El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, reiteró el fortalecimiento de los lazos con Arabia Saudita con la creación de una nueva embajada de la ciudad de Riad y unos posibles negocios de venta de armas.

En la sede del Departamento de Estado fue recibido el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud, quien llegó para iniciar diálogos estratégicos para planes mutuos.

“Estados Unidos se prepara para adquirir un lote de 26 acres para la nueva embajada de Estados Unidos en Riad”, dijo Pompeo. “Este Proyecto, junto a la apertura de un nuevo consulado en Yeda y la actual construcción de un nuevo consulado en Dhahran, representa una inversión estadounidense de más de 1.000 millones de dólares”.

Esto ocurre a pesar que el Senado estadounidense había votado en restringir las ventas a otros países, pero Pompeo dejó claro que habrá más de estas actividades próximamente.

Mediante un comunicado, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, criticó la presencia de países como Cuba, Rusia y China dentro del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Pompeo recordó que el presidente, Donald Trump, ordenó la retirada de su país del Consejo en 2018, debido al «patrón largamente establecido de parcialidad contra Israel y sus reglas para acceder que permiten la elección de los peores abusadores de los derechos humanos para los asientos».

Lea también: #Mundo | Arabia Saudita no formará parte del Consejo de DDHH de la ONU

«Previo a esta decisión y tras nuestra marcha, EE.UU. instó a los miembros de la ONU a que adoptaran una acción inmediata para reformar el Consejo antes de que fuera irreparable», continuó el secretario, quien lamentó que el organismo no escuchara esos llamamientos.

«La Asamblea General de la ONU eligió de nuevo a países con un historial de derechos humanos abominable, incluyendo China, Rusia y Cuba. Venezuela fue elegida en 2019», subrayó Pompeo.

La Asamblea General de la ONU eligió, este martes, a los 15 nuevos miembros del Consejo, luego de una votación en la que la mayoría de los candidatos tenían su puesto asegurado.

A juicio de Pompeo, la decisión «valida aun más la decisión de EE.UU. de retirarse (del Consejo) y de emplear otros lugares y ocasiones para proteger y promover los derechos humanos universales».

EEUU-onu

El Gobierno de Estados Unidos (EEUU) amenazó, este lunes, con cerrar su embajada en Bagdad, la capital de Irak, en medio de frustraciones por ataques de milicianos musulmanes chiitas.

Lea también: #Mundo | Alemania podría reactivar el sector turismo antes que concluya la pandemia

Según reseñó VOA, diversos medios estadounidenses e iraquíes citaron al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien amenazó con cerrar la embajada en caso de que no cesen las hostilidades contra sitios militares y diplomáticos de Estados Unidos en el país árabe.

“Los grupos respaldados por Irán que lanzan cohetes contra nuestra embajada no solo son un peligro para nosotros, sino también para el gobierno de Irak”, expresó Pompeo.

La decisión surge justo después de que el Pentágono anunciara que reduciría la cantidad de tropas de 5.200 a 3.000.

El dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, acusó este martes al gobierno de Colombia y al secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, de querer generar «violencia» en el país ante las discutidas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Lea también: #Venezuela | Maduro: «Decimos a Trump que cese el ataque contra China»

En rueda de prensa por el Gran Polo Patriótico, la primera en solitario después de recuperarse del covid-19, Cabello criticó la reciente gira de Pompeo por Guyana, Brasil y Colombia, tres naciones fronterizas con Venezuela.

Según el exdiputado oficialista, el jefe de la diplomacia de Washington dejó «instrucciones» para trasladar a Venezuela las «más de 60 masacres de este año en Colombia».

Centros de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), electricidad y agua serían los objetivos de Pompeo, dijo Cabello, basado en presuntos reportes de inteligencia.

En esa misma línea, el dirigente responsabilizó a la administración de Iván Duque por la muerte de cuatro militares venezolanos, que fallecieron durante un combate registrado la semana pasada en la frontera por el estado Apure.

Diosdado Cabello dijo que Bogotá está relacionado con este hecho, que se trató de un enfrentamiento entre un grupo ilegal colombiano no identificado contra efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en el municipio José Antonio Páez.

El gobierno de Estados Unidos anunció, este lunes, la implementación de nuevas sanciones contra la administración de Nicolás Maduro, el Ministerio de Defensa de Irán y otras 27 instituciones relacionadas con el programa nuclear iraní.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, explicó que, bajo el amparo de la Organización de Naciones Unidas (ONU), su Gobierno seguirá combatiendo las «amenazas nucleares iraníes, así como la proliferación de misiles y armas convencionales».

Le puede interesar: Esta es la «estrategia» sueca para registrar pocos contagios por Covid-19

El gobierno en disputa de Maduro fue incluido en la lista por «haber participado o intentado participar en actividades que contribuyen (…) [al] suministro, venta, transferencia directa o indirecta [de armas] hacia y desde Irán».

Lea también: Tribunal británico analizará demanda de Maduro por oro venezolano

Con tal práctica, la administración de Nicolás Maduro violó, durante unos dos años, el embargo de armas establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en contra de la República Islámica.

«No importa quién eres, si violas el embargo de armas de la ONU serás sancionado», manifestó Pompeo durante una aparición ante la prensa.

La acción contra Maduro y contra Teherán será ejecutada, en conjunto, por los departamentos de Estado, del Tesoro y de Comercio.

Desde 2015, Washington ha implementado diferentes sanciones contra Nicolás Maduro y funcionarios de su administración.

