El diputado a la Asamblea Nacional, Hernán Alemán, confirmó este martes su participación junto al general, Cliver Alcalá, en la Operación Gedeón la cual buscaba capturar a funcionarios vinculados con la administración de Nicolás Maduro.

Le puede interesar: Jorge Rodríguez cuestionó acciones del gobierno colombiano ante «atentados» a Maduro

«Asumo mi responsabilidad con el general Alcalá de ser los autores, nosotros estamos convencidos que el pueblo venezolano sufre demasiado», afirmó el parlamentario quien informó que dicha operación inició actividades el año pasado, específicamente el 13 de mayo, luego del llamado a las Fuerzas Armadas realizada por el presidente (E), Juan Guaidó.

«Iniciamos esta actividad el año pasado, el 13 de mayo, luego de que Guaidó llamara a los militares, nosotros hicimos conexión con militares para buscar un camino», dijo durante nuestro programa matutino, Al Día Con Sergio.

View this post on Instagram

El diputado a la Asamblea Nacional, Hernán Alemán, confirmó este martes su participación junto al general, Cliver Alcalá, en la Operación Gedeón la cual buscaba capturar a funcionarios vinculados con la administración de Nicolás Maduro. . "Asumo mi responsabilidad con el general Alcalá de ser los autores, nosotros estamos convencidos que el pueblo venezolano sufre demasiado", afirmó el parlamentario quien informó que dicha operación inició actividades el año pasado, específicamente el 13 de mayo, luego del llamado a las Fuerzas Armadas realizada por el presidente (E), Juan Guaidó. . "Iniciamos esta actividad el año pasado, el 13 de mayo, luego de que Guaidó llamara a los militares, nosotros hicimos conexión con militares para buscar un camino", dijo durante nuestro programa matutino, Al Día Con Sergio. . #19May #Venezuela #OperaciónGedeón #HernánAlemán #VPItv

A post shared by VPItv (@vpitv) on

A través del canal de televisión, VTV, se dio a conocer que ocho personas fueron detenidas por cuerpos de seguridad de la administración de Nicolás Maduro en la operación «Negro Primero», en el estado Vargas, específicamente en Petaquirito.

Entre los capturados por la Guardia Nacional (GN) se encontraba el sobrino de Cliver Alcalá Cordones, quien sería el que lideraba la operación en contra de Maduro, y una mujer.

Hasta los momentos, se han aprehendido 11 personas este domingo, sumando 45 desde el 3 de mayo en marco de una serie de operaciones marítimas. Tres de ellos fueron detenidos en horas de la mañana en la Colonia Tovar, en el estado Aragua.

El general retirado de la Fuerza Armada,Clíver Alcalá, se declaró «inocente» de los cargos que se le acusan ante un juez de Nueva York, en Estados Unidos.

“En la primera comparecencia ante el tribunal el lunes, el general retirado Cliver Alcalá se declaró inocente de los cargos de liderar una conspiración de narcotráfico con Nicolás Maduro. En un extraño giro debido al coronavirus, la lectura de cargos tuvo lugar por teléfono sin la presencia de los abogados de Alcalá», informó vía Twitter el periodista de la agencia estadounidense AP, Joshua Goodman.

Lea también: Perfil | De héroe a traidor de la revolución este es Cliver Alcalá Cordones

Alcalá se entregó a las autoridades norteamericanas y fue movilizado a Estados Unidos un día después de que el Departamento de Justicia de dicho país presentara cargos en su contra.

Tras ser incluido en una lista realizada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, Cliver Alcalá Cordones, mayor general (M/G) de las Fuerzas Armadas de Venezuela, se entregó a las autoridades de Inteligencia de Colombia -en donde se encontraba huyendo del régimen de Maduro- y estos a su vez lo extraditaron a Estados Unidos, en donde será procesado por crímenes ligados al narcotráfico en la región.

Conocido militar que ha colaborado en los gobiernos  de Hugo Chávez y luego Nicolás Maduro, Alcalá reconoció recientemente que ejecutaba un plan para «liberar al país» del régimen chavista.

En colaboración con el presidente (E) Juan Guaidó, su asesor político Juan José «J.J.» Rendón y asesores estadounidenses (no precisó nombres), aseguró que buscaría ingresar armas a Venezuela para asesinar a Maduro y al descrito como el número 2 del régimen, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello.

