Cada 26 de junio es conmemorado el Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, esta fecha fue escogida luego de que en 1987 entrara en vigor la Convención de las Naciones Unidas (ONU) contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Luego de esta convención, el uso de la tortura se encuentra prohibido “en todo momento y circunstancia” por el Derecho Internacional. La Convención, ratificada por 159 países, hace énfasis en el artículo 14 el cual afirma que los Estados deben mantener especial atención para que las víctimas obtengan reparación de los daños psicológicos y físicos causados.

Le puede interesar: #EntrevistaVPItv | Sindicatos vuelven a la calle este miércoles

En el marco de este día, VPItv tuvo una entrevista exclusiva con el activista y defensor de los Derechos Humanos, Lorent Saleh, quien fue preso político en Venezuela y posteriormente trasladado a España.

  1. – Estuvo cuatro años detenido en un lugar llamado “La Tumba”, ¿cómo lo describiría?

“La tumba es un centro de tortura moderna, de tortura blanca, psicológica que se encuentra en Caracas, debajo del metro en Plaza Venezuela, donde la temperatura, la luz, los sonidos son utilizados para generar sufrimiento en los detenidos, es un lugar que no fue inventado en Venezuela y fue hecho para causar un dolor intenso en el individuo sin generar tortura física, La Tumba es eso, un lugar de tortura blanca.

Una de las cosas que han sucedido es que las torturas han evolucionado como ha evolucionado la tecnología, va a la par de nuestra civilización, la tortura es una práctica antigua que ha venido evolucionando incluso más rápido que los convenios y los protocolos de protección de los DDHH, ya hay muchas formas de generarle torturas a los individuos a través de temperaturas, por ejemplo”, relató a la periodista, Alejandra Pernía.

2.- ¿Cómo sobrevivió a las constantes torturas que usted denuncia que vivió?

“La primera razón o ancla que uno tiene en estas situaciones es la familia. La segunda, es estar convencido de lo que haces, es decir, yo sabía que me estaba enfrentando a una tiranía, estaba incomodando al poder establecido y lo hacía porque creo que es lo correcto, entonces cuando estás allí y entiendes la razón por la que te tienen ahí, valoras, te das cuenta que no eres un golpista sino un defensor de los DDHH. Al final el objetivo de la tortura es llegar a tu mente y quebrar tu voluntad”.

3.- ¿En algún momento consideró atentar contra su vida debido a las “crueldades” a las que fue sometido?

“Hay dos que te pueden llevar a enfrentar esa decisión, una es el sufrimiento directo, es decir, estás sometido a un dolor intenso y piensas ‘me rindo y hago lo que quieren, aguanto y muero del dolor o acabo de una vez’, es el suicidio como un acto de liberación. En mucho de los casos de los presos políticos es que quieren pisotearlos pero no matarlos (…) Imagina que estás bajo tierra, no hablas con nadie, te someten bajo torturas y ves que no te quieren matar ¿cómo haces para que tu mensaje salga? ¿cómo haces para que el jefe de ellos tenga que verte y enfrentarte? Ahí puedes usar tu vida para presionar, es un juego delicado”.

4.- ¿Con cuáles figuras de la oposición venezolana compartió celda?

“En ‘La Tumba’ estuve con mi compañero Gabriel Valles, en El Helicoide estuvo el General Vivas, Daniel Ceballos, Yon Goicoechea, el diputado Renzo Prieto, a todos nos tenían aislados en celdas distintas. Una de las cosas duras fue cuando después del motín liberaron a todos mis compañeros y me dejaron a mi. Esas despedidas son fuertes, además el régimen juega con eso. Los presos políticos tratamos de buscarle la lógica y el sentido a la forma en cómo actúan tus captores pero generalmente fallamos en esos cálculos porque nosotros partimos por los principios nobles, morales, éticos y por eso a veces no entendemos cómo actúan y una de las cosas con la que juegan es con quienes salen y quienes se quedan.

La persona que queda sufre pero la que sale también sufre porque queda con el pensamiento de que estoy dejando hermanos, compañeros presos y sabes lo que vale cada minuto en prisión. Una de las secuelas es que luego de estar preso ¿Cómo duermes tranquilo si recuerdas lo que vivías? Seas inocente o no, no puedes olvidar lo que se vive ahí”.

5.- ¿Qué mensaje de aliento le puedes dar a los que continúan en Venezuela y sobretodo a los familiares de aquellos que continúan siendo presos políticos?

