El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que está dispuesto a reunirse con el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong Un, a pesar de no conocerse señales de Pyongang en estar dispuesto a llevar a cabo el encuentro.

“Entiendo que quieren reunirse y podríamos efectivamente hacerlo (…) Lo haría si pensara que sería beneficioso”, expresó el primer Ejecutivo estadounidense.

Lea también: Trump sobre encuentro con López Obrador: La relación entre EEUU y México nunca había sido tan cercana

Sin embargo, en dos oportunidades las autoridades del país asiático expresaron que no están interesados en reunirse con el mandatario estadounidense.

“Hablando explícitamente una vez más, no tenemos intención de sentarnos cara a cara con Estados Unidos”, comentó un funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores norcoreano.

Trump y Kim sostuvieron un encuentro por primera vez en junio de 2018 en Singapur.

El gobierno de Kim Jong-Un ordenó a las autoridades de hospitales y centros médicos fabricar sus propios medicamentos, en medio de la crisis que afronta la nación asiática en el sistema de salud.

“A finales de mayo, el ministerio de Salud Pública dio la orden a los hospitales de cada provincia, ciudad y condado de fabricar sus propias medicinas”, dijo una fuente del gobierno norcoreano al periódico Daily NK.

Lea también: Corea del Norte explotó oficina de enlace con Corea del Sur

Además, aseguró que “sin infraestructura para producir medicamentos” existen quejas sobre la nueva orden y que “llevarla adelante será imposible”.

No es la primera vez que Corea del Norte sufre una fuerte crisis en la producción de fármacos, en 1990 la industria farmacéutica paralizó sus actividades cuando la nación atravesó por la grave situación económica conocida como “La Ardua Marcha”, la cual provocó la reducción de las inversiones en el personal humano y materia prima.

Actualmente el régimen de Kim Jong-Un ha buscado la forma de mejorar la productividad de la Fábrica Farmacéutica de Mannyon, pero no ha tenido éxito, por lo tanto, le ha tocado depender de las importaciones de medicinas, en su mayoría de China, pero las fronteras se encuentran cerradas por el virus.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, suspendió los planes de acción militar contra Corea del Sur, anunció la prensa oficial norcoreana el miércoles, luego de días de crecientes tensiones en la península.

Lea también: #Mundo | Donald Trump celebró los avances del muro con México

El gobierno de Corea del Norte había intensificado recientemente los ataques verbales contra Seúl, criticando especialmente el hecho de que los disidentes norcoreanos con sede en el Sur lanzaron folletos de propaganda hacia el Norte usando globos transportados por el viento.

Después de romper los canales de comunicación oficiales, Corea del Norte destruyó la semana pasada la oficina de enlace que se abrió en septiembre de 2018, justo al norte de la Zona Desmilitarizada (DMZ), y que simbolizaba el acercamiento de las dos Coreas, mientras sus militares advirtieron que adoptarían medidas contra el Sur.

Entre las medidas estaban la recuperación de zonas en el Norte que formaban parte de proyectos intercoreanos, restaurar los puestos de guardia en la Zona Desmilitarizada que forma la frontera entre los dos países e intensificar los ejercicios.

Fuente: AFP

El régimen de Corea del Norte destruyó de “forma violenta” la oficina de enlace conjunta -que sirve para negociar- con Corea del Sur, ubicada en la frontera entre ambas naciones. Las autoridades en Seúl confirmaron que a las 14:49 (1:49am hora de Venezuela) se detectó una explosión en la frontera del lado norcoreano.

La medida del régimen liderado por Kim Jong-un fue tomada luego que renovara amenazas de acciones militares contra Corea del Sur.

La oficina de enlace, que ha estado vacía desde enero debido a las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19, fue inaugurada en septiembre de 2018 para ayudar a las naciones en disputa a comunicarse de manera regular por primera vez desde la Guerra de Corea.

Más información: Alex Saab fue presentado en tribunales de Cabo Verde

“La destrucción violenta por parte de Corea del Norte de la oficina de enlace en Kaesong es un golpe simbólico para la reconciliación y la cooperación intercoreana (…) es difícil ver cómo ese comportamiento ayudará al régimen de Kim a obtener lo que quiere del mundo, pero claramente esas imágenes se utilizarán para la propaganda nacional”, dijo Leif-Eric Easley, profesor de la Universidad Ewha en Seúl.

En recientes semanas se reportó un aumento en las tensiones entre las dos Coreas, principalmente por grupos de desertores norcoreanos que desde la nación surcoreana propagaron consignas antidictatoriales y en contra de la dinastía Kim.

La hermana del líder norcoreano, Kim Yo-jong, había amenazado con demoler la oficina en una “escena trágica” en un comunicado enviado en el fin de semana.

Norte

El líder norcoreano Kim Jong-un encabezó una reunión  de la Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea (PTC), en la que participaron diversos miembros del alto mando militar y líderes políticos de su país, en el que trataron varios temas y adoptaron nuevas medidas para “fortalecer aún más el disuasivo militar del país”, según reseñó la agencia de noticias oficial norcoreana, KCNA.

