El expresidente de Bolivia, Evo Morales, actualmente exiliado en Argentina, se pronunció con respecto a las elecciones presidenciales que se celebran este domingo en su país, resaltando que el principal objetivo es la “recuperación de la democracia”.

Lea también: #Mundo | Comicios de Bolivia fueron inaugurados por el órgano electoral

“Desde la ciudad de Buenos Aires, estoy acompañando a nuestro pueblo por el compromiso con la patria, con nuestra democracia y por el futuro de nuestra amada Bolivia (…) Saludo el espíritu democrático y pacífico con el que se desarrolla la votación. Ante la duda sobre lo que haré, quiero decirles que mi prioridad es la recuperación de la democracia”, expresó Morales.

Bolivia fue uno de los países de Sudamérica que tuvo una crisis política a finales del 2019 y que desembocó en el exilio voluntario de su mandatario por más de 13 años, Evo Morales. Todo comenzó cuando en las elecciones del pasado octubre, Morales se declaró ganador sin necesidad de ir a una segunda vuelta, lo que generó que la oposición a su gobierno lo tildará de fraude. En VPItv hacemos un recuento de todo lo que ha sucedido durante este año y que se definirá el próximo domingo 18.

Contexto: ¿Qué pasó en el 2019?

La oposición boliviana, encabezada por Carlos Mesa, de la coalición Comunidad Ciudadana, aseguró que en esas elecciones del 20 de octubre hubo un fraude electoral, luego que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) interrumpiera de manera extraña la transmisión de los resultados y luego asegurara que Morales había ganado, indicando a su vez que no era necesaria una segunda vuelta que se podía realizar el 15 de diciembre. La ley boliviana estipula que si ninguno de los candidatos alcanza el 40%, se puede realizar otro evento electoral que defina los resultados.

Cabe destacar que las elecciones de ese 2019 eran para elegir a 36 senadores, 130 diputados, vicepresidente y presidente, donde los candidatos más reconocidos eran Mesa, Óscar Ortiz de «Bolivia Dice No», Chi Hyun Chung del Partido Demócrata Cristiano», entre otros. Mesa, al declarar fraude, le siguieron los demás generando una ola de protestas en las calles de Bolivia. Para el 23 de octubre, Evo Morales había informado sobre un golpe de Estado en su contra y dio continuidad a una segunda vuelta, pero horas más tarde, en cadena nacional, dimitió a su cargo luego de 13 años como presidente de ese país.

Lee también: #Mundo | Jorge «Tuto» Quiroga se retira de la carrera electoral en Bolivia

Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) había señalado que si existió manipulación en los resultados electorales y que hubo «parcialidad» a favor de Morales. «En los cuatro elementos revisados (tecnología, cadena de custodia, integridad de las actas y proyecciones estadísticas) se encontraron irregularidades, que varían desde muy graves hasta indicativas. Esto lleva al equipo técnico auditor a cuestionar la integridad de los resultados de la elección del 20 de octubre pasado. En el componente informático se descubrieron fallas graves de seguridad en los sistemas tanto TREP como del cómputo final. Además, se descubrió una clara manipulación del sistema TREP que afectó tanto los resultados de dicho sistema, como los del cómputo final», se leía en el comunicado. El 24 de octubre, Mesa continuó con su llamado a protestas.

A esto se le suma la contraparte por parte del Center for Economic and Policy Research, que aseguró que «el análisis estadístico de los resultados de las elecciones y las hojas de tabulación de las elecciones del 20 de octubre en Bolivia no muestra que las irregularidades o el fraude afectaron el resultado oficial, dando al Presidente Evo Morales una victoria en la primera vuelta». Pero no fue suficiente. El expresidente se fue al exilio en un periplo y llegó a México, donde fue recibido por el canciller Marcelo Ebrard. Paralelamente a esto, el Congreso de Bolivia anuló las elecciones que había convocado Morales y puso a Jeanine Áñez como presidente interina hasta que se celebren las elecciones finales.

Evo Morales llega a México / Foto: cortesía.

¿Qué ocurrió este 2020?

Áñez emitió un proyecto de ley donde llamaba a elecciones para renovar por completo el Tribunal Supremo Electoral. Todo estaba estipulado para el 3 de mayo con ocho candidaturas a la presidencia, pero la crisis sanitaria del nuevo coronavirus obstaculizó el evento e hizo quese pospusiera 14 días sin éxito. Luego lo pasaron para el 6 de septiembre, hasta que una nueva ola de protesta obligó a las autoridades a aplazarla para el 18 de octubre sin vuelta atrás.

No solamente se escogerán los cargos mencionados, sino también se renovará el Poder Legislativo. Pero uno de los partido más fuerte sería el Movimiento Al Socialismo (MAS), partido de Morales, que lo postulaban como senador por el departamento de Cochabamba, pero el TSE inhabilitó su candidatura por no tener dos años de residencia permanente en la zona y se hizo un hecho cuando el Tribunal Departamental de Justicia de La Paz lo confirmó.

Human Right Watch emitió un comunicado expresando que la administración de Áñez usaba mecanismos políticos para perseguir a Morales y todo lo relacionado a él.

Lee también: #Mundo | Presidenta interina de Bolivia se retira de la campaña electoral

Foto: El País

¿Qué ocurrirá este domingo 18 de octubre?

Se escogerán a los representantes supraestatales, diputados, senadores, vicepresidente y presidente, contando con 7.332.925 votos habilitados. Solo 301.631 serán votos provenientes del exterior. Y, para evitar equivocaciones, el Tribunal Supremo Electoral usará un nuevo sistema de difusión de resultados para dar a conocer lo sucedido y con posibilidad de definirse en segunda vuelta.

Con respecto al Poder Legislativo, el Senado cuenta con 36 escaños que se distribuyen en cuatro representantes por las nueve zonas que tiene el país y tendrán una vigencia de cinco años. Asimismo ocurrirá con la Cámara de Diputados, que tiene 130 miembros y 63 de ellos provienen de circunscripciones uninominales. Los demás son plurinominales departamentales, inscritos por los candidatos a presidente, vicepresidente y senadores.

Los resultados se darán a conocer en un plazo mayor a siete días y serán difundidos por el TSE. También, si existe la posibilidad, habrá segunda vuelta si ninguna de las fórmulas llega a más de 50%. De hacerlo, se realizará el 29 de noviembre.

Estas elecciones tendrán como observadores a la Unión Europea, la Unión Interamericana de Organismos Electorales, la Asociación de Organismos Electorales de América del Sur y la OEA. También, por la pandemia de covid-19, se implementará protocolos de bioseguridad y se agregará una hora adicional. Solo podrán votar los ciudadanos entre 18 a 50 años, para que los adultos mayores no se expongan.

Lee también: #Mundo | Gobierno (E) de Bolivia denunció a Evo Morales de estupro y trata de personas

 

Elecciones generales en Bolivia el próximo 6 de septiembre

Elecciones generales en Bolivia el próximo 18 de octubre | Foto cortesía

¿Quiénes son los aspirantes a la presidencia?

Al principio, nueve personas de distintas organizaciones políticas habían dejado en concreto sus intenciones, pero poco a poco se fueron retirando de la carrera presidencial, como Jeanine Áñez por Juntos. Actualmente, Luis Arce Catacora del MAS, Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana, Luis Fernando Camacho de Creemos, María de la Cruz Baya de Acción Democrática Nacionalista, Chi Hyun Chung de Frente Para La Victoria y Feliciano Mamani del Partido de Acción Nacional Boliviano, son los candidatos oficiales. No obstante, es entre Arce y Mesa que se disputa la presidencia.

Luis Alberto Arce Catacora: Nació el 28 de septiembre de 1963 en la ciudad de La Paz. Se graduó de contador general en el Instituto de Educación Bancaria y ha hecho varios estudios de tercer grado. Sin embargo, fue en 1987 cuando ingresa a trabajar en el Banco Central de Bolivia, donde poco a poco fue ascendiendo de cargo. También fue profesor hasta que, en el 2006, Evo Morales lo designó como ministro de Hacienda y luego como ministro de Economía y Finanzas Públicas.

En el 2016, Arce tuvo que renunciar a su cargo como ministro de Economía por la detección de un tumor en sus riñones. Tuvo que viajar a Brasil para tratarse y luego de un tiempo pudo volver a sus asignaciones. Con 57 años, se postula para la presidencia de Bolivia por el partido de Morales, el MAS.

Carlos Diego de Mesa Gisbert: Nació el 12 de agosto de 1953 en la ciudad de La Paz. Es un periodista de profesión que se ha adentrado al mundo de la historia y de la política hasta llegar a ser presidente de su país. Como comunicador ha tenido experiencia en radio, televisión y prensa, que lo ha ayudado a recibir premios internacionales y ha publicado varios libros sobre las artes de su país.

No fue hasta el 2002 que se postuló como candidato independiente a la vicepresidencia de Gonzalo Sánchez, pero varias movilizaciones generaron que Sánchez renunciara a su cargo como presidente y que Mesa fuese el mandatario constitucional a los 50 años. Pero esto solo duro dos años, ya que grupos civiles relacionados a Evo Morales protestaron hasta no dejarle más opción que renunciar a su cargo.

El próximo 18 de octubre son las elecciones en Bolivia, una de las más esperadas luego de la crisis política que mantuvo el país sudaméricano el 2019 que terminó con el exilio de su presidente, Evo Morales, y con el interinato de Jeanine Áñez.

En octubre del año pasado se celebraron las elecciones presidenciales donde Morales fue reelecto como mandatario. Sin embargo, la oposición a su gobierno aseguraron que había fraude electoral y obligó al mandatario a renunciar a su cargo. Por esto, ocurrieron varias movilizaciones que dejaron centenares heridos y muertos. Después, la Organización de Estados Americanos (OEA) emitió un informe donde precisaba que habían irregularidades y destacaban la «manipulación y parcialidad».

Morales renunció al cargo que ejerció por más de 13 años y se fue directo a otros países donde hizo un periplo hasta llegar a México, donde se encontró con el canciller de ese país, Marcelo Ebrard. Asimismo, denunció que hubo un golpe de Estado en su contra.

Al existir un vacío presidencial, y al renunciar las otras personas en seguimiento de mando, la vicepresidenta de la cámara, Jeanine Áñez, tomó el cargo generando más protestas, pero llevando a Bolivia como una transición.

El 24 de noviembre, Áñez llamó a elecciones y se iba a concretar para el 3 de mayo del 2020. No obstante, la pandemia por covid-19 lo evitó y lo pasaron para el 6 de septiembre, aunque tampoco pudo llevarse a cabo. Esto generó una nueva ola de protestas que bloquearon el paso de muchas avenidas, hasta que el ministerio de Salud informó que esto bloqueaba el paso para los pacientes de covid-19.

Luego de tanta presión de la oposición boliviana y la sociedad civil, se fijó una fecha para las elecciones que se desarrollarían el 18 de octubre, en que también se incluye la renovación del Poder Legislativo.

MAS, que es el partido de Morales, se encuentran inscritos como también el expresidente. Los opositores desestimaron esta decisión. El Tribunal Departamental de Justicia confirmó que el exmandatario estaba inhabilitado y no podrá participar en los comicios, como su partido. Human Right Watch emitió un comunicado expresando que la administración de Áñez usaba mecanismos políticos para perseguirlo.

Entonces, el próximo 18 de octubre se escogerán a los representantes supraestatales, diputados, senadores, vicepresidente y presidente, contando con 7.332.925 votos habilitados. Solo 301.631 serán votos provenientes del exterior. Y, para evitar equivocaciones, el Tribunal Supremo Electoral usará un nuevo sistema de difusión de resultados para dar a conocer lo sucedido y con posibilidad de definirse en segunda vuelta.

Estas elecciones tendrán como observadores a la Unión Europea, la Unión Interamericana de Organismos Electorales, la Asociación de Organismos Electorales de América del Sur y la OEA.

Con información de CNN en Español.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, fue oficialmente inhabilitado este lunes para ser candidato al Senado en las próximas elecciones del 28 de octubre, según confirmó un juez constitucional.

Lea también: #Mundo | Inhabilitado: Justicia de Ecuador confirmó condena contra Rafael Correa

Tras un fallo dividido la semana pasada por parte de otros dos jueces ante un recurso de amparo presentado por los abogados de Morales, la disputa fue dirimida por el juez Alfredo Jaimes Terrazas.

El exmandatario boliviano respondió durante la jornada que acatará el fallo en su contra.

Uno de los argumentos de la decisión fue que Morales no reside en Bolivia, sino en Argentina, lo que le imposibilita a presentarse como candidato a legislador.

El expresidente, que renunció en noviembre de 2019, afirmó en su recurso que su residencia temporal en Argentina era forzada y que su lugar de vida era la región cocalera del Chapare, en Cochabamba.

El gobierno encargado de Bolivia denunció al expresidente Evo Morales, por presuntamente cometer estupro y trata de personas.

Lea también: #Mundo | Bolivia registró nuevo récord de fallecidos a causa del covid-19

El viceministro de Transparencia, Guido Gustavo Melgar, mostró ante la fiscalía de La Paz los cargos en su contra.

Esto se desarrolló luego de que se conociera que el político supuestamente tuviera una relación sentimental con una menor de edad.

“La policía hizo el vaciado del celular y encontró mensajes por WhatsApp; fotos, entre esta señorita y Juan Evo Morales Ayma”, expone Melgar, reseñó La Voz de América.

Según la denuncia, la joven acompañaba a Morales a partidos de fútbol cuando era mandatario y «ella era aún menor de edad».

Esther Morales, hermana mayor del expresidente de Bolivia, Evo Morales, falleció la madrugada de este 16 de junio tras contagiarse de Covid-19.

