La Comisión Electoral de Guyana (Gecom) declaró este domingo a Irfaan Ali como nuevo mandatario nacional, poniendo fin a un engorroso proceso de recuento de votos tras unas polémicas elecciones realizadas el pasado 2 de marzo.

Lea también: #Covid19 | Venezuela supera los 20.000 contagios y Maduro anuncia regreso del 7+7

Seis meses después de los comicios, el responsable de elecciones en Guyana, Keith Lowenfield, publicó un informe del recuento de sufragios que dieron como ganador al candidato opositor de 40 años, representado por el Partido Progresista del Pueblo (PPP).

Ali obtuvo 233.336 votos, mientras que el presidente saliente David Granger recibió el apoyo de 217.920 electores, para dar por terminada una gestión de cinco años.

Lowenfield opinó que no cree que el resultado refleje la voluntad de la ciudadanía guyanesa, pues en el proceso se produjeron “anomalías” durante el recuento al incluirse votos que considera fraudulentos, según reseñó la agencia EFE.

La Comisión Mixta de la Asamblea Nacional para la defensa de la soberanía venezolana sobre territorio Esequibo y la fachada Atlántica, aseguró mediante un comunicado, que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) “carece de jurisdicción para conocer la demanda intentada unilateralmente por la República Cooperativa de Guyana en 29 de marzo de 2018”.

Lea también: #Política| Suspensión de vuelos retrasa la expulsión de embajadora de la UE en Venezuela

La Comisión indicó en el texto que “la República Cooperativa de Guyana ha tratado de hacerle ver a los Magistrados de la CIJ, en una suerte de actitud de victimización que la República Bolivariana de Venezuela trata de afectar su existencia e intereses nacionales mediante una actitud abiertamente expansionista y así hacerse del Territorio Esequibo que equivale a las 2/3 partes de ese país”, justificándose con un memorando del Canciller del régimen de Maduro, Jorge Arreaza en el 2018.

“El Estado venezolano históricamente ha considerado, desde el momento mismo de su sentencia,
el Laudo Arbitral de París de 1899 como nulo e írrito, por lo cual legítimamente está defendiendo su soberanía sobre el Territorio Esequibo y su Fachada Atlántica del despojo imperial sufrido, y no trata de aplicar un proyecto expansionista, tal y como lo indica la República Cooperativa de Guyana”, explica el comunicado.

Este comunicado surge como respuesta a la audiencia oral de la CIJ, llevada a cabo este martes 30 de junio, donde se determinaría si el organismo tendría jurisdicción para conocer el la demanda relacionada con la disputa del territorio Esequibo.

La administración de Nicolás Maduro expresó que no reconoce la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso de disputa por el territorio Esequibo entre Venezuela y Guyana.

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la administración socialista, explicó que la CIJ no tiene competencia para reconocer la solicitud que realizó el gobierno de Guyana sobre el Esequibo. “Los mecanismos de negociación política deben darse de mutuo acuerdo y de manera progresiva”, sentenció.

Lea también: Duplicidad en Venezuela: dos poderes, una sola realidad social

Recalcó que las autoridades de Guyana nunca se han reunido con las venezolanas luego de culminado el Protocolo de Puerto España. “Venezuela ha enviado 21 propuestas para la negociación, para que cumplamos con el acuerdo de Ginebra y nada nos sacará de ese camino”, indicó.

Rodríguez advirtió que las autoridades del país ubicado en la costa del Atlántico Norte buscan “dejar morir el tiempo” para no concertar un acuerdo con Venezuela. “Cualquier decisión debe hacerse entre ambas partes, es lo que está en el Acuerdo de Ginebra de 1966”, expresó.

Le puede interesar: Día del Periodista en Venezuela

El 22 de diciembre de 2018, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, envió una carta sobre actividades ilegales de la República Cooperativa de Guyana en la proyección marítima del territorio Esequibo. Este martes, después de todos estos procesos la CIJ decidió estudiar la demanda interpuesta por la República Cooperativa de Guyana el 29 de marzo de 2018

Maduro

Por: Leonaibet Díaz – Caracas

La disputa por el Esequibo continúa luego de que Guyana interpusiera una demanda en el 2018 contra Venezuela para resolver la controversia entre ambos países. Ahora, este martes 30 de junio la Corte Internacional de Justicia realizará una audiencia para que la parte demandante presente sus argumentos, con el objetivo de definir el camino de esta lucha.

