El equipo defensor del dirigente político Leopoldo López anunció su intención de presentar en Estados Unidos una demanda por difamación contra el excongresista David Rivera, acusado de asesorar legalmente a la empresa estatal Pdvsa en 2017, para favorecer intereses de la administración de Maduro.

Lea también: Carlos Prosperi rechazó la sentencia del TSJ sobre Acción Democrática

El motivo de la denuncia que harán los abogados de López será las declaraciones de Rivera donde involucra al líder del partido Voluntad Popular en un plan para «beneficiar al opresivo régimen venezolano».

Debido a ello, Leopoldo López, contará en su defensa con los abogados David Mills, David Koebel y Juan Carlos Gutiérrez, quienes serán los encargados de llevar al legislador a la justicia.

Cabe mencionar, que estos tres abogados trabajarán con López bajo la modalidad de pro bono, expresando así sus valores y confianza en la integridad moral de Leopoldo López.

Aquí el comunicado completo del equipo legal de Leopoldo López

El exlegislador por Miami, David Rivera, habría sido contratado por la administración de Nicolás Maduro a través de su empresa de consultoría de propiedad en 2017 a favor de Petróleos de Venezuela S. A. (Pdvsa). En el contrato millonario, hubo 15 millones de dólares dirigidos a Raúl Gorrín, accionista mayoritario del canal de televisión Globovisión -sancionada por el gobierno de los Estados Unidos y uno de los motivos de la salida de Directv en Venezuela-.

El pasado 13 de mayo, esta empresa recibió una demanda por un incumplimiento de contrato por 50 millones de dólares con la administración de Nicolás Maduro por parte de un tribunal de de Nueva York. En la demanda se precisa que el contrato era por tres meses con el fin de mejorar la reputación a largo plazo de la empresa petrolero ante grupos específicos de Estados Unidos, pero no se especificó las labores que había realizado, ya que solo se presentó dos de los siete reportes que se debía reportar. Sin embargo, el plan de Maduro de quedar bien con el gobierno de Donald Trump fracasó, porque este solo presionó más a Caracas con las distintas sanciones que ha emitido.

 

A través del medio del sur de la Florida, El Nuevo Herald, se pudo constatar que Rivera aseguró que el dinero recibido fue con el objetivo de financiar a la oposición venezolana y, sobre todo, a Leopoldo López -fundador de Voluntad Popular-, pero estos han desmentido todo tipo de información vinculado a este caso, a pesar que fuentes cercanas al excongresistas afirmaron que este dijo la verdad.

“La idea era ablandar al Senador Marco Rubio (un cercano amigo de Rivera) para que dejara de presionar a favor de la aplicación de más sanciones, porque él era el funcionario que más solicitaba que las aplicaran”, dijo una fuente en anonimato.

De los 50 millones que se suponía que debía recibir, solo obtuvo 15 millones, de los cuales cuatro fueron transferidos a una empresa relacionada con Gorrín y ubicada en Miami. Este último se encuentra acusado por la fiscalía de la ciudad por estar metido en un esqueña de corrupción y lavado de dinero de al menos 1.000 millones de dólares.

Información por El Nuevo Herald 

Representantes del Partido Demócrata del estado de la Florida pidieron este viernes una investigación del caso del excongresista David Rivera, quien asesoraba a la estatal venezolana Pdvsa a pesar de ser un crítico de las administraciones de Venezuela y Cuba.

Lea también: OPINIÓN | Prórroga de los estados de alarma y de excepcion prolonga la agonía de los DDHH en Venezuela, según Narváez

Como «hipócritas» calificaron estos dirigentes al Partido Republicano, en donde militaba Rivera, quien fue demandado esta semana por incumplimiento de un contrato que data del 2017 para prestar «servicios de consultoría estratégicos» a la petrolera.

El acuerdo, que se elevaba hasta los 50 millones de dólares, tenía como objetivo mejorar la reputación de la compañía entre los legisladores estadounidenses, reseñó EFE.

Frank Mora, José Javier Rodríguez y Javier Fernández, todos representantes demócratas, afirmaron que Trump y los republicanos «están jugando con el sufrimiento de la comunidad venezolana y cubana».