Al menos 10 personas fallecieron y más de una docena resultó lesionada, tras el atentado con bomba contra el vicepresidente de Afganistán, Amrullah Saleh.

Lea también: #Mundo | Justicia turca sentenció a más de mil años al autor del atentado en Estambul en 2017

De acuerdo con el Ministerio del Interior de esa nación, Saleh salió ileso, pese a sufrir quemaduras leves.

«Yo y mi hijo pequeño, que también estaba conmigo, estamos bien», confirmó el propio vicepresidente, en declaraciones a la prensa.

De acuerdo con lo trascendido, el atentado se registró cuando el convoy de Amrullah Saleh circulaba por una calle de Kabul, en la que se venden bombonas de gas.

Las autoridades de Afganistán reportaron 100 muertos y más de un centenar de heridos por las inundaciones registradas al norte de Kabul, la capital de la nación.

Las riadas afectaron la ciudad de Charikar. Allí cerca de 500 casas y edificaciones quedaron reducidas a escombros.

Lea también: En medio de rumores, agencia norcoreana difunde imágenes de Kim Jong-un

«Los equipos de rescate han estado trabajando muy duro para encontrar y sacar los cadáveres debajo de las ruinas», señaló un portavoz gubernamental a agencias de noticias internacionales.

La fuente también manifestó que los daños en la ciudad «son muy altos» y que la labor de reconstrucción «costará mucho trabajo».

En medio de las celebraciones por el 101 aniversario de la Independencia de Afganistán, más de una docena de cohetes impactaron sobre Kabul, la capital del país.

El ataque, ocurrido este martes, dejó unas 10 personas heridas.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Interior informó que gran parte de los proyectiles cayeron sobre «edificios residenciales, misiones diplomáticas, dependencias gubernamentales, mercados y tiendas».

Lea también: #Mundo | OMS: rebrote de la Covid-19 es impulsado por jóvenes asintomáticos

Según declaró Tareq Arian, portavoz de ese despacho, dos personas fueron detenidas por disparar 14 misiles desde dos vehículos en Kabul. Arian también precisó que entre los 10 civiles heridos hay «cuatro niños y una mujer».

El ataque, que no ha sido reivindicado por ningún grupo armado, sucedió en un momento en el que el Gobierno afgano y los talibanes se preparan para comenzar conversaciones de paz.

La semana pasada, la Loya Jirga, gran asamblea de dignatarios afganos, aprobó la liberación de 400 prisioneros talibanes. Unos 80 de estos detenidos fueron excarcelados por Kabul el pasado jueves.

La Loya Jirga, gran asamblea de Afganistán, aprobó este domingo la liberación de 400 prisioneros talibanes para generar las condiciones para el inicio de conversaciones de paz.

Lea también: #Mundo | El barco que transportó explosivos a Beirut tenía bandera de Moldavia, un país sin salida al mar

La resolución de la asamblea indicó que la liberación fue «para eliminar un obstáculo, el inicio del proceso de paz y el fin del derramamiento de sangre».

El gobierno afgano ha liberado hasta ahora a casi 5.000 prisioneros talibanes.

Un ataque terrorista contra la sede principal de la Agencia de Inteligencia de Afganistán dejó un saldo de 14 muertos y 63 heridos. El atentado fue rápidamente anunciado por el grupo irregular ‘Talibán’ como de su autoría, quienes hicieron uso de un coche bomba.

«11 personas, incluyendo a una mujer, fallecieron en el ataque de hoy. Todos eran empleados de la Dirección Nacional de Seguridad (NDS) regional», informó la portavoz del gobernador de la provincia norteña de Samangan en Afganistán, Sediq Azizi. Entre los muertos están los tres atacantes que se encontraban manejando el coche bomba.

Le puede interesar: ¿Cómo es el perfil actual del migrante venezolano?

