La cadena internacional de café Starbucks anunció que pretende cerrar 400 tiendas físicas en Estados Unidos y Canadá producto de las consecuencias generadas en la pandemia del covid-19, entre las que figura el cambio del comportamiento de los consumidores.

Lea también: #Mundo | OMS aseguró que vacuna para Covid-19 no estará lista para el 2020

La decisión de cerrar dichas cafeterías durante los próximos 18 meses responde a un plan estratégico para reforzar los servicios de pick up y delivery.

En ese sentido, la cadena proyecta habilitar 300 nuevas tiendas en Norteamérica especializadas en dichos servicios.

La idea de Starbucks es conseguir una mezcla de cafeterías y tiendas solo para la entrega de los productos, bajo un plan que venía siendo elaborado antes de la crisis por el nuevo coronavirus, según dijo un portavoz a CNN.

El presidente ejecutivo del banco Banesco, José Grasso Vecchio, aseguró este miércoles que se están evaluando opciones para llevar el sistema de atención por citas a los jubilados y pensionados a través del servicio delivery ante la pandemia del Covid-19.

No obstante, no ha informado más sobre el tema pero que esto ocurre en marco de las medidas de flexibilización de confinamiento por parte de la administración de Nicolás Maduro. Por otro lado, el directivo de Banesco explicó que las personas que necesitan resolver algún problema con el banco, deberán dirigirse a las agencias si realmente es necesario, ya que 98% de las operaciones bancarias se hacen online.

Grasso llamó a la paciencia y a la calma ante estos problemas e instó a los venezolanos a mantener el distanciamiento social cuando se dirigan a las oficinas de su banco.

Según una encuesta realizada por el Grupo Ogilvy, el servicio delivery en Venezuela ha sido de importancia en el país caribeño durante la pandemia. Asimismo, determinó que el 51 % de los ciudadanos utilizan la plataforma de WhatsApp para realizar sus pedidos.

Le puede interesar: Continúa escasez de combustible en Caracas

Asimismo, los usuarios manifestaron que los pedidos tardan en llegar a su destino al menos 20 minutos además de ser una modalidad que «llegó para quedarse en el país».

Delivery en Caracas

Delivery en Caracas

El expresidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción (Fedecámaras), Jorge Roig, explicó que el servicio de delivery y de teletrabajo llegaron para quedarse. En el caso del traslado de los productos hasta un lugar en particular, facilita las obligaciones de los venezolanos, mientras que ocurre algo similar con el empleo.

Lea también: Cámara de Comercio de Apure pidió extensión de horarios

Detalló, que dependiendo del empleo, siempre será necesario acudir a una oficina para poder desarrollarlo.

Roig, destacó que las economías se han visto gravemente afectadas por el brote de coronavirus. Sin embargo, dijo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) está en la obligación de hacer préstamos para ayudar a las naciones.

En el caso de Venezuela, existe un dilema en los poderes entre el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y la administración de Nicolás Maduro, por lo que sienten que no saben a quién dirigirse.

A su criterio, Venezuela necesita mucho apoyo internacional.

Las personas encargadas del servicio delivery de distintos sectores como la comida rápida, farmacia, alimentos y otros productos básicos protestaron el viernes con el fin de exigir mejores salarios ante la pandemia del nuevo coronavirus.

Dentro de sus exigencias también estaban mejoras higiénicas y de traslado, que fueron recibidas por el ministerio de Trabajo de ese país. «Queremos un aumento de 100% en lo que cobramos por cada viaje. Nuestros ingresos están congelados desde 2018 y ese porcentaje se acumuló de inflación hasta ahora», aseguró el representante del gremio.

Además, buscan que las medidas se extiendan a todo el territorio argentino para así enfrentar la crisis sanitaria. Pues, por cada viaje se cobra entre 0,78 dólares a 1,14, cuando el salario mínimo en ese país es de 228 dólares.

La pandemia por la enfermedad Covid-19 ha afectado todos los aspectos de las sociedades mundiales, sobretodo aquellos que requieren el recurso humano como principal motor: restaurantes, bancos y universidades, por ejemplo.

A pesar de que el sector económico mundial se ha visto afectado negativamente de una forma sin precedentes , con consecuencias a largo plazo (EEUU aseguró que la caída de su PIB está entre 20% y 30%, la peor registrada desde La Gran Depresión) tenemos ejemplos de clases a distancias en las escuelas y universidades y el surgimiento del servicio de delivery y pick-up en los restaurantes y supermercados.

Con respecto a este último aspecto, aplicaciones como Rappi o UberEats, además de los servicios propios de los establecimientos, han sido el salvavidas para usuarios en cuarentena, restaurantes y repartidores, quienes, en su mayoría, no pueden permitirse estar sin trabajo.

