Michael Flynn, exasesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, fue indultado por el presidente Donald Trump, a pesar que el militar retirado le mintió al Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) sobre sus contactos con Rusia.

Lea también: A la espera de una transición presidencial: Estos son los pasos para el traspaso de poder en EEUU

«Es mi gran honor anunciar que el general retirado Michael T. Flynn ha recibido un perdón completo (…) sé que ahora tendrán un Día de Acción de Gracias realmente fantástico», publicó Trump a través de la red social Twitter.

A principios de 2020, el mandatario ya había publicado que estaba estudiando otorgar el perdón a su antiguo asesor, sin embargo, no es hasta ahora, cuando el demócrata Joe Biden es proyectado como nuevo presidente de EEUU, cuando procedió a conceder el indulto.

Más: Trump otorgó el indulto presidencial a un… ¿pavo? (+Video)

Por otra parte, la Corte responsable del caso optó por desestimar el proceso.

El proceso judicial de Flynn inició cuando estableció contactos con fuerzas de Seguridad rusas, a finales de 2016, lo que representó una violación a las leyes al entrar en contacto con el Kremlin semanas antes de que Trump como nuevo presidente.

El director de Inteligencia del FBI, John Ratcliffe, informó este miércoles que Rusia e Irán adquirieron datos de electores registrados en los Estados Unidos y han desarrollado acciones para influir en la opinión pública, faltando semanas para las elecciones del 03 de noviembre.

Lea también: #Mundo | Expertos aseguran que elecciones en EEUU decidirán lucha contra el cambio climático

Según AFP, Irán envió correos electrónicos «diseñados para intimidar a los votantes, incitar a la agitación social y dañar al presidente Trump».

 

Los investigadores federales interceptaron una carta que contenía una sustancia letal de ricino y que iba dirigida al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Así lo aseguró The New York Times, aunque no precisaron si el sobre estaba en la sala de correos o en la residencia presidencial.

Según los funcionarios de la Casa Blanca, la carta provino de Canadá aunque no existe confirmación de eso. Actualmente, los funcionarios están averiguando sobre esto para saber quién lo envió.

El ricino es una sustancia que se produce cuando se fabrica el aceite de ricino. Sus semillas contienen una toxina que es más letal que el veneno de cobra. Años atrás, las autoridades sospechaban que Al Qaeda lo utiliza para atacar a los Estados Unidos y varias veces durante la gestión de Barack Obama se enviaron cartas con esta sustancia

El FBI informó que está investigando cientos de casos sospechosos de fraude vinculados a un popular programa de ayuda económica creado para pequeñas empresas, que luchan en medio de la pandemia del covid-19.

Lea también: #EEUU | Juicio de apelación al Chapo Guzmán tardaría cinco años, según su abogada

El subdirector adjunto de la agencia federal estadounidense, John Jiménez, indicó que casi 500 personas sospechosas de defraudar al Programa de Protección de Cheques han sido identificadas.

Por el momento, hay 57 personas acusadas de defraudar al programa, según reveló el Departamento de Justicia. Hay otros cargos en trámite, que están siendo tomados «muy en serio».

El Programa de Protección de Cheques de Pago, o PPP, fue creado en marzo por parte del Congreso con 2.2 billones de dólares en respuesta a la pandemia de coronavirus, que ayudaba a pequeñas empresas a mantener a los trabajadores en su nómina.

Sin embargo, hay muchos beneficiados con el aporte que no han cumplido con esta tarea y han intentado hacerse de 175 millones de dólares a través del programa, según reseñó la Voz de América.

Un hombre, de identificación aún desconocida, se encuentra siendo objeto de investigación por parte de agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés)​ de Estados Unidos tras haber volado, con un jetpack, sobre el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, el pasado domingo.

Los tripulantes de dos aviones que se encontraban prestando servicio comercial dieron la alerta. La cadena CNN tuvo acceso a la comunicación entre éstos y el control de tráfico aéreo.

Lea también: Trump insta a electores de Carolina del Norte a votar dos veces

«Acabamos de pasar a un tipo en un jetpack (…) por el lado izquierdo, tal vez entre 300 y 30 metros más o menos. Sobre nuestra altitud», se puede escuchar en el material.

Por su parte, la Administración Federal de Aviación alertó a las autoridades locales sobre el hecho e instó a que sea investigado.

Le puede interesar: «EEUU continúa apoyando al Gobierno interino»

La portavoz de la oficina de campo en Los Ángeles del FBI, Laura Eimiller, aseguró que están trabajando para determinar lo que ocurrió y hallar al responsable.

La Oficina Federal de Investigación (FBI) anunció este jueves que se unirá a la investigación para determinar las causas de la tragedia ocurrida en el puerto de Beirut el pasado 4 de agosto, que dejó más de 170 muertos luego de una explosión.

