Este domingo se registró una complicada situación entre Armenia y Azerbaiyán, en la que ambas naciones por poco entran a una guerra, luego de violentos combates que dejaron al menos 24 muertos en la región separatista de Nagorno Karabaj.

Lea también: #Mundo | OMS: Muertes por Covid-19 podrían llegar a los dos millones antes de la vacuna

Ante esta situación, varios de los países de la región han decidido unirse para acabar con el cese de hostilidades entre ambos países, esto con el fin de evitar mayores muertes.

Uno de estos fue el presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien llamó a acabar con estos enfrentamientos que se han convertido en los peores en esta zona en disputa desde 2016, cuando murieron 110 personas.

rusia

Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, insistió igualmente a «cesar de inmediato los combates (…) y a regresar cuanto antes a negociaciones significativas».

Guterres destacó la intención de reunirse con el presidente azerbaiyano, Ilham Aliev, y el primer ministro armenio, Nikol Pashinyan.

Uno de los últimos países en unirse a esta lucha para acabar con los entrenamientos fue Estados Unidos, quienes instaron a la realización de conversaciones para acabar con los problemas.

Foto: EFE

Un compromiso para proteger a los ciudadanos, promover la paz y salvar el planeta fue aprobado este lunes en el 75 aniversario de la Organización de Naciones Unidas (ONU) durante la Asamblea General, a pesar que no detallaron cuáles serían los planes.

La sesión fue llevada a través de las plataformas digitales, donde ratificaron que la ONU era la única con «legitimidad, el poder de convocatoria y el impacto normativo».

«Ninguna otra organización mundial da esperanza en un mundo mejor a tanta gente ni puede hacer realidad el futuro que queremos», dijeron en sus declaraciones.

Por otro lado, aseguraron que la pandemia por el nuevo coronavirus ha sido uno de los desafíos más difíciles que se ha enfrentado la organización y señalaron que no van a dejar a nadie atrás en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, mostró este martes su preocupación sobre el cierre de los colegios ante la pandemia de covid-19. Por esta razón, instó a los gobiernos a reaperturar los centros educativos una vez controlada la transmisión local del nuevo coronavirus. «Nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas», indicó.

Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) le preocupa que al menos 24 millones de niños dejen de asistir a sus escuelas para siempre, sobre todo lo más vulnerables ubicados al sur y oeste de Asia y en África.

Lee también: Kim Kardashian West se pronunció ante la enfermedad mental de su esposo

Para Guterres, la pandemia por covid-19 ha agudizado la crisis escolar que venía enfrentando el mundo por años. «Vivimos un momento decisivo para los niños y los jóvenes de todo el mundo. Las decisiones que los gobiernos y los asociados tomen ahora tendrán un efecto duradero en cientos de millones de jóvenes, así como en las perspectivas de desarrollo de los países durante decenios», señaló mientras afirmaba que al menos mil millones de estudiantes se veían afectando por el cierre de instituciones educativas.

Solo Botsuana, Níger, Uruguay, Ecuador, Nicaragua, Francia, Suecia, Noruega, Austria y Suiza han podido abrir sus colegios, tomando sus precauciones de higiene.

Con respecto a los demás países, «va a depender del nivel de resiliencia que tenga el sistema educativo de cada país: si es de renta alta, media o baja, de las circunstancias de la familia… En un país pobre, aunque el tiempo de volver a la escuela sea menor, te encuentras con que miles de niños tienen poquísimas posibilidades de volver», dijo la directora de política de infancia de Unicef, Carmen Molina, en el encuentro con Guterres.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, aseguró en una entrevista con EFE que Latinoamérica requiere de una fuerte inyección económica por parte de los países mejores posicionados en este aspecto para salir de la tragedia del Covid-19.

El diplomático instó a la comunidad internacional a solidarizarse con los pueblos de América Latina como, por ejemplo, aliviar las deudas públicas y brindar ayudas más generosas, sobre todo a aquellos países que reciben a los migrantes venezolanos.

En consideración de Guterres, este tipo de crisis es una de las más dramáticas desde la Segunda Guerra Mundial. «Yo tengo la esperanza de que el mundo reconozca la fragilidad de nuestras sociedades, del planeta, que comprenda que la humildad es necesaria, que la solidaridad y la unidad son esenciales y que hay que reforzar las instituciones multilaterales», dijo.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) reiteró el llamado mundial a frenar y contrarrestar el «discurso de odio» social que se ha generado en medio la pandemia por la COVID-19.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, llamó a que Gobiernos, sociedades y organizaciones trabajen en contra de los mensajes de odio y desunión que se han creado en algunas partes del mundo a partir de la pandemia.