En el caso de Venezuela, donde tenemos un contexto dificil de base, contamos con el caso de los servicios de Pa’Hoy Caracas, BiciDelivery y Yummy (la primera app de este estilo en Venezuela), que han servido de ayuda para que las personas permanezcan en sus casas y reciban lo que necesiten sin correr algún riesgo de contagio.

Yummy App

DELIVERY

Yummy (@yummy.vzla) es la primera aplicación de delivery de comida que funciona en Venezuela, y ha contado con un crecimiento acelerado en el poco tiempo que tiene en el mercado (está disponible en la App Store y Google Play desde el 15 de abril), contando, hasta los momentos, con «40 Locales aliados y muchos exclusivos en Yummy, incluyendo: Il Grillo, El Cine, Papa Johns, SushiDelivery, BurgerShack, Manga’s Burger Co y Casa Lía» comenta Vicente Zavarce, uno de los fundadores, a VPItv.

«En estos momentos, los restaurantes necesitan una solución al delivery para concentrarse en hacer comida espectacular, que es lo que hacen mejor, y al mismo tiempo la gente no quiere escribir por Whatsapp y hacer un pedido a través de una conversación de 15 minutos sin la capacidad de saber dónde está la orden» con respecto al notable éxito de la app «La transparencia del proceso es de las mejores cosas que hemos hecho».

Con respecto a la forma de trabajo de Yummy, «cada local tiene un dispositivo electrónico con acceso a nuestro sistema. Una vez que el usuario ordena, el restaurante automáticamente puede aceptar o rechazar la orden. Al mismo tiempo, nuestros Yummers van en camino a recoger la orden mientras está en la cocina para garantizar un delivery en tiempo récord».

DELIVERY

Los encargados de hacer los deliverys son llamados «Yummers» quienes no son empleados, sino trabajadores independientes que ganan comisión por cada orden. Con respecto a la captación de los Yummers, Zavarce comenta que, por los momentos, los interesados deben envíar un DM por Whatsapp: «Tenemos una lista de espera, pero vamos asignando nuevos Yummers todos los días a medida que sube nuestra demanda».

Con respecto a la seguridad de los clientes y Yummers, Zavarce comenta que «todos los Yummers pasan verificaciones de antecedentes penales y pasan un curso de inducción para oficialmente formar parte de nuestro equipo. Adicionalmente, la bioseguridad es más importante que nunca, por lo cual les damos a todos guantes y máscaras para cada delivery».

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Yummy (@yummy.vzla) on


«El hacer el app y el negocio viene de mi experiencia previa en una de las apps con mayor market share en Estados Unidos. Esta experiencia, la pude traducir bien a Venezuela y hacerlo en mi país es muy cercano a mi corazón. Por otro lado, mi cofundador, Santiago Reggeti, tiene varios Dark Kitchens y entiende el negocio desde la perspectiva del restaurante» asegura Zavarce.

«En un futuro veo a Yummy expandiéndose a otras categorías y al resto del territorio racional rápidamente. Lo vemos no solo como viable sino como clave. Es importante democratizar el acceso de un servicio como este a todo el país. Sin embargo, para el éxito nos falta bastante, esto es solo el comienzo. Trabajaremos duro para seguir incrementando la oferta más allá de los 40 restaurantes actualmente en el app» indica Zavarce.

Pa’Hoy Caracas

DELIVERY

Pa’Hoy cumplió, este 23 de abril, un año de haberse fundado, siendo uno de los servicios de delivery con más tiempo en el mercado, idea que surgió de la necesidad de implementar este modelo de negocio en Caracas «como lo está en otros países a través de empresas con mayor alcance. En Venezuela, no contábamos con la cultura del delivery, ni grandes empresas que se dedicaran a ello, por ello vi un mercado bastante potencial para iniciar este emprendimiento» comenta Guillermo Martínez, administrador del servicio.

«Todos los comienzos son duros, y nosotros no fuimos la excepción. Comenzamos a darnos a conocer por las redes sociales a través de nuestra página en Instagram @pahoycaracas, hasta que, poco a poco, logramos el contacto con algunos locales de comida que, hoy en día, son nuestros aliados comerciales y amigos. Parte de nuestro posicionamiento en el mercado se lo debemos a nuestros aliados comerciales, que a través de sus redes nos impulsaron y dieron a conocer nuestros servicios» comenta Martínez.