¿Quién es Cliver Alcalá? Sus inicios

Era el año 1992 y Venezuela se encontraba en medio de una recesión económica. Había no solo descontento social, sino político y militar. En ese contexto, un basto grupo de militares en diferentes partes del país, intentó a través de las armas dar un golpe de Estado contra el para entonces presidente de la República, Carlos Andrés Pérez.

Recomendado: Estos son los documentos con las acusaciones formales contra el régimen

En ese contexto es que se menciona el nombre del joven Cliver Alcalá, graduado de la Academia Militar y en ejercicio, quien desde el estado Carabobo participó en la fracasada intentona golpista.

Así como el resto de militares, fue arrestado y posteriormente liberado durante el gobierno de Rafael Caldera. Participó activamente con Chávez en el recorrido por toda Venezuela para promover su idea política. Una vez éste se hizo con el poder en 1998, Alcalá se incorporó a su guardia y paso a ser un edecán más del presidente.

Saltó con más fuerza a la palestra pública cuando en 2002, luego del golpe de Estado contra el presidente Hugo Chavéz, encabezó la intervención a la Policía Metropolitana (PM), bajo la jurisdicción de Alfredo Peña, alcalde de Caracas.

Escalando en el poder

Habiéndose ganado la aprobación del máximo líder del movimiento socialista o «revolución», Alcalá escaló peldaños a lo interno del gobierno de Chávez.

Mientras en las Fuerzas Armadas fue ascendiendo hasta llegar al grado de M/G, fue puesto a cargo de la Guarnición de Valencia, en el estado Carabobo, en el 2008. Un año más tarde, se le otorgaron poderes sobre la Guarnición de Maracay, en Aragua, región estratégica para Chávez desde el golpe del 92.

Relación con la guerrilla, narcotráfico y señalado por Estados Unidos

Hugo «El pollo» Carvajal, quien fungía como jefe de la Inteligencia Militar, y Alcalá fueron señalados por el ministerio de Defensa de Colombia como los «hombres de confianza» de Hugo Chávez para la entrega de cinco lanzacohetes AT-4 de fabricación sueca a un batallón de las guerrillas Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El material militar tenía como procedencia las Fuerzas Armadas de Venezuela y fueron conseguidos en el frente 43 de las FARC. Adicional a ésto, en la computadora de Raúl Reyes, comandante de la guerrilla que fue dado de baja a mediados de 2008, se encontraron correos electrónicos en el que se demuestra que los misiles fueron facilitados al grupo irregular con ayuda de Carvajal y Alcalá.

En 2011, fue incluido en una lista del Departamento de Defensa de Estados Unidos para abrir una investigación por sospecha de narcotráfico. Junto con él, también fueron mencionados el ministro de Defensa de Chávez, Henry Rangel Silva, y quien era presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello.

Más información: ¿Recapacitó López Obrador? Presidente de México llamó a quedarse en casa para evitar COVID-19

El exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Eladio Aponte Aponte, fue la principal prueba para que el ministerio estadounidense hiciera esta lista. Luego de ser desterrado por el chavismo por sus revelaciones de corrupción y relaciones con la guerrilla, señaló a Alcalá como uno de los hombres que intermediaban por Chávez con grupos irregulares, además de manejar operaciones de tráfico de drogas.

Rompimiento con el chavismo

Durante años mantuvo un perfil discreto ante los medios de comunicación, y de esta forma ocurrió el cambio de liderazgo en el chavismo: falleció ejerciendo la Presidencia Hugo Chávez y Nicolás Maduro ganó de forma polémica las elecciones de 2013. Tras esto, fue nombrado comandante general de la Región de Defensa Integral en Guayana (REDI-Guayana).

En 2016, cuando la AN de mayoría opositora impulsó un ‘referendum revocatorio’ contra Maduro ante una crisis económica que se agudizaba cada vez más, Alcalá emitió una carta a medios de comunicación en el que trataba de explicar los paralelismo entre la situación de ese año y la de 1992, cuando fue dado el golpe de Estado.

«¿Por qué insurgimos? (…) ¿Acaso no hay más pobreza y exclusión social en 2016 que en 1992? ¿Los niveles de corrupción no han superado con creces a los existentes en los años previos a aquella insurgencia militar? ¿No ocurre un Caracazo todos los días en todas partes del país?», manifestó en el escrito.

