El embajador de Venezuela en Israel designado por la Asamblea Nacional, Pynchas Brener, aseguró este miércoles que el presidente encargado, Juan Guaidó, espera instalar una sede diplomática en Jerusalén próximamente. «Una vez que el gobierno de Guaidó pueda tener una presencia física en Israel, nuestro deseo es establecer la embajada en Jerusalén, al igual que los Estados Unidos. Estamos buscando eso», dijo.

Esto ocurre en la búsqueda de fortalecer los lazos entre Jerusalén y Caracas desde la Asamblea Nacional. En este sentido, la presidencia encargada lanzará un sitio web la próxima semana para servir como embajada virtual en Israel.

“Nos damos cuenta que la pandemia es el problema número uno en todo el mundo y no podemos atender otros asuntos; sin embargo, estamos tratando de ganar presencia en Israel y llamar la atención sobre Venezuela», explicó.

En el 2009, el gobierno de Hugo Chávez rompió relaciones diplomáticas con Israel y no fue hasta 10 años después, en agosto del 2019, que el país hebreo reconoció a Juan Guaidó como presidente del país sudamericano.

Por otra parte, Brener aseguró que Irán es una amenaza para Israel como para Venezuela al propocionarle combustible. Además, también representa un peligro a los Estados Unidos en la actualidad.

Un grupo de arqueólogos israelíes hallaron un complejo subterráneo de habitaciones de aproximadamente 2.000 años al lado del Muro Occidental, en la ciudad vieja de Jerusalén.

El lugar está debajo de los túneles del Muro Occidental en el complejo de Beit Strauus, además, es el primer descubrimiento en la zona y fue expuesto por excavaciones hechas por la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Lea también: 12 esculturas se encuentran en riesgo por falta de mantenimiento

“Incluso cuando había limitaciones físicas, la oración al pie del remanente de nuestro Templo nunca cesó, y esto es una prueba tangible de ello”, comentó el director de la Fundación del Patrimonio del Muro, Mordechai “Suli” Eliav.

 

Este miércoles 16 de mayo Guatemala inaugurará su nueva embajada en Jerusalén. Será la segunda en la historia de la relación de ambos países ya que en 1956, se estableció la primera, que permaneció abierta hasta los años 80, cuando todos los países decidieron mudar sus dependencias diplomáticas a Tel Aviv por la decisión del Parlamento local de declarar a Jerusalén como capital «completa y unida» de Israel.

En la ceremonia participará el presidente Jimmy Morales y una delegación compuesta por miembros de los tres poderes del estado. La embajada de Guatemala ondeará su bandera en el Oeste de la ciudad, en el parque Tecnológico de Jerusalén, un complejo de edificios que incluye un gran centro comercial e incluso un estadio.

Foto: AFP

 

Este lunes, la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, convocada por Kuwait, tras la violencia registrada en la Franja de Gaza, inició con un minuto de silencio. Justo ese lunes se inauguraba oficialmente la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén, en medio de violentas protestas de palestinos donde según los reportes oficiales de la ONU más de 50 palestinos murieron, entre ellos varios niños y miles más resultaron heridos.

“No hay justificación por los asesinatos, no hay ninguna excusa que le sirva a alguien, ciertamente no ayuda a buscar la paz”, afirmó el representante especial del Secretario General de la ONU para la coordinación de la paz en el Medio Oriente Nikolay Mladenov.

“Hago un llamado a todos los miembros del Consejo de Seguridad a que se unan a mí para condenar de la manera más fuerte posible, las acciones que han llevado a la pérdida de muchas vidas en Gaza”, agregó.

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, fue clara al distanciar la violencia en Gaza de la apertura de la embajada, afirmando que «aquellos que sugieren que la violencia en Gaza tiene algo que ver con la ubicación de la Embajada de Estados Unidos están muy equivocados. Más bien, la violencia proviene de aquellos que rechazan la existencia del estado de Israel en cualquier lugar».

 

«Es importante destacar que mudar nuestra embajada a Jerusalén también refleja la realidad de que Jerusalén es la capital de Israel, ha servido como capital de Israel desde la fundación del estado, es la antigua capital del pueblo judío, no hay un acuerdo de paz plausible bajo el cual Jerusalén ya no sería la capital de Israel, reconocer esta realidad hace que la paz sea más alcanzable, no menos», agregó Haley.

