Autoridades de la ciudad de Minsk, en Bielorrusia, detuvieron a más de un centenar de manifestantes durante la tradicional marcha opositora de los domingos contra el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko.

La policía que detuvo a los participantes en la marcha por todo el centro de la capital bielorrusa aplicó cañones de agua, gas pimienta y granadas aturdidoras contra ellos.

En algunos lugares de la ciudad se produjeron enfrentamientos violentos entre efectivos de seguridad y grupos de jóvenes.

La Unión Europea (UE) rechazó, este jueves, la legitimidad del sexto período de Alexander Lukashenko al mando de Bielorrussia.

La ceremonia secreta de investidura, celebrada este miércoles, y el nuevo mandato reivindicado por Lukashenko «carecen de toda legitimidad democrática”, indicó la UE, mediante un comunicado.

Lea también: #Mundo | Soldados norcoreanos mataron a un pescador de Corea del Sur

“Esta ‘toma de posesión’ contradice directamente la voluntad de gran parte de la población bielorrusa, expresada en numerosas protestas pacíficas sin precedentes desde las elecciones, y sólo sirve para profundizar aún más la crisis política en Bielorrusia”, agregó el bloque de 27 naciones.

La UE, un gran contribuyente financiero de Bielorrusia, también dijo que está “revisando sus relaciones” con el país, lo que significa que el bloque tratará de cortar la financiación directa al Gobierno de Lukashenko.

Todo indica que Alexander Lukashenko seguirá en el poder. A pesar de las masivas manifestaciones en contra, el presidente de Bielorrusia se juramentó, este miércoles, para un sexto mandato consecutivo.

La ceremonia, que no se anunció con antelación, se celebró de manera secreta, según lo ha revelado la agencia oficial bielorrusa Belta.

El medio estatal confirmó que Lukashenko, a quien se le considera el último dictador de Europa, «prestó juramento en lengua bielorrusa, después firmó el acta y la presidenta de la Comisión Electoral (…) le entregó el certificado de presidente de la república de Bielorrusia».

Lea también: #Mundo | ONG recibió autorización para primer buzón de bebés abandonados en Bruselas

«Juro solemnemente servir al pueblo de la república de Bielorrusia, respetar y proteger los derechos y las libertades de las personas y los ciudadanos», habrían sido las palabras del gobernante, durante el proceso de investidura.

La toma de posesión tuvo lugar en el Palacio de la Independencia de Minsk y contó con la asistencia de parlamentarios y otras autoridades de la ex nación soviética.

Según los datos oficiales, Lukashenko fue reelecto, el pasado 9 de agosto, con el 80,1% de los votos. Ese resultado, que no ha sido reconocido por la oposición, ha desatado la mayor ola de protestas en la historia postsoviética de Bielorrusia.

La líder opositora de Bielorrusia, Svetlana Tijanovskaya, se reunirá con los ministros de Asuntos Exteriores de todos los países de la Unión Europea y con el representante de la organización, Josep Borrell, próximamente de manera informal.

Tijanovskaya fue la contrincante de Aleksandr Lukashenko durante las elecciones del pasado mes de agosto. Sin embargo, los resultados electorales le dieron la victoria a este último y sus opositores aseguraron que fue fraude. Por está razón, llamaron a protestar para exigir justicia y liberar a los presos políticos (incluido su esposo). No obstante, las agresiones policiales y una detención de siete horas la obligaron a exiliarse en Lituana donde se ha refugiado.

Por parte de la UE, acordaron no reconocer los resultados electorales en Bielorrusia y dejar de ver a Lukashenko como presidente de esa nación hasta el 5 de noviembre.

Una nueva jornada violenta se registró este sábado en Bielorrusia. La policía antidisturbios detuvo a decenas de mujeres, que se manifestaban en contra del gobierno en disputa de Alexander Lukashenko.

En el centro de la capital bielorrusa de Minsk, organizaciones sociales de mujeres realizaron una protesta pacífica en contra del presunto fraude electoral del mandatario en las últimas elecciones presidencial.

Lea también: Perfil | ¿Quién es Aleksándr Lukashenko?

La violencia inició cuando a la Plaza de la Libertad de Minsk cuando hombres con mascarillas negras y uniformes verdes sin insignia policial, detuvieron a las manifestantes.

Entre gritos, consignas y panfletos, el grupo de féminas exige la liberación de la líder opositora Maria Kolesnikova, encarcelada en semanas recientes después que se resistió a la expulsión forzosa de su nación al romper su pasaporte.

Foto: AFP
Bielorrusia

El abogado Maxim Znak, uno de los últimos líderes opositores que quedaba en libertad en Bielorrusia, fue detenido este miércoles.