“Dar aliento desde lejos a veces es incómodo y más cuando uno ha estado ahí, les puedo decir que somos muchos los que no hemos abandonado la causa, aunque no estemos en las noticias o en las redes todos los días trabajamos siempre para lograr la liberación de los presos políticos, para lograr el cese de las violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos, eso es lo que he hecho desde antes de estar preso, durante, y ahora que estoy afuera del país”.

Victima, Lorent Saleh

Lorent Saleh

 

Lorent Saleh, ex preso político en el exilio, concedió la primera entrevista como un hombre libre al diario El Mundo de España en el que explicó las condiciones de su extradición a Venezuela en el 2014, el sistema de tortura de “La Tumba” y El Helicoide y su concepción del Estado venezolano.

Lea la entrevista completa ingresando aquí.

El expreso político venezolano Lorent Saleh ofreció una rueda de prensa este martes desde Madrid, España, donde se encuentra junto a su madre luego de que fuera liberado por el gobierno de Nicolás Maduro.

“Estoy un poco nervioso porque les hablo luego de cuatro años preso. Gracias porque el hecho de estar aquí es gracias a la labor de los periodistas y defensores de los Derechos Humanos. Agradezco a las autoridades españolas por permitirme estar aquí con mi mamá. Me he sentido en casa gracias también al pueblo español”, comentó.

Asimismo, indicó que tras los cuatro años que pasó recluido en la sede del Sebin en El Helicoide, “puedo decirles que Fernando Albán no ha sido la única persona fallecida bajo custodia. Cuando salí de la sede del Sebin en Plaza Venezuela me dieron una golpiza, cuando llegué a El Helicoide me dieron otra golpiza. Ví en esa sede como cuelgan gente en los pasillos y les dan golpes todo el día”.

En este sentido, Saleh responsabilizó directamente a Nicolás Maduro, al defensor del Pueblo, Alfredo Ruíz, y al fiscal General, Tarek William Saab, de lo que sucede en los centros de reclusión del servicio de inteligencia estatal. Asimismo, indicó que “en Venezuela operan grupos extranjeros, la inteligencia cubana tiene un trabajo que se siente. En Venezuela hay una intervención porque operan grupos extranjeros. Hay muchos funcionarios en el Sebin que están en contra de lo que sucede, uno se entera de las cosas”.

Durante el conversatorio con los medios, Saleh refirió describió las condiciones de “La Tumba”, nombre dado al lugar de reclusión del Sebin en Plaza Venezuela. “La Tumba es estar cinco pisos bajo tierra, es la luz, el aire frío. Es el aislamiento. Estás tú, con tus temores”. Asimismo, hizo referencia a la hoy ex vicefiscal General Katherine Harrington, removida ayer lunes de su cargo. “Katherine Harrington dirigía las torturas en La Tumba (…) y eso lo sabía Luisa Ortega Díaz”.

España - Lorent Saleh: "La tortura en mi país existe" - VPItv

Yamile Saleh, madre del joven detenido, Lorent Saleh, solicitó a través de una misiva que sea cerrado el calabozo denominado “La Tumba” en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) ya que asegura, se violan los derechos humanos de quienes se encuentran detenidos en el lugar.

La madre de Saleh, expresó que su hijo se encuentra condenado a muerte, sin que esta Ley exista en Venezuela, ya que en 4 años y 1 mes detenido, no le han sido respetados sus derechos como ciudadano y como defensor de los derechos humanos. Tampoco ha sido presentado formalmente ante un tribunal.

Asimismo, exhortó a la comunidad internacional a abocarse al tema de presos políticos en el país. A propósito del presunto homicidio del concejal Fernando Albán, quien se encontraba bajo custodia del SEBIN, Saleh expresó una profunda preocupación por la vida de su hijo y demás presos políticos.

Comunicado íntegro AQUI:

Grito auxilio por la vida de mi hijo y de los presos políticos

Escribo esta alerta porque como madre tengo mucho miedo y siento dolor e incertidumbre, sentimientos que han sido una constante en estos 4 años. Como todos saben, mi hijo Lorent Saleh estuvo 26 meses en La Tumba, un lugar que utilizan como un laboratorio para estudiar hasta dónde un ser humano es capaz de resistir. En esas celdas se viven graves torturas psicológicas que dejaron en mí y en mi hijo marcas profundas de dolor que no hemos podido sanar aún. Durante años he pedido el cierre definitivo de La Tumba por el peligro que representa para todos los venezolanos, pero nadie me escuchó.

