El miembro de la alianza referendo consultivo, Enrique Ochoa Antich, se dirigió al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del régimen venezolano, para solicitar la votación nominal realizada el pasado 5 de enero para escoger la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional (AN). Agregó que no tiene ningún sentido que existan dos mayorías, por lo que resaltó que “alguna de ellas nos está mintiendo”. Considera que es justo para los venezolanos tener conocimiento de los resultados verificados.

En carta pública a Nicolás Maduro, Enrique Ochoa Antich, coordinador de «JUNTOS La Venezuela que viene» y directivo de la «Concertación por el Cambio», le dice que debe ser triste ser recordado por la posteridad como el peor presidente de toda nuestra historia. 

Hoy como país somos menos democráticos, más corruptos, más pobres, y menos productivos que antes, sentenció.

Ochoa Antich denunció en la carta en cuestión, por ejemplo, que “partido y Estado se han convertido en una sola cosa, haciendo que los Poderes Públicos pierdan de un todo su autonomía”, y acusó a Maduro de usurpar el poder con la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) “cual dictador”.

También le puede interesar: Exclusiva: CAF otorgó crédito a Maduro por silencio del Grupo de Lima

«¿Cuántos planes fallidos se han estrellado ante el rocoso muro de su incompetencia, cuántas autoridades especiales han naufragado en un turbio lodazal de sobornos y cohechos, cuántas inútiles reconversiones más se requieren antes de que usted se dé cuenta de que el problema al final son ustedes, los capitostes del chavismo-madurismo, su trasnochada e ineficiente ideología y la más colosal pérdida de confianza que los distingue? ¿Hasta cuándo, Maduro?» Así interrogó Ochoa a Maduro.

La carta a Maduro concluye apelando al augurio de san Lucas, el evangelista, quien deseo paz en la tierra a las personas de buena voluntad, por lo que considera que con algo de buena voluntad, este “2019 puede ser el año en que abramos las puertas al cambio en paz”.

 

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.

Enrique Ochoa Antich, directivo del movimiento «Juntos La Venezuela que viene» que integra la Concertación por el Cambio , aseguró que las medidas adoptadas por el gobierno son erráticas e insuficientes.

El PSUV, los prejuicios ideológicos frenan, traban e impiden las medidas urgentes necesarias que abatan la hiperinflación, dijo Ochoa.

Según su criterio, la oposición democrática debe estar siempre atenta al desarrollo de los debates en el seno del PSUV.

«En una catástrofe social como la que vivimos en la que millones de compatriotas sufren hambre y mueren por enfermedades curables, incluyendo a miles de niños, sería criminal desear que la situación empeore con la ilusión de que así será derrocado el gobierno», alertó Ochoa Antich.

Según el dirigente político, todo demócrata tiene que desear que al interior del PSUV se hagan hegemónicos aquéllos que entienden el perjuicio que causa al país tanto el autoritarismo como el estatismo populista.

«Mientras el IV Congreso del PSUV divaga sobre temas ideológicos hace tiempo zanjados por la historia, Venezuela se muere y los más pobres pagan el costo de esa inútil actitud diletante», agregó.

De acuerdo a su opinión, la pregunta que se hacen los venezolanos es si el gobierno será capaz de llevar adelante con audacia la reforma del modelo económico que la nación reclama.

Enrique Ochoa no sabe si el gobierno se dará cuenta del polvorín social sobre el cual se encuentra asentado, en un país conmovido por varias protestas diarias por salarios, salud, educación y por servicios públicos dignos.

«Quienes vivimos el 27 febrero sabemos que una chispa puede incendiar la pradera, alerta quien durante los días del llamado Caracazo fue defensor de los derechos humanos y uno de los fundadores de la actual COFAVIC .

«Que la protesta social pacífica y democrática se extienda calle por calle en toda Venezuela, expresa Ochoa Antich y subraya que es la invitación que hacen tanto Juntos como la Concertación por el Cambio», añadió.