«Dos de los heridos se encuentran en estado grave y han sido enviados a la provincia vecina de Balkh para ser tratados. El resto de los 61 pacientes, entre los que se incluyen dos niños y una mujer, permanecen estables», añadió Azizi.

El ataque en la ciudad de Aybak concluyó a primera hora de la tarde, después de que comenzara hacia las 11.00 horas locales con la detonación de un coche bomba, a lo que siguió un tiroteo entre los insurgentes y las fuerzas de seguridad.

Afganistán

Al menos 23 civiles perdieron la vida en un ataque que aparentemente fue producto de la detonación de unos morteros durante un festejo en el mercado de ganado en la provincia de Helmad, Afganistán.

Lea también: Tiroteo en maternidad de Afganistán dejó 14 muertos

El portavoz del gobernador de Helmad, Omar Zwak, manifestó que todavía se encuentran trabajando en las investigaciones para conocer realmente lo que sucedió.

A su vez, dijo que «varios civiles murieron y resultaron herido», reseñó la agencia EFE.

El presidente del Consejo Provincial de Helmad, Attaullah Afghan, explicó que fueron varias detonaciones las que se registraron “en un mercado de ganado local al aire libre” en el distrito de Sangin.

Sin embargo, al inicio de este suceso solo se manejaba que fueron morteros, no han descartado la probabilidad de que hayan colocado una bomba casera.

Al menos cuatro personas murieron este viernes luego de un atentado contra una mezquita en Kabul mientras se realizaba la oración diaria. Es el segundo ataque que se registra en la capital de Afganistán en las últimas dos semanas ante las posibles negociaciones con los insurgentes.

Lea también: #Mundo | Argentina volvería a cuarentena absoluta ante recrudecimiento de la pandemia

«Según las informaciones preliminares, los explosivos fueron colocados dentro de la mezquita y detonaron durante la oración del viernes», expresó Tariq Arian, portavoz del ministerio de Interior a la prensa.

Por su parte, el Ministerio de Salud anunció que el imán que presidía la oración y otras tres personas murieron durante el ataque.

El suceso ocurrió una semana después del reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico en el que murieron dos personas cerca de la zona verde de Kabul.

Una maternidad de Médicos sin Fronteras en Afganistán fue víctima de una matanza que dejó 14 personas asesinadas por impacto de bala, de las cuales dos fueron recién nacidos.

Lea también: Venezuela y Rusia mantienen contacto a través de sus servicios secretos

Todavía se desconoce que grupo armado fue el autor de este ataque que duró varias horas contra las fuerzas de seguridad afganas. Tras el tiroteo se confirmaron otras 15 personas heridas que fueron trasladadas a centros de salud.

Trece personas, incluyendo dos bebés, fallecieron este martes durante un ataque provocado por hombres armados en un hospital de Kabul, Afganistán, de acuerdo a información ofrecida por el vocero del ministerio afgano del Interior, Tareq Arian.

Te puede interesar: 40 personas fallecieron en un ataque suicida a un funeral en Afganistán

El balance incluye a madres, bebés y enfermeras.

Tareq Arian informó que más de 100 personas, entre ellas extranjeras, tuvieron que ser auxiliadas por las fuerzas de seguridad local durante una operación que llevó varias horas.

El hospital, con una de las áreas de maternidad más grandes de la ciudad, está ubicado al oeste de Kabul.

Este violento ataque coincide con la crisis sanitaria del coronavirus de ese país, que obliga a llevar a cabo operaciones militares en todo el territorio para impedir las contaminaciones.

Al menos 40 personas fallecieron en un ataque a un funeral al este de Afganistán, indicó un portavoz del gobierno local,

«Un kamikaze detonó sus explosivos durante un funeral, resaltó el portavoz llamado Attaullah Khogyani.

Lea también: Presidente de Afganistán estará aislado por casos cercanos de covid-19

El ataque se produjo al mismo tiempo que unos hombres armados causaron temor en un hospital, según un médico que estaba en el lugar.