La mujer de 70 años fue internada en un hospital en la ciudad de Oruro, al sudeste de Bolivia, mientras su familia buscaba trasladarla a otro centro médico con terapia intensiva.

A través de sus redes sociales, Evo Morales señaló que la pérdida de su hermana es parte de una supuesta «persecución política» en su contra.

Lea también: ¿Venezuela produce el mejor ron del mundo?

«Acompaño en estos momentos de profundo dolor a toda la familia Morales (…) por qué tanto odio, racismo y persecución política que me impiden ver, por última vez, a mi única hermana», dijo el líder socialista.

Esther Morales era la mayor de siete hermanos de la familia Morales Ayma (la mayoría fallecidos), por lo que el exmandatario la consideraba como su madre.

Personas leales a la filosofía del expresidente de Bolivia, Evo Morales, protestaron el pasado martes en el municipio El Alto para rechazar el aplazamiento de las elecciones y exigir su realización en el tiempo estipulado. La protesta fue convocada por los movimientos Central Obrera Boliviana y el Pacto de Unidad, vinculado con el partido de Morales, Movimiento al Socialismo (MAS).

Por otro lado, la administración de Jeanine Áñez condenó las manifestaciones como ataques biológicos de los campesinos del MAS a la población urbana. Así lo aseguró el ministro Arturo Murillo, quien señaló que se estaban buscando cinco de diez personas que eran casos sospechosos de covid-19 en la concentración.

El MAS aseveró que el gobierno de Áñez busca «criminalizar la protesta social», mientras se postergan las elecciones. Sin embargo, el Tribunal Electoral aseguró que el 18 de octubre se celebrarán los comicios y no el 6 de septiembre, como se había planificado.

La Fiscalía General de Bolivia emitió este lunes una acusación formal por presuntos delitos de terrorismo contra el expresidente de ese país, Evo Morales, quien se encuentra en Argentina tras haber renunciado al cargo a finales de 2019.

Lea también: Representantes del Colegio Electoral en EEUU estarán sujetos a “voto popular” tras resolución del Supremo

La justicia boliviana solicitó la detención preventiva del mandatario, luego de la acusación emitida por la Comisión de Fiscales Anticorrupción.

Morales es investigado por una grabación telefónica en la que instaría a bloquear ciudades durante el conflicto sociopolítico que atravesó el país entre octubre y noviembre del año pasado, tras la denuncia de fraude en las elecciones presidenciales.

Estas órdenes habrían sido dadas por Morales desde México, a donde acudió en primera instancia bajo el resguardo de Andrés Manuel López Obrador. Desde allí habría dado órdenes a dirigentes en Bolivia, según consideró la Fiscalía.

Con información de EFE

La cancillería de Bolivia acusó al expresidente Evo Morales de intentar desestabilizar el país y además bloquear la ayuda de otras naciones en la lucha contra el Covid-19, con apoyo de la administración de Nicolás Maduro.

Lea también: #Política| Cancillería británica rechazó el nombramiento del nuevo CNE de Venezuela

«El Sr. Morales con la complicidad del régimen de Nicolás Maduro ha recrudecido su campaña internacional de desinformación y de difusión de noticias falsas para tergiversar la lucha del pueblo boliviano por la recuperación de la democracia», afirmó la cancillería a través de un comunicado.

Además, señalaron que «sectores afines al Sr. Morales intentan desestabilizar al país, causar caos y profundizar la crisis sanitaria, llegando inclusive a negar la existencia misma de la enfermedad, lo cual a su vez es aprovechado por el narcotráfico y la delincuencia organizada».

El ministerio de relaciones exteriores además comentó en la misiva que «Morales y sus aliados han convocado a los extremistas resguardados en las instituciones bajo su control para agudizar ese bloqueo político y administrativo».

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia convocó elecciones generales para el próximo 6 de septiembre, tras casi un año de la renuncia de Evo Morales y el nombramiento de Jeanine Áñez como presidente interina.

El TSE la reanudación del proceso para los comicios, «respetando la preclusión de las etapas cumplidas», pues ya están cerradas las candidaturas, «y ampliando los plazos necesarios para garantizar el ejercicio de los derechos ciudadanos», en alusión a que sigue abierto el padrón de electores.

Lea también: Duplicidad en Venezuela: dos poderes, una sola realidad social

Los comicios estaban previstos para el 3 de mayo, pero habían sido aplazados sin fecha al decretarse el estado de emergencia sanitaria por la COVID-19.

Este llamado se hizo luego que el Gobierno (I) promulgara una ley que rija los comicios electorales, aprobada por el Parlamento y TSE y que esté supeditado a las debidas medidas de seguridad sanitaria en medio de la pandemia por covid-19. En la nación andina se han localizado 28.503 casos positivos.

Elecciones