Tras ésto, fue relevado de sus cargos militares y políticos, además de pasar al retiro. Fue principal foco de ataque de Diosdado Cabello, quien aseguró que a Alcalá el gobierno de Estados Unidos o el «imperio» lo estaba financiando para decir «mentiras contra la revolución».

Exilio en Colombia y planes de magnicidio

Se desconoce la fecha en que Alcalá, acusado de corrupción por el régimen de Nicolás Maduro y cada vez más señalado por los órganos de Justicia leales a él, estableció su residencia en Colombia.

Lea también: Guaidó desconoció tener alguna relación con Clíver Alcalá

A mediados de marzo de 2020 fue incautado en la ciudad colombiana de Barranquilla un vehículo con un arsenal de armas y municiones. Las investigaciones señalaron que el envío fue realizado por el M/G retirado, quien días después admitió ser el autor del envío que tenía como presunto destino Venezuela.

Explicó que había logrado un acuerdo con el presidente (E) Juan Guaidó, un grupo de asesores estadounidenses y JJ Rendón, para que las armas fueran facilitadas a un grupo insurgente en Venezuela, el cual calificó de «patriotas» y que intentarían un magnicidio contra la «cabeza de la dictadura», refiriéndose a Maduro.

Posterior a esta confesión a medios de comunicación y en sus redes sociales, Alcalá se entregó a la Inteligencia colombiana, quienes a su vez lo entregaron a las autoridades norteamericanas en ese país. En Estados Unidos enfrentará cargos de narcotráfico y terrorismo.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró sobre las acusaciones del M/G retirado del ejército, Clíver Alcalá, que no tiene conexiones con él y que su administración no firmó ningún documento que aprobara el ingreso de armas al país.

Le puede interesar: Coronavirus en Venezuela: 10 nuevos casos y un fallecido

«No hemos firmado ningún documento (…) habría que preguntarle a él, no tenemos ningún tipo de información», declaró Guaidó en entrevista para NTN24. Agregó que tiene conocimiento de disconformidades y desacuerdos al interior de la Fuerza Armada y que muchos militares desean ponerse «del lado de la Constitución».

El mayor general retirado Clíver Alcalá Cordones aterrizó en el aeropuerto del condado de Westchester, Nueva York, tras haber sido acusado formalmente por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos junto a Nicolás Maduro y otros miembros del régimen.

Lea también: Medicamentos antipalúdicos para tratar COVID-19: ¿Cuál es su alcance y avance?

Según AP, luego de entregarse a las autoridades en Colombia al negarse a una extradición, el antiguo funcionario del chavismo voló desde la ciudad de Barranquilla hasta Nueva York, en donde está abierto su caso.

El Distrito Sur de Nueva York, que abarca los condados del Bronx, Westchester, Rockland, entre otros, es el que maneja las acusaciones contra Clíver Alcalá, al igual que Nicolás Maduro, Hugo Carvajal, Diosdado Cabello, Iván Márquez y Jesús Santrich.

Estos seis mencionados son acusados por los cargos de participar en narcoterrorismo, tráfico de drogas y posesión de armas.

El fiscal general del régimen de Nicolás Maduro, William Tarek Saab, ordenó este viernes la aprehensión de Cliver Alcalá por estar involucrado en una operación que tenía como fin, supuestamente, «eliminar quirúrgicamente» a personas en el mando.

Saab, en rueda de prensa, explicó que tanto el presidente encargado, Juan Guaidó, Iván Simonovis y asesores estadounidenses estaban enterados del hecho y que otras personas, como Antonio José Sequera Torres, Jonathan Marín y el alias Pantera, fueron parte de esta operación en tres fases.

Asimismo, solicitó la extradición de Alcalá Cordones y de Christopher Figuera para ser procesados por la justicia venezolana.

El M/G retirado del Ejército de Venezuela, Cliver Alcalá, aseguró que el arsenal de armas incautado en Colombia y que presuntamente cruzarían la frontera (acusaciones de Jorge Rodríguez) colombo-venezolana se efectuaría tras un acuerdo entre su persona, el presidente (E) Juan Guaidó y asesores estadounidenses.