Esas sanciones implican restricciones de visados, prohibiciones para entrar o permanecer en territorio estadounidense, confiscación de activos y suspensión de cuentas abiertas en bancos dentro de Estados Unidos.

Todas esas sanciones tienen como objetivo asfixiar y conseguir el quiebre del gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció este sábado que Estados Unidos otorgará 384 millones de dólares a la crisis venezolana como «asistencia humanitaria» a los ciudadanos dentro y fuera del país.

«Estados Unidos está proporcionando $348 millones adicionales para ayudar a los venezolanos vulnerables y las comunidades que los acogen, en marcado contraste con las acciones del régimen ilegítimo de Maduro», dijo en su cuenta de Twitter.

A través de un comunicado, además, señaló que esta nueva ayuda tiene el respaldo de los siete millones de venezolanos que se encuentran en necesidades graves y «a los más de cinco millones que han buscado refugio en países en la región, y a las comunidades generosas que los albergan».

De estos 384 millones dólares, 143 millones son de la oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado. Lo restante proviene de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Estados Unidos ha ayudado a sobrellevar la crisis venezolana con 1.200 millones de dólares desde el 2017. “EE UU está demostrando su compromiso sostenido con el pueblo de Venezuela y nuestra respuesta a la crisis humanitaria continua causada por el régimen corrupto e ilegítimo de Nicolás Maduro con el anuncio de los casi 348 millones de dólares adicionales en ayuda humanitaria”, establece el escrito.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, felicitó este sábado al presidente de Colombia, Iván Duque, por su manejo y ayuda con los migrantes venezolanos que llegan a su país, sobre todo durante la pandemia del nuevo coronavirus. «Salvaron decenas de miles de vidas”, dijo.

Además, resaltaron y coincidieron en su apoyo al presidente encargado, Juan Guaidó, y por los esfuerzos para «una transición democrática para una Venezuela soberana».

“Los colombianos deben estar muy orgullosos de usted”, señaló y reconoció que Duque es un «verdadero líder para la región», ya que representa la «dignidad de los pueblos del hemisferio».

Pompeo, además, anunció que iba a visitar Japón la próxima semana para saludar al nuevo mandatario.

El presidente de Colombia, Iván Duque, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunieron este sábado en horas de la mañana para hablar sobre los avances entre ambas naciones y sobre la estrategia Colombia Crece para captar inversiones de empresas de este país y, destinar, al menos cinco mil millones de dólares en el desarrollo de zonas rurales.

Asimismo, otros temas también se hablaron sobre la crisis migratoria de Venezuela y sobre el manejo de los recursos de la ayuda humanitaria.

En la reunión, por parte de Estados Unidos, estuvo el embajador en Bogotá, Philip Seth Goldberg; el subsecretario de Estado para los Recursos Energéticos, Francis Fannon; el secretario adjunto de Estado interino para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak; el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Cale Brown y el ministro consejo de la embajada, Mark Wells.

Mientras que por Colombia estuvieron la jefa de Gabineta, María Paula Correa, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, el ministro de Energía, Diego Mesa, ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, el consejero para Estabilización y Consolidación, Emilio Archila, consejo para Asuntos Económicos y Transformación Digital, Víctor Muñóz, y el consejero presidencial para la Seguridad Nacional, Rafael Guarín.

El embajador de la presidencia encargada en Estados Unidos, Carlos Vecchio, agradeció este sábado al equipo diplomático de Estados Unidos por su gira en Sudamérica, donde se ha tratado el tema de la crisis migratoria venezolana en países como Brasil, Colombia y Guyana.

En el último país, que fue el primero en visitar, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, prometió otorgar cinco millones de dólares para ayudar a los migrantes venezolanos y acordó con el gobierno de ese país unir sus esfuerzos para la restitución de la libertad en Venezuela.

Asimismo ocurrió en Brasil, cuando el diplomático se reunió con el canciller de esa nación, Ernesto Araujo, en Boa Vista, mientras que en Colombia visitó al gabinete de Iván Duque.

En su visita por Sudamerica, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llegó a Colombia el pasado viernes en horas de la noche con el fin de discutir con los altos funcionarios del gobierno de Iván Duque sobre los tratados regionales, el narcotráfico y la crisis venezolana.

La canciller de ese país, Claudia Blum, fue la encargada de recibirlo y se espera que este sábado en horas de la mañana se reúna con el jefe de Estado, Iván Duque. en la Casa de Nariño en Bogotá.

Con respecto a Venezuela, Pompeo y Duque hablarán sobre el manejo de la ayuda humanitaria a los migrantes venezolanos que se encuentran en Colombia y en la frontera con Venezuela, la crisis que afronta el país vecino y su gestión durante la pandemia del nuevo coronavirus.

Esto ocurre, además, en marco de la gira del diplomático estadounidense, que días atrás había visitado Boa Vista, en Brasil, donde se encuentran la mayoría de los migrantes e indígenas venezolanos y donde pudo reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araujo.

En estos viajes también lo acompañan el subsecretario de Estado para Recursos Energéticos, Francis R. Fannon, el encargado de Latinoamérica, Michael Kozak, y el embajador en Colombia, Philip Goldberg, quienes estuvieron también en la visita a Surinam y Guyana.

Por parte de Colombia, lo acompañaban la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, la ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo, el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, y la Jefa de Gabinete de la Presidencia, María Paula Correa.