El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom, anunció este viernes que la cantidad de mascarillas y otros insumos médicos para la protección contra el coronavirus es insuficiente en todo el mundo.

Leer más: Mascarillas quirúrgicas se agotan ante el alarmante virus

“El mundo se enfrenta a una escasez crónica de equipos de protección personales”, declaró al mismo tiempo que aseguró hablar con responsables de la cadena del suministro de los materiales para trata de solventar los «obstáculos» en la producción.

A principios de esta semana China reconoció que necesitaban con estado de urgencia mascarillas protectoras para enfrentar el coronavirus que ya ha provocado la muerte de 636 personas en el país y al menos 31,161 casos de pacientes lo padecen, de acuerdo a un último balance oficial.

Coronavirus en el mundo

La OMS indicó esta semana que serán enviados productos médicos de protección a los países que lo soliciten, tales como mascarillas, guantes, ropa aislantes, aparatos respiratorios entre otros.

Un grupo de familiares de pacientes renales, todos ellos menores de edad, se encadenaron este martes a las afueras del Hospital JM de los Ríos, en San Bernardino, Caracas, para exigir la apertura de un corredor humanitario que les permita sobrevivir, ante la creciente escasez de insumos médicos y medicinas.

«De aquí no me voy a mover hasta que el Ejecutivo nacional nos dé una respuesta», dijo con la voz entrecortada Carlos Falcón, padre de una niña de 11 años que se debate entre la vida y la muerte por la falta de antirechazos.

La menor de edad rompió en llanto al ser consultada por el equipo de VPItv en Caracas. «Yo no quiero morir, ayúdennos», expresó con lágrimas en los ojos Karlibeth Falcón.

El representante de la pequeña contó que, tanto él como los familiares de otros pacientes renales, han sido amenazados por las autoridades del JM de los Ríos. «Nos dijeron que si volvíamos a las calles, nos iban a lanzar a los colectivos. Quiero que sepan que si algo me pasa, será por batallar dignamente por la vida de mi hija. Por ella voy a hacer lo que sea», sentenció.

Venezuela- Niños con problemas renales claman ayuda humanitaria -VPItv

El director ejecutivo de Médicos Unidos de Venezuela, el doctor Jaime Lorenzo, aseguró este viernes que la emergencia humanitaria en el país es cada vez más grave, y aclaró que ya no se trata solo de una crisis, pues el gobierno nacional sabe que existen tales deficiencias, pero no tiene la capacidad de solucionarlas.

«El gobierno sabe que el problema está, pero no hay vías para solucionarlo, y necesita el apoyo internacional para obtener esa respuesta necesaria», dijo en entrevista exclusiva concedida al equipo de VPItv en Caracas.

Denunció que los «hospitales, clínicas, ambulatorios y toda la red de asistencia médica está deteriorada», y explicó que no habla solo de la «estructura», sino también de «los recursos humanos, por la diáspora de todos los profesionales, no solamente de médicos».

«Los sistemas para hacer diagnósticos y tratamientos están deficientes, los servicios de radiología no están funcionando por fallas en los equipos, y los servicios en laboratorios y bancos de sangre no están procesando los estudios por falta de reactivos que son importados y no se están trayendo», detalló.

Condenó el avance indetenible de «la desnutrición y las enfermedades crónicas», sin que haya «una respuesta adecuada» por parte de las autoridades. «El Ministerio de Salud siempre ha tenido un equipo técnico que planificaba las compras y las hacía, pero no sabemos qué ocurrió que, de un momento para otros, no se hicieron las compras necesarias. Sabemos que los planes fueron realizados, pero alguien no tomó la decisión de hacer las compras, previendo la deficiencia que el país padece. Ahora estamos sufriendo las consecuencias, por no priorizar las necesidades del país», sentenció.

Venezuela- Venezuela no está en crisis, sino en emergencia humanitaria -VPItv

Al menos 300 pacientes del área oncológica del Hospital de Especialidades Pediátricas de Maracaibo, estado Zulia, han visto alterados sus tratamientos debido a la creciente escasez de insumos médicos y medicinas en esa entidad.

