Los restos de Corina Vargas, una mujer tachirense de 29 años que emigró hace dos años a México y que estaba desaparecida desde el pasado miércoles 26 de mayo, fueron encontrados por la policía de ese país en dos bolsas negras en Cancún.

Lea también: 25 ciudades de EEUU decretaron toque de queda por disturbios

Vargas era jugadora de rugby, practicaba boxeo y fue pesista de potencia en el estado Táchira. En México se dedicaba a conducir un vehículo para la compañía Uber.

mujer

mujer

De acuerdo con la información publicada por el periodista Román Camacho, el cadáver de Keiderly Morán, mujer de 29 años desaparecida desde el pasado miércoles 20 de mayo, fue encontrado enterrado en una arenera detrás de su casa por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en el sector Tacagua Vieja, parroquia Sucre, municipio Libertador de Caracas.

Lea también: Dos heridos en protesta por falta de combustible en Sucre

Tras investigaciones del Cicpc, se demostró que la versión de desaparición, brindada por el esposo, David Burguillos, era falsa, ya que confesó haberla asfixiado y enterrado. Burguillos, se encuentra detenido.

La víctima, quién estudiaba en la Universidad Marítima del Caribe, deja a un niño de 4 años. El cuerpo fue trasladado hasta la Sede Nacional de Medicatura y Ciencias Forenses, en Bello Monte, donde será entregado a sus familiares.

La madrugada de este lunes, fue hallado un cuerpo sin vida de una mujer de 56 años en España, tras haber caído de un tercer piso por la ventana de su vivienda. Autoridades policiales detuvieron a su pareja luego de haber sido considerado como presunto autor de un femicidio.

Lea también: Casos de femicidio han tomado la pauta en Venezuela

Según lo investigado, el hombre no presenta antecedentes previos por maltratos. Vecinos de la pareja comentaron que entre ambos las peleas eran constantes y antes del acontecimiento se les escuchó discutir.

De confirmarse que el hombre fue quien lanzó a la mujer por la ventana de la vivienda, el hecho pasaría a ser el tercer femicidio desde que decretaron el estado de alarma en España.

Como Brian Anthony Boscán González de 20 años, quedó identificado el autor material del femicidio de una niña de 10 años, cuyo cadáver fue encontrado el domingo 5 de abril en una zona boscosa de San Félix, estado Bolívar. Familiares de la menor la habían reportado como desaparecida un par de días antes del hallazgo.

Lea también: Alcalde de El Hatillo reportó cuatro casos sospechosos de covid-19

Según la versión oficial, Boscán es vecino de la niña y cuando la vio en la puerta de su casa, la llamó. Le dijo que tenía dinero para que ella comprara golosinas, y la invitó a pasar. El detenido comenzó a tocar sus partes íntimas y ella se resistió. Él sacó un cuchillo, la apuñaló en el cuello y la niña murió instantáneamente, reveló el informe del Cicpc.

Una vez cometido el crimen, llamó a su pareja y a sus padres, para que les dijeran qué hacer. Ellos le dijeron que debía deshacerse del cuerpo y, para eso, lo ayudaron a limpiar el lugar y a ocultar el cuerpo de la pequeña en una enmontada zona del Barrio El Centro. La policía científica los identificó como Yaminel Yailin López Luces de 20 años, Rosa Joice González de 54 y Atilio Ramón Boscán Guevara de 52.

El informe policial detalló que Boscán incluso ayudó a los padres de la niña a buscarla y los llevó al sitio donde un par de días antes la había dejado tras asesinarla, para simular que estaba colaborando con el caso y así no parecer sospechoso.

Pero el examen forense al cuerpo de la menor fue clave, porque se encontraron evidencias que lo incriminaron directamente. También en otros análisis que le practicaron al autor del crimen se encontraron rastros de ADN de la pequeña en algunos rasguños y mordiscos que le hizo, mientras trató de defenderse. Luego, en su testimonio, él mismo reveló que familiares lo ayudaron a limpiar la escena y esconder el cuerpo.

El hombre, sus padres y su novia quedaron a cargo de la fiscalía décima del Ministerio Público, quien se encargará del proceso judicial correspondiente.

Según contabilizó el Parlamento venezolano, 140 mujeres murieron por feminicidio en Venezuela en el año 2019. En apenas nueve días del 2020, la cifra de casos similares ya alcanzan a ocho ciudadanas que han perdido la vida en manos de hombres en el territorio nacional.

El registro de la Subcomisión de Mujer e Igualdad de Género de la Asamblea Nacional aseguró que, hasta la fecha, el promedio de asesinato de mujeres “por razones de género” es de uno diario, por lo que han pedido unificar esfuerzos con el fin de erradicar este tipo de violencia.

¿Quiénes son las víctimas de feminicidio en el comienzo del 2020?

Estas son las mujeres que fueron asesinadas en lo que va del año 2020 | Infografía: VPItv.com

1 de enero: Milagros Castillo, 35 años

Apenas inició el nuevo año, un caso violento contra una mujer fue reseñado por la prensa nacional y los cuerpos de seguridad. Se trató de la muerte de Milagros Castillo, de 35 años, quien era ama de casa y dejó huérfano a un  menor de edad.