El observador permanente de Palestina ante la ONU, Riad Mansour, negó tajantemente la versión, y afirmó que “ningún país tiene el derecho de poner una embajada en su territorio, en un territorio que está bajo ocupación”.

Por su parte, el embajador de Israel, Danny Danon, defendió las acciones de su país como necesarias para proteger la soberanía y seguridad de su pueblo.

 

Para más información suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente informado.

 

Nota Completa en: https://www.voanoticias.com/a/enfrentamientos-gaza-onu-violencia-paz-israel-jerusalen/4394903.html

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, durante su discurso con motiva de la inauguración de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén agradeció a ese país y a Donald Trump, por la decisión de mudar de Tel Aviv la casa diplomática.

«Este es un momento histórico. Presidente Trump, al reconocer lo que pertenece a la historia, usted hizo historia. Todos estamos muy conmovidos y agradecidos. No tenemos mejores amigos en el mundo que los Estados Unidos, ustedes defienden a Israel y a Jerusalén», dijo.

«Estamos aquí en Jerusalén, protegidos por los valientes soldados del ejército de Israel, liderados por nuestro Jefe de Gabinete Gadi Eisenkot, y nuestros valientes soldados, nuestros valientes soldados están protegiendo las fronteras de Israel. Los saludamos a todos, y a los miembros de nuestras fuerzas de seguridad, el Shin Bet y el Mossad, cuyo líder está con nosotros. Les saludamos a todos», agregó.

«Hace más de un siglo, la Declaración Balfour reconoció el derecho del pueblo judío a un hogar nacional en esta tierra. Y exactamente hace 70 años, el presidente Truman se convirtió en el primer líder mundial en reconocer al recién nacido Estado Judío», continuó.

«En diciembre pasado, el presidente Trump se convirtió en el primer líder mundial en reconocer a Jerusalén como nuestra capital. Y hoy, los Estados Unidos están abriendo su embajada aquí en Jerusalén», aseveró.

«Gracias. Gracias, presidente Trump, por tener el valor de cumplir sus promesas. Gracias, presidente Trump, y gracias a todos por hacer la alianza entre Estados Unidos e Israel más fuerte que nunca. Mis amigos, este es un gran día para Israel. Es un gran día para América. Es un gran día para nuestra fantástica alianza. Pero creo que también es un gran día para la paz», expresó.

«Una paz que se basa en mentiras se estrellará contra las rocas de la realidad de Medio Oriente. Solo puedes construir paz en la verdad, y la verdad es que Jerusalén ha sido y siempre será la capital del pueblo judío, la capital del Estado Judío», aseguró.

«El profeta, Zacarías, declaró hace más de 2.500 años: Así dijo el Eterno: Volveré a Sión y habitaré en medio de Jerusalén. Y Jerusalén será llamada la Ciudad de la Verdad. Que la apertura de esta embajada en esta ciudad extienda la verdad por todas partes, y que la verdad promueva una paz duradera entre Israel y todos nuestros vecinos».

«Dios bendiga a los Estados Unidos y Dios bendiga a Jerusalén, la capital eterna e indivisa de Israel», cerró Netanyahu.

Por otra parte, el líder israelí, rechazó unas declaraciones del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien declaró que Israel «es un Estado Terrorista» que está cometiendo «un genocidio», lo cual fue respondido por Netanyahu.

«Erdogan es uno de los grandes defensores de el grupo islamista palestino Hamás y por lo tanto no hay duda de que comprende bien el terror y las masacres, así que le sugiero que no nos predique moralidad», comentó.

Para más información suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente informado

Estados Unidos inaugura este lunes su embajada en Jerusalén, Israel, haciendo realidad la controvertida promesa del presidente Donald Trump.

Ivanka Trump hija del presidente estadounidense, participará junto con cientos de dignatarios de ambos países, en la ceremonia que tendrá lugar a partir de las 4:00pm hora local, considerada por muchos como un desafío a la comunidad internacional en un momento de gran preocupación por la estabilidad en la región.

Al mismo tiempo, a unas decenas de kilómetros de allí, miles de palestinos de la Franja de Gaza -sometida a un bloqueo israelí- podrían manifestarse en dirección a la frontera, algunos con la intención de forzar la valla de seguridad, arriesgando sus vidas.

