Zidane dejó de ser el director técnico del Real Madrid: «El equipo necesita un cambio»

El director técnico francés Zinedine Zidane anunció este jueves 31 de mayo que no estará al mando del club a partir de la próxima temporada, una decisión repentina que sorprendió a propios y extraños y que se hace pública apenas cinco días después de que el conjunto blanco consiguiera su tercera UEFA Champions League consecutiva bajo la tutela del galo.

Acompañado por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, «Zizou» fue claro y conciso, como suele serlo, al explicar que su decisión obedece a una consideración suya respecto a lo que cree que será lo mejor, tanto para él como para el equipo, y detalló que necesita renovar ideas y conceptos antes de seguir dirigiendo.

«Tomé la decisión de no seguir y hablé con el presidente. Es el momento para todos, primero para mí. Un momento raro pero importante. Había que hacerlo por el bien de todos. Este equipo debe seguir ganando y necesita un cambio después de tres años. Otro discurso, otra metodología de trabajo, y por eso tomé esta decisión. Quiero mucho al Real Madrid y al presidente. Le estaré eternamente agradecido toda mi vida, pero hoy hay que cambiar», dijo.

Mientras Zidane dejaba caer la noticia que entristeció al madridismo, Florentino Pérez hacía muecas de resignación, aunque posteriormente aseguró que entiende y respeta la decisión del estratega, a quien en su momento llevó al club siendo uno de los mejores jugadores del mundo.

perez-zidane

«Es un día triste, a mí me causó un gran impacto. Me hubiese gustado convencerle, pero no puedo más que aceptar su renuncia, y agradecerle por todo lo que nos ha dado. Asimismo ratifico que esta es su casa, y considero que si necesita un descanso, pues bien merecido que se lo tiene», expresó el «presi», como cariñosamente lo llama Zidane.

Presentado el pasado 4 de enero del 2016 en sustitución de Rafael Benítez, despedido a mitad de campaña, Zidane asumió las riendas del cuadro «merengue» sin experiencia previa en un club de Primera División. Hasta entonces había dirigido al Real Madrid Castilla, filial del conjunto blanco.

Ese mismo año ganó su primera Champions como DT, en la recordada final de Lisboa frente al Atlético de Madrid (1-1 en el tiempo reglamentario, 4-1 en la prórroga), y posteriormente no paró de ganar todo lo que se le atravesó en el concierto internacional.

De 13 títulos a los que optó el Madrid con Zidane en el banquillo, finalmente el cuadro de la capital española obtuvo nada menos que nueve. Además de las tres «orejonas», el francés logró una Liga de España, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de Clubes y una Supercopa de España.

collage-zidane

Sus éxitos en el torneo de clubes más importante del mundo le convirtieron en el tercer entrenador en toda la historia que consigue tres títulos en esa competencia, y en el segundo que lo hace de manera consecutiva y con un mismo club, tras el británico Bob Paisley, quien lo hizo con el Liverpool.

Entre sus mayores méritos, más allá de los títulos, está la confirmación de jugadores importantísimos para el Madrid, como Dani Carvajal, Raphaël Varane y Casemiro, así como también la puesta en escena de los jóvenes Lucas Vásquez y Marco Asensio.

También se le reconoce el excelente manejo de una plantilla plagada de estrellas, ávidas de minutos y con egos que suelen crear complicaciones cuando se juntan, y de hacerle entender a cada uno de los futbolistas su rol y la importancia dentro del club. Esto último se vio reflejado, por ejemplo, en los casos de James Rodríguez y Álvaro Morata, dos que terminaron abandonando la «Casa Blanca», resignados tras no contar como titulares indiscutibles para «Zizou».

No obstante, mientras estuvieron en el equipo, rindieron al máximo, marcando inclusive goles importantes que terminaron valiendo títulos. Quien sí entendió las decisiones del francés y se ha apegado al margen de lo que quiere para brillar es Gareth Bale, marginado del 11 titular para romper la «intocable» BBC (Bale, Benzema y Cristiano), pero igual figura, con apariciones fundamentales en partidos que quedarán para la historia.

Así las cosas, Zidane se retira del Real Madrid con la promesa de volver, pues aseveró que no es más que un «hasta luego». Habrá que esperar para saber quién será su sucesor, pero desde ya suenan con fuerza los nombres de Arséne Wenger, Mauricio Pochettino y Joachim Löw.

Wuilker Fariñez es
Venezuela amaneció
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.