«Mediante nuestro Instagram es donde captamos clientes mediante concursos, promociones e interacción, quienes proceden escribirnos por nuestro número de WhatsApp Business, donde brindamos toda la información de los menús con precios actualizados de nuestros aliados comerciales y costos de nuestros servicios. Al confirmar la orden, el cliente confirma el pago a través de los distintos métodos que manejamos, y en ese momento enviamos un despachador a realizar la compra. En 45 minutos, aproximadamente, nuestro cliente estará recibiendo su pedido en la comodidad de su casa u oficina» indica el fundador de Pa’Hoy sobre su metodología de trabajo.

DELIVERY

Con respecto a las dificultades en la cuarentena, Martínez asegura que «han sido días difíciles pero también llenos de satisfacción. El tema del combustible en nuestro país nos ha afectado bastante, sin embargo, hemos sabido sobrellevar la situación. Con respecto a las autoridades, al inicio de la cuarentena tuvimos muchos inconvenientes, hasta llegamos a perder ordenes de comida por no poder acceder a zonas que se encontraban restringidas. Hoy en día, nuestros despachadores cuentan con cartas de trabajo que les permite certificar que trabajan realizando entregas de comida apegados a lo establecido por el Ejecutivo Nacional».

«Tenemos alianzas con distintos locales y establecimientos en Caracas, entre los que destacan 36 restaurantes como Burger Shack, Il Grillo, Yakitori, Pastelería Danubio, Casa Lía, Papa John’s y Friday’s, por ejemplo. En los Altos Mirandinos también ofrecemos nuestro servicio en toda la zona de San Antonio de Los Altos, Carrizal y Los Teques a través de @Pahoylosaltos» comenta Martínez, quién asegura que «por los momentos no estamos realizando entregas de licores, ya que estamos dando prioridad a servicios de comida, artículos de farmacia y supermercado».

A la hora de captar personal para las entregas, Pa’ Hoy realiza publicidad mediate sus redes «cuando requerimos ampliar nuestro equipo de despachadores o de atención al cliente. Captamos sus CV’s y evaluamos la factibilidad para que pertenezcan a nuestro equipo de trabajo. Nuestros despachadores obtienen un porcentaje sobre los servicios que realizan semanalmente«.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Servicio Delivery Express 🛵 (@pahoycaracas) on

«La verdad, es que nosotros somos más que un servicio Delivery, asegura Martínez, «organizamos entregas sorpresas, realizamos compras en supermercados y farmacias, tenemos una modalidad denominada «Lo Que Sea», donde nuestros clientes pueden solicitar trasladar «Lo Que Sea» que podamos llevar en nuestros bolsos… Al inicio, cuando comenzamos con el emprendimiento, la competencia en Caracas era mucho menor a la de hoy, pero el mercado es bastante amplio y siempre buscamos ofrecer el mejor servicio delivery a nuestro clientes».

«El tema de la cuarentena nos ha llevado a reinventarnos, a buscar mejores estrategias para ofrecer cada día un servicio de mejor calidad y por allí, en un futuro no muy lejano, venimos con algo muy bueno que esperamos que a todos les sirva y les guste para continuar siendo el mejor servicio delivery que llegue a sus casas».

Bici Delivery CCS

delivery

Dentro de las crisis, siempre hay emprendedores que afortunadamente tienen el ímpetu y la creatividad de generar nuevos servicios. Tal es el caso de Leonardo Girón y Sabrina Pernia, fundadores de BiciDeliveryCCS, plataforma nacida en medio de la contingencia y que, según Girón, las dificultades que afrontan son , «llegar a la casa temprano, llevar mercados gigantes en bicicleta y una que otra cuesta empinada».

Como su nombre lo indica, BiciDelivery trabaja con ciclistas en toda Caracas, algo que es beneficioso debido a que «no usamos gasolina, y eso es un plus en medio de la la crisis que se vive puntualmente en Venezuela» indica Girón.

«Lo que realmente nos diferencia de las demás compañías, es que nuestro propósito de fondo es trabajar sin fines lucro. Todo el grueso del pago se lo damos a los ciclistas, ya que estamos tratando de ayudar a toda la gente que está sin ingresos y sin empleo en estos momentos» comenta Girón.

«Nacimos producto de la contingencia. Entradas las dos primeras semanas de cuarentena, decidí desconectar las baterías de los vehículos y empecé a hacer diligencias en bici. Allí fué cuando me pregunté : ¿por qué no empezar a trabajar haciendo entregas en bicicleta? Creé la cuenta en el Instagram y empezaron a llegar solicitudes de trabajo. Todo fué órgánico» recuerda uno de los fundadores de @bicideliveryccs, que hasta el momento ya cuenta con más de 1.300 seguidores en Instagram.

