Luego que el gobierno de Estados Unidos clausurara, a principios de esta semana, el Consulado de China en Houston, Texas,  por ser un presunto “centro de espionaje” (según Mike Pompeo), el gigante asiático ha guardado silencio en torno a las detenciones de los tres chinos acusados de espías, pero respondió al cierre del edificio consular.

Lea también: Colombia seguirá en cuarentena por el covid-19 hasta finales de agosto

«La temeraria provocación de Estados Unidos, la confrontación y división están muy alejadas de la realidad: que los intereses de China y Estados Unidos están muy integrados», dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi a medios locales. 

La sanción de Estados Unidos llegó después de conocerse la acusación a dos ciudadanos chinos enjuiciados de piratería informática, para buscar investigaciones sobre la vacuna contra el Covid-19, y la detención de una investigadora militar que se hizo pasar como civil para conseguir la visa estadounidense y «trabajar» en una Universidad en California.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró este martes que el gobierno de Donald Trump está analizando prohibir el uso de TikTok y otras aplicaciones chinas por considerar que estos instrumentos son utilizados por China para espiar a todos sus usuarios.

Lea también: #Venezuela | Leopoldo López Gil propuso visita de la UE para verificar las violaciones de DDHH en Venezuela

«Lo estamos viendo. Hemos trabajado en este tema durante mucho tiempo. Con respecto a las aplicaciones chinas, puedo asegurarles que Estados Unidos lo hará bien (…) No quiero hablar delante del presidente, pero es algo que estamos viendo”, expresó el funcionario norteamericano durante una entrevista para la cadena Fox News.

Por su parte, TikTok anunció que seguirá los pasos de Facebook y retirará la aplicación de Hong Kong, debido a que la ByteDance, compañía matriz de esta red social, rechazara la nueva ley de seguridad que obliga a las empresas a compartir datos con el gobierno chino.

La justicia federal de Argentina detuvo a dos exfuncionarios del gobierno del expresidente Mauricio Macri, y a otras 20 personas sospechosas de supuesto espionaje ilegal a funcionarios, políticos, sindicalistas y empresarios.

Te puede interesar: Almagro rechazó expulsión de la embajadora de la UE

Entre los detenidos se encuentra la secretaria de documentación presidencial durante el gobierno de Macri, Susana Martinengo, el exjefe de contrainteligencia de la agencia federal de inteligencia, Diego Dalmau y agentes de esa entidad.

Los detenidos fueron trasladados a la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal argentina que estuvo a cargo de los allanamientos ordenados por la justicia y luego procederán a tomarles «declaraciones indagatorias».

El Juez Federal, Federico Villena, ha sido el encargado de investigar presuntas actividades de espionaje ilegal realizadas desde la agencia federal de inteligencia durante el gobierno de Mauricio Macri.

En un comunicado, el Ejercito Nacional de Colombia informó que este miércoles 10 de junio, «después de un trabajo de contrainteligencia de más de un año de seguimiento» logró aprehender a un sujeto identificado como Gerardo José Rojas Castillo, quien «ingresó al país en calidad de refugiado con la misión de desarrollar actividades de espionaje en las unidades militares en los departamentos de La Guajira y Cesar».

Lea también: Tembló en la Gran Caracas la madrugada de este jueves #11Jun

De acuerdo con la información suministrada por el organismo militar, «esta persona tenía en su poder documentos que le acreditan como militar activo en el grado de sargento segundo (…) según datos recopilados, cuenta con los cursos y capacitaciones militares de la Dirección General Contrainteligencia Militar (Dgcim), Curso Cazador, Fuerzas Especiales o Caribe, curso de Paracaidista, curso de Mando y conducción y curso de Infiltración».

Finalmente, el ejercito colombiano informó que Rojas Castillo «fingía ser el dueño de un puesto de venta de jugos frente a las instalaciones militares y, posteriormente, logró ingresar a una empresa de transportes de Valledupar como vigilante de seguridad, donde podía observar de forma permanente los movimientos externos del Cantón Militar de la Décima Brigada Blindada».

La fiscalía rusa solicitó una pena de 18 años de cárcel para el estadounidense Paul Whelan, quien es un ex infante de marina, que fue detenido en Moscú en diciembre de 2018 por estar acusado de espionaje.

Lea también: Irán condenó a un hombre a muerte acusado de espiar para la CIA

El abogado de Whelan, Vladímir Zherebénkov, manifestó que el Tribunal de Moscú hizo el requerimiento de un regimen estricto, por lo que exigen que permanezca 18 años en la cárcel.

«En la vista, el fiscal del Tribunal de Moscú solicitó una pena muy severa: 18 años en prisión de régimen estricto», dijo Zherebénkov, citó la agencia Interfax.

Asimismo, manifestó que la sentencia la darán a conocer el próximo 15 de junio.

Las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (Faes-PNB) del estado Carabobo, capturaron este martes a un sujeto identificado como Alberto Enrique Giraldo Espinoza, alias «El Colombianito», quien estaba solicitado por instigación a la rebelión y espionaje.

Lea también: Detectados 15 nuevos casos de COVID-19 en Venezuela

La captura se llevó a cabo en el sector El Camoruco de Valencia, luego luego de que el Tribunal Militar Sexto del estado Carabobo emanara una orden de aprehensión por los delitos antes mencionados. El comunicado de prensa de las Faes asegura que Giraldo esta acusado de «presuntamente liderar una red de inteligencia con la finalidad de atentar contra la estabilidad del país e infiltrar agentes en cuerpos de seguridad del estado y en empresas estatales para causar saboteó de servicios públicos a fin de causar caos y zozobra en la población, así como también pasar información de interés nacional a agencias de inteligencia del vecino país (Colombia) y Estados Unidos».

