicaría el reportaje.

En el reportaje, Bloomberg se aventuró en revelar que la simplificación de la moneda pasaría por la eliminación de seis ceros.

Este jueves 5 de agosto, el Banco Central de Venezuela (BCV) anunció a través de un comunicado que a partir del próximo 1 de octubre entrará en vigencia la nueva reconversión monetaria que suprimirá seis ceros al bolívar.

“La introducción del bolívar digital no afecta el valor de la moneda, es decir, el bolívar no valdrá ni más y menos, solo que para felicitar su uso se está llevando a escala monetaria más sencilla”, expone parte del comunicado emitido por el BCV.

La nueva moneda se llamará bolívar digital y reemplazará al bolívar soberano.

CON CHÁVEZ EMPEZÓ TODO

En 2008, tuvo lugar la primera reconversión monetaria del país. Hugo Chávez sería el precursor luego que en febrero de 2007, la inflación mensual alcanzara 1,37 % y la interanual, febrero 2007/febrero 2006, fue de 20,44 %.

La simplificación de la unidad del sistema monetario consistió en dividir su valor facial entre 1.000. Esto supuso la emisión de nuevos billetes y monedas además del uso de una nueva denominación: “bolívar fuerte”.

Bajo Decreto-Ley de Reconversión Monetaria y a través de una de las varias Leyes Habilitantes que la Asamblea Nacional aprobó a favor del extinto mandatario, la reexpresión de la moneda se haría efectiva a partir del 1 de enero de 2008. Es decir, transcurrieron casi nueve meses desde el momento en que se dictó el decreto e inició el proceso de reconversión.

Tras este hecho, el Banco Central de Venezuela anunció par de meses después que el bolívar y el bolívar fuerte circularían de manera simultánea.

“Durante al menos seis meses, contados desde el inicio del próximo año, circularán simultáneamente los bolívares actuales y los bolívares fuertes. Luego de finalizada esta etapa de transición, se mantendrá por todo el tiempo necesario el canje, de manera que el público pueda acudir a las instituciones financieras y al propio BCV a cambiar las viejas especies monetarias por las nuevas”, rezaba parte de una nota de prensa publicada en marzo del 2008.

Los seis meses se convirtieron en casi cuatro años, luego que el BCV oficializara el 13 de diciembre de 2011, que hasta finales de ese año podría circular el viejo cono monetario.

Según Hugo Chávez, la medida aportaría “mayor eficiencia al sistema de pagos en el país, consolidaría la confianza en la moneda nacional y produciría efectos psicológicos positivos en las expectativas de las personas”.

Finalmente, el BCV amplió el cono monetario e introdujo uno compuesto por seis billetes (de 2, 5, 10, 20, 50 y 100 bolívares fuertes) y siete monedas (de 1 céntimo, 5 céntimos, 10 céntimos, 12,5 céntimos, 25 céntimos, 50 céntimos y 1 bolívar fuerte).

MISMA POLÍTICA, DISTINTO PROTAGONISTA

Ocho años después y ya con Nicolás Maduro tomando el timón del chavismo, la moneda venezolana llegó a depreciarse tanto, que era revendida hasta 300 % más de su valor facial. En diciembre de 2016, Maduro ordenó sacar de circulación en 48 horas el billete de 100 bolívares para “erradicar el contrabando”.

La medida generó caos, largas colas de usuarios desesperados por depositar en las agencias bancarias el papel moneda antes que culminase el plazo y varias ciudades del interior acabaron en disturbios callejeros, lo que obligó a prorrogar hasta en 16 ocasiones la entrada en vigencia de la medida.

La escasez de dinero en efectivo comenzó a ser una constante entre el 2016 y el 2017, por lo que la administración chavista tuvo que ampliar el abanico de papel moneda con las denominaciones de 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000, 20.000 y, en noviembre de 2017, con el de 100.000 bolívares fuertes.

En el año 2018, ya con una nación sumida en la hiperinflación según cifras del Fondo Monetario Internacional y la Asamblea Nacional electa en 2015, Nicolás Maduro ordenó una reconversión monetaria que restaría cinco ceros al bolívar fuerte, que pasaría a llamarse bolívar soberano.

Por segunda vez en menos de una década, los venezolanos debieron aprender a convivir con nuevas denominaciones de su papel moneda: 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500.

Tan solo 365 días después, el BCV tuvo que poner en circulación de manera “paulatina”, billetes de 10.000, 20.000 y 50.000 Bs para paliar los estragos de la creciente inflación.

Posteriormente, Maduro anunció la emisión de nuevos billetes con denominación de 200.000, 500.000 y 1.000.000 de bolívares.

OPINIÓN PÚBLICA DESFAVORABLE

VPItv pudo constatar que ciudadanos en el estado Bolívar no están a favor de una nueva reconversión monetaria en el país.

“No nos favorece, nos hace retroceder y devaluar nuestra moneda”, declaró uno de los encuestados.

“Mi opinión es que le demos paso a otra moneda que facilite el cambio a los venezolanos”, añadió otro ciudadano.

DECEPCIÓN Y CONFUSIÓN

La gran cantidad de ceros, las ampliaciones en el abanico y las reexpresiones monetarias hechas en Venezuela, se tornan confusas para gran parte de la población.

“Para mi es decepcionante tener que expresarme en millones para la compra de cosas básicas, sencillas. Nuestra moneda está devaluada y sin ningún valor. A mí la última reconversión me costó entenderla, es algo que confunde mucho, si uno no está pendiente, se pierde”, expresó vía telefónica a VPItv, *Mercedes, pensionada de 70 años, oriunda del estado Trujillo.

Ante una posible nueva reconversión, *Mercedes señaló que “tendría que estar muy pendiente para no confundirme y ver si puedo lograr entenderla. La última vez me costó mucho, pero con el tiempo lo logré”.

NECESIDAD EN MEDIO DE LA INDISCIPLINA FISCAL”

Para el instructor y analista en finanzas, presidente de Visión de Inversión y director de Econométrica, Henkel Garcia, la reconversión es una medida necesaria porque las cifras utilizadas en la cotidianidad y en los sistemas administrativos son inmanejables.

“La reconversión es una necesidad porque las cifras que se manejan son muy altas y Venezuela generó una elevada tasa de inflación que provocó la primera reconversión, al igual que la segunda y esta tercera ya se hace en medio de un proceso hiperinflacionario”, dijo.

También matizó que “hoy por hoy la necesidad de una reconversión se ve aliviada por la dolarización porque la gente resuelve directamente en dólares. En las otras reconversiones había una necesidad más clara, sobre todo en la de 2018”.

En Venezuela no existe una dolarización oficial, pero sí de facto, es decir, el dólar cohabita con la moneda oficial sin que exista algún tipo de problema. Esto se dio después de la eliminación de la ley de Ilícitos Cambiarios.

Garcia aseguró a VPItv que el origen de estas medidas radica en la hiperinflación y, casi siempre, la génesis hiperinflacionaria se genera por “indisciplina fiscal y necesidad de financiar el gasto público a través de emisión por parte del Banco Central”.

“Ha pasado en Venezuela y en otros países del mundo, pero en el caso venezolano no es solo indisciplina fiscal, sino un desplome en la oferta de bienes y servicios y de ahí nace la necesidad de una reconversión porque la cantidad de ceros es inmanejable”, añadió.

¿UNA RECONVERSIÓN ANCLADA AL PETRO?

Extraoficialmente, circuló en redes sociales el rumor de una posible reconversión anclada al Petro (criptomoneda creada por la administración de Maduro), aunque esta información ya fue desmentida luego de develarse el comunicado del Banco Central con los nuevos parámetros de reexpresión monetaria.

Bloomberg anticipó que la reexpresión pasaría por la eliminación de seis ceros. Para Henkel Garcia, esta decisión planteaba la necesidad en el gobierno de acuñar monedas.

El análisis hecho por el director de Econométrica fue preciso, pues en el anuncio realizado por el BCV se comunicó la implementación de una moneda de un bolívar.

LO NEGATIVO

Henkel Garcia fue enfático en precisar que esta medida no tiene nada que ver con la inflación, pues no incidirá en su aumento o disminución. También explicó que la medida tiene visos desfavorables.

“Si haces una reconversión sin un plan de política desinflacionario claro o un plan robusto en la economía que lleve al venezolano a tener nuevamente confianza en su moneda, que va a ser una meta en el mediano corto plazo, es negativo porque se hace sin corregir los males de fondo y probablemente veamos otra necesidad de quitarle ceros a la moneda”.

“NO NOS SIRVE CRECER A TASAS BAJAS”

Al ser cuestionado sobre que le depara a Venezuela en materia económica para el mediano plazo, el analista admitió que la pregunta se tornaba difícil de contestar porque es incierta, pero dependería del acontecer político nacional.

“Va a depender mucho de cómo se desenvuelva lo político, si el chavismo va a continuar en el poder, y si continua y profundiza esa apertura económica que comenzó en 2018, entonces pudiese haber mejor ambiente, pero insuficiente para sacar a millones de personas de la pobreza”, opinó.

“¿Podemos crecer económicamente? sí, pero a tasas muy bajas, y después de haber perdido tres cuartos de nuestra economía (70 % del PIB) no nos sirve crecer a tasas bajas. No nos sirve detener la caída. Tenemos que crecer a altas tasas, por encima del 10 % y yo no veo que eso se pueda hacer realidad sin cambios políticos en Venezuela, culminó García en entrevista telefónica para VPItv.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó para Venezuela en este 2021 una inflación de 5,500 % y una contracción económica del 10 %, 20 % menos que en 2020.

*Nombres ficticios sustituidos para proteger la identidad del entrevistado

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik