El co-propietario de JD Restorations FL, Jorge Dona, manifestó que comenzó trabajando en Estados Unidos limpiando piscinas hace siete años y actualmente ya cuenta con una empresa encargada de la desinfección de bacterias y virus.

Lea también: Cómo comprar en los supermercados ante el brote de coronavirus

Explicó que con la crisis que se está atravesando ahorita con el brote de coronavirus en Florida (zona en la que se encuentran ubicados) están aprovechando de implementar este tipo de limpiezas en quienes soliciten el servicio. Invito a visitar sus redes sociales para que conozcan los costos.

Añadió que, pronto estarán realizando campañas informativas para que apliquen trucos de limpieza ante el coronavirus, esto para quienes tampoco cuentan con el dinero para costear este servicio.

Un paciente de dos años murió por contaminación del equipo de Hemodiálisis del Hospital Infantil J. M. de los Ríos este 25 de junio durante la noche, por lo que el número de pequeños fallecidos por esta causa ascendió a cuatro en menos de dos meses.

La causa de la infección es la presencia de bacterias en la unidad que sirve de apoyo a pacientes con síndromes nefróticos.

A finales del mes de mayo, la directora de la organización no gubernamental (ONG) Prepara Familia, Katherine Martínez, alertó que tanto el uso de agua contaminada en el equipo, como la ausencia de mantenimiento de la máquina, constituyen un riesgo para la salud de los niños, ya inmunosuprimidos por su patología.

A esto se le suma la escasez de antibióticos para enfrentar las infecciones bacterianas.

En mayo murieron tres niños del JM de los Ríos por bacteria en equipos de hemodiálisis

 

Luisa Panagua.- En el mes de mayo, dos niños y un adolescente recluidos en el Hospital Infantil JM de los Ríos con síndrome nefrótico, murieron debido a la contaminación por bacterias en los equipos de hemodíalisis.

La directora de la organización no gubernamental (ONG) Prepara Familia, Katherine Martínez, alertó que por esta causa se eleva la mortalidad de quienes padecen esta enfermedad a uno por semana y señaló que aún permanecen recluidos en este centro, 13 niños más que también debe ser conectados a estos aparatos contaminados.

Martínez apuntó que son tres las causas de la infección en los equipos. Primero, el agua que llega a ellos proviene de los tanques de la institución, en los que el laboratorio de la Universidad Simón Bolívar detectó la presencia de bacterias coliformes fecales y totales.

Segundo, la ausencia de mantenimiento general de la máquina de diálisis para asegurar su correcto funcionamiento.

Y, tercero, la escasez de medicamentos, concretamente antibióticos, para administrar a los pequeños a quienes se les encontró bacterias Klebsiella , Estafilococo y Pseudomonas. «Si no se presta el antibiótico con la debida constancia,  se incrementa el poder de estos microrganismos, se vuelven más poderosos y atacan a los niños ya de por sí inmunosuprimidos», advirtió Martínez.

Informó que de estos fármacos los más solicitados son Vancomicina , Meropenem y Colistin.

Aunque la activista reconoció que algunas instituciones públicas han respondido a su llamado, consideró que no es suficiente. Por ejemplo, para desinfectar el agua de los tanques solo colocaron pastillas en los mismos. Sin embargo, destacó que lo que las familias de los pequeños exigen es una intervención integral, incluso trasladar a los pequeños a instituciones médicas que estén en capacidad de tratarlos, con el objetivo de atender los graves problemas que atraviesa el único hospital infantil del país al que son referidos pacientes de toda Venezuela.

Martínez hizo un llamado a visibilizar la tragedia que viven muchas padres y madres, provenientes de estratos muy humildes, que, además de tener a su hijo hospitalizado en estas condiciones, sin una dieta adecuada, sin medicinas, también deben cancelar de su bolsillo los exámenes de laboratorio y los estudios que sus hijos necesitan porque el hospital no está en capacidad de proporcionárselos.

De hecho, el 26 de abril la organización de apoyo a pacientes y familiares de este centro médico, emitió un comunicado junto a diversas ONG y personalidades para denunciar el estado del JM de los Ríos.

En nombre de Prepara Familia, organización que dirige apeló a la solidaridad de los venezolanos, tanto de los que residen en el país como los que viven afuera para ponerse en contacto con ellos con el fin de coordinar las formas con las que cada persona puede contribuir.

Esto se debe a que no solo se requieren los antibióticos mencionados, sino también otros medicamentos como Quetoprofeno, Profenid en ampollas y jarabe, pañales, ropa, sábanas individuales, toallitas húmedas.

Martínez puso a disposición de la colectividad las redes de Prepara Familia para su contacto: En Twitter @preparaflia, en Instagram @preparafamilia y en Facebook Prepara Familia