¿Por qué les decimos “Firulais” a los perros callejeros?

Actualmente se ha hecho muy popular llamarle “Firulais” a los perritos callejeros e incluso es un nombre común en los memes o trends que involucran caninos, pero, ¿cuál es el origen de esta palabra y qué significa?

De acuerdo con una versión, la palabra deriva de un anglicismo, sin embargo, hay quienes aseguran que su origen deriva de un payaso tapatío.

Según la primera versión, y una de las más comunes, el origen de la palabra Firulais deriva de la expresión en inglés “free of lice” que en español significa “libre de pulgas”.

Dicha frase era muy usada a mediados del siglo XX por las autoridades estadounidenses cuando los migrantes mexicanos llegaban a trabajar a ese país, ya que según se cuenta, las autoridades les pedían que los perritos que los acompañaban estuvieran “libres de pulgas” y de cualquier parásito.

Debido a la diferencia entre ambos idiomas, la expresión comenzó a deformarse y pasó de ser “free of lice a “Fri yu lais y luego a Firulais, como la conocemos en la actualidad.

Asimismo, los migrantes fueron quienes la ocuparon para, a su regreso a México, “presumir” a sus familiares que sus perritos eran finos y no mestizos. Como respuesta, y ante la vanidad de sus compatriotas, la gente comenzó a llamarle Firulais a cualquier perro de la calle, sin importar que tuviera pulgas o no.

Lea también: Médico catalogó el uso de la sal del Himalaya como un “problema de salud pública”

De acuerdo con la otra versión, el origen de Firulais está en el estado de Jalisco, México, donde existía un torero tapatío que tuvo que abandonar la tauromaquia debido a la presión que ejercieron sus padres sobre él.

La historia relata que el extorero de clase alta empezó a gastar de forma impulsiva y descontrolada, por lo que perdió casi todos sus bienes materiales.

Así, al quedarse sin dinero, el hombre optó por convertirse en payaso para poder sobrevivir. Tiempo después, se dice que el payaso adoptó a un perrito callejero al que sin motivo alguno nombró Firulais.

Cuando el canino falleció, su dueño empezó a llamar con ese nombre a todos los perros callejeros que se encontraba e incluso lo adoptó como su propio apodo. Fue así como se le quedó el nombre de “El Payaso Firulais”.

Tiempo después, esta palabra se habría extendido hasta llegar al resto de América Latina.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik