La ocupación de Citgo, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), por parte del gobierno de Estados Unidos era un objetivo que se venía planificando desde inicios de 2019, luego de que el Departamento de Justicia tenía abierta una investigación por presuntas irregularidades realizadas por tres presidentes de esta industria durante los años 2014 y 2018, los cuales estaban muy vinculados con la administración de Nicolás Maduro.

Lea también: #EEUU | Florida superó los 10 mil casos de covid-19

En los documentos del sistema de justicia estadounidense sobresalen los nombres de Asdrúbal Chávez y Calixto Ortega Sánchez, quienes actualmente son presidentes de PDVSA y del BCV, respectivamente. En las acusaciones se presume que ambos hombres estuvieron vinculados a negocios turbios, la creación de empresas fantasmas y la contratación con sobreprecios y pagos de sobornos para propiciar la transferencia de fondos desde Citgo hacia organismos como PDVSA, el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) y el Banco Central de Venezuela (BCV), así como las compras en conjunto con la empresa Bariven.

Chávez fue presidente de Citgo a desde finales del 2017 hasta mediados de 2018, cuando Estados Unidos le revocó la visa. Por su parte, Ortega fue vicepresidente de finanzas de la empresa estadounidense, por lo que el Departamento de Justicia se encuentra enfocado en hacer cumplir la ley tras estos delitos en su territorio.

Las autoridades del Banco Central de Venezuela (BCV) acordaron con representantes del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que parte de las reservas de oro que se encuentran almacenadas en el Banco de Inglaterra sean destinadas para la compra directa de medicinas, alimentos y equipos médicos en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Calixto Ortega, designado por la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) como presidente del BCV, explicó en entrevista para Reuters que los 1.000 millones de dólares en oro que se encuentran en Inglaterra serán recibidos por el PNUD directamente para la compra de estos rubros en medio de la crisis económica y política que padece Venezuela.

“Acordamos con el Programa de Naciones Unidas que recibieran ellos los fondos directamente (…) no es que estoy diciendo que voy a comprar alimentos, medicinas y equipos médicos. Son las Naciones Unidas quienes lo están diciendo y ellos no se van a prestar a nada oscuro, que sea neutral, independiente”, detalló el ingeniero.

Le puede interesar: ¿Nuevo precio de la gasolina? Maduro anunció estar evaluando el tema con especialistas

Ortega agregó que espera conseguir en un juicio expedito de pocas semanas que el Banco de Inglaterra entregue a la administración socialista parte del oro que le solicitan desde 2019 para enfrentar la urgencia económica bajo la pandemia.

Actualmente, el banco con sede en Londres, niega que el oro del Estado venezolano sea administrado por Nicolás Maduro, ya que éste no es reconocido como mandatario por el gobierno de Reino Unido tras la asunción de Juan Guaidó como líder de la Asamblea Nacional y presidente encargado de la República.

Reuters informó que buscó la versión del Banco de Inglaterra y del PNUD sobre las declaraciones de Calixto Ortega, sin embargo no halló respuesta de ninguno de estos órganos.

PNUD