¿Tienes un cliente tóxico? Identifícalo; por Leonardo Trechi

¿Tienes un cliente tóxico? Identifícalo
¿Tienes un cliente tóxico? Identifícalo

Seguramente cuando decidiste emprender, parte de tu motivación fue la de ser tu propio jefe y de pronto te percataste de lo complejo que puede ser lidiar con clientes difíciles o tóxicos.

En todas las relaciones de convivencia, ya sean familiares, amistosas, laborales, societarias y comerciales, es necesario establecer límites, normas, fomentar el respeto mutuo y el espíritu del ‘ganar – ganar’.

Pero, ¿Qué pasa cuando tu miedo a la desaprobación o a la perdida de un cliente entra en juego en combinación con una persona tóxica?

Lea también: Transformar emociones y hábitos para lograr el éxito

La respuesta es sencilla, se establece un ciclo negativo de irrespeto, manipulación y aprovechamiento que te hará cuestionarte sobre tu decisión de emprender, no podrás disfrutar a plenitud tu proyecto y te estancarás.

Las relaciones tóxicas con clientes son más comunes de lo que creemos. Seguramente ya tienes en mente algunos nombres. Siempre es importante hacernos responsables de las malas prácticas que podrían estar generando esta toxicidad, por ejemplo:

• No establezco límites con mis clientes, controlan mi tiempo y supervisan en exceso mi trabajo
• No defiendo mi trabajo, siempre les doy la razón, aún cuando no la tengan
• Respondo siempre a su sentido excesivo de urgencia dejando de lado otras responsabilidades
• No solicito una respuesta explícita y siempre trato de adivinar lo que quieren
• Soy su chivo expiatorio, permito que se centren en los pequeños defectos y no en los grandes avances de mi trabajo
• Permito que cambien todo a última hora cuando el proyecto ya esta en su
etapa final
• Permito que me irrespeten: “Esto lo hace hasta mi nieto”, “si quieres lo hago yo mismo”
• Dejo que establezcan nuevas reglas y cambien los acuerdos sin mi consentimiento
• Ya es costumbre que siempre obtengan mucho más por menos dinero

De interés: Bettina Lobo: Quiero ser parte del lado positivo de Venezuela

La variedad de clientes tóxicos que hay es, también, sinónimo de variedad de problemas, problemas que no queremos como emprendedores.

Las personas tóxicas difícilmente cambian, es por ello que debemos estar preparados para poner límites, especificar muy bien los precios y tiempo que le dedicamos a nuestros clientes, así como dejar clara la responsabilidad mutua.

Mitiga el riesgo de caer en una relación tóxica y si ya estás allí, por tu paz mental, evalúa el impacto de despedir a tu cliente tóxico.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik