Al menos 23 civiles perdieron la vida en un ataque que aparentemente fue producto de la detonación de unos morteros durante un festejo en el mercado de ganado en la provincia de Helmad, Afganistán.

Lea también: Tiroteo en maternidad de Afganistán dejó 14 muertos

El portavoz del gobernador de Helmad, Omar Zwak, manifestó que todavía se encuentran trabajando en las investigaciones para conocer realmente lo que sucedió.

A su vez, dijo que “varios civiles murieron y resultaron herido”, reseñó la agencia EFE.

El presidente del Consejo Provincial de Helmad, Attaullah Afghan, explicó que fueron varias detonaciones las que se registraron “en un mercado de ganado local al aire libre” en el distrito de Sangin.

Sin embargo, al inicio de este suceso solo se manejaba que fueron morteros, no han descartado la probabilidad de que hayan colocado una bomba casera.

Al menos cuatro personas murieron este viernes luego de un atentado contra una mezquita en Kabul mientras se realizaba la oración diaria. Es el segundo ataque que se registra en la capital de Afganistán en las últimas dos semanas ante las posibles negociaciones con los insurgentes.

Lea también: #Mundo | Argentina volvería a cuarentena absoluta ante recrudecimiento de la pandemia

“Según las informaciones preliminares, los explosivos fueron colocados dentro de la mezquita y detonaron durante la oración del viernes”, expresó Tariq Arian, portavoz del ministerio de Interior a la prensa.

Por su parte, el Ministerio de Salud anunció que el imán que presidía la oración y otras tres personas murieron durante el ataque.

El suceso ocurrió una semana después del reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico en el que murieron dos personas cerca de la zona verde de Kabul.

Una maternidad de Médicos sin Fronteras en Afganistán fue víctima de una matanza que dejó 14 personas asesinadas por impacto de bala, de las cuales dos fueron recién nacidos.

Lea también: Venezuela y Rusia mantienen contacto a través de sus servicios secretos

Todavía se desconoce que grupo armado fue el autor de este ataque que duró varias horas contra las fuerzas de seguridad afganas. Tras el tiroteo se confirmaron otras 15 personas heridas que fueron trasladadas a centros de salud.

Trece personas, incluyendo dos bebés, fallecieron este martes durante un ataque provocado por hombres armados en un hospital de Kabul, Afganistán, de acuerdo a información ofrecida por el vocero del ministerio afgano del Interior, Tareq Arian.

Te puede interesar: 40 personas fallecieron en un ataque suicida a un funeral en Afganistán

El balance incluye a madres, bebés y enfermeras.

Tareq Arian informó que más de 100 personas, entre ellas extranjeras, tuvieron que ser auxiliadas por las fuerzas de seguridad local durante una operación que llevó varias horas.

El hospital, con una de las áreas de maternidad más grandes de la ciudad, está ubicado al oeste de Kabul.

Este violento ataque coincide con la crisis sanitaria del coronavirus de ese país, que obliga a llevar a cabo operaciones militares en todo el territorio para impedir las contaminaciones.

Al menos 40 personas fallecieron en un ataque a un funeral al este de Afganistán, indicó un portavoz del gobierno local,

“Un kamikaze detonó sus explosivos durante un funeral, resaltó el portavoz llamado Attaullah Khogyani.

Lea también: Presidente de Afganistán estará aislado por casos cercanos de covid-19

El ataque se produjo al mismo tiempo que unos hombres armados causaron temor en un hospital, según un médico que estaba en el lugar.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, permanecerá en confinamiento durante los próximos días luego de que más de 20 funcionarios que trabajan en el palacio gubernamental dieran positivo por covid-19, según informaron diferentes agencias internacionales.

Lea también: Falleció Gene Deitch, creador de Tom y Jerry y Popeye a los 95 años

Ghani, de 70 años y recientemente paciente de cáncer, decidió aislarse del resto de sus allegados para proteger su salud, algo que ya venía haciendo en los últimos días. De acuerdo a fuentes presidenciales, su participación en actividades será solo a través de videollamadas y videoconferencias.

Según The New York Times, la cifra de positivos podría ser superior a 40 solo en trabajadores del Gobierno afgano, tras una cadena que por el momento no ha sido determinada por las autoridades.

Al menos 23 soldados y policías, así como nueve civiles, fueron asesinados, luego de haber sido víctimas de tres distintos ataques que fueron llevados a cabo por los talibanes la madrugada de este lunes en Afganistán, informaron las autoridades a la AFP.

Lea también: Afganistán confirmó la excarcelación de 100 presos talibanes 

“Por la noche, los insurgentes talibanes lanzaron un importante ataque contra una base militar”, declaró Jalil Asir, portavoz policial de la provincia de Tajar.

El portavoz del gobernador de la provincia, fue el encargado de confirmar el ataque, sin embargo, este había dado un balance de 19 fallecidos.

“Los insurgentes los acosaron para sacarles dinero. Fueron asesinados tras resistirse”, indicó Sayed Arif Iqbali, jefe de Policía del distrito donde tuvo lugar este hecho.

Una importante base aérea de Estados Unidos en Afganistán fue impactada por cinco cohetes este jueves 9 de de abril, sin dejar víctimas mortales.

Lea también: Al menos 21 médicos renunciaron en Colombia por no contar con insumos para atender a pacientes con Covid-19

En la base del norte de Kabul, se encuentra una misión liderada por la OTAN, y el ataque fue atribuido al Estado Islámico.

Este ataque ocurre semanas después de que EEUU y militantes talibanes llegaran a un acuerdo sobre el retiro de tropas internacionales de ese país asiático.

El gobierno de Afganistán liberó este miércoles a 100 presos talibanes, quienes son los primeros prisioneros de cinco mil, con el fin de continuar “sus esfuerzos por la paz y la contención del coronavirus”.

“El Gobierno de Afganistán ha liberado a cien prisioneros talibanes teniendo en cuenta su estado de salud, edad y duración restante de sus sentencias como parte de nuestros esfuerzos por la paz y la contención del COVID-19”.

A través de un comunicado, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS) aseguró que esta medida se debe para evitar la propagación del nuevo coronavirus, que actualmente ha dejado más de 30 mil muertos en todo el mundo y más de 900 mil contagiados.

Ocho personas, entre ellas seis menores de edad, fallecieron este miércoles por la explosión de una bomba en el sur de Afganistán.

Te puede interesar: Veteranos de Afganistán se encargan de la primera UCI de 20 camas en Madrid

El vocero de la policía de Helmand, Zaman Hamdard, informó que las víctimas pertenecían a una misma familia, que acababa de salir del distrito sureño de Greshk cuando la bomba estalló al paso de su vehículo y agregó que otros dos parientes resultaron heridos.

Los talibanes por su parte enviaron un equipo técnico de tres personas a la capital Kabul, para monitorear la liberación de prisioneros talibanes como parte de un acuerdo de paz firmado por los insurgentes y Estados Unidos a finales del mes de febrero. Este pacto requiere que el gobierno afgano libere 5.000 presos talibanes y que la milicia deje libre a 1.000 funcionarios y soldados que tienen cautivos, así como la celebración de conversaciones de paz intraafganas que incluirán a los talibanes.

Autoridades de Kabul explicaron este miércoles que las discusiones entre el ejecutivo y la delegación talibán, seguirían bajo la observación del Comité Internacional de la Cruz Roja, aunque se desconocía la fecha del inicio de la liberación de los presos.