Martín Paredes, docente y presidente del Comando Intersindical del Magisterio (CIMA) del estado Apure, aseguró a VPItv que «no existen condiciones de bioseguridad, ni laborales, ni tecnológicas para el reinicio del año escolar».

Lea también: #Comunidad | «Un Niñito, un Osito»: niños merideños reciben cariño en forma de peluches (+Video)

El representante de los ocho sindicatos de educadores del estado llanero indicó, a la periodista Sulay García, que «es un engaño una oferta académica igualitaria para toda la población porque no todas las escuelas, maestros y alumnos, cuentan con los mismos recursos».

«Las escuelas no presentan condiciones sanitarias para recibir a los alumnos (…) Los del gobierno pretenden que retornemos a clases cuando el Estado tienen una deuda con los educadores desde el 2018», indicó Paredes.

Griselda Sánchez, vocera del sindicato de maestros rechazó el anuncio realizado por la administración de Nicolás Maduro para iniciar el nuevo año escolar de manera digital, esto como forma de prevención ante la pandemia por Covid-19. Aseguran que ninguno de ellos participará ni presencial ni digitalmente hasta asegurar sus beneficios salariales. 

Lea también: #Venezuela | Administración de Maduro bloqueó el portal Monitoreamos.com

De igual manera, Sánchez informó que realizarán una campaña de concientización para que los padres y representantes conozcan la problemática que vive el país y no envíen a sus niños a los colegios. 

El presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro, ratificó este martes que el año escolar 2020-21 comenzará con la modalidad a distancia, para prevenir contagios de covid-19 tanto en estudiantes, como profesores y personal administrativo de las instituciones.

Recomendado: #EspecialVPItv | Útiles escolares 2020-21, una carrera contrarreloj para los venezolanos

La medida, que abarca desde la educación preescolar hasta las universidades, se mantendrá vigente al menos hasta el 2021, pues Maduro ha dicho que espera que la vacuna rusa contra el coronavirus llegue al país antes de que termine este año.

El programa gubernamental «Cada familia una escuela», con el que se cerró el año anterior debido a la cuarentena, seguirá siendo el mecanismo con el que se regirán las clases.

Asimismo, Maduro aseguró que los planes de ayuda a estudiantes se mantendrá, como el Programa de Alimentación Escolar (PAE), que deberá verse reflejado «en cada comunidad».

El dirigente chavista consideró que «meter mil muchachos en un liceo es contraproducente» para controlar la pandemia, por lo que pidió que el canal estatal ViveTV sea usado como plataforma para transmitir clases.

Por su parte, anunció que desde el 5 de octubre se abrirán escuelas y liceos como «centros de asistencia pedagógica para representantes y alumnos», con el fin de que los alumnos conozcan a sus maestros para establecer una relación más estrecha que en vías digitales.

Sobre este punto, Maduro aclaró que los encuentros entre estudiantes y maestros deberá hacerse mediante citas, únicamente disponibles en semanas de flexibilización.

Nicolás Maduro afirmó que su decisión cuenta con el respaldo del sector educativo y pidió que no se politice el tema, ante las solicitudes postergar los comicios parlamentarios del 6 de diciembre así como suspendió el inicio presencial de clases. «Es imposible suspender las elecciones», zanjó.

A pesar de las dudas por la pandemia del covid-19 que afecta a Venezuela, el ministerio de Educación de la administración de Nicolás Maduro informó que el año escolar comenzará el próximo 16 de septiembre, dando inicio a la carrera contrarreloj de los representantes para conseguir los útiles que requerirán sus hijos en un atípico año 2020-21.

Lea también: #EspecialVPItv | iPhone 12: El primer celular de la era 5G

Aunque el comienzo de las clases será bajo una modalidad a distancia, las unidades educativas ya han establecido los materiales que necesitarán los estudiantes para cumplir con cada una de sus asignaciones, a ser presentadas por vía digital.

En una Venezuela en crisis, en la que el ingreso mínimo legal se remonta a poco más de dos dólares por mes y la ganancia diaria promedio de un trabajador ajeno del sector público no llega a un dólar diario, según estudios independientes, la tarea no resulta sencilla.

¿Cuánto cuestan los útiles escolares en Venezuela para el año 2020-21?