El ejército israelí casi ha duplicado sus efectivos en torno al enclave y en Cisjordania, un territorio palestino ocupado por Israel, donde se anunciaron concentraciones, en principio de menor amplitud.

Se movilizarán un millar de policías en Jerusalén para custodiar la embajada -instalada provisionalmente en los locales del antiguo consulado estadounidense- y sus alrededores en el barrio periférico de Arnona.

El traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén era una promesa de campaña del presidente Trump y rompe con décadas de diplomacia estadounidense y de consenso internacional.

Screenshot_2

Fuente: AFP

Para más información suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente informado

Durante años, cada 28 de diciembre se acostumbra a  jugar bromas a aquellos ingenuos y luego repetir la frase «caiste por inocente», pero ¿por qué se celebra ese día?

El día de los santos inocentes es el día para recordar a los niños menores de dos años que fueron asesinados por orden del Rey Herodes luego del nacimiento de Jesús.

La historia de este día se relata en el libro sagrado, La Biblia, donde detalla según el Evangelio de San Mateo, unos magos llegan a Jerusalén en busca del futuro Rey de Israel que según ellos acababa de nacer. Explicaron que habían visto aparecer su estrella en el oriente y recordaron la profecía del Antiguo Testamento que decía: «Cuando aparezca una nueva estrella en Israel, es que ha nacido un nuevo rey que reinará sobre todas las naciones.

Según San Mateo, Herodes el Grande, obsesionado con el poder y por el temor a perderlo, al enterarse que había nacido un nuevo rey ordenó que le dieran muerte inmediatamente.

El mismo relato detalla que Herodes se reunió con los magos fingiendo un interés por el niño y los despidió con un «vayan y se informan bien acerca de ese niño, y cuando lo encuentren vienen y me informan, para ir yo también a adorarlo».

Los magos se fueron a Belén guiados por la estrella que se les apareció otra vez, al salir de Jerusalén, y llenos de alegría encontraron al Niño Jesús junto a la Virgen María y San José; lo adoraron y le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra.

Pero a través de sus sueños recibieron un aviso de Dios de que no volvieran a Jerusalén y regresaron a sus países por otros caminos, mientras Herodes se quedó furioso y sin poder saber dónde estaba el recién nacido.

Entonces rodeó con su ejército la ciudad de Belén y ordenó a sus soldados a que mataran a todos los niños menores de dos años en la ciudad y sus alrededores. Un ángel avisó a San José para que saliera huyendo hacia Egipto, y así, cuando llegaron los soldados de Herodes, el niño Jesús ya había abandonado Belén. Sin embargo, el ejército asesinó a todos los pequeños «Santos Inocentes» niños que habitaban la ciudad.

 

 

La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (Caiv) saludó este jueves el reconocimiento a Jerusalén como capital de Israel, por parte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el pasado miércoles 6 de diciembre del 2017.

A continuación, el comunicado íntegro de la representación de la comunidad judía en el país:

Comunicado de la CAIV por el reconocimiento por parte de EEUU de Jerusalén como capital de Israel

La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela, en representación de la Comunidad Judía de Venezuela, celebra el reconocimiento de Jerusalén como capital del Estado de Israel, por parte del Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, el día 6 de Diciembre de 2017.

Jerusalén es la ciudad capital histórica y centro espiritual del pueblo judío. El Rey David, la convirtió en la capital de su reino.  Dos templos sagrados se erigieron en el mismo sitio y fueron destruidos en la misma fecha calendario.  Desde la expulsión de los judíos por parte del Imperio Romano, y hasta nuestros días, en nuestras oraciones diarias nos dirigimos hacia Jerusalén, pedimos por el retorno a la ciudad y en cada ocasión festiva nos saludamos con el tradicional “el año próximo en Jerusalén”.

En 1948,  justo al declararse la independencia de Israel,  el intento de invasión fallida del naciente estado por parte de siete países árabes dio al traste con la resolución de la ONU de 1947 de designar a Jerusalén como ciudad internacional.  Al terminar el conflicto, el sector oriental, incluyendo la ciudad vieja,  permaneció bajo ocupación jordana que irrespetó a la población judía y desecró los lugares sagrados, incluyendo el Muro de los Lamentos, último reducto de lo que fuera el Segundo Templo de Jerusalén. No obstante Israel declaró nuevamente a Jerusalén como capital del renacido estado judío e instaló en el sector bajo su control la sede de sus poderes.