«Debemos actuar ahora para fortalecer la inmunidad de nuestras sociedades contra el virus del odio. Por ello, hoy pido que no se escatimen esfuerzos para erradicar el discurso del odio en todo el mundo (…) la pandemia sigue desatando una oleada de odio y xenofobia, buscando chivos expiatorios y fomentando el miedo», manifestó Guterres a través de un vídeo divulgado en las redes sociales de la ONU.

Resaltó que se necesita hasta «el último ápice de solidaridad» para afrontar la pandemia se ha registrado un aumento del «sentimiento xenófobo en internet y en las calles», se han extendido las teorías de la conspiración antisemitas y se han «producido ataques contra musulmanes en relación con la COVID-19».

Lea también: David Smilde: Incursión marítima a Venezuela estaba destinada a fracasar

Asimismo, lamentó que hayan surgido «caricaturas despreciables» sobre las personas de la tercera edad, que se encuentran entre las víctimas más vulnerables, «que sugieren que también son las más prescindibles».

Periodistas, profesionales de la salud, trabajadores humanitarios y defensores de los derechos humanos «están siendo atacados por el simple hecho de hacer su trabajo», agregó el político portugués.

ONU.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, rechazó este viernes la «oleada de odio y xenofobia» hacia los migrantes que hay en todo el mundo con respecto al nuevo coronavirus.

A través de un comunicado, el máximo representante de la ONU instó a los países a no fomentar este tipo de acciones. “El sentimiento antiextranjero ha aumentado en Internet y en las calles. Las teorías de la conspiración antisemitas se han extendido, y se han producido ataques contra musulmanes en relación con el COVID-19”, señaló.

Además, indicó que los migrantes y refugiados no son la fuente del virus, ya que existen memes «despreciables» de las personas mayores.

«Los periodistas, los denunciantes de irregularidades, los profesionales de la salud, los trabajadores humanitarios y los defensores de los derechos humanos están siendo atacados por el simple hecho de hacer su trabajo», acotó.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, criticó que la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cancelará los fondos para la Organización Mundial de la Salud (OMS), diciendo que «no es el momento» para continuar con este proceso, mientras que todo el mundo se encuentra luchando en contra del coronavirus.

Lea también: Trump anunció la suspensión de los pagos a la OMS (+Vídeo)

«No es el momento de reducir los recursos para las operaciones de la OMS o de cualquier otra organización humanitaria en la lucha contra el virus», aseguró Guterres en un comunicado.

Guterres se pronunció luego de que el presidente norteamericano diera este anuncio, para dejar de suministrar fondos para esta organización sanitaria, mientras que todos esperan que realicen una revisión tras una respuesta al coronavirus.

La pandemia del coronavirus (Covid-19) es la situación «más difícil» que ha vivo el mundo desde la Segunda Guerra Mundial, aseguró este martes el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.

Guterres indicó que esta emergencia humanitaria busca una acción económica y política de las naciones más potentes del mundo y la ayuda financiera para los países más indefensos y golpeados por el virus.

Lea también: ONU: Asciende a 153 mil 517 lo casos por coronavirus en el mundo

Hasta ahora hay más de 85 mil casos y 42 mil muertes en 205 naciones, mientras que Estados Unidos e Italia lideran la lista con el mayor número de personas infectadas.

 

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, aseguró este jueves que millones de personas podrían morir ante el nuevo coronavirus (COVID-19), especialmente si no se realiza una respuesta global para combatir la pandemia.

Lea también: Alcalde de Londres: No existen planes para cerrar la red de trenes

«Si dejamos que el virus se propague como un incendio forestal, especialmente en las regiones más vulnerables del mundo, mataría a millones de personas (…) La solidaridad global no es solo un imperativo moral, sino en el interés común», expresó.

El presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro, afirmó este jueves que desea que la Organización de Naciones Unidas (ONU) designe una misión para supervisar las elecciones parlamentarias previstas en el país para este año.

Lea también: ABC: Delcy Rodríguez se habría reunido en secreto con un ministro en España

Durante un acto político en Caracas, Maduro invitó a Antonio Guterres a conformar «con tiempo» una comisión de «acompañantes electorales» para dichos comicios que aún no tienen fecha de realización.