Filadelfia es una fiesta tras la conquista de los Eagles en el Super Bowl

Los Philadelphia Eagles vencieron 41-33 a los New England Patriots para ganar el primer Super Bowl de su historia y desatar una auténtica fiesta en las calles de la ciudad, las cuales fueron tomadas por los fervientes aficionados del equipo que venció en la edición 52 de la final del fútbol americano al campeón defensor, en un vibrante partido disputado en el US Bank Stadium de Minnesota.

La tercera fue la vencida para los Eagles, que de esta manera dejaron atrás sus dos derrotas previas en Super Bowl, y lo hicieron de la mano del mariscal de campo reserva Nick Foles, que con su performance opacó a la súperestrella Tom Brady y se llevó el MVP (Jugador Más Valioso, por sus siglas en inglés).

Todos los rincones de las calles más céntricas de la ciudad se llenaron de aficionados apenas finalizó el partido, que acabó así con 58 largos años de espera. La ansiedad y el hambre de gloria se tradujo rápidamente en celebración por la obtención del trofeo Vince Lombardi, máximo exponente del fútbol americano y del deporte profesional en Estados Unidos.

A ello se sumó la apuesta ganada por el tackle de los Eagles, Lane Johnson, quien al inicio de la temporada prometió cervezas para todos los fanáticos si ganaban el Super Bowl, y la marca Bud Light le tomó la palabra y acordó una lata de espumosa para cada aficionado en caso de que salieran victoriosos.

Ni cortos ni perezosos, algunos aficionados empezaron a reclamar sus cervezas gratis en los bares más famosos de Filadelfia, mientras otros sencillamente lloraban de alegría, se abrazaban o cantaban la icónica canción de lucha «Fly Eagles Fly», en medio de los fuegos artificiales que adornaban el cielo.

La mayoría de las muestras de euforia y entusiasmo de los aficionados se llevaron a cabo sin mayores contratiempos, aunque sí hubo quienes se pasaron de palos y treparon cuanto poste, semáforo o techo encontraba a su paso, lo que provocó que algunos vehículos se volcaran o chocaran, pese al fuerte dispositivo de seguridad dispuesto desde horas antes que comenzase el cotejo.

Los actos vandálicos apenas dejaron detenidos, como fue el caso de un aficionado que se desnudó y subió a lo más alto de un poste, o el de unos jóvenes que arrojaron algunas botellas de vidrio.

Impedir que Tom Brady agrandara su leyenda con su sexto título de Super Bowl es y será siempre una de las hazañas más recordadas por los fanáticos de los Eagles, que ahora ven en Foles la encarnación del espíritu de la leyenda de Rocky Balboa.

Rápidamente todos los rascacielos se iluminaron con luces verdes y azules, en honor a los uniformes del equipo, y tanto la Broad Street en Center City, como el resto de las zonas aledañas, quedaron abarrotadas de seguidores tras la jugada final.

Sin embargo, el civismo se notó cuando a partir de la 1:30 de la madrugada, hora local, las calles empezaron a ser desalojadas, tal como ordenaron las autoridades de Filadelfia antes de saber si los Eagles ganarían el Super Bowl.

La fiesta continuará este lunes por la tarde, cuando el equipo llegue a la ciudad, y se extenderá hasta el miércoles, día para el que está pautado el acostumbrado desfile oficial de celebración.

Cumplió su sueño:
Inician los Juegos O
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.