Es un hecho cierto que la libertad de culto y el respeto a todos los lugares sagrados para las tres religiones han estado garantizadas desde que Israel se hizo cargo de toda la ciudad en Junio de 1967,  como consecuencia de una nueva guerra desatada en su contra por los estados árabes vecinos. 

En Julio de 1980, Israel proclamó la Ley según la cual Jerusalén unificada es la capital  íntegra e indivisible del Estado. Como forma de protesta ante esta decisión y como mecanismo de apaciguamiento a la contraparte árabe y palestina, la ONU sugirió a sus estados miembros  la mudanza de sus embajadas de Jerusalén a Tel Aviv.

Es una realidad que el no reconocimiento del hecho histórico y religioso que avala el nexo ineludible e innegable del Pueblo Judío con Jerusalén durante todos estos años, no ha significado que se haya logrado la tan anhelada paz entre Israel, palestinos y aquellos países árabes que aún no la reconocen. 

El reconocimiento de la administración Trump de Jerusalén como capital de Israel, y la anunciada mudanza de la embajada americana a Jerusalén, constituye en definitiva una decisión que se apega al rigor histórico y a la verdad.

Hacemos votos y elevamos nuestras plegarias para que prive en todos los habitantes de la región, en sus gobiernos y en las naciones del mundo, el  espíritu, voluntad y acción necesaria que abogue por el entendimiento y la paz entre palestinos e israelíes, con respeto de todos y garantía plena de las libertades y derechos civiles.

Caracas, 7 de diciembre de 2017

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, comprometió este miércoles el papel de Washington como mediador de paz, al reconocer a Jesuralén como capital de Israel y ordenar el traslado de la embajada de su país hacia esa ciudad.

Bajo la premisa de «apoyar una solución de dos Estados», el primer mandatario norteamericano convirtió a Estados Unidos en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, lo que supone un duro golpe para los palestinos, quienes reclaman ese territorio como la capital de su futuro Estado independiente.

«He determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel. Otros presidentes prometieron hacerlo en su campaña electoral, pero nunca lo cumplieron. Hoy, yo lo cumplo. Esto no es nada más ni nada menos que un reconocimiento de la realidad. Es, además, lo correcto, algo que tiene que hacerse», dijo Trump.

Cabe recordar que en 1980 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó a la comunidad internacional a retirar sus embajadas de Jerusalén, luego de la anexión israelí de la parte oriental de la urbe. Por esa razón ningún país tiene su legación en la Ciudad Santa.

Tras el anuncio realizado desde la Casa Blanca, las críticas de la Unión Europea (UE), Rusia, China y Turquía, no se hicieron esperar, al igual que el rechazo del gobierno de Jordania y el presidente palestino, Mahmud Abás, quienes acusaron a Trump de «violar la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU».

Ante estas reacciones, el Jefe de Estado de EEUU prometió que esto no impedirá que las fronteras definitivas de Jerusalén puedan definirse mediante negociaciones de paz entre las partes involucradas.

«No estamos adoptando ninguna posición en ningún asunto sobre el estatus final (de las negociaciones), incluidas las fronteras específicas de la soberanía israelí en Jerusalén, o la resolución de las fronteras disputadas. Esas cuestiones deben resolverlas las partes implicadas. Estados Unidos apoyará una solución de dos Estados si eso es lo que acuerdan las dos partes», explicó.

No obstante, ordenó al Departamento de Estado que inicie los planes de construcción en Jerusalén de la embajada estadounidense, la cual funciona actualmente en Tel Aviv. Esta mudanza duraría, de acuerdo a fuentes de la Casa Blanca, unos tres o cuatro años.

«Cuando esté lista, nuestra nueva embajada será un magnífico tributo a la paz», expresó el polémico Jefe de Gobierno de EEUU. Poco después, el ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Rex Tillerson, confirmó mediante un comunicado que el Departamento de Estado comenzará «inmediatamente» el proceso.

Finalmente, Trump llamó a «mantener el statu quo» en los «lugares sagrados de Jerusalén», como el Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas, luego de que se generaran protestas y temores de violencia en el Oriente Medio tras su anuncio. «Pido calma y moderación», concluyó.