Lea también: Embarcación con migrantes tunecinos que iba a Italia naufragó

Esta es la primera vez que Kim aparece en una actividad luego de haber estado ausente casi por tres semanas, destacando que la reunión estuvo enfocada en tratar “una serie de tendencias en las actividades político-militares de las fuerzas armadas”.

”Se presentaron nuevas orientaciones para fortalecer aún más el disuasivo nuclear del país y operar las fuerzas armadas estratégicas en el estado de máxima alerta para aumentar decisivamente la capacidad de golpe con fuego de artillería”, dice el texto.

Un portavoz oficial de Corea del Sur, informó que Seúl está “vigilando de cerca” las apariciones públicas del dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, quien no se ha mostrado en público desde hace tres semanas.

El dictador participó el pasado 1 de mayo en un acto, después de tres semanas de ausencia, lo que puso fin a versiones sobre supuestos problemas graves de salud del “líder supremo”.

Lea también: Nuevas protestas en Hong Kong por apertura del Congreso

Nuevamente, se han visto pocas imágenes de Kim en los medios de comunicación norcoreanos, tema que apareció en la rueda de prensa diaria que ofreció este viernes el portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, Yoh Sang-key.

«Hubo unos días también en enero que estuvo ausente públicamente por 21 días, por eso estamos viendo la situación acerca de su ausencia en los informes de prensa», agregó Yoh.

El líder del régimen de Corea del Norte, Kim Jong-un, habría reaparecido en público el pasado sábado 25 de abril, luego de casi dos meses, lo que disparó rumores sobre su presunto fallecimiento o complicaciones de salud.

La información fue compartida por medios estatales de esa nación, quienes detallaron que Kim asitió a una ceremonia que marcaba la finalización de la construcción de una planta de fertilizantes en Sunchon, en la provincia de Pyongan del Sur.

Le puede interesar: Epidemiólogos de EEUU pronosticaron que el coronavirus podría durar dos años más

Rumores sobre la muerte de Kim

Medios norteamericanos como TMZ habían asegurado que luego de estar convaleciente de salud, el “líder supremo” de Corea del Norte (cargo oficial) habría fallecido. Periodistas asiáticos habían informado en semanas recientes que el joven mandatario ha sido tratado por especialistas de la medicina china, lo que disipó un poco los rumores de un posible fallecimiento.

El director de la Oficina de Seguridad Nacional de Taiwán, Chiu Kuo-cheng, aseguró este jueves que Kim Jong-Un, líder de Corea del Norte, está “enfermo”, esto luego de haber recibido una serie de preguntas referentes al estado de salud del mandatario.

Le puede interesar: Corea del Norte lanzó misiles por comicios en el Sur

Según la agencia oficial taiwanesa CNA, Chiu se presentó en el Parlamento y fue abordado con preguntas por parte de un diputado del partido gobernante sobre el estado de Kim Jong-Un a lo que respondió que “está enfermo” y no emitió más detalles.

Kim Jong-un

El líder de Corea Norte, Kim Jong-un, se dirigió este lunes a sus trabajadores a través de un mensaje difundido por el principal diario de la nación, el Rodong, donde les expresó su agradecimiento.

El mandatario asiático, quien tenías más de dos semanas sin salir envió un agradecimiento aquellas personas que laboran en el proyecto turístico de la Península de Kalma, ubicada en la ciudad de Wonsan.

Lea también: ¿Quién sucedería a Kim Jong-un de ser cierto su fallecimiento?

El mensaje del diario inicia diciendo que Kim “ha enviado su agradecimiento a los trabajadores que han apoyado activamente con su esfuerzo la construcción del distrito turístico de Wonsan Kalma”, uno de los más grandes proyectos del régimen norcoreano, antes de la expansión del Covid-19.

Este domingo 26 de abril, se cumplen 15 días desde que el líder norcoreano, Kim Jong-Un, realizó su última aparición pública, y quien se ha visto envuelto en una serie de contradicciones sobre su condición de salud. Sin embargo, la capital de ese país Pionyang, ha mantenido su curso con total normalidad.

Lea también: ¿Quién sucedería a Kim Jong-un de ser cierto su fallecimiento?

Jong-Un es un hombre de 36 años, fumador, obeso y con problemas de salud, según han dado a conocer medios locales. En medio de los rumores que se han generado en los últimos días ya lo han dado por muerto.

Su aparición más reciente, la realizó el pasado 11 de abril cuando se encargó de presidir un encuentro del buró político del Partido de los Trabajadores.

La dinastía Kim ha perpetuado por años con tres generaciones. Por tanto, en la línea de sucesión, su hermana y mano derecha, nacida durante la relación entre Kim Jong-il, y su cuarta pareja, Ko Yong-hui, de la cual se desconoce su edad exacta, aunque se estima que es al menos cuatro años menor que su hermano que está en torno a los 32 años, sea quien ocupe el cargo.

Sería por tanto su hermana, ya que la esposa de Kim Jong-Un, Ri Sol-ju, madre de tres hijos, se ha limitado a cumplir su papel de primera dama.