De acuerdo al parte oficial del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), fueron hallados los cadáveres de las hermanas Inelda y Adleni Bruguera, quienes estaban desaparecidas desde hace 15 días, en San Juan de los Morros, estado Guárico.

Lea también: #Comunidad | Desnutrición le quita la vida a dos adultos mayores en Caracas

Las hermanas de 69 y 66 años, respectivamente fueron asesinadas y sepultadas en un depósito dentro de una vivienda del sector Valle Verde de la capital guariqueña.

Guárico

Luego que familiares denunciaran la desaparición, comisiones del Cicpc se trasladaron a la vivienda de las víctimas, donde fueron detenidas cuatro personas desconocidas, quienes alegaban estar cuidado el inmueble porque las hermanas Bruguera estaban de viaje.

Sin embargo, en medio de las averiguaciones, los funcionarios determinaron que dos de los detenidos fueron los autores materiales del femicidio: Karina del Rosario Ojeda, de 44 años y José Gregorio Rodríguez, de 42.

Tres indígenas, miembros de la etnia «Awá», fueron asesinados en una zona rural de Ricaurte, un municipio que pertenece al departamento de Nariño, en Colombia.

Lea también: #EEUU | El voto por correo despierta grandes dudas a menos de tres meses de las elecciones

A través de un comunicado de prensa, el alcalde Eder Burgos calificó como «complicada» la situación que viven las comunidades aborígenes.

Por su parte, Jhon Rojas, gobernador de Nariño, se refirió al suceso como una «nueva masacre». Por ese motivo, requirió la asistencia del Ejecutivo nacional.

Las tres muertes se suman a la masacre registrada el pasado sábado. Ese día, ocho jóvenes, entre 19 y 25 años, fueron asesinados por sujetos desconocidos, en una aldea de Santa Catalina, también en Nariño.

Desde la firma del acuerdo de paz entre la administración del ex presidente Juan Manuel Santos y la extinta guerrila de las FARC, la Organización Nacional de Indígena de Colombia ha reportado el homicidio de 242 miembros de comunidades aborígenes.

Dos hermanos de nacionalidad venezolana fueron asesinados este fin de semana en una vivienda ubicada en el barrio Los Laurele de Yopal, Colombia. Los migrantes fueron identificados como Jhonder José Azuaje y Aníbal Azuaje de 25 y 22 años.

Le puede interesar: Migración Colombia expulsó a ciudadana venezolana acusada de 20 robos en Bogotá

La pareja de uno de los venezolanos relató a la prensa que durante el ataque tuvo que esconderse con su bebé de dos años mientras los antisociales golpeaban a los desplazados forzosos.

Asimismo, le comentó al medio regional Prensa Libre, que los agresores iban vestidos de negro y el rostro tapado. Además, agregó que su esposo y el cuñado tenían problemas con habitantes de la zona.

Funcionarios policiales ofrecieron 5 millones de pesos por quien ofrezca información para identificar a los culpables del homicidio.

Un coronel de la aviación, su esposa y los dos hijos del matrimonio, fueron encontrados muertos dentro de su vivienda, ubicada en Cagua, estado Aragua.

Funcionarios de la Policía de Aragua detallaron que los cuerpos fueron encontrados sin vida, amarrados de las manos y con heridas de arma blanca (cuchillo).

Lea también: 296 panelas de drogas fueron incautadas en terminal de San Cristóbal, edo. Táchira

Debido al estado que se encontraba el apartamento, con todos los bienes y enceres en desorden, se presume que el motivo del asesinato es el robo.

El coronel fueron identificados como:
  • Gustavo Machado Melo (coronel de la Aviación activo), 54 años
  • Yannette Soto (esposa), 49 años
  • Gabriela de los Ángeles Machado Soto (hija), 25 años
  • Gustavo Machado Soto (hijo), 22 años

Campesinos del estado Barinas acudieron ante la Fiscalía General de la República para denunciar el asesinato de Tomás Rivas, campesino del Hato La Garza, quien resultara muerto luego que presuntos paramilitares en complicidad con funcionarios de la GNB intentaran adueñarse de los terrenos, así lo dejó saber su hermano Raúl Rivas, «hemos venido a pedir una investigación justa, la presencia de paramilitares colombianos ya es normal en Barinas».

Rivas, aseguró que durante los últimos 5 años dichos paramilitares han asesinado a más de 1200 campesinos, «en complicidad con la GNB, y el gobierno no hace nada».

Por su parte, Félix Velásquez, miembro de la Izquierda Unida, denunció que el retardo procesal y la falta de respuesta ante hechos delictivos por «bandas» paramilitares, vician la actuación de la Guardia Nacional.

Venezuela – Campesinos denunciaron asesinatos por parte de presuntos grupos paramilitares – VPItv

 

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

 

Familiares de las víctimas y sociedad civil marcharon por 5 puntos del este de Caracas en memoria de los caídos durante las protestas de abril de 2017.

Zugeimar Armas, madre de Neomar Lander, desde la Avenida Francisco de Miranda, llamó a la unión para los venezolanos y de esa forma lograr justicia, dijo que sus peticiones no solo se limitan a conmemorar a los caídos, sino por los asesinados por el caso de Óscar Pérez, y de las injusticias que han ocurrido en el país.

“Estamos a un año de las protestas, del primer asesinado en manos del régimen que fue Fabián Urbina, debemos continuar luchando en las calles para que no queden impune todos los que fueron víctimas durante las protestas”, afirmó Armas.

Por su parte, la activista de derechos humanos, Lilian Tintori detalló que recorrieron 5 puntos donde cayeron “los héroes venezolanos que salieron a luchar por más de 6 meses de protesta en 2017 y la dictadura de este gobierno disparó contra ellos para quitarles su vida”.

La caminata inició cerca de la Plaza Altamira en Caracas, donde murió Juan Pablo Pernalete, luego se trasladaron hasta el lugar donde murió Fabian Urbina, el tercer punto fue en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de La Carlota, donde un funcionario de la guardia nacional ultimó a David Vallenilla, el cuarto punto fue donde cayó David Castillo y terminaron en la avenida Francisco de Miranda donde murió Neomar Lander.

“Pedimos justicia, estas madres necesitan nuestro acompañamiento, tenemos que pedir para que estos delitos no queden impunes, es una violación sistemática, queremos que se nos respete el derecho a la vida”, exigió la activista de derechos humanos, Lilian Tintori, quien, además, repudió que el gobierno venezolano actual no pueda garantizarle la vida a los recién nacidos, a su juicio, por la falta de vacunas.

“La destrucción de este régimen ha sido tan grave que no ha tocado solo el tema político, sino que toco la sociedad, ahora los niños comen de la basura”, concluyó, Tintori.