El asesinato de Castillo ocurrió en la Colonia Tovar, en el estado Aragua, cuando se retiró de una fiesta acompañada de su pareja sentimental. Posterior a esto, fue hallada sin signos vitales producto de haber recibido varias puñaladas.

El responsable fue identificado como José Javier y fue detenido por las autoridades, acusado por de ser el autor material de este hecho.

1 de enero: Luisanny Hernández, 18 años

La joven Luisanny Stephany Hernández fue asesinada el mismo día que Milagros Castillo. Al igual que la anterior, el responsable del crimen también fue identificado como la pareja sentimental de la víctima.

Ocurrió en el barrio 5 de julio en Petare, al este de Caracas, luego de las fiestas de Año Nuevo. Según fuentes policiales, Dionisio José Mendoza golpeó y ahorcó a Hernández, quien fue hallada sin vida en el baño de la casa de su abuela.

Horas más tarde de ese día miércoles, el cadáver de Mendoza fue encontrado colgando de un árbol en el Parque Los Chorros.

1 de enero: Elba Tambo, 40 años

Pedro Rafael Álvarez Medina asesinó por celos a su concubina, Elba María Tambo, el pasado 1 de enero en la localidad de La Rinconada de La Cruz de Tártara, del municipio Sucre en Falcón.

Según los reportes policiales, Tambo recibió disparos en su mano derecha y en su hombro estando en su propia casa. El agresor fue detenido e intentó suicidarse antes de ingresar a la cárcel.

5 de enero: Migdalia Silva, 37 años

En el municipio Morán del estado Lara fue atacada Migdalia Margarita Silva, quien tenía 37 años, y fue apuñalada por su exesposo, Omar José Garcés García, de 42 años.

De acuerdo a la información publicada por los medios de comunicación, Garcés García visitó la casa de su expareja en la parroquia Guárico y allí le propinó varias cuchilladas. Fue detenido un día más tarde en el caserío Santa Martha de Villanueva.

6 de enero: Yunaimer Prieto, 35 años

De tres disparos en la espalda y uno en la cabeza fue asesinada Yunaimer Ginez Prieto en el sector San Pedro de El Ingenio, en Guatire, por parte de un funcionario de Polisalias con el que compartió sentimentalmente durante más de un año.

El hecho ocurrió luego de la ruptura de la pareja por celos, acosos y agresiones verbales como físicas. No solo contra ella, sino con sus dos hijos también.

Eddie Castillo Araujo, de 32 años, fue el acusado por dicha muerte.

6 de enero: Yuliana Leota Borges, 26 años

Tras una discusión en el sector La Aduana, en el municipio Carlos Arvelo del estado Carabobo, Xavier Alí Hernández Rico, de 21 años, le quitó la vida a una mujer identificada como Yuliana Beatriz Leota Borges, de 26 años.

Según información suministrada por el Cuerpo de Investigación Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), la pareja había tenido discrepancias en distintas oportunidades y Hernández decidió dispararle con una pistola calibre 9mm. Al verla herida, intentó trasladarla a un hospital y allí se produjo su detención.

6 de enero: Anubis Contreras, 9 años

El caso de Anubis Manantial Contreras causó conmoción en el estado Mérida, región andina de Venezuela, ya que la niña tenía apenas nueve años. Su asesinato se produjo durante el Día de Reyes y, según fuentes policiales, fue abusada sexualmente y atacada con una tijera.

Otro joven menor de edad no identificado fue el responsable de invitarla a pasar a su casa en el barrio Pueblo Nuevo en la capital merideña. Luego de convencerla, estuvo desaparecida durante días hasta que una comisión del Cicpc lo capturó y logró que confesara el crimen.

7 de enero: Geraldine Quintero, 16 años

Otro suceso sacudió el estado Mérida cuando autoridades encontraron el cuerpo de una joven estudiante del quinto año de bachillerato, identificada como Geraldine Quintero, carbonizado en una maleta el pasado miércoles, tras su desaparición denunciada por los familiares el día 6 de enero.

Al igual que Contreras, esta venezolana de 16 años había sido vista por última vez durante el Día de Reyes en el terminal de pasajeros de la ciudad. Sus victimarios la asesinaron y después quemaron su cuerpo en la vegetación del sector Salado Alto.

Este fue el caso más reciente de feminicidio registrado en el país y el segundo reportado en la región andina en menos de 24 horas.

“Dilo aquí”, el centro de denuncias ante casos de feminicidio

Ante la creciente cantidad de hechos violentos contra mujeres en Venezuela, la diputada Manuela Bolívar informó que existe un centro de denuncias llamado “Dilo Aquí” en el que se reciben informaciones acerca de este tipo de acontecimientos.

La Asamblea Nacional, junto a la organización Transparencia Venezuela, pone a disposición el correo [email protected] y el número de teléfono 0412-3122629 para tratar de evitar que más venezolanas sigan perdiendo la vida de forma violenta.