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

Este jueves una representación del voluntariado del comando de campaña de Henri Falcón acudió hasta la sede del Ministerio Público en Caracas con el fin de entregar un documento donde solicitan indemnizar a las víctimas de la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela con la repatriación de los recursos de la corrupción.
El coordinador nacional de dicho voluntariado, Enrique Ochoa Antich, expresó que la medida podría mejorar la vida de niños que perdieron a sus padres por no tener acceso a la salud o a los medicamentos de manera oportuna.
Ochoa Antich también aprovechó la oportunidad para enviarle un mensaje a los países que participan en la Cumbre de las Américas, “hay una gran diferencia entre solidaridad e injerencia, le pedimos que no hagan injerencia en los asuntos internos de Venezuela”, al referirse a el llamado que hacen diputados de la Unidad a no reconocer las elecciones del 20 de mayo.

Venezuela- Proponen crear fondo para la indemnización de víctimas de crisis humanitaria -VPItv

Enrique Ochoa Antich, coordinador nacional del Voluntariado con Falcón, denuncia responsabilidad del Estado y personal de Maduro y sus ministros en miles de muertes en cinco años. Asimismo, propuso la creación de un fondo social para indemnizar a familiares de fallecidos a causa de falta de medicamentos y tratamiento médico adecuado.

Ochoa Antich sugirió que ese fondo se constituya con los dineros que logren repatriarse de cuentas en el exterior vinculadas con  hechos de corrupción que envuelvan a Maduro y sus ministros, ya que él los señala como los culpables directos de esas muertes.

El Voluntariado con Falcón se dirigió hoy a la Fiscalía General para entregar una correspondencia en la que solicitan se establezca la responsabilidad del Estado en miles de casos de fallecimientos de personas que durante los años del gobierno de Nicolás Maduro no pudieron adquirir los medicamentos que requerían o no recibieron el tratamiento médico adecuado. Enrique Ochoa Antich, coordinador de este movimiento, citó informaciones de organismos especializados según las cuales para las condiciones de salud crónica de alto costo hay un déficit de más del 90 % de medicamentos, lo que hace que al no poder tomar sus tratamientos, los pacientes van muriendo poco a poco, no de inmediato, generando mucho dolor no solo a los pacientes sino a los familiares.

– Maduro y sus ministros son culpables directos de estas muertes, sentencia Ochoa Antich, subrayando que cada una de ellas tiene consecuencias de daños materiales además de morales a sus familiares: el hijo que queda huérfano, por ejemplo. En el documento entregado al Ministerio Público se señala que según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el porcentaje de escasez para medicinas básicas para tratar la diabetes, la hipertensión, las infecciones respiratorias y la diarrea (que en niños es una enfermedad propia del hambre) sobrepasa el 80%.

– Según el Ministerio de Salud y organizaciones como Codevida, aproximadamente 50.000 niños menores de un año han fallecido durante el gobierno de Maduro, lo que es una cifra vergonzosa y atroz, denuncia Ochoa. Estas muertes se habrían causado debido a falta de medicamentos y tratamiento médico adecuado y oportuno.

– No sientes algo de vergüenza, Nicolás, exclamó Ochoa Antich. Acompañado de otros directivos del Voluntariado, como Christian Chirinos, Ítalo Zapata, Rafael Curvelo, Yimi Longa, y Jorge Rodríguez, el coordinador del Voluntariado con Falcón pasó a detallar la propuesta que tienen y que harán entrega al candidato y a la Comisión de Programa:

Que con los dineros que se logre repatriar de cuentas en el exterior hoy congeladas cuyos capitales son el producto de evidentes acto de corrupción cometidos en el país, se constituya un Fondo Social para indemnizar a los familiares de las víctimas.

– Nadie repara el dolor sufrido por una pérdida familiar pero se trata de un principio admitido universalmente que todo Estado que cometa daños directos a sus ciudadanos en términos de sus derechos humanos elementales, debe indemnizarlos, explicó Enrique Ochoa.