Familias y médicos nicaragüenses aseguran que el gobierno oculta la expansión del virus en su país

Un hombre de 63 años de edad identificado como Roger Ordoñez, fue hospitalizado tras presentar problemas respiratorios la semana pasada.

Te puede interesar: México reaperturará su economía de manera escalonada

Cuando su hijo fue a visitarlo, el señor Ordoñez ya estaba siendo enterrado por trabajadores del gobierno nicaragüense vestidos con trajes protectores de cuerpo completo blanco en un cementerio ubicado a las afueras de Chinandega, una ciudad con más de 130.000 habitantes al noroeste del país.

El gobierno de Nicaragua, ha sido muy criticado por otras naciones tras la negativa de su presidente, Daniel Ortega para establecer medidas que detengan la propagación del coronavirus durante los dos meses desde que la enfermedad tocó ese territorio.

Médicos y familiares de las víctimas aseguran que el gobierno de su país ha pasado de negar la presencia del virus en el país a tratar de ocultar su expansión.

«Le rogué al médico que me dijera lo que le sucedió», dijo el hijo del señor Ordoñez, Enrique Ordoñez. “Necesitaba saber si estaba infectado. Tengo una niña de 18 meses, mi madre tiene una variedad de dolencias y necesitamos saber si fue COVID ”, expresó a medios locales.

El epidemiólogo nicaragüense Álvaro Ramírez, que actualmente vive en Irlanda, indicó que el número ya es mucho mayor y que los próximos días «serán decisivos» para su país. Asimismo, reveló que pudieran registrarse al menos 18.000 mil infecciones, de las cuales casi 900 pueden ser muy graves.

Portavoz del Kremlin
Ataque en hospital d
Rate This Article:
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.