El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la presencia del Covid-19 en Latinoamérica tendrá un fuerte impacto en el sector laboral.

Lea también: #Mundo | ¡Adiós! Uber Eats no continuará prestando servicio en Colombia

«Se prevé que el schock de la Covid-19 tenga un amplio impacto en el empleo y borre parte de los avances sociales logrados por la región hasta 2015», dijo la FMI a través de un balance.

«Las estimaciones actuales indican pérdidas de ingreso duraderas, y se proyecta que la pobreza aumente sustancialmente en 2020», argumentó.

El sector privado en Estados Unidos registró un leve repunte durante el pasado mes de junio al contratar a 2,4 millones de nuevos trabajadores, a pesar de la crisis que atraviesa el país por la pandemia del Covid-19, según lo informó este miércoles la firma de servicios de nóminas ADP.

Lea también: #Mundo | Hong Kong realizó las primeras detenciones bajo nueva ley de seguridad

La suma se añade a los tres millones de personas que consiguieron empleo durante el mes de mayo, lo que significa que poco más de cinco millones de estadounidenses regresaron al trabajo de los más de 20 millones que perdieron su espacio laboral en abril y marzo. 

El informe presentado por la firma detalló que 937.000 personas de las contratadas forman parte de empresas menores de 50 personas. Por su parte, el sector del ocio aportó 961.000 empleos y la construcción unos 494.000 puestos.

La Abogada de Inmigración, Maria Trina Burgos, explicó este miércoles que el permiso de trabajo que los ciudadanos en Estados Unidos solicitan, es un respectivo carnet que otorga el Estado con duración de un año y para las personas asiladas en ese país,  con duración de dos años, diferente a la certificación de laboral; detallando que esta es un proceso donde el departamento encargado, corrobora que no se trata de ciudadanos americanos quienes la solicitan, sino de una persona extranjera que determinada empresa desea llevar a EE.UU.

«Son dos mecanismos diferentes que traen confusión a la hora de solicitar empleo en este país», dijo.

El brote del nuevo coronavirus, Covid-19, ha generado problemas en la economía mundial. En especial, en España, que solo en el primer trimestre del 2020 se han perdido hasta 300 mil empleos.

Le puede interesar: España registró 301 fallecidos por covid-19 en las últimas 24 horas

La medida de confinamiento de Pedro Sánchez ha hecho que sea un total de 3.313.000 personas las que se encuentren desempleadas -pues, el país europeo ya se encontraban en un paro desde 2013-.

Los sectores más afectados por esta crisis sanitaria han sido los de Agricultura, Construcción y Turismo.

El senador estadounidense, Marco Rubio, informó a través de su cuenta en twitter que el Programa de Protección de Pago de Cheques para Pequeñas Empresas ya se encuentra disponible el cual consiste en que toda empresa con al menos 500 empleados puedan aspirar a obtener el programa de préstamos de la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés).

Te puede interesar: Centros médicos temporales en EEUU atenderán casos de la Covid – 19

A través de un documento publicado por Rubio en la red social, se pudo conocer los requisitos y condiciones claves para aplicar al determinado préstamo.

El monto que cualquier pequeña empresa puede pedir es el 250 por ciento de sus gastos promedios de nómina mensuales, hasta un total de $10 millones de dólares.

El período durante el cual los gastos pueden ser perdonados se extiende desde el 15 de febrero del 2020 hasta el 30 de junio del 2020. Los prestatarios pueden seleccionar cuales 8 semanas desean contar para el período de cobertura, el cual puede comenzar tan pronto como el 15 de febrero del 2020.

El Departamento de Trabajo estadounidense, había informado que más de 6,6 millones de ciudadanos presentaron la petición de ayudas tras haber perdido su trabajo en la semana que terminó el 28 de marzo.

El dinero está destinado a ayudar a las empresas que han sufrido pérdidas masivas de ingresos debido al brote, incluidos los restaurantes en todo el país obligados a cerrar.

Los nuevos pedidos del subsidio por desempleo en Estados Unidos se dispararon en 3.3 millones en la semana finalizada el 21 de marzo, mientras más personas pierden sus trabajos en medio de la crisis causada por la pandemia del coronavirus.

Te puede interesar: Senado de EE.UU. aprobó paquete de rescate de 2.2 billones de dólares ante la pandemia

Las solicitudes semanales de subsidio por desempleo en EE.UU registraron la semana pasada el más alto incremento de toda su historia, con un aumento de más de tres millones de solicitudes respecto de la curva contabilizada en los siete días anteriores, hasta alcanzar un récord de 3,28 millones de demandantes de ayuda, de acuerdo a datos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Todos los estados han informado de un aumento de las peticiones de subsidio por desempleo en la última semana, siendo el estado de Pennsylvania quien encabeza la lista con un total de 378.908 solicitudes arriba de Ohio con 187.784 y California con 186.809.

«En la semana que finalizó el pasado 21 de marzo, el extraordinario incremento de peticiones se debió al impacto de la epidemia de Covid-19», así indicó el Departamento mediante un comunicado.

Asimismo, destacó la indidencia en sectores como la hostelería, alojamiento y servicios de comidas explicando que son los más afectados por el virus al relacionarse mucho más con cuidados sanitarios así como todas las áreas de asistencia social, artes y espectáculos, transporte y manufacturas.

El Departamento registró que hasta el 21 de marzo un fuerte avance que alcanzó 1.8 millones de beneficiarios de prestaciones por desempleo, que lo convierte en el más alto desde el 2018, lo que representa un incremento semanal de 101.000 personas.

Más de cinco mil contadores públicos del estado Aragua migraron debido a la crisis que atraviesa Venezuela, que ha disminuido las ofertas de empleo dentro del mercado laboral para estos profesionales. Así lo informó la presidenta del Colegio de Contadores Públicos de esa entidad ubicada al norte del país suramericano, Vigmary Rivas, quien agregó que el organismo que preside cuenta con una secretaría de asuntos internacionales, mediante la cual ayuda a sus agremiados para que estos se integren al aparato laboral de los países a los que emigran.

Lee también: Advirtieron que solicitud de visas a venezolanos fomenta migración irregular

 

 

 

Un grupo de trabajadores de la empresa Metalmecánica del Orinoco en el municipio Caroní en Bolívar protestaron para exigir la reactivación de esa planta, que se encarga de fabricar y ensamblar piezas que son utilizadas en grandes estructuras como ferrocarriles y puentes de todo el país.

Se trata de una empresa de capital privado, pero que tiene contratos con el Estado Venezolano.

Andrés Escalona, presidente del sindicato «Muralla Roja» apuntó que los dueños de esta fabrica se fueron del país y dejaron a los trabajadores «en vilo». Más de 150 empleados están afectados por la situación. Temen que en cualquier momento la empresa los despida o cierre sus instalaciones.

Además, dijeron que los directivos de la empresa están incurriendo en presuntas «practicas antisindicales» al no reconocer a los voceros de los trabajadores en las discusiones sobre el contrato colectivo y temas afines.

Por último señalaron que introdujeron un recurso ante el Ministerio del Trabajo, donde los dueños de la planta serán citados a comparecer para restablecer el derecho al trabajo de estos obreros.