Recomendado: ¿Qué pasará con la disputa entre Venezuela y Guyana por el Esequibo?

A propósito, este lunes se llevó a cabo un encuentro de la coyuntura de la Comisión Mixta del Esequibo, encabezada por el diputado Williams Dávila, otros parlamentarios, representantes diplomáticos e internacionalistas para debatir sobre la reclamación del territorio.

Para Dávila, la Fuerza Armada venezolana no tendrá “palabras” para defender al país. A su juicio, la institución castrense ha sido cómplice para llegar a un punto al que “no se debió llegar”.

“Ustedes dicen que el sol sale por el Esequibo, ¿que van a decir? No supieron defender el pensamiento de Simón Bolívar (…) No se sigan haciendo cómplices de estos actos de traición a la patria”, dijo Dávila.

Para la Comisión, la demanda interpuesta por Guayana ante la CIJ es inadmisible y objetan que la interpretación del Acuerdo de Ginebra debe ser en su forma más amplia.

“No los desconocemos (en referencia a la Corte Internacional de Justicia), lo que no aceptamos es que la jurisdicción de la Corte se basa en el consentimiento expreso únicamente del Estado“, expresó el embajador Victor Rodríguez Cedeño.

Los representantes indicaron que Guyana “aprovechó” la declaración para introducir la demanda unilateralmente y ademas incluir cosas que “no estarían dentro” del pacto de negociación firmado en 1966.

La Corte Internacional de Justicia realizará una audiencia virtual el 30 de junio para escuchar el reclamo de Guyana sobre el territorio Esequibo. Foto: Archivo

El diputado a la Asamblea Nacional y miembro de la Comisión en Defensa del Esequibo, Williams Davila, explicó en Al Día con Sergio que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) no tiene jurisdicción en la pugna por el territorio entre Venezuela y Guyana.

“La Corte Internacional de Justicia no tiene jurisdicción para el caso venezolano, eso ha sido doctrina venezolana (…) ¿Por qué llegamos a la Corte? Por omisiones y negligencia del régimen de Maduro”, detalló en Al Día con Sergio.

Lea también: Se cumple un año del asesinato del capitán Rafael Acosta Arévalo

Añadió que la política del chavismo siempre ha sido de dejar a un lado el reclamo con Guyana para ganar favores en la Comunidad del Caribe (Caricom) y por recomendaciones del fallecido dictador cubano, Fidel Castro.

Explicó que la Comisión del Parlamento que preside tiene más de un año en la disputa y que cuentan con un grupo de expertos del Derecho Internacional. Narró que los diputados tuvieron un encuentro con efectivos de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN) en una oportunidad que viajaron al Esequibo.

Entrevista completa:

Dávila

Venezuela enfrenta desde el próximo martes 30 de junio una desfavorable posibilidad en cuanto a la disputa sobre el territorio del Esequibo, cuando la Corte Internacional de Justicia (CIJ) realice una audiencia para analizar la demanda de Guyana, que exige que se valide la legalidad del Laudo Arbitral de París de 1899.

Lea también: #Mundo| Venezuela no participará en la audiencia de la CIJ sobre el Esequibo

Luego de más de 50 años de negociaciones fijadas en el Acuerdo de Ginebra para dirimir las diferencias sobre la región guayanesa, Venezuela y su país vecino no lograron ningún pacto y ahora la responsabilidad recae sobre la jurisdicción de la CIJ.

La petición guyanesa es que se reconozca definitivamente que la “zona en reclamación” les pertenece, tal como se sentenció el 3 de octubre de 1899, en una disputa que por ese entonces enfrentó a Estados Unidos y el Reino Unido, como representantes de las partes involucradas.

A juicio de diversos analistas, la audiencia que realizará la Corte no será beneficiosa para Venezuela. No solo por la exigencia de su contraparte, sino por la postura que ha decidido asumir la administración de Nicolás Maduro para defender el caso.