Tengo miedo, porque mi hijo está condenado a muerte sin que esa pena exista en nuestra Constitución. En 4 años y 1 mes nunca le hicieron un juicio, tiene 53 audiencias preliminares diferidas, ha estado secuestrado todo este tiempo sin un proceso judicial y sin saber hasta cuándo se prolongará este sufrimiento. De igual manera tampoco le garantizan asistencia médica, a pesar de tener una medida cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que lo protege desde el año 2015 y que hasta el día de hoy el gobierno no ha cumplido. Estas violaciones a los derechos humanos están presentes en todos los casos. Las malas condiciones de la prisión le roban la vida y la juventud a Lorent y al resto de los presos políticos, los enferman cada día más. No quiero que me entreguen a mi hijo más enfermo de lo que ya está. Como madre me he arriesgado a alzar mi voz, incluso con miedo a las represalias, pero sé que muchas otras callan por este mismo temor a que tomen represalias contra sus hijos, que son menos conocidos que el mío.

Los prisioneros de conciencia venezolanos son rehenes y están completamente indefensos, sólo nos tienen a nosotros, sus familiares, que luchamos cada día por ellos pero que ya no sabemos a dónde más acudir. Por eso quiero pedirle al país y al mundo que no dejemos de estar alertas sobre la situación de los presos políticos. Pido que estemos alerta a lo que ocurre en el Helicoide y los demás centros de reclusión, en donde podría ocurrir otra desgracia.

También quiero pedir al país y a la comunidad internacional, como madre y como venezolana, que nos ayuden y no nos dejen solos. Recuerden que todos los que hemos sido víctimas de la prisión política hemos sido víctimas de torturas. Una vez más estoy alertando lo que por años he denunciado.

Ayúdenme a salvar a mi hijo. Ayúdenme a liberarlo a él y a todos los secuestrados políticos, cuyas vidas corren peligro. En medio del dolor debemos estar unidos como país, no podemos permitir que el odio se apodere de nosotros.
Yamile Saleh.

 

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado

 

Durante el mes de diciembre se han registrado una serie de manifestaciones en diversos sectores populares de Venezuela, en los que se exigen comida, medicinas y demás servicios públicos que se han visto afectados por la crisis general que atraviesa el país.

El equipo de VPITV realizó una encuesta a través de la red social twitter, en la que se preguntaba a los usuarios si pensaban que estos focos serían el detonante para que se presentara de nuevo en el país una ola de protestas antigubernamentales como la que se vivió entre abril y agosto del año 2017.

Recordamos que durante esos cuatro meses se realizó una manifestación diaria convocada por dirigentes políticos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), donde participaban los ciudadanos exigiendo un cambio político en la nación.

En la consulta realizada, 78% de los usuarios que participó considera que estas acciones serían el puente de una nueva oleada de protestas, mientras que el 11% estaba en desacuerdo, sin embargo otro 11% de los encuestados, estaban indecisos, por lo que respondieron que talvez esto podría llevar a manifestaciones constantes.

Aquí te dejamos las respuestas de algunos de los que partciparon en la encuesta VPITV.

Adolfo Baduel, hijo del general Raúl Isaías Baduel, denunció que su padre se encuentra recluido ilegalmente en “la tumba”, ubicada en la sede de Plaza Venezuela del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

Asimismo, Baduel también denunció que su padre ha sido victima de “tortura blanca” durante los 25 días que tiene secuestrado por el régimen.

La “tortura blanca”, es un nuevo estilo de tortura que fue busca específicamente quebrantar psicológicamente a quien la sufre. A pesar de que sus métodos no van dirigidos a infligir daño físico, como las torturas tradicionales, algunas de sus practicas involucran la violencia, como la asfixia con bolsas. Por otra parte, existen modos de tortura blanca que perjudican la salud física de la víctima, como permanecer horas o incluso días en posturas poco comunes e incluso hasta antinarurales, mantener a la persona encerrada en un cuarto oscuro y en silencio total durante días o viceversa, con una luz incandescente que impide conseguir el sueño.

En muchas ocasiones estas técnicas se combinan para intensificar su efecto, así, tras un largo período de privación de sueño, agresiones verbales, alteraciones sensoriales (a veces con aplicación de sustancias psicoactivas) llega una simulación (como puede ser la de convencer a la persona detenida que en la habitación de al lado se está dando una paliza a un familiar, paliza de la que oiría los golpes y gritos) que puede terminar por romper la resistencia psíquica y emocional de la persona para que firme una autoinculpación reconociendo haber hecho cosas que nunca han ocurrido. Una grabación sin audio de una sesión de este tipo lo único que mostraría es una persona nerviosa que no puede dormir y a la que en ningún momento se le ha puesto la mano encima.

Con información de Ekintza Zuzena