Útiles escolares 2020-21, una carrera contrarreloj para los venezolanos

Útiles escolares 2020-21, una carrera contrarreloj para los venezolanos | Foto: VPItv.com

A diferencia de años anteriores, en esta ocasión los precios de los materiales están completamente dolarizados. Los comerciantes han asumido que el bolívar es una moneda de poco peso y con valores muy cambiantes, por lo que las ofertas son realizadas en divisas.

En ese contexto, un representante de un estudiante de educación primaria puede gastar entre 30 y 50 dólares solo en los útiles, sin tomar en consideración los libros específicos que determinen los colegios.

María Antonieta Lanz, vicepresidenta de la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), explicó a VPItv que cada centro educativo es el que se encarga de hacer el requerimiento de los implementos.

«Nuestra recomendación es que la lista sea lo más austera posible y respetando las condiciones económicas del grupo de padres y representantes que inscriben a sus hijos en el Colegio», señaló Lanz, considerando la difícil situación financiera de muchos ciudadanos, acentuada por la crisis del covid-19.

En ese sentido, este medio accedió a diversas listas de útiles de varias escuelas en Caracas, para posteriormente elaborar una investigación con el fin de conocer los precios de cada elemento.

Para un joven que cursa el cuarto grado, el listado está compuesto por alrededor de 15 útiles, que contempla cuadernos, blocs, carpetas, juegos de geometría, lápices, sacapuntas, gomas de borrar, colores, entre otros artefactos.

Mediante una búsqueda en diferentes establecimientos, ferias y tiendas online, una lista como esa puede ser adquirida entre 28 y 45 dólares.

Si a eso se le suman otros factores como cartuchera y tippex, el valor puede aumentar entre 30 y 50 dólares.

Sin embargo, dichos precios están a la merced de la especulación, pues debido a la cuarentena impuesta por el Estado, muchas tiendas de papelería están cerradas, así como los tradicionales mercados populares que se instalaban en el país por estas fechas.

Las alternativas

Según constató la periodista Andrea Espinoza Martínez para VPItv, solo unos pocos puestos sobreviven en la Plaza Brión de Chacaito, con múltiples ofertas para los clientes. El problema para ellos es, justamente, que no tienen a quien venderle.

La clientela se ha alejado de estos negocios por temor a la propagación del virus, lo que ha provocado que sus precios puedan rebajar ligeramente.

En dicho sector se aprecieron «combos» de útiles que iban desde los 6 hasta los 25 dólares, con disponibilidad diaria hasta que comiencen las clases.

El primer combo, valorado en 22$, contiene bolígrafos negros y azul, pega de barra, sacapuntas con depósito, libretas, un cuaderno, una resma de papel tamaño carta y un pliego de papel contact.

Por 13$, los ciudadanos pueden adquirir un paquete que contempla un pliego de papel crepé, un pliego de papel de seda, foami de tamaño carta, foami escarchado, dos hojas de papel lustrillo, silicón líquido, plastilina y una tijera.

Recomendado: #EspecialVPItv | Redes sociales: espacio para el toma y dame de la oposición venezolana

Tres libretas, dos cuadernos, una caja de lápices, goma de borrar, sacapuntas, un juego de escuadras y una caja de colores tienen un precio de 12 dólares.

El combo más costoso en la mencionada plaza se ubica en 25 dólares, constituido por 10 libretas, un bloc de dibujo, un juego de escuadras, una caja de lápices, una goma de borrar, sacapuntas, dos bolígrafos y una caja de creyones.

Por último, el más barato, tasado en seis dólares, tiene dos libretas, una caja de lápices, una caja de colores, un sacapuntas y una goma de borrar.

Aún así, con dichos precios inferiores a los ofrecidos por librerías tradicionales, son sumas de dinero que requiere mucho más que un mes de trabajo para los venezolanos.

En esas condiciones, el año escolar 2020-21 dará inicio en menos de dos semanas desde la publicación de este trabajo, en una primera fase a distancia, que luego pasará a una modalidad semipresencial, para luego finalizar con la asistencia completa a las aulas.

La Federación Venezolana de Maestros (FVM) ha alertado que el valor para que un estudiante participe en un programa de educación a distancia, que incluya los recursos tecnológicos adecuados, equivale a 1.120 dólares.

Por eso, solicitaron al ministro Aristóbulo Istúriz que se haga una inversión prioritaria en el sector educativo, garantizando «salarios suficientes y dignos a los docentes», así como los recursos para los estudiantes.

Esta petición fue ignorada por las autoridades.

La rectora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Cecilia García Arocha, anunció, este jueves, que esa casa de estudios no iniciará actividades presenciales, hasta que la curva de contagios por Covid-19 no comience a descender.

