El comisionado para la Organización de Naciones Unidas (ONU), Miguel Pizarro, ofreció declaraciones tras la visita del Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia, Mark Lowcock. Explicó que la emergencia humanitaria cada día empeora en Venezuela que, a diferencia de Nigeria, Turquía, Somalia y Zimbabue el país sudamericano no ha vivido una guerra o desastre natural.

Lea también: Podrían expulsar a Nicaragua de la OEA, según líder opositor

Lowcock expresó que el sector salud se encuentra al borde del colapso comenzando por la infraestructura de los hospitales, además de la escasez de agua, crisis eléctrica, doctores, enfermeros y medicamentos que padecen. En el caso de los pacientes que están hospitalizados corren un alto riesgo de perder la vida a causa de las nuevas infecciones que van adquiriendo mientras están en cama.

Pizarro celebró las declaraciones del Secretario General Adjunto: “Tal y como establece el señor Lowcock, la única solución a esta situación es una solución política”.

Este domingo trascendió que al menos ocho personas perdieron la vida producto de un brote de mal de Chagas en el municipio Libertador del estado Táchira.

La gobernadora de esa entidad, Laidy Gómez, señaló que la información oficial de Corposalud Táchira es que se registró «un brote epidemiológico de Chagas agudo en Puerto Nuevo, municipio Libertador».

Los fallecidos son un bebé de 11 meses, un mujer de 79 años, y tres hombres de 31, 42 y 51 años, precisó la mandataria local, quien anunció que los entes de salud del estado activaron un «plan especial de atención» del brote.

A su vez informó que Protección Civil empezó a trasladar a los demás contagiados al Hospital Central de San Cristóbal, con el fin de analizar la epidemia.

pacientes-mal-de-chagas-3

En ese recinto asistencial habrían aproximadamente 25 personas afectadas, según precisó su director, Luis Ramírez, quien adelantó que el estado de los pacientes es «estable».

De acuerdo a los expertos, la manera más común de contraer esta enfermedad es por la picada del chinche, o por el excremento de ese animal en las frutas.

Los síntomas pueden confundirse al principio con los de una gripe común, pero el parásito podría quedarse alojado en el cuerpo por extensos períodos de hasta 30 años, causando un daño en el corazón que a la postre podría provocar la muerte.

Otros órganos que se han visto perjudicados por el mal de Chagas son el esófago y el intestino grueso, lo que genera también graves trastornos digestivos.

pacientes-mal-de-chagas-2

La presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, exigió este lunes un salario para su personal que ronde los 300 dólares mensuales, con el fin de evitar la diáspora de las trabajadoras de ese sector.

«¿Cómo vamos a dar salud cuando nos embarga la pobreza? Durante tres horas vamos a hacer la protesta de los brazos caídos, y le demostraremos, Presidente (Nicolás Maduro), cómo es un día sin enfermeros en los hospitales de Venezuela», expresó Contreras, quien además pidió la dotación de medicamentos y alimentos para evitar el deterioro de la salud de los pacientes.

Indicó que durante esta semana estarán «agotando las visitas a los centros de salud en asambleas» con el personal, y explicó que no anunciarán con anterioridad dónde se realizarán las protestas, para evitar represalias. De igual manera, habló de la posibilidad de llevar a cabo una «marcha de los trabajadores de la salud con sus familias».

Según Conteras, cerca de 5000 profesionales de la enfermería «han salido del país entre 2017 y 2018», lo que representa al menos 10 renuncias diarias en los hospitales del país.

Trabajadores del Clínico también protestaron

Paralelo a la actividad del Colegio de Enfermeras en Caracas, en el Hospital Clínico Universitario también se realizó otra protesta, en esta ocasión para denunciar que la morgue de ese centro asistencial está colapsada, debido a que los altos costos de los servicios funerarios impiden que los familiares retiren a tiempo los cadáveres.

«De 10 cavas que hay, solo una está funcionando, lo que ocasione que el lugar desprenda un olor putrefacto por la rápida descomposición», dijo Jean Carlos Infante, camillero del Clínico.

