De acuerdo con la muestra estadística de 17 estados del país y asumiendo el valor del dólar en Bs. 211.250, el partido Primero Justicia ubicó el valor de la canasta alimentaria entre los $14 (Apure, más barata) hasta $21 (Nueva Esparta, más cara).

Lea también: Se registró incendio en sector Simón Rodríguez de Caracas

Carne de res, huevos, harina de maíz, arroz, queso blanco, pasta, aceite y pollo son los ocho productos que se consideran en la canasta alimentaria, con la del Distrito Capital ubicada en los $18,27 (unos Bs. 3.870.000).

El gasto real del gobierno central venezolano se contrajo fuertemente en junio. De acuerdo con las
estimaciones de Torino Capital, durante el mes pasado se registró una caída de 46,6% en términos anuales y de 19,1% intermensual. Esto neutraliza el alza observada en mayo, cuando los desembolsos tuvieron un
crecimiento intermensual de 50,2% previo a las elecciones presidenciales.

“El gasto real ha colapsado durante los últimos cuatro años, pues los declinantes ingresos petroleros y la
hiperinflación han erosionado la capacidad de gasto del gobierno. El gasto real de junio fue 10,6% del nivel
registrado en el mismo mes del año pasado. Durante el primer semestre del año, el gasto real cayó a una tasa
promedio interanual de 49,7% y de 86,7% con respecto a 2012”, detalla la firma.

Pese a los esfuerzos del gobierno por incrementar el gasto previo a las elecciones presidenciales, solo pudo alcanzar una fracción de sus niveles anteriores. Este patrón, indica el banco, es característico de las hiperinflaciones: el gobierno pierde capacidad de financiarse a través de la monetización del déficit, pues la demanda de dinero cae más rápido que la creación de oferta monetaria.

La aprobación de créditos adicionales – recursos extrapresupuestarios – representaron 4,7% del PIB en la
primera mitad del año, mientras que en 2017 equivalían a 2,3% y a 7,7% en 2016.

Aunque este año la proporción subió por el efecto electoral, existe una clara tendencia a la baja debido a la hiperinflación.