Lea también: #Venezuela | Gaby Perozo: “EEUU continúa apoyando al Gobierno interino”

«Las 11 facultades y sus 11 decanos expresaron que sus profesores colaborarán, de acuerdo a sus posibilidades, con el inicio y la finalización de las clases, pero no hay actividades presenciales o semipresenciales», dijo Arocha, a través de un programa radial.

La rectora resaltó que otras razones que impiden el retorno a las aulas son la falta de conectividad y el problema de los servicios básicos.

Humberto Atencio, representante del gremio de maestros en el estado Mérida, mostró su rechazo al reinicio de clases prensenciales, previsto para el mes de septiembre.

Atencio aseguró que la vuelta a las aulas, propuesta por la adminisitración de Nicolás Maduro, tiene «muchísimas limitantes».

Lea también: #Social | Comunidad de Guanayén (Aragua) cumple cuatro meses sin gas doméstico

El docente indicó que, dentro de estas limitantes, están la «desinfección de las escuelas, asuntos contractuales, problemas con el transporte, la electricidad y servicios en general».

El maestro dijo que el gremio está dispuesto a volver a la enseñanza, si se les asegura «un salario digno y las condiciones tecnológicas y de servicios» necesarias.

José Gregorio Medina, presidente del Sindicato de Educadores en el estado Carabobo, al centro de Venezuela, aseguró que al menos 80% de los docentes de la región carabobeña no acudirá a las aulas de clase, a partir de este próximo 16 de septiembre.

El representante explicó que la decisión tiene su basamento en el bajo salario que perciben los profesores.

«No (…) alcanza ni para comprar una pastilla», comentó Medina.

Le puede interesar: #Mundo | Miles se movilizan en Argentina contra reforma al sistema judicial

El dirigente agregó que para sobrevivir los docentes se ven obligados a realizar trabajos extracurriculares, como manualidades y repartos a domicilio.

Tras el acuerdo anunciado el lunes por el Gobierno de México para dictar las clases del próximo año escolar a través de la televisión, las acciones de los principales medios audiovisuales se dispararon este martes.

Lea también: #Mundo | Sismo de 5,7 se reportó en Chiapas, México

Según reseñó la agencia Reuters, los títulos de las principales firmas televisivas tuvieron altos picos debido a que la pandemia del covid-19 se mantiene en México y el regreso a las actividades presenciales sigue siendo imposible.

El Grupo Televisa vio como sus acciones treparon un 13.6% y las de su rival, TV Azteca, aumentaron en 7.94%.

Brian Rodríguez, analista del grupo financiero Monex, consideró el acuerdo como «positivo» pues podría derivar en futuras “sinergias” en el negocio de publicidad, que se ha visto duramente golpeado por la pandemia y diversas políticas de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Las clases volverán a finales de agosto en la nación norteamericana, que ya sobrepasa las 48.000 muertes por coronavirus.

La presidenta del consejo universitario de la Universidad de Los Andes, Ornella Gómez, anunció el inicio de las clases virtuales para evitar cualquier posible contagio por Covid-19.

Lea también: #Social | Estudiantes universitarios de Mérida rechazan el pago de becas a través del sistema Patria

«El consejo universitario ha emitido un comunicado una resolución para instar a las distintas facultades en una nueva modalidad de actividad académica no presenciales», señaló.

 

Desde casa y a través de plataformas tecnológicas debido a la pandemia del covid-19, el año escolar 2020-21 en Venezuela comenzará el próximo 16 de septiembre, según anunció este jueves Nicolás Maduro.

Lea también: Diosdado Cabello anunció que ha dado positivo a la prueba de covid-19

En reunión virtual con las autoridades educativas nacionales, Aristóbulo Istúriz y César Trompiz, Maduro dio por terminado el lapso 2019-20 y puso fecha al nuevo año escolar.

El funcionario respaldó el método «Cada familia, una escuela», con el cual se finalizaron las clases desde el comienzo de la cuarentena en el país.

En ese sentido, dijo que el siguiente año educativo se dará bajo el mismo método «hasta nuevo aviso», pues decidió que los estudiantes no podrán asistir a las aulas de forma presencial hasta que aparezca una vacuna contra el coronavirus.

Hasta la fecha, Venezuela supera los 8.000 contagios de covid-19, por lo que Maduro ha dicho que resulta prudente «proteger» a los jóvenes.