El representante de Hospitales y Clínicas de Caracas, Mauro Zambrano, instó por su parte a todo el gremio a protestar por la grave crisis hospitalaria y humanitaria en el país.

Entretanto, el presidente de la Federación de los Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), Pablo Zambrano, condenó los bajos salarios que percibe el personal médico, y aseguró que son «insuficientes para llevar el sustento a sus familias», razón por la cual exhortó al Gobierno nacional a «tomar acciones que beneficien a los empleados».

El diputado a la Asamblea Nacional (AN) y presidente de la Comisión Permanente de Desarrollo Social Integral, José Manuel Olivares, presentó este lunes la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH), la cual develó que al menos 104 laboratorios de todo el país registran fallas «o prestan un servicio intermitente a los pacientes», lo cual afecta «desde la realización de exámenes de rutina, como un perfil 20, hasta el funcionamiento de los bancos de sangre ante la imposibilidad de analizarla por falta de reactivos», denunció el parlamentario.

«Estos resultados de la ENH solo ratifica que el sistema de atención hospitalaria en Venezuela está colapsado, y que esto obedece a una crisis que no es afrontada por el Gobierno nacional. No puede ser posible que 100% de los laboratorios de los hospitales del país no funcionen y que, por ende, las personas que necesitan transfusiones de sangre, no tengan acceso a ellas. Es inhumano que la escasez de medicamentos e insumos en un hospital ronde el 88%, cuando muchos países han manifestado sus intenciones de ayudar a Venezuela, y el Gobierno nacional se niega a aceptarla mientras los pacientes mueren en los centros asistenciales del país», condenó Olivares.

Entre otros datos que resaltó Olivares de la ENH preocupa que 96% de los servicios de nutrición hospitalaria no están activos, o que el 66% de los servicios pediátricos no cuentan con fórmulas para recién nacidos. «En los hospitales los pacientes se están muriendo no sólo por sus enfermedades, sino por no tener una alimentación adecuada¡ para poder recuperarse», lamentó.

Sostuvo que entre los afectados hay tanto niños, como jóvenes y adultos, y subrayó que la desnutrición crece a pasos agigantados. «Todo esto gracias a un Gobierno inhumano que prefiere ver cómo los más vulnerables pierden la vida, antes de afrontar que existe una grave crisis humanitaria en el país, y que deben aceptar la ayuda de otras naciones. No debemos olvidar que las ideas políticas jamás deben estar por encima de los problemas de la gente», reiteró.

Para concluir su intervención, Olivares rechazó que el 59% de las camas de los hospitales no están operativas, al igual que el 53% de los pabellones de los centros públicos de salud del país. Además, criticó que de esa cifra, un 79% no tiene agua.

Venezuela - Médicos por la salud ofrecieron cifras sobre crisis hospitalaria en el país - VPItv

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) denunció que en Maturín, estado Monagas, hay niños que tienen hasta 40% menos del peso ideal correspondiente a su edad, debido a la cada vez más creciente desnutrición y malnutrición que afecta no solo a esa entidad, sino a todo el país.

La denuncia de la organización no gubernamental se produce luego de que un grupo de médicos realizara tres jornadas de atención social el pasado mes de febrero, en las que atendieron aproximadamente a 300 niños, con edades comprendidas entre 0 y 14 años, residentes de comunidades populares de la capital monaguense.

El diagnóstico fue más desalentador de lo que se pensaba, según el pediatra Manuel Velásquez, quien detalló que vio niños con enfermedades en la piel, afecciones respiratorias, anemias, parásitos e inclusive dislalia (dificultad para articular vocablos), todo esto producto de una alimentación desbalanceada por la grave crisis económica, política y social que atraviesa Venezuela.

«Vimos niños con alteraciones de peso y talla. Por ejemplo, en la parroquia El Corozo, a la que asistimos este sábado 17 de marzo, un adolescente de 12 años que debería pesar en promedio 35 kilos, pesaba 27; y su hermano de cuatro años, que debería estar en 14 o 15 kilos, pesaba 10, lo que es el peso promedio de un niño de 14 meses», condenó.

En vista de ello, este grupo de médicos decidió crear una fundación llamada «Por amor a ti», la cual busca contribuir con los niños que viven en condición de pobreza. «Tenemos casos de desnutrición de leve a moderada», dijo Velásquez, al tiempo que explicó que estos infantes «no están consumiendo las proteínas necesarias para su desarrollo, y solo comen carbohidratos».

«A los más pequeños los alimentan con teteros de cereales, en base a aguas de arroz o de pasta, pero sin la leche, que es fundamental en su proceso de crecimiento», agregó.

Detalló, por otra parte, que en estas zonas desfavorecidas de Maturín es común ver la quema de basura a raíz de las fallas en el servicio de la recolección de desechos, lo cual expone al humo una cantidad de niños considerable y les provoca dermatitis atópica, rinitis alérgica, asma bronquial, bronquitis y cuadros gripales, entre otras enfermedades.

El presidente de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), Pablo Zambrano, crítico la gestión del ministro de esa área, Luis López, por «no abastecer de suficientes insumos y medicamentos los hospitales del país», razón que los llevó a apoyar el exhorto de la Cruz Roja Venezolana para solicitar auxilio a otros países.

«Los gobernantes no quieren asumir la grave situación humanitaria que existe en la nación, por lo que pedimos que le den autorización a la Cruz Roja para que traiga medicamentos», dijo Zambrano, quien consideró que «se le debe dar prioridad a los problemas sociales, en vez de concentrarse en lo político».

Detalló que acudirán a las asambleas convocadas para este fin de semana por el denominado Frente Amplio, al tiempo que hizo un llamado a los simpatizantes del chavismo a que se unan «para crear nuevas propuestas que solucionen los problemas de la población».

En este sentido no descartó entregar una solicitud escrita a la Defensoría del Pueblo y al Ministerio de Salud, para exigir la apertura de un canal humanitario en los próximos días.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Bioanalistas, Judith León, informó que la deficiencia de insumos en los laboratorios del país alcanza ya el 45%.

«La Cruz Roja tiene sus mecanismos para que, en caso de que el Gobierno acepte, se resuelva de forma rápida la situación de los medicamentos en el país», sostuvo.

Entretanto el doctor del Hospital Vargas, Carlos Prosperi, hizo un llamado al Gobierno a responsabilizarse por la crisis en el sector salud.

«Nuestros pacientes se están muriendo en Caracas por falta de alimentos, no tienen los recursos para cubrir su servicio en un centro de salud privado», concluyó.

Venezuela - Fetrasalud respaldó intención de la Cruz Roja para abrir canal humanitario - VPItv

El equipo de VPItv en el estado Zulia se traslado al municipio Jesus Enrique Lossada de esa entidad, donde se encuentra ubicado el maltrecho Hospital Cecilia Pimentel, fundado hace unos 30 años y sumado actualmente en una deplorable situación.

Fundado originalmente para tratar a pacientes con lepra, el centro asistencial cuenta apenas con 13 pacientes, debido a que se encuentra prácticamente erradicada. Sin embargo, su personal se ve en la incapacidad de ofrecerles un servicio óptimo, pues no cuentan con los recursos económicos para el mantenimiento del mismo, ni con los insumos médicos para tratar esta enfermedad infecciosa que afecta el sistema nervioso periférico.

Las tan necesarias para los pacientes sillas de ruedas se encuentran en deterioro, haciendo juego con la infraestructura del abandonado hospital, que pareciera estar abandonado pese a albergar a estas 13 personas que se resignaron a vivir allí, ante la falta de interés de sus familiares.

Estos adultos mayores provienen en su mayoría de la isla de Providencia, municipio Almirante Padilla del estado Zulia, y actualmente no cuentan con jabón para bañarse, ni pañales para hacer sus necesidades, por lo que su deteriorada vida se reduce cada día a esperar que los alimenten con lo poco que llega al centro asistencial.

«Estos viejitos tienen las úlceras llenas de gusanos, no hay cómo curarlos», dijo la Dra. Bethania Barroso, quien detalló que en días «buenos», los alimentan con arepas solas «porque no hay más nada».

Denunció que el Hospital Cecilia Pimentel cuenta con 11 hectáreas, y en ellas no hay ni un solo bombillo que funcione. «Yo de noche me encierro en el cuarto, no puedo salir. En estos días se cayó una colega por la oscuridad», lamentó.

«Muchas veces no hay agua, no hay nada, así que no sé qué va a pasar, qué van a hacer con los viejitos», dijo resignada.

Venezuela - Pacientes del Cecilia Pimentel en Zulia luchan entre la desidia y el olvido - VPItv

Este lunes 12 de marzo un grupo de trabajadores del Hospital Periférico de Coche protestó a las afueras del centro asistencial, en reclamo de mejoras salariales y de mantenimiento para las áreas comunes del mismo, pues aseguran que los laboratorios y las salas de rayos X, entre otros espacios, están inoperativos.

«El salario de nosotros no nos alcanza ni para comprar un cartón de huevos. Queremos prestarles un buen servicio a los pacientes, pero aquí ni siquiera hay ambulancias», dijo la dirigente sindical Beatriz Sánchez.

Condenó que su sueldo quincenal es de 120 mil bolívares, y a duras penas pueden «sacar algo más» si hacen guardias de fin de semana. «No podemos resolver nuestros problemas familiares, ni nuestros propios problemas de salud. Yo soy paciente oncológica y no he podido hacerme la quimio porque el salario no me da para eso», lamentó.

Explicó que a varios de sus compañeros se les dificulta incluso pagar el pasaje para ir a trabajar, pues viven en zonas lejanas como los Valles del Tuy, Guarenas o Guatire.

Ante ello, instó al director del Hospital Periférico de Coche a «dejar su persecución contra los trabajadores», y argumentó que sus exigencias no van de la mano con el salario que perciben. «Ya no aguantamos más esta situación», sentenció.

También participó en la protesta el presidente de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), quien se solidarizó con los manifestantes y condenó que el Gobierno de Nicolás Maduro «no hace el más mínimo esfuerzo por solucionar los problemas del sector salud».

Venezuela - Trabajadores del Hospital de Coche reclaman salarios justos - VPItv

El movimiento Soy Venezuela instó este lunes a la comunidad internacional a hacer llegar medicinas y alimentos al país, ante la grave crisis económica, social y humanitaria que el Gobierno de Nicolás Maduro insiste en negar y, por ende, atender como es debido.

A continuación, el comunicado de la alianza política:

A la comunidad internacional y al pueblo de Venezuela

La grave crisis humanitaria que atraviesa Venezuela es circunstancia pública, notoria y de conocimiento general a escala mundial. Expresión de la misma, ha sido el éxodo de alrededor de cuatro millones de venezolanos, el 15% de la población total, que, urgidos por la desatención de sus necesidades elementales, se han visto compelidos a huir al extranjero, las más de las veces en condiciones muy precarias.

Según cifras oficiales de Migración Colombia, dadas a conocer por David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos del Sistema de Naciones Unidas (PMA), 35.000 venezolanos cruzan diariamente la frontera colombo-venezolana. Esto quiere decir que, semanalmente, 245 mil venezolanos salen del país por esa frontera, lo que significa que al alrededor de 980 mil venezolanos estarían abandonando el país mensualmente. Estas cifras no incluyen la salida de venezolanos por otras rutas o puntos fronterizos.

En el plano estrictamente alimentario, de provisión de medicinas, insumos indispensables, equipos y repuestos para mantener operativos los servicios de luz, agua y transporte; en nuestro país prevalece el desabastecimiento. Así lo han corroborado, entre otros muchos organismos, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Cáritas Venezuela, Consecomercio, Conindustria y, en las últimas horas, la Cruz Roja Venezolana y Amnistía Internacional.

En medio de tal drama, se encuentra igualmente documentada la utilización de la hambruna como instrumento de coerción política por parte de las autoridades, pues además de ser exiguos los recursos que dispone la República para socorrerla, la venta de alimentos a los consumidores finales ha sido condicionada a la filiación al partido oficialista. Algo que condena, de facto, a los disidentes políticos a morir por inanición. A lo anterior se agrega:

  1. La espiral hiperinflacionaria que abate el país; la escasez de efectivo para el pago de consumos básicos; el colapso del sistema bancario, a causa del ineficiente control de cambios impuesto en el país, que impide la obtención de las divisas para la reposición y el mantenimiento de activos operacionales.

  2.  La inacción del Estado y, por ende, el palmario incumplimiento a su obligación de proteger la vida y seguridad de los venezolanos, como lo comprueban las circunstancias siguientes:

    2.1 Nuestras ciudades figuran entre las de mayor índice de homicidios por persona del mundo (ver informe del Observatorio Venezolano de la Violencia).

    2.2 El fomento por parte de las autoridades de grupos paramilitares, verdaderos reductos de delincuencia organizada, a los que han armado para la defensa de la revolución con protección e impunidad; a la par de haberles sido delegadas, por el propio Estado venezolano, funciones de autoridad civil en zonas geográficas que se extienden a municipios enteros, participan en delitos como tráfico de drogas, secuestros de personas, robo de automóviles, acaparamiento de alimentos, medicinas y demás insumos esenciales, y cobro de protección, entre otros ilícitos.

  3. A Venezuela la carcome la corrupción y la impunidad, al extremo que el país figura en todas las mediciones sobre la materia como uno de los más opacos en lo que al manejo de los recursos públicos se refiere (ver informe de Transparencia Venezuela).
  4. Venezuela ostenta en numerosas mediciones uno de los peores índices en lo que se refiere al respeto de los derechos humanos. En días anteriores, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicó su segundo informe sobre la crisis venezolana, y en él resaltó que los derechos ciudadanos están siendo reprimidos y severamente restringidos; que la migración masiva pone en alerta la seguridad de los países vecinos, y que la población está mal nutrida. «Estoy profundamente alarmado por la posibilidad de que se hayan cometido crímenes contra la humanidad, y por la erosión de las instituciones democráticas. El principio fundamental de la separación de poderes se ha visto gravemente comprometido. Mi oficina también ha recibido información creíble, sobre cientos de ejecuciones extrajudiciales en los últimos años, tanto durante protestas como en operaciones de seguridad. Me preocupa seriamente que este contexto no satisfaga en modo alguno las condiciones mínimas para unas elecciones libres y creíbles», dijo textualmente Zeid Ra’ad Al Hussein.

  5. Venezuela figura con los baremos más bajos en lo que concierne a gobernabilidad y apego a los principios democráticos elementales (ver informes de Freedom House y Fraser Institute).

  6. Venezuela ha sido declarada en default por impago de obligaciones a su cargo, al extremo que en este preciso momento se celebran en varios centros financieros del mundo reuniones de acreedores, al objeto de coordinar embargos y otras acciones de aseguramiento en contra de sus bienes (ver informe de la Asociación Internacional de Swaps y derivados).

  7. La negativa de los titulares de los poderes públicos de Venezuela de admitir la existencia de la crisis, así como de permitir la asistencia y ayuda humanitaria que varios Estados amigos y organizaciones multilaterales les han ofrecido. Basta con leer la misiva del secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin.

En tales circunstancias que configuran el estado de necesidad en el que se encuentra la sociedad venezolana, debido a la hambruna existente, a la grave crisis humanitaria y a la comisión de crímenes de lesa humanidad, urge intervención humanitaria de países democráticos del mundo y organizaciones internacionales, en virtud de reflejarse en el caso expuesto:

  1. Causa justa para la intervención humanitaria.

  2. Intención correcta en la intervención (recta intentio).

  3. Situación de último recurso (ultima ratio).

  4. Respeto del principio de proporcionalidad.

  5. Posibilidades razonables de éxito de la precitada intervención humanitaria.

  6. La previa notificación de la acción, a los Organismos Internacionales correspondientes.

Todas las encuestas nacionales y los sondeos que hemos realizado en la diáspora indican que los venezolanos necesitan atención urgente y medidas de intervención humanitaria. La tiranía es tan cruel, y está tan poco interesada en la suerte de los venezolanos, que estamos seguros de que «solos no podemos enfrentarla».

La gente se está muriendo de hambre hoy. Los niños se están desnutriendo hoy. Las enfermedades se ceban sobre los venezolanos hoy. La intención de abatirnos por violencia, hambre, muerte y miseria está ya planteada en el
país. Los venezolanos apoyan indeclinablemente la injerencia humanitaria, y solo los afectos al régimen prefieren seguir siendo los espectadores y actores de esta matanza.

Nosotros no lo podemos permitir. Desde Soy Venezuela respondemos al clamor de millones de venezolanos que piden ayuda para salvarse de una muerte segura y por eso anunciamos nuestra disposición de ejercer la representación de un país victimizado y secuestrado, y hacer todo lo posible para que la situación de vulnerabilidad extrema que viven todos los venezolanos cese en el menor tiempo posible. Y que los responsables de la muerte y el sufrimiento del país asuman las consecuencias de sus actos, dejen el poder y sean procesados.

Por consiguiente, formalmente requerimos se adopten todas las medidas necesarias para la intervención humanitaria coactiva de Venezuela, de modo de comenzar a superar la dolorosa situación que sufre el pueblo venezolano. Sin justicia no hay perdón posible.

Madrid, 12 de marzo del 2018

El fundador de la Unión Venezolana en Perú, Óscar Pérez, informó que solicitará la activación «de una vez por todas» del canal humanitario en Venezuela, durante la VIII Cumbre de las Américas que se celebrará en Lima el 13 y el 14 de abril.

Pérez alertó que «las cifras de desnutrición y muerte» por la crisis humanitaria en Venezuela «son cada vez más alarmantes», poer lo que su organización, que agrupa a más de 100 mil venezolanos organizados que viven en Perú, harán el planteamiento a los gobernantes que asistan a la Cumbre.

«Nosotros sí asistiremos a la Cumbre de las Américas, los venezolanos que estamos en Perú y que sí representamos a ese pueblo que padece la crisis generada por un régimen criminal e indolente, iremos a decir lo que Nicolás Maduro jamás dirá: los venezolanos están muriendo de hambre, literalmente. Según Cáritas Venezuela, 300 mil niños venezolanos están a punto de morir de hambre en este momento», condenó.

Insistió que «los más afectados de la peor crisis humanitaria en la historia del país son los niños», y detalló que «los últimos estudios revelan que el 68% de la población infantil venezolana tiene algún síntoma de desnutrición, mientras que el 13% ya sufre de desnutrición aguda».

Lamentó que en Venezuela hay un promedio de un niño muerto de hambre por día, y culpó al presidente Nicolás Maduro de ser «un criminal que está matando de hambre y mengua al pueblo venezolano».

«No podemos permitir que siga sucediendo, por eso la lucha de la apertura del canal humanitario debe ser asumida con seriedad, como una de las más importantes banderas de lucha de los sectores democráticos del país», expresó.

Agregó que «el canal humanitario no debe ser usado para ganar centimetraje en los medios de comunicación, sino que debe ser uno de los más importantes puntos en la agenda de los sectores progresistas que batallan a diario por un mejor país».

«No podemos permitir que los venezolanos sigan muriendo de hambre, que sigan hurgando en la basura, en búsqueda de algo para comer. No podemos permitir que Nicolás Maduro, por una postura irreverente, criminal, egoísta y, violando los derechos humanos más elementales de los venezolanos, impida que se pueda enviar alimentos y medicinas al país», sentenció.