Miembros del sindicato de trabajadores de Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa), denunciaron el constante robo de combustible que hay en el estado Anzoátegui, situación que le piden al régimen de Nicolás Maduro que sea controlada tras los constantes llamados que ya han realizado.

Lea también: Largas filas persisten en estaciones de servicio por la escasez de combustible

En este sentido, pidieron que se lleve a cabo una intervención en los terminales petroleros del país. “Esta situación no es más que una crónica de una muerte anunciada de las mafias que hay en Pdvsa, pero lamentablemente estas denuncias no son escuchadas”, manifestó el representante del sindicato de Pdvsa, Eudis Girot.

La Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, sancionó a TNK Trading International S.A.(TTI) , subsidiaria de la petrolera rusa Rosneft, por “operar en el sector del petróleo de la economía venezolana”, según un comunicado.

Lea también: Suspenden clases en Ecuador por prevención al coronavirus

“TTI es otra subsidiaria de Rosneft que mantiene el transporte y venta del crudo venezolano, que está sujeto a sanciones” dijo el Secretario Steven Mnuchin “La administración de Trump continúa comprometida en ubicar a aquellos que respaldan el corrupto régimen que explota los recursos petroleros de Venezuela”

Ésta acción implica que todos las propiedades e intereses de TTI ubicadas en Estados Unidos será bloqueadas y remitidas a la OFAC.

La Asamblea Nacional (AN) declaró nulos los contratos de exportación y sus complementos añadidos, así como el contrato de garantía, por los cuales Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa) y Pdvsa Petróleos, S.A., implicaron 49,9 % de las acciones de Citgo Holding Inc. a favor de Rosneft Trading, Inc., para respaldar el préstamo de mil quinientos millones de dólares que ofreció a favor de la compañía petrolera.

Lea también: Buque descargó en Venezuela tras más de un año parado por disputa entre Pdvsa y Citgo

Estos convenios se encuentran suscritos desde el 30 de noviembre 2016, siendo contratos de interés público nacional que en los términos del artículo 150 de la Constitución, por lo que debió ser previamente autorizado por el Parlamento venezolano.

“El propósito de esa norma es evitar reclamaciones extranjeras que puedan comprometer la soberanía nacional, como sucede precisamente en este caso, pues Rosneft Trading, Inc., más grave desde que el pasado 18 de febrero de 2020, el gobierno de Estados Unidos sancionó a esa empresa por su colaboración con