Lea también: #EEUU | Craig Faller: “La influencia rusa es la fuerza que ha mantenido a Maduro en el poder”

La participación de la más importante agencia investigativa de Estados Unidos se da por invitación del Líbano, que ha abierto un procedimiento local e internacional que busca conocer los detalles de lo sucedido.

El estallido de casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años almacenadas provocó grandes pérdidas materiales y humanas, entre las que se contabilizan cerca de 6.000 heridos, según DW.

Dicha tragedia ha sido el detonante de una crisis política en el Líbano, en donde los más altos funcionarios gubernamentales han renunciado a su cargo por presión social.

David Hale, subsecretario de Asuntos Políticos de la Casa Blanca, señaló esta como parte de la ayuda que ofrece Washington para lograr la «transformación» que necesita el país de Oriente Próximo.

El Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) confirmó la detención de la británica Ghislaine Maxwell, expareja de y colaboradora de Jeffrey Epstein, multimillonario estadounidense que se suicidó (según versión oficial) en su celda en agosto del año pasado, mientras esperaba el juicio por tráfico sexual de menores.

Lea también: #Espectáculo | (+Video) J Balvin estrenó el audiovisual de “Negro”

Maxwell, de 58 años, fue detenida en New Hampshire, según diversos medios de ese país, y está acusada de estar relacionada con las actividades delictivas de Epstein, específicamente como la principal conseguidora de niñas menores, aunque las autoridades no han brindado información al respecto todavía.

A pesar de la muerte de Epstein, la fiscalía del distrito sur de Nueva York continua con la investigación, dejando abierta la opción de arrestar a más colaboradores.

El director del Buró Federal de Investigaciones de EEUU (FBI, por sus siglas en inglés), Christopher Wray, reconoció la incapacidad que ha tenido la agencia para lograr conocer el origen del coronavirus.

Lea también: FBI investiga participación de venezolanos y cubanos en protestas en EEUU

«En este momento no hay nada que agregar a lo que la comunidad de inteligencia ya ha dicho públicamente sobre esto», dijo Wray a Fox News.

A su vez, resaltó que la información que existe hasta la fecha es «insuficiente» para dar con el origen de la enfermedad que emanó en Wuhan, China, desde diciembre del año 2019.

Aprovechó para informar que el FBI tiene más de 2.000 investigaciones en proceso, por lo que se ha visto involucrada China. En este sentido, explicó que han avanzado 1.300 % en términos de estudios por espionaje económico.

El FBI informó sobre la captura de un grupo de personas provenientes de Cuba, Venezuela, Honduras y Haití, en Miami y otras ciudades de Estados Unidos que presuntamente recibieron dinero para realizar acciones vandálicas en las protestas que se han registrado por más de ocho días tras la muerte del afroamericano George Floyd.

Lea también: Casinos de Las Vegas reabren tras meses cerrados por la pandemia

“Definitivamente hay individuos asociados con Venezuela que pagaron viajes a personas a varias ciudades de Estados Unidos para promover el caos”, expresó uno de los investigadores estadounidenses al portal Primer Informe.

La investigación se encuentra a cargo de la Fiscalía de Miami, la cual está realizando el proceso pertinente para determinar si los encargados de realizar los pagos para estos disturbios están ligados con funcionarios venezolanos y cubanos.

El Comisionado de Miami-Dade, Joe Martínez, destacó durante una rueda de prensa que «muchas de las personas que participaron en las protestas en la ciudad se sentían heridos, pero cuando empiezas a quemar a romper propiedades, a tirarle piedras a los policías, es un crimen».

La subdirectora del FBI, Tonya Ugoretz, indicó que su departamento había visto recientemente a hackers respaldados por el Estado «hurgando» en una serie de instituciones de investigación y atención médica.

Te puede interesar: Fundación Gates donará $ 150 millones para la lucha contra el coronavirus

Asimismo, una funcionaria de alto rango de seguridad cibernética del FBI, aseguró el jueves que «piratas informáticos de gobiernos extranjeros» han irrumpido en empresas que realizan investigaciones sobre tratamientos para combatir el Covid-19.

En un panel de discusión en línea organizado por el Instituto Aspen, la subdirectora Ugoretz, aseguró que su departamento había visto recientemente a hackers respaldados por el Estado hurgando en una serie de instituciones de investigación y atención médica.

«Ciertamente hemos visto actividad de reconocimiento y algunas intrusiones en algunas de esas instituciones, especialmente aquellas que se han identificado públicamente como trabajando en investigaciones relacionadas con COVID-19», dijo.

Por otra parte, el director del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad, Bill Evanina, expresó que es momento de proteger la importante inviestigación que realizan.

«Las organizaciones de investigación médica y aquellos que trabajan para ellas deben estar atentas contra los actores de amenazas que buscan robar propiedad intelectual u otros datos confidenciales relacionados con la respuesta de Estados Unidos a la pandemia de COVID-19, ahora es el momento de proteger la investigación crítica que está realizando», dijo.