Un lugar vacío

La Corte Internacional de Justicia realizará una audiencia virtual el 30 de junio para escuchar el reclamo de Guyana sobre el territorio Esequibo. Foto: Archivob

Luego de postergar todas sus audiencias debido a la pandemia del covid-19, el pasado 29 de mayo de 2020 la Corte Internacional de Justicia anunció que la misma entre Guyana y Venezuela se realizaría el 30 de junio siguiente, como la única excepción en medio de otras disputas.

Las controversias entre Guatemala y Belice, Gambia y Myanmar y Kenia y Somalia, que también recaen sobre la Corte y posiblemente con mayor urgencia, se mantuvieron suspendidas, lo que generó la molestia de la representación venezolana.

El pasado 20 de junio, la Cancillería dirigida por Jorge Arreaza a nombre de Maduro respondió que Venezuela no acudiría al evento que se dará por videoconferencia desde La Haya, debido a que no está dispuesta a escuchar ninguna opción que intente validar el Laudo de 1899.

Además, el vocero de Exteriores afirmó que la forma, el tiempo y la instancia con que se realizará la audiencia “no se corresponde con una práctica aplicable con carácter general”.

“La acción unilateral de Guyana carece manifiestamente de fundamento legal para sostener la jurisdicción de la Corte, por lo que Venezuela decidió, en el ejercicio de su soberanía, no comparecer ante la Corte para dicho procedimiento”, señaló la Cancillería.

Pese a la queja, La Haya ratificó la realización del proceso, con la única presencia de la delegación guyanesa.

A consideración de distintos profesionales de la materia, la decisión venezolana de no asistir al evento representa una estrategia equivocada que da aún más ventaja a Guyana.

El territorio Esequibo en reclamación entre Guyana y Venezuela posee 159.500 km. Foto: Archivo

Así lo aseguró a VOA el profesor de estudios internacionales, Carlos Luna, quien opinó que Venezuela debería participar al menos para hacer su “descargo de argumentos”, con el fin de que la CIJ entienda su rechazo y que Guyana no se enfrente a un lugar vacío.

Con esa mirada coincide el experto Emilio Figueredo, quien calificó como un “error” la ausencia de la parte venezolana.

“Es un error no estar presente. La CIJ es árbitra de su propia competencia y si tú no argumentas, basta que argumente el otro, por lo que dejas un vacío que es contraproducente“, indicó el abogado e internacionalista Figueredo en entrevista exclusiva para VPItv.

El analista, quien fuera designado en 1987 como embajador especial de Venezuela ante las Naciones Unidas para la aplicación del Acuerdo de Ginebra, conoce a profundidad los detalles del enfrentamiento y entiende que, a estas alturas, el reclamo nacional tiene pocas opciones.

“El caso para Venezuela es complicado porque hemos hecho muchas acciones violatorias para lo que pudiera ser el mecanismo que pruebe la nulidad del Laudo”, comentó.

El Laudo de París fue señalado en 1962 como “nulo e írrito” por parte de la ONU tras un reclamo de los intereses venezolanos. En ese momento, el organismo multilateral accedió a ese calificativo porque encontró documentos que comprometieron la legalidad del fallo, así como vicios de nulidad en la decisión.

Desde entonces, el conflicto pasó a un mecanismo de conversaciones entre ambos países para lograr un “acuerdo práctico” que diera por terminada la discusión por los 159.500 km².

Por muchos años, el diálogo bilateral se dio bajo la mirada de Naciones Unidas con el método de los Buenos Oficios, promovido por Figueredo tras ser designado en el cargo por el Gobierno de Jaime Lusinchi.

Los errores

Los errores de Venezuela en su intención por reclamar el Esequibo han sido “innumerables”, dijo el exembajador Emilio Figueredo

“Los errores en la disputa han sido muchísimos”, contó el diplomático, que enumeró los que considera más contraproducentes en la reclamación.

-No negar la validez del Laudo sino hasta la década del ’60 del siglo XX, dejando más de 50 años el control total para los guyaneses

-Bajo la administración de Juan Vicente Gómez, se procedió a una demarcación del mapa de Venezuela que favorecía la postura del Laudo

-Marcos Pérez Jiménez, durante su mandato en la década del ’50, abrió un viceconsulado de Venezuela en territorio Esequibo

-El expresidente Hugo Chávez Frías descalificó el Acuerdo de Ginebra y eliminó el patrullaje marítimo en la zona

Emilio Figueredo dijo que las estrategias fallidas han sido “innumerables”, pero además explicó que en la actualidad Venezuela tiene aliados cercanos que no favorecen su reclamación por el territorio.