Portal razón un grupo de padres y representantes -algunos junto a los pequeños pacientes- cerraron este jueves el acceso a la Secretaría de Salud, para exigir el suministro de antibióticos e insumos a los respectivos centros asistenciales, con el fin de que los niños puedan recibir las quimioterapias que requieren para seguir con vida y superar la enfermedad.

En exclusiva para VPItv los padres advirtieron que, de no recibir respuestas por parte de los organismos competentes en materia de salud, obstaculizarán el tránsito de otras importantes arterias viales de la capital zuliana en los próximos días.

[adrotate banner=»19″]

La Sociedad Venezolana de Nefrología instó al presidente Nicolás Maduro, a su tren ministerial, al Ministerio Público (MP) y a las autoridades sanitarias a declarar en emergencia el Sistema Nacional de Salud, en vista de todos los problemas que atraviesa actualmente el sector y, por ende, los pacientes con problemas renales.

Lea a continuación el texto completo:

Comunicado oficial a la opinión pública:

La Sociedad Venezolana de Nefrología desde su conformación ha dirigido sus esfuerzos, como sociedad científica, a difundir desde nuestra sociedad altos estándares en la promoción, formación y adiestramiento de los médicos nefrólogos venezolanos. Asimismo ha participado en el trabajo mancomunado con otras sociedades científicas nacionales e internacionales, para impartir conocimientos que promuevan al fomento de la salud renal de los venezolanos.

Considerando que en los últimos años hemos resentido el deterioro progresivo de las instituciones de salud, con una merma constante de recursos materiales medico quirúrgicos, así como la disminución en el numero de médicos en nuestra especialidad, que arropa a pacientes que padecen situaciones complejas de salud con altos costos en la necesidad de recursos de salud, como lo es la enfermedad renal en sus distintas expresiones, o las terapias sustitutivas, como la hemodiálisis, la diálisis peritoneal y el trasplante renal.

Hemos documentado en estos últimos meses la profunda carencia de recursos para atender pacientes en las unidades de diálisis, carencia de insumos y materiales para los programas de diálisis peritoneal, que imperiosamente han evolucionado a limitar el ingreso de pacientes a esta modalidad. De igual forma se mantiene cerrado el programa de procura de órganos a nivel nacional por parte de la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células (Fundavene), y por consiguiente los programas nacionales de trasplante de cadáver, condenando a los pacientes en lista de espera por un órgano para trasplante. Mas grave aún, se han puesto en peligro los pacientes que ya se encuentran trasplantados, debido a la escasez continua y cada vez más menguada de medicamentos inmunosupresores, para evitar el rechazo de los órganos trasplantados, cuya responsabilidad recae en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), con lo cual aumenta la posibilidad de pérdida del injerto, e incluso el riesgo de muerte de nuestros pacientes.

Considerando la situación critica en otras áreas del acontecer nacional como la alimentación, seguridad, escasez generalizada de medicamentos y materiales quirúrgicos que vive la población venezolana, con una tendencia exponencial negativa en detrimento de la calidad de vida, a lo que el gobierno nacional hasta ahora ha sido incapaz de reconocer y honrar el mandamiento máximo dispuesto en nuestra Carta Magna de proveer salud, alimentación y dotación de medicamentos a la población, ocasionando en consecuencia que nuestros pacientes con Enfermedad Renal Crónica por diversas causas (diabetes, hipertensión, enfermedades inmunológicas, entre otras), los pacientes en diálisis (peritoneal y hemodiálisis), y los pacientes trasplantados actualmente resienten los embates de esta crisis.

Los nefrólogos venezolanos en todo el territorio nacional hacen un esfuerzo titánico de paliar sin recursos adecuados, esta situación que se encuentra en niveles críticos.

Por lo antes expuesto, la Sociedad Venezolana de Nefrología exhorta a las autoridades sanitarias, al Ministerio Público, a la Defensoría del Pueblo, y al presidente Nicolás Maduro junto su tren Ministerial, a fin de:

1.- Cumplir con la Constitución Nacional, que consagra en el artículo 83 el derecho a la salud como un derecho fundamental, y declara la responsabilidad del Estado de garantizarla.

2.- Ordenar la apertura inmediata del canal humanitario, para paliar la dramática situación sanitaria en la que está inmersa nuestra nación.

3.- Declarar en emergencia el Sistema Nacional de Salud, para permitir la dotación oportuna de los recursos necesarios, con el fin de brindar una adecuada atención medica en los centros dispensadores de salud públicos y privados.

4.- Recuperar y mantener los programas de salud renal, diálisis y trasplante, que garanticen la vida a los enfermos por patología renal.

5.- Programar con carácter de urgencia una reunión con la Dirección de Diálisis y Trasplante del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), Fundavene, la Directiva del IVSS, Dirección de Diálisis y Trasplante del IVSS, representantes de las asociaciones de pacientes trasplantados renales y Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV).

La Sociedad Venezolana de Nefrología ofrece su conocimiento científico y técnico para aportar el asesoramiento que sea necesario, a fin colaborar responsablemente a superar la grave situación que atraviesa el sector salud en Venezuela.

Caracas, lunes 06 de noviembre de 2017

Junta Directiva

Sociedad Venezolana de Nefrología

La Organización no Gubernamental (ONG) Incide, realizó un monitoreo entre los meses de julio y septiembre, en el cual registraron 49 protestas para reclamar alimentos en siete de los quince municipios de la entidad. Durante el mes de septiembre iniciaron manifestaciones para reclamar medicinas contra la malaria

Entre los meses de julio y septiembre de 2017, la Organización no Gubernamental (ONG) Incide, con sede en Cumaná, monitoreó la realización de, al menos, 111 protestas en nueve de los quince municipios del estado Sucre. Las manifestaciones, en su mayoría expresadas en cierre de vialidades públicas y quema de cauchos, tuvieron como motivos principales la exigencia de alimentos por parte de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), suministro de agua potable por tuberías, seguridad ciudadana, arreglo del sistema de aguas cloacales y exigencia de medicinas para combatir el paludismo.

Del total de manifestaciones, el 48% de las protestas (un total de 49) ocurrieron para reclamar el envío de bolsas con comida de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). La mayor cantidad de reclamos se realizaron en los municipios Sucre y Ribero. Las protestas para exigir agua potable por tuberías ocuparon el segundo lugar en causas de protestas, con un total de 26 (23,63%) y se focalizaron en los municipios Bolívar y Mejía, con un menor índice en Cumaná.

En el mes de septiembre, en los municipios Ribero y Mariño, iniciaron las primeras protestas para exigir medicinas que ayuden a combatir la malaria. En el poblado de Muelle de Cariaco se registraron un total de tres manifestaciones con cierre vial y dos más ocurrieron en las adyacencias del Hospital “Dr. Diego Carbonell”, en Cariaco. En el municipio Mariño ocurrió una situación similar con tres manifestaciones, una frente al Hospital “Freddy Mocary” y dos en la carretera nacional Troncal 009, todas para exigir medicamentos contra el paludismo.

Más conflictividad

Entre los meses de enero y junio de 2017, la ONG Incide registro un total de 128 protestas, en su mayoría cierres viales, de las cuales el 68% (un total de 80 en seis meses) que realizaron comunidades para reclamar al Gobierno regional y gestiones municipales el envío de bolsas Clap. En los últimos tres meses, la cantidad de manifestaciones en el estado Sucre alcanzó una cifra similar al semestre que le antecedió, lo que indica un mayor índice de conflictividad en la entidad para reclamar Derechos Humanos como acceso a los alimentos, agua potable y salud pública.

Información Prensa Incide

[adrotate banner=»19″]

El material quirúrgico desechable debe ser reutilizado en el hospital Uyapar de Puerto Ordaz, estado Bolívar, según la orden que pasaron por escrito al personal de ese centro médico.

La denuncia la realizó este sábado el diputado a la Asamblea Nacional (AN), Américo de Grazia, quien publicó la circular en su cuenta de Twitter.

«Se le participa al personal de enfermería adjunto al servicio de quirófano (…) que no se debe descartar el siguiente material médico quirúrgico: agujas raquídeas, agujas peridurales, cánulas de mayo y tubos endotraqueales, ya que los mismos se encuentran en escasez», reza la misiva, que tiene el sello del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y las firmas de la jefa de anestesiología, Evelyn González, y de la directora del hospital, Yanitza Rodríguez.

Para finalizar, la circular recuerda que a dichos materiales quirúrgicos desechables se les debe «hacer una profunda limpieza para su debida esterilización».