Mientras las protestas se desvanecen en Estados Unidos, en el Reino Unido se intensifican debido al asesinato del afroamericano George Floyd a manos de la autoridades policiales de la ciudad de Minneapolis.

Lea también: Ventas de autos en Reino Unido disminuyó 89% en mayo

En Londres, Glasgow y Manchester, los manifestantes salieron a las calles tras la prohibición de las autoridades de congregaciones de más de seis personas ante la presencia del Covid-19.

Al menos 10 policías resultaron heridos tras las violentas manifestaciones que se presentaron este domingo en el país europeo.

Además, al suroeste de Inglaterra, los enardecidos manifestantes derribaron el monumento de Bronce y a la postre lo echaron al puerto de la ciudad.

El jefe de la policía de Inglaterra, Andy Bennett, informó que 10 mil personas asistieron a la protesta. “La gran mayoría de los que vinieron fue a expresar su preocupación por la desigualdad racial y la injusticia”.

“Sin embargo, hubo un pequeño grupo de personas que claramente cometieron un acto de daño criminal al derribar una estatua cerca de Bristol Harbourside”, afirmó Bennett a los medios locales.

A pesar de que las manifestaciones en Francia están prohibidas por el Covid-19, miles de personas se congregaron este martes a las afueras del tribunal de París para protestar contra el racismo en medio de los disturbios que se han originado en Estados Unidos a causa del asesinato de George Floyd.

Lea también: Alberto Fernández aseguró que protestas en EEUU son el resultado de la “desigualdad”

La violencia no se hizo esperar en el lugar. Manifestantes y policías generaron disturbios durante la protesta que se originó en medio de la realización del #BlackOutTuesday.

Los manifestantes fueron convocados por el comité de apoyo a la familia del joven Adama Traoré, quien falleció en 2016 tras ser arrestado.

“Hoy no se trata solo del combate de la familia de Traoré, se trata del combate de todos ustedes. Hoy, cuando peleamos por George Floyd, peleamos por Adama Traoré”, indicó Assa Traoré, hermana mayor de Adama, a los medios locales.

“Lo que ocurre en Estados Unidos es lo mismo que ocurre en Francia”, resaltó una activista en medio de la violenta manifestación.

La muerte del afroamericano, George Floyd no ha dejado de causar revuelos en Estados Unidos. Durante la noche del lunes, nuevas protestas, hechos violentos y saqueos fueron registrados en diferentes ciudades americanas, hechos que fueron vistos luego de que el presidente Donald Trump prometió “poner fin a los disturbios y la anarquía”.

Te puede interesar: Futbolistas alemanes podrían ser sancionados por apoyar a George Floyd

A pesar de los toques de queda decretados en los principales centros urbanos del territorio estadounidense, los manifestantes incendiaron un centro comercial en Los Ángeles, saquearon tiendas en la ciudad de Nueva York, otros lanzaron piedras a la policía en Atlanta, Georgia, y al menos cinco agentes fueron heridos de baja en Minneapolis, Minnesota.

Por su parte, las autoridades policiales respondieron con gases lacrimógenos buscando dispersar las multitudes de personas. Sin embargo, al llegar la madrugada, la situación continuó.

Desde la Casa Blanca, Trump informó que se estarían “movilizando todos los recursos federales disponibles, civiles y militares, para detener los disturbios y el saqueo, poner fin a la destrucción y el incendio provocado, y proteger los derechos de los estadounidenses”.

De acuerdo al informe oficial, Floyd sufrió un paro cardiopulmonar mientras estaba siendo retenido por la policía, pero una segunda autopsia encargada por su familia y dada a conocer el lunes determinó que su muerte fue un homicidio por “asfixia mecánica” o fuerza física que interfirió con su suministro de oxígeno.

Por tercer día consecutivo, miles de personas se unieron a las protestas en Mineápolis, Estados Unidos, por rechazo al asesinato a manos de un policía del hombre afroamericano George Floyd, hecho que llevó a que quemaran una estación de funcionarios policiales, disturbios y saqueos.

Lea también: Protestas por la muerte de George Floyd terminó en disturbios y saqueos en EEUU

El motivo de esta manifestación se produjo cuando el fiscal del condado de Hennepin, Mike Freeman, informara que por el momento no tiene ningún tipo de intención de imputar cargos al policía que le quitó la vida a Floyd, ni mucho menos de meterlo tras las rejas.

asesinato

Foto: EFE

En el transcurso del día, los incendios y saqueos fueron incrementando en la ciudad, mientras que otros manifestantes se concentraron alrededor de la estación de Policía del Tercer Precinto de Mineápolis, convertido en un símbolo de la protesta por la muerte de Floyd.

Floyd, quien tenía 40 años, murió el lunes por la noche tras haber sido detenido por aparentemente haber falsificado un billete de $ 20 en un supermercado.

“Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor”, decía Floyd mientras un policía lo tenía acostado en el suelo con la rodilla en su cuello.

asesinato

Foto: Cortesía

Por segundo día consecutivo, la Policía de Mineápolis, en Estados Unidos, usó gases lacrimógenos para acabar con una protesta que se generó tras el asesinato de George Floyd, el hombre afroamericano que perdió la vida en manos de un funcionario policial, hecho que ha generado indignación en el mundo.