Cuba siempre ha sido aliada de Guyana contra Venezuela“, recordó el experto, quien lamentó que si la CIJ fallara a favor de la contraparte, no habría “nada que hacer”.

“Si la CIJ reconoce que el Laudo de 1899 es válido, podemos ir, como decimos los venezolanos, a llorar al valle”, afirmó con tristeza el editor del portal Analítica, pues reconoce que este es un tema sensible para muchos ciudadanos.

“Si se pierde el reclamo, habrá un único culpable”

Armando Armas, presidente de la comisión permanente de política exterior del Parlamento, responsabiliza al chavismo por la situación del Esequibo

El diputado y presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integridad de la Asamblea Nacional, Armando Armas, respondió a VPItv acerca del asunto y coincidió en que Cuba ha tenido un papel perjudicial en el reclamo venezolano.

“Desde muchos años atrás, en la Cancillería que manejaba Nicolás Maduro en los tiempos de Hugo Chávez, se desmanteló y se abandonó el reclamo histórico que Venezuela ha tenido por la zona con Guyana. Ellos mismos, a propósito, desmantelaron eso por tutelaje de Cuba“, aseguró el parlamentario.

Armas explicó que el régimen cubano y Guyana sostienen vínculos históricos, por lo que está convencido de que desde La Habana hubo “injerencia” para favorecer a su aliado.

A juicio del diputado por el estado Anzoátegui, la Cancillería venezolana no ha hecho todos los esfuerzos necesarios para hacer valer su postura, sino que más bien se ha debilitado.

“Nosotros entendemos que si se pierde en la CIJ el reclamo histórico que tenemos habrá un único culpable y es el régimen encabezado por Nicolás Maduro, tutelado desde La Habana”, sentenció Armas.

El legislador además dejó entrever que la actual gestión que dirige Miraflores podría tener intenciones abiertas de “entregar el territorio con negociaciones bajo la mesa”, por lo que rechazó cualquier acusación emitida sobre el tema contra el Parlamento.

Rechazo a la audiencia del CIJ

A pocas horas de que se celebre la audiencia, los posibles resultados preocupan a diversos sectores del país, representados en la organización no gubernamental ‘Mi Mapa’, que aboga por la inclusión del Esequibo en la geografía nacional.

Jorge Luis Fuguett, fundador y coordinador de la ONG, explicó a este medio que tiene más de 10 años luchando por el reclamo de Venezuela, llegando a tener vínculos con el oficialismo y la oposición en simultáneo.

Fuguett alerta que cuando se habla del territorio nacional se debe dejar de lado “el sesgo ideológico”, pues lo que podría ocurrir en los próximos días es “un tema de Estado”.

A diferencia del caso venezolano, el coordinador comentó que Guyana se une “como un solo bloque” al momento de defender su parte, más allá de la crisis política que vive dicha nación.

Jorge Luis Fuguett, fundador de la ONG Mi Mapa, en una visita al territorio Esequibo. Foto: Archivo

El pasado mes de marzo, el país vecino se sometió a un proceso de elecciones presidenciales que aún hasta esta fecha no tienen un claro ganador.

Los comicios que enfrentaron al oficialista David Granger y el opositor Irfaam Ali han desatado una crisis para definir al nuevo mandatario, pues en un primer momento se cantó fraude al anunciarse la victoria de Granger, luego los observadores de la Comunidad del Caribe (Caricom) dieron como ganador a su rival y el último informe electoral volvió a dar como vencedor al candidato gubernamental.

Pero más allá de esa controversia, Guyana no abandonó su reclamo en la justicia internacional contra Venezuela y espera recibir noticias positivas en días venideros.

Esa diferencia es clave para entender la forma de pensar en cada país, señaló el líder de la ONG Mi Mapa.

La crisis política nos afecta mucho. Lo más factible es que se mantenga el status quo hasta poder solventar los asuntos internos nuestros y luego podamos retomar conversaciones bilaterales”, deseó Furguett, quien pidió que se vuelva a pasar al Acuerdo de Ginebra.