Según la versión ofrecida por los adversarios del presidente Alexander Lukashenko, el líder fue arrestado por «hombres enmascarados».

Maxim Znak, quien debía participar en una videoconferencia, nunca se presentó en ese encuentro virtual.

Le puede interesar: #EEUU | Proponen a Donald Trump para el Premio Nobel de la Paz

Antes de que iniciara la reunión, el jurista envió un SMS con la palabra «máscaras».

La detención de Znak ocurre cuando se cumple un mes de los comicios presidenciales que le dieron la victoria al presidente Lukashenko, pero que, a juicio de la oposición, estuvieron amañados.

La dirigente opositora bielorrusa, María Kolésnikova, fue detenida, este martes, en la frontera entre su país y Ucrania.

De acuerdo con la versión oficial, la dirigente fue arrestada cuando intentaba abandonar el territorio bielorruso, de forma irregular.

Lea también: #Mundo | California atraviesa su segunda oleada de incendios

“María Kolésnikova intentó salir ilegalmente del territorio de la República de Bielorrusia, pero fue detenida en la frontera”, informó Belta, la agencia oficial de noticias de la nación europea.

El Comité de Fronteras de Bielorrusia (CFB) resaltó que la lideresa bielorrusa intentó atravesar el paso fornterizo en un automóvil, junto a otros dos miembros del opositor Consejo Coordinador para el traspaso pacífico del poder.

Unos enmascarados secuestran en plena calle a la opositora bielorrusa María  Kolésnikova

“Tras pasar el control aduanero y fronterizo, el automóvil avanzó en dirección a Ucrania y, al encontrarse con una patrulla de guardias fronterizos, aceleró la marcha”, detalló el portavoz del CFB, Antón Bychkovski.

Fuentes del Consejo Coordinador han asomado la posibilidad de que la detención de Kolésnikova sea producto de un montaje, pues la líder permaneció desaparecida desde este lunes, cuando fue secuestrada por hombres enmascarados, en el centro de Misnk.

Denuncian la detención en Minsk de la miembro del Consejo de Coordinación  de la oposición bielorrusa María Kolésnikova - Prensa Objetiva

El Gobierno de Alemania exigió este lunes a Bielorrusia «saber donde está» la líder opositora de ese país, Maria Kolesnikova, luego que se denunciara su secuestro este lunes.

Lea también: #Mundo | Fue secuestrada la líder opositora de Bielorrusia, María Koleskinova

Heiko Maas, ministro de Relaciones Exteriores de Berlín, expresó su preocupación por la opositora, así como «todos los prisioneros políticos» que se mantienen en Bielorrusia.

«Las repetidas detenciones y la represión son inaceptables», agregó el ministro del gobierno de Angela Merkel.

Diferentes activistas políticos de la nación europea han criticado la actitud autoritaria de Alexander Lukashenko, a quien se le atribuye la detención de 633 personas por protestar ante las «fraudulentas elecciones» presidenciales que se realizaron el pasado 9 de agosto.

La Unión Europea hizo un llamado a Minsk para que dichos ciudadanos sean liberados inmediatamente.

secuestrada

Alemania exigió a Bielorrusia saber donde está la opositora Maria Kolesnikova tras su secuestro

Luego de tres semanas de protestas antigubernamentales, Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia, anunció que representantes del Tribunal Constitucional trabajan en la renovación de la Constitución.

La modificación prometida por el primer mandatario tendría como objetivo descentralizar el poder en la ex nación soviética.

Le puede interesar: #Mundo | Bielorrusia: cientos de detenidos por manifestar en Minsk

«Ahora tenemos a especialistas, entre los cuales hay jueces del Tribunal Constitucional, trabajando en los cambios a la Ley Fundamental del país», aseguró Lukashenko.

El gobernante admitió que el actual sistema de gobierno es «algo autoritario», por lo que se mostró dispuesto a ceder parte de su poder y a entregar mayores facultades a otras instituciones del Estado.

“Hay que lograr que el sistema no esté ligado a ninguna personalidad, incluido a Lukashenko”, dijo el presidente, quien fue citado por la agencia Belta

Los bielorrusos salieron, este domingo, a las calles del centro de Minsk para protestar en contra de la administración del presidente Alexandr Lukashenko.

La manifestación, convocada por la oposición, fue disuelta, a la fuerza, por los agentes policiales.

A pesar que la movilización tenía como objetivo llegar a la Plaza de la Independencia, varios funcionarios de seguridad obstaculizaron su paso, mientras que otros empezaron a detener a los participantes.

Este es el tercer fin de semana consecutivo en el que los bielorrusos rechazan a Alexandr Lukashenko, quien habría ganado los comicios del 9 de agosto. Según la líder opositora Svetlana Tijanóvskaya, quien compitió en esa elección, la votación estuvo amañada.