Lea también: Funcionarios policiales acabaron con la vida de un hombre afroamericano en EEUU

Al inicio, la protesta comenzó de manera pacífica, no obstante, más tarde los presentes comenzaron a lanzar piedras y botellas a las fuerzas de seguridad, por lo que estos respondieron con con gases lacrimógenos para dispersar la multitud.

Esta circunstancia llevó a que se presentaran saqueos y actos de vandalismo en parte de la ciudad. Grupos de saqueadores se presentaron en varias tiendas hasta dejarlas destrozadas.

afroamericano

Foto: Cortesía

Un portavoz de la Policía reportó un homicidio en medio de los disturbios de este miércoles en Mineápolis. Algunos informes han sido presentados, no obstante, no están confirmados, lo que indicaron es que se trata de un presunto saqueador que fue asesinado a tiros.

afroamericano

Foto: Reuters

Una estación de servicio de combustible ubicada en el municipio Guacara del estado Carabobo quedó inoperativa luego de que ciudadanos que buscaban surtir sus vehículos ahí con gasolina generarán destrozos ante lo que califican como un esquema de corrupción que funcionarios públicos y cercanos a éstos carguen de forma preferencial.

Desde el pasado domingo 17 de mayo la estación se encontraba dejando de prestar servicios con normalidad. Usuarios denunciaron que desde dicho día bajaron la cantidad de gasolina por vehículo a tan solo 10 litros cada uno.

Le puede interesar: Yon Goicoechea: Orden de captura en mi contra es parte de un show

Los manifestantes generaron destrozos a algunos de los surtidores. Se conoció que trabajadores de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) realizaron inspección en la zona para verificar el estatus. Los funcionarios dispersaron la misma efectuando disparos al aire.

En el estado Carabobo ya son 10 las protestas que se han generado para exigir el suministro de combustible desde que inició la cuarentena por la pandemia de COVID-19.

El periodista, Carlos Suniaga, informó que luego de los disturbios registrados en Upata, estado Bolívar, se dio a conocer que la muerte del joven, Charlis Antonio Núñes, de 29 años, fue causada por disparos presuntamente realizados por presuntos funcionarios policiales los cuales se encuentran a disposición del Ministerio Público.

Le puede interesar: Sin gasolina y alimentos: protestas violentas en Upata (Bolívar)

La información fue confirmada por el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera Pietri, a través de un programa radial. Asimismo, pidió a la ciudadanía a mantener la calma y en continuar en conjunto, expresó que han hecho lo necesario para que lleguen Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) a la región.

“Mi orientación es a que no caigamos a tentaciones mal sanas”, expresó Noguera.

Algunos negocios quedaron destrozados tras los disturbios que se registraron el pasado miércoles en Cumanacoa municipio Montes, en el estado Sucre. Se contabilizaron al menos 12 comercios con pérdidas totales y otros comerciantes reportaron daños leves porque pudieron cerrar a tiempo.

Lea también: Productos básicos incrementaron en Falcón ante subida del dólar paralelo

El gobernador del estado Sucre, Edwin Rojas, estuvo este miércoles en la tarde en la población, y en una cadena de radio no mencionó nada sobre la sucedido. Asimismo, solo informaron que serán distribuidas las cajas del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) a las comunidades y que realizarán nuevas jornadas de desinfección.

Sucre

Foto: Cortesía

 

Sucre

Foto: Cortesía

 

Sucre

Foto: Cortesía

Al menos 46 personas resultaron heridas durante los disturbios que se generaron este miércoles cuando se jugaba el partido de fútbol entre Barcelona y Real Madrid en el estadio Camp Nou, tras enfrentamientos entre manifestantes y la policía de Cataluña.

Lea también: Argentina protegió a Evo Morales dándole condición de refugiado

Los efectivos policiales dispararon proyectiles de “foam” mientras que radicales incendiaban contenedores, al término de una jornada de protestas que transcurrió con normalidad en horas de la tarde.

Los afectados tuvieron lesiones leves y algunos de ellos debieron ser atendidos en centros de salud cercanos al estadio, informó la agencia EFE.

El periodista venezolano y corresponsal de RCN en Colombia, Carlos Arturo Albino, informó que más de 20 personas fueron detenidas, la mayoría de nacionalidad venezolana, por generar disturbios en las protestas en ese país.

Subrayó que al momento de su detención, estos portaban objetos punzantes, tales como clavos, con los que, presumen las autoridades, causarían daños.

Lea también: Embajadora de EEUU ante la ONU visitó a migrantes venezolanos en la frontera colombiana

Albino indicó que se han registrado daños durante la jornada. Algunos manifestantes causaron destrozos en las calles y en los sistemas de transporte público, por lo cual los cuerpos de seguridad neogranadinos utilizaron gases lacrimógenos para dispersar las concentraciones. Hasta el momento no se conoce si hay personas fallecidas o heridas por estos hechos.