Coincidiendo con el 1 de mayo, Día Internacional del Trabajador, cientos de empleados de las empresas estadounidenses Amazon, Whole Foods, Target, Walmart, Fedex e Instacart protagonizaron un parón temporal en protesta por considerar insuficientes las medidas de seguridad ante la pandemia y la emergencia mundial.

Los trabajadores piden mayores medidas por parte de las empresas que representan para evitar los contagios y prevenir la COVID-19. Que se limpien a fondo las tiendas y productos, los vehículos que operan y que se cierren durante 14 días las instalaciones donde se detecten casos positivos.

Le puede interesar: Fedecámaras conmemoró Día Internacional del Trabajador

¿Empleados despedidos como represalia?

No es la primera denuncia en contra de Amazon. La compañía líder de entregas ha estado envuelto en la polémica por quejas públicas de varios de sus empleados que aseguran no se les garantiza la suficiente seguridad y salud. Asimismo, medios norteamericanos han elevado denuncias de trabajadores que aseguran haber perdido sus empleos debido a represalias de la compañía.

Esto unido al hecho de que se han producido infecciones de COVID-19 en al menos 74 almacenes y otras instalaciones de Amazon en Estados Unidos, han llevado a varios congresistas a escribir una carta a la empresa pidiendo explicaciones, y al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a ordenar la apertura de una investigación por el despido de un trabajador que organizó una protesta en un almacén de la firma.

La organización de gremios empresariales de Venezuela Fedecámaras, se hizo partícipe con este viernes 1 de mayo que se conmemora el Día Internacional del Trabajador, recordando que en el mundo se han perdido millones de plazas de trabajo debido a la pandemia del coronavirus, que también ha afectado al país.

«En medio de una crisis mundial, la peor desde la Segunda Guerra Mundial, derivada de la pandemia del coronavirus COVID-19 (…) está causando enormes perturbaciones en los mercados de trabajo y en la economía global», expresó la organización a través de un comunicado.

Alertaron que la pandemia tendrá consecuencias negativas para el futuro de la sociedad mundial, citando a cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): cerca de 400 millones de empresas enfrentarán un riesgo de cierre, mientras que los empleos en el mundo disminuirán en un orden cercano al 5%.

Lea también: Boeing no aceptará apoyo del gobierno de EEUU

También reivindicaron las labores que cumple la fuerza laboral en Venezuela en medio de la pandemia, así como lideres sindicales que luchan por mejoras a los trabajadores.

«Homenajeamos (…) a todos aquellos trabajadores que hoy en día han tenido que luchar por sus derechos en medio de la mayor crisis que ha enfrentado Venezuela y que han tenido también, ante la situación de la pandemia, poner en peligro su propia salud por salvar la vida de otros, como son los trabajadores del sector sanitario del país».

Recordaron la crisis de servicios públicos que padece el país que se ha acentuado aún más por la pandemia, por lo que millones de familias han tenido que sobrellevar la cuarentena en situaciones adversas.

«Fallas en los servicios públicos, el alto costo de la vida por la hiperinflación, la escasez de combustible, la poca disponibilidad de recursos financieros estatales y de la banca pública y privada, agravado hoy, con esta terrible enfermedad y la estrepitosa caída de los precios del petróleo», enfatizaron en Fedecámaras.

Por último, ofrecieron una serie de medidas de reajuste económico para sobrellevar lograr una dinámica de crecimiento en Venezuela, así como seguir en la lucha contra el desempleo:

  • Estudio de Afectación Económica Nacional: encuesta realizada a significativo número de empresas del país, con la finalidad de conocer el impacto de la pandemia en la empresa privada y las mejores formas de contribuir en la búsqueda de soluciones para la reactivación progresiva del aparato productivo, incluyendo una agenda social en el marco de nuestra responsabilidad social empresarial y una agenda de asistencia por parte de los organismos internacionales competentes para hacer frente a las consecuencias económicas, financieras y sociales de la crisis.
  • Formulación de un plan de reactivación y continuidad operacional para el sector empresarial: mitigar los riesgos y amenazas que hoy tenemos por delante y gestionando las oportunidades de recuperación. Explican que el objetivo de este punto es que los trabajadores tengan condiciones de bienestar, seguridad y salud, siguiendo las medidas y protocolos de distanciamiento, higiene y desinfección.
  • Que se promueva un diálogo social para el establecimiento de condiciones remunerativas apropiadas que permitan rescatar el poder adquisitivo del ingreso de los trabajadores.

Enviaron un mensaje de agradecimiento y reconocimiento a los trabajadores de todos los sectores sin distingo, tanto formal como informal, por su «mística de trabajo» en los tiempo que se encuentra Venezuela.

Fedecámaras

Este primero de mayo en el marco del Día Internacional del Trabajador, grupos anarquistas de extrema izquierda manifestaron en Francia, rompiendo vidrieras de algunos comercios y usando bombas molotovs y petardos en protesta.

La policía antidisturbios de Francia usó camiones hidrantes y gases lacrimógenos para intentar dispersar esta manifestación y disminuir los daños que estos podrían causar.

La policía había advertido el lunes de posibles enfrentamientos con estos grupos conocidos como «Bloque Negro» (Black Bloc), luego de una convocatoria vía redes sociales para convertir las manifestaciones del martes en un “Día Revolucionario”.

Las autoridades francesas dijeron que unos 1.200 manifestantes encapuchados y enmascarados vestidos de negro se reunieron al margen de la manifestación anual programada por los sindicatos para conmemorar la fecha.

El ministro del Interior, Gerard Collomb, condenó la violencia y dijo que estaban haciendo todo lo posible para arrestar a los responsables.

Los manifestantes cantaban consignas antifascistas, ondeaban banderas soviéticas y llevaban carteles con mensajes antigubernamentales mientras lanzaban petardos. Algunos habían empezado a construir barricadas.

El presidente Emmanuel Macron, elegido en mayo del año pasado con la promesa de impulsar la economía francesa y alentar el crecimiento del empleo, está enfrentado con los sindicatos por sus planes de flexibilizar las leyes laborales.

Este primero de mayo, día internacional del trabajador, el nuevo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, asistió al desfile de trabajadores acompañado de su antecesor Raul Castro, lo que fue catalogado por la comunidad internacional como un acto de «continuismo» del mandato de los Castro.

El Gobierno de Cuba se ha esmerado en destacar que la transición del 19 de abril no significa el cambio de una de las últimas economías dirigidas por el Estado y ni del sistema político de partido único, para frustración de algunos y alivio de otros.

Castro, de 86 años, se ha retirado del Gobierno pero sigue siendo el jefe del todopoderoso Partido Comunista y los oradores en la manifestación, meticulosamente orquestada, le mencionaron antes que a Díaz-Canel.

Raúl Castro acompaña al nuevo presidente cubano en el desfile del 1 de mayo como gesto continuista

«Nos asisten muchas razones y argumentos para convertir este 1 de Mayo en una nueva demostración de apoyo a nuestra revolución, al primer secretario del Partido, Raúl, a la continuidad de su dirección en el Estado y el Gobierno presidido por el compañero Díaz-Canel», ha declarado en un discurso el jefe de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Guilarte.