Explicó que las armas iban a ser recibidas por un oficial bajo su mando «comprometido con la liberación de Venezuela, a quién le llaman alias «Pantera».

Resaltó que las autoridades colombianas desconocían de la operación que se venía preparando. «Ellos solo se enteraron hasta hace 48 horas».

«Ninguna autoridad colombiana conocía de la operación que veníamos preparando contra el régimen. Ni el presidente Iván Duque ni las Fuerzas Militares. Ellos solo se enteraron hasta hace 48 horas«, declaró.

Señaló a Juan José «J.J.» Rendón como el principal estratega de la operación. «En el contrato también aparece su firma», dijo.

Le puede interesar: Medicamentos antipalúdicos para tratar COVID-19: ¿Cuál es su alcance y avance?

Alcalá se entregará

Señaló que se encuentra en la ciudad colombiana de Barranquilla y que no está en un intento de fuga, tras hacerse público una orden de búsqueda emitida por el gobierno de Estados Unidos.

«Es un fiscal que está generando la acción y presumo que no conoce el acuerdo confidencial que tenemos», puntualizó sobre la orden de búsqueda en su contra.

Calificó de «patraña» dicha orden judicial en su contra. «Todos saben bien quién es el responsable. Yo no puedo revelar los detalles de la operación, acá nos enteramos como el régimen de Venezuela tenía relación con el narcotráfico», finalizó.

Walid Makled, empresario venezolano acusado de tráfico de drogas y legitimación de capitales, amenazó a través de un video publicado en Instagram al mayor general retirado Cliver Alcalá, luego de asegurar que es un narcotraficante y un terrorista.

En el audiovisual Makled le dice a Cliver Alcalá, mayor general retirado, que sería su «sombra». “Cliver Alcalá Cordones, narcotraficante, te dije que voy a ser tu sombra. Voy por ti”

Makled declaró que acusó a Alcalá por haber participado en varios envíos de cargamentos de droga desde Venezuela hacia los Estados Unidos y México mientras ejercía su cargo como jefe de brigada en Carabobo.

«Deshonró el uniforme siendo militar activo. Valiéndose de su cargo ordenó a funcionarios a su mando proteger y garantizar la salida de los cargamentos de droga”, afirmó el exdueño de la aerolínea Aeropostal, al tiempo que lo acusó de entregar armamento de largo alcance a grupos subversivos de Colombia.

Makled hizo un llamado al Departamento de Justicia para que capturen al mayor general.

 

Hoy 20 de marzo del presente año, yo Walid Makled sigo acusando a Cliver Alcalá Cordones de narcotraficante y terrorista. Estando en Colombia fui entrevistado por el Jefe del Departamento de Justicia de la embajada de Estados Unidos en Colombia, el Director de la DEA y un fiscal comisionado que se trasladó desde Nueva York hacia Colombia, quién vino acompañado con una alta comisión de la DEA, los cuales sostuvieron una entrevista conmigo en donde ante el Fiscal competente hice una denuncia formal en contra de Cliver Alcalá, por estar involucrado directamente en el narcotráfico, por haber participado en varios envíos de cargamentos de droga desde Venezuela hacia los Estados Unidos y México, mientras ejercía el cargo como Jefe de la 41 Brigada blindada de Carabobo, el cual deshonró el uniforme siendo militar activo, valiéndose de su cargo ordenó a funcionarios a su mando proteger y garantizar la salida de los cargamentos de droga, también lo acusé de haber entregado armamento de largo alcance a grupos subversivos en Colombia, lo cual ellos después de haber corroborado toda mi información le sacaron una orden de captura internacional y lo ingresaron a la lista negra del Tesoro por ser un narcotraficante con ruta y terrorismo. También quiero extender mi denuncia ante el gobierno nacional que ese es compinche de la Ex-fiscal Luisa Ortega Díaz, la cual tenía conocimiento de todo esto y tapó esos delitos ya que este ciudadano nunca fue investigado, por eso también la acuso a ella por terrorismo, ya que tuvo conocimiento de esa situación y nunca investigó la procedencia ilícita y el tráfico de esas armas, por las que murieron muchos civiles y militares colombianos. Por eso le pido a las autoridades nacionales e internacionales que sean capturados esos criminales. Pongo mi testimonio a la orden ante los organismos competentes para suministrarle más información sobre estos crimínales porque son un peligro de Estado para el Gobierno Norteamericano y cualquier país.