Estos activistas creen que la audiencia de la Corte no debe ser aceptada por parte de Venezuela, por lo que elevarán su desacuerdo a través de redes sociales.

El lunes 29 de junio será una jornada agitada para la ONG, que participará en un foro virtual con una comisión mixta del Parlamento para explicar a profundidad la situación, mientras que a las 3:00 pm hora local llevará adelante una campaña en Twitter en rechazo a la demanda guyanesa.

Bajo el lema #EsequiboEsVenezuela, la organización pedirá directamente a la CIJ que deje sin efecto el proceso de audiencia.

Mientras tanto, desde Guyana crece la ilusión en dar por finalizada la disputa por un territorio que ya administra desde hace más de un siglo, pero que además podría generar dividendos económicos que los favorezcan inequívocamente.

Desde 2015, la compañía Exxon Mobil ha realizado exploraciones en la zona reclamada, hallando múltiples yacimientos en las costas. De seguir avanzando en esa dirección, Guyana podría dar con el descubrimiento de numerosos recursos en petróleo y oro.

El gobierno de Guayana confirmó la primera muerte por coronavirus. La víctima fue una mujer guyanesa de 52 años quien había regresado de un viaje por Estados Unidos.

Le puede interesar: Hospital de Niños J. M. de los Ríos enfrenta una situación crítica para enfrentar el coronavirus

“Es mi triste deber anunciar que Guayana confirmó su primer caso importado de Covid-19”, informó el presidente, David Granger, a través de una rueda de prensa.

 

El coronavirus covid-19 mantiene su expansión por Latinoamérica luego de que el Gobierno de Guyana informase este miércoles el primer caso de la enfermedad en su territorio, en una mujer de 52 años, que perdió la vida a la espera de la confirmación.

Lea también: Tom Hanks admitió haber contraído el coronavirus junto a su esposa 

La paciente que sufría de diábetes e hipertensión había viajado a los Estados Unidos y volvió a su nación el pasado 5 de marzo. Días más tarde, falleció sin que se supiera que era portadora del virus.

Pruebas posteriores al deceso dieron positivo, lo que desató las alarmas en la nación fronteriza a Venezuela.

La empresa petrolera estadounidense ExxonMobil se encuentra a la espera de la aprobación regulatoria por parte del gobierno de Guyana para comenzar un programa de perforación de 31 pozos petroleros en las costas caribeñas, informó Argus.

Lea también: Gobierno mexicano implementará una política exterior “feminista” ante la ONU

El objetivo de la compañía es explorar múltiples pozos en los bloques de Stabroek, Kaieteur y Canje, mediante un programa que no afectará “significativamente” el medio ambiente.

A diferencia de las otras dos zonas mencionadas, el bloque Stabroek en el que ExxonMobil planea perforar 25 pozos comprende parte del territorio que reclama Venezuela sobre Guyana.

La resolución acerca de la ilegitimidad de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela el próximo 10 de enero, no fue lo único que incluyó la resolución de los países que conforman el denominado Grupo de Lima. El punto número 9 se refiere específicamente al impase del pasado 22 de diciembre cuando un equipo de investigación sísmica hacía investigaciones en el Esequibo y fue expulsado por miembros de las Fuerzas Armadas venezolanas. El comunicado expresa lo siguiente:

“Condenan cualquier provocación o despliegue militar que amenace la paz y la seguridad en la región. Hacen un llamado al régimen de Nicolás Maduro y a las Fuerzas Armadas de Venezuela para que desistan de acciones que violen los derechos soberanos de sus vecinos. En ese sentido, manifiestan su profunda preocupación por la interceptación realizada el día 22 de diciembre de 2018 de una nave de investigación sísmica, por parte de la marina venezolana dentro de la zona económica exclusiva de la República Cooperativa de Guyana”.

Este veredicto deja entrever la posición del Grupo favoreciendo a Guyana como titular del territorio en reclamación, e instando a las autoridades de Venezuela a no impedir la exploración de equipos de investigación, en busca de -presumiblemente- minerales y petróleo.

También le puede interesar: Ramos Allup: Buscamos cambiar la situación en Venezuela de manera “pacífica, electoral y constitucional”

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.