La Fiscalía colombiana interrogará al exjefe del Ejército de ese país, Nicacio Martínez Espinel, por los delitos de espionaje a periodistas, políticos y opositores al gobierno.

A pesar que la investigación está desde el mes de enero, el fiscal general de Colombia aseguró el lunes que interrogarán a Martínez por el manejo indebido de comunicaciones y de equipos receptores y transmisores.

La revista Semana reveló unos informes sobre el manejo de información de algunos batallones del Ejército colombiano con la ayuda de los Estados Unidos.

Martínez Espinel renunció a su cargo el mes de diciembre del año pasado por “razones familiares”.

El ministro de Defensa de ese país, Carlos Holmes Trujillo, aseguró en una entrevista de radio que el exjefe del Ejército iba a ser nombrado como delegado a la OTAN pero este habría ocultado la muerte de ocho menores de edad en una operación en contra de las disidencias de Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Columbia (FARC).

La trama de espionaje llevó a que se destituyeran a 11 oficiales desde que se descubrió en noviembre del año pasado.

El Gobierno de los Estados Unidos (EEUU) acusó este viernes a la empresa de tecnología china Huawei de robar secretos comerciales norteamericanos, además de mantener negocios ilegales con Corea del Norte e Irán para la vigilancia interna de la nación.

Lea también: Hombre es acusado de crear una secta en la universidad de su hija

La acusación que fue presentada el pasado miércoles en Brooklyn equivale a 16 cargos  de conspiración para robar secretos comerciales y violar la ley de organizaciones corruptas e influenciadas por el crimen organizado (RICO) contra Huawei Technologies, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo.

“Acuerdos de confidencialidad con los titulares de la propiedad intelectual (…) Huawei supuestamente lanzó una política que instituye un programa de bonificación para recompensar a los empleados que obtuviesen información confidencial de sus competidores”, expresó EEUU durante la denuncia.

El exministro Miguel Rodríguez Torres fue acusado formalmente de «espionaje y otros tres delitos» ante la justicia venezolana, según informó su equipo político.

El coordinador del Movimiento Amplio Desafío de Todos (Maddt), Walter Boza, que lidera Rodríguez Torres, informó que el exfuncionario fue imputado por espionaje, «otros delitos contra la seguridad de la Fuerza Armada Nacional, conspiración contra el motín, e instigación a la rebelión».

Boza explicó que esta información la corroboró ayer el abogado defensor, Heber Caraballo, que pudo visitar por primera vez al exministro desde que fue detenido el pasado 13 de marzo, mientras ofrecía una rueda de prensa en Caracas.

«Ayer por primera vez luego de 22 días a uno de los abogados de Miguel Rodríguez Torres le fue permitido visitarlo y tuvo una entrevista con él de aproximadamente una hora y ayer se tuvo acceso por primera vez al expediente», subrayó.

El coordinador del Maddt dijo que un equipo de abogados atenderá jurídicamente el caso de Rodríguez Torres pues, remarcó, «como sabemos esto es un juicio político».

Aseguró que las acusaciones son «absolutamente rebatibles desde el punto de vista jurídico» por lo que será fácil «demostrar que es mentira».

Boza dijo que los allegado del exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) temen por su vida e integridad física aunque hasta ahora, adelantó, está en buena forma pese a haber perdido peso desde que fue aprehendido.

 

Información de EFE.

Luisa Panagua.- Tras la visita del diputado y vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Freddy Guevara a Perú junto a Paulina Facchin y Juan Daniel Tapia, el segundo del Partido Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, informó en su programa Con el mazo dando acerca un seguimiento que se realizó contra los opositores, situación que la Cancillería de ese país rechazó de forma tajante y provocó la convocatoria al encargado de negocios venezolano para transmitirle la protesta y el malestar por la persecución efectuada en territorio peruano.

Para el ministerio de Asuntos Exteriores, este hecho al que calificó de «inaceptable en un sistema democrático», constituye una violación contra la libertad de desplazamiento.

Los venezolanos se trasladaron a la nación suramericana invitados por el Congreso los días 6 y 7 de febrero. En ese mismo viaje iría Luis Florido, presidente de la comisión de Asuntos Exteriores de la AN, sin embargo, se la impidió una prohibición de salida del país en su contra y ejecutada por funcionarios del Sistema Nacional de identificación y extranjería (Saime).

Denuncian en Fiscalía de Perú

Por su parte, Paulina  Facchin, representante de la Mesa de la Unidad (MUD), asistió a la Fiscalía peruana para denunciar formalmente el espionaje anunciado por Cabello.

Facchin, expresó que este tipo de seguimientos es común del gobierno en Venezuela, pero llama la atención como esta práctica la han exportado a otros países, en el Perú esto es un delito y tiene como sanción la cárcel.

La activista expresó: «la lucha que llevamos por Venezuela desde el Perú es una lucha democrática y legal, lo ilegal es que ellos espíen lo que hacemos y expongan públicamente información confidencial, poniendo en peligro nuestra seguridad en el país, hoy denunciamos ante la Fiscalía Pública y esperamos tener resultados positivos».

En Conferencia de Prensa desde el Congreso del Perú, los congresistas de ese país, Jorge Del Castillo (APRA) y Alberto De Belaunde (PPK), denunciaron formalmente el espionaje del Gobierno venezolano y se solidarizaron con Facchin.

Asimismo, informaron que llevaran el caso ante la Comisión de Relaciones Exteriores, a la cual pertenecen ambos y solicitarán que se investigue este tipo de acontecimientos.

Con información de nota de prensa