A post shared by Walid Makled (@walid_makled) on

Por su parte, Alcalá  reaccionó a esta acción a través de su cuenta en la red social Twitter, donde señalaba que Walid Makled fue enviado por  Nicolás Maduro para que lo amenazara.

Asimismo, el militar retirado pidió explicaciones sobre las razones por las que Makled no está detenido y es poseedor de cuentas en las redes sociales.

“Explica al mundo cómo es que el capo y asesino más destacado de la última década en Venezuela tiene redes sociales y no está en prisión como corresponde”, dijo.

El mayor general retirado Cliver Alcalá Cordones, exigió al gobierno nacional un trato justo a los militares que han sido detenidos.

A través de un comunicado, Alcalá fijó posición tras la detención del exministro Miguel Rodríguez Torres y demás oficiales miembros de la Fuerza Armada Nacional que se han registrado durante las últimas semanas.

A continuación el comunicado íntegro: 

A mis compañeros de armas y a la opinión pública general:

Yo, Cliver Antonio Alcalá Cordones, Mayor General (Ejército) en la honrosa situación de retiro, me dirijo al país para exigir pública y notoriamente al Señor Presidente de la República y Jefe del Estado, ciudadano, Nicolás Maduro Moros, en su condición de Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional, que respete todas las garantías de acatamiento al Ordenamiento Legal vigente, tanto en el ámbito militar, como en el orden ciudadano, según lo establecido en la vigente y soberana Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Hoy mis compañeros de uniforme, los ciudadanos venezolanos y todas las naciones presenciamos una reiterada violación a la Constitución Bolivariana, que es el pacto social de paz y convivencia establecido por el espíritu democrático de los venezolanos.

Recientemente nuestro compañero de armas el Mayor General (Ejército) Miguel Eduardo Rodríguez Torres ha sido detenido de manera subrepticia, por autoridades policiales de origen incierto y por mandato irregular y arbitrario, e incluso amenazando la seguridad personal de quien es y siempre será, un Oficial General, de nuestro Ejército Nacional.

Ante esta situación, no podemos ser pasivos, mucho menos silentes, y es por ello que en mi condición de Oficial General del Ejército, EXIJO en nombre de todos los miembros de la FANB, sea cual sea su condición, un trato digno y justo a Oficiales Superiores que hasta hace poco desempeñaban la honorable condición de Comandantes de unidades tácticas de nuestro ejército y que hoy se encuentran recluidos en recintos penales que no cuentan con las condiciones de procesamiento adecuadas, condiciones de las que no escapan un gran número de ciudadanos venezolanos en la actualidad.

Sea Usted responsable Presidente Nicolás Maduro, como Comandante en Jefe de la FANB, condición transitoria y que solo ostenta en el ejercicio de la Presidencia, a diferencia de nosotros, los Oficiales Generales, Superiores y subalternos, que conservamos nuestra condición militar en todo momento y lugar, sea responsable de la acción judicial que se intenta contra el M/G Miguel Rodríguez Torres y los Oficiales recientemente detenidos de la FANB, y procure que estén bajo la tutela y efectiva vigilancia de todos los integrantes del ámbito militar y de la Constitución Nacional.

El compromiso con BOLIVAR, con el movimiento popular del 4F y con los ciudadanos que no han alcanzado en los últimos años el grado de felicidad esperado, pero sí de miseria y tristeza, nos recuerda el papel de los hombres de uniforme como agentes defensores de la nación.

En estas circunstancias, donde los militares consideran el liderazgo civil incapaz de hacer frente a las arbitrariedades del gobierno, aumenta la motivación para ellos mismos imponer la razón y alzar la voz ante la desviación de las funciones gubernamentales.

Conforme a esta exigencia, y en defensa de nuestra Carta Magna, la mejor del mundo ¡ME DECLARO EN CUSTODIO DE LA VIDA, LA SEGURIDAD Y EL PROCESO JUDICIAL QUE QUIERA INSTAURARSE, DE SER EL CASO, EN CONTRA DE NUESTROS COMPAÑEROS DE ARMAS!

El 17de marzo de 2018
MG (R) Cliver Alcalá Cordones