Almagro afirmó que «faltan dos o tres turnos más de sanciones fuertes» contra funcionarios chavistas

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, defendió este miércoles la aplicación de más sanciones «más fuertes y más abarcativas» contra altos mandatarios del gobierno de Nicolás Maduro.

«Faltan dos o tres turnos más de sanciones, más fuertes, más abarcativas», dijo el político uruguayo, que sostuvo que en ellas se verán envueltos «los familiares de los dictadores, el sistema político y, obviamente, todo aquello de lo que viven hasta ahora».

Las declaraciones de Almagro se produjeron en el marco de un debate sobre las perspectivas de América Latina para 2018, organizado por el Foro Económico Mundial en la localidad suiza de Davos.

«No hay sanción contra el pueblo venezolano. La peor sanción que puede haber contra los venezolanos son seis años más de Maduro, que es lo que viene después de esta elección. Y eso no lo podemos permitir», afirmó el máximo responsable de la OEA.

Almagro criticó la convocatoria de elecciones presidenciales para antes de mayo, realizada el martes por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

«Esa elección no va a ser una elección, quizás la gente vaya a votar, pero hemos visto cómo funciona el sistema electoral venezolano, en las regionales, en las municipales, en la propia elección a la Asamblea Nacional Constituyente. Va a ser cualquier cosa. Ya sabemos el ganador. Entramos en un proceso final de deslegitimación del régimen de Maduro», sentenció.

Almagro indicó que con esto se está «desafiando a la historia», y que hay que hacer todo lo posible para que las sanciones internacionales funcionen y obliguen al gobierno venezolano a rectificar.

«Las sanciones son el mecanismo diplomático más duro. Después de las sanciones, abandonas la diplomacia», advirtió. Por ello, «hay que tratar de hacer funcionar las sanciones», alertó.

A este respecto, Almagro consideró «muy importante el compromiso de todos los países latinoamericanos» a la hora de aplicarlas. «Sabemos que los dictadores y sus familias tienen bienes en los países latinoamericanos», indicó.

«Es hora», según el secretario general de la OEA, de que «todos se comprometan a aplicar las medidas».

Almagro también hizo un llamamiento a canalizar ayuda internacional hacia los campamentos en Colombia y Brasil, que albergan a los venezolanos que han abandonado el país.

«Esa ayuda humanitaria que el régimen bolivariano se ha negado sistemáticamente a recibir, la comunidad internacional tiene que empezar a volcarla hacia esos campamentos y hacia esa gente», señaló.

Cuatro millones de venezolanos se han ido de Venezuela en los últimos años y eso representa mucha más gente, según dijo, que toda la emigración de Oriente Medio a Europa.

Justicia brasileña
¡Volvió! Vea las r
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.