«Nuestra metodología de trabajo es sencilla: los clientes nos contactan por Instagram o por WhatsApp. El primer cliente que creyó en nosotros fué Farmatodo, luego nos aliamos con pedidostogo.com, Ávila Burguer, Librería la Estudiantina, Bianco.ve, y comercios independientes. La gente también ha creído en mi y en el proyecto, solicitándonos diligencias particulares. Podemos llevar de todo, el límite recomendado es de 10kg, siempre y cuando quepa en la cesta o bolso» comenta Girón.

Caracas, no es una ciudad amigable para los ciclistas, pero según Girón «hemos hecho una conexión con ciclistas extraordinarios. Algunos llegan a toda la ciudad, ya que para ellos no hay lugar imposible. Además, contamos con muchos atletas que aprovechan el salvoconducto que el delivery les proporciona para continuar con su entrenamiento durante sus entregas. Por otra parte, quienes no son ciclistas de diario, se han sumado con el propósito de hacer ingresos y este movimiento también los ha motivado, les ha cambiado la perspectiva».

«Para nosotros es una gran alegría llegar a las casas a entregar medicinas y alimentos a las personas que no tienen como transportarse, o no consiguen lo que necesitan. Nosotros buscamos los productos en dónde sea y el cliente nos paga toda la gestión bien sea por Zelle, efectivo o pago móvil. Para los entes de seguridad somos invisibles, solamente que no nos permiten ir por la autopista. Podemos decir, que las autoridades saben que estamos trabajando y nos han dejado circular» asegura Girón sobre el desempeño del servicio.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by bicideliveryccs (@bicideliveryccs) on

«La realidad es que existe auge del servicio delivery a nivel mundial, y se mantiene en aumento. Gracias a Dios, hay mucha gente apoyando el proyecto y nos gustaría que se mantenga, así pase la crisis de combustible. Nuestro servicio es ecológico, rápido y generador de empleos. Nuestra meta no es expandirnos a nivel nacional, pero si dar el ejemplo de como lo hacemos en Caracas» finaliza Girón.

El entrenador portugués del Tottenham Hotspur, José Mourinho, colabora los las comunidades más vulnerables en medio de la expansión del coronavirus Covid-19.

Lea también: Dybala dio positivo a Covid-19 por cuarta vez

«José Mourinho colabora con el delivery de productos para distribuir entre las personas más vulnerables de la comunidad», resaltó la cuenta del equipo inglés.

El dirigente ha entregado donaciones a instituciones que luchan contra la pandemia.

Caracas no es una ciudad amigable ni para ciclistas ni peatones: pocas ciclovías, muchas subidas y pavimento irregular, hace que trabajadores del delivery (necesario en medio de la pandemia) como Diana White deban usar alternativas a los vehículos de gasolina, escasa en todo el territorio nacional.

Lea también: Más del 90% de la población en Venezuela cree que continuará la extensión de cuarentena

Mediante una aplicación, Diana se conecta con farmacias que necesitan enviar medicinas o productos de higiene a quienes, por las medidas de confinamiento, no pueden salir de sus hogares, en su mayoría personas de la tercera edad.

«Esto comenzó porque tenía una amiga que me preguntó si conocía ciclistas porque necesitaban para hacer delivery, por el problema de la gasolina (…) Le dije que soy patinadora y que si era para repartir medicinas, estaba dispuesta'», comenta White.

La patinadora gana un dólar por cada entrega, pero en Venezuela ese monto es equivalente a 15 días de salario mínimo. Así como ella, otros venezolanos se han unido a estas entregas a domicilio en bicicletas para tener un ingreso extra y sostenerse económicamente durante la cuarentena.

 

View this post on Instagram

 

Caracas no es una ciudad amigable ni para ciclistas ni peatones: pocas ciclovías (deterioradas en su mayoría), muchas subidas y pavimento irregular, hace que trabajadores del delivery (necesario en medio de la pandemia) como Diana White deban usar alternativas a los vehículos de gasolina, escasa en todo el territorio nacional. Mediante una aplicación, Diana se conecta con farmacias que necesitan enviar medicinas o productos de higiene a quienes, por las medidas de confinamiento, no pueden salir de sus hogares, en su mayoría personas de la tercera edad. «Esto comenzó porque tenía una amiga que me preguntó si conocía ciclistas porque necesitaban para hacer delivery, por el problema de la gasolina (…) Le dije que soy patinadora y que si era para repartir medicinas, estaba dispuesta'», comenta White. La patinadora gana un dólar por cada entrega, pero en Venezuela ese monto es equivalente a 15 días de salario mínimo. Así como ella, otros venezolanos se han unido a estas entregas a domicilio en bicicletas para tener un ingreso extra y sostenerse económicamente durante la cuarentena. #StayHome #QuedateEnCasa Cortesía: @voanoticias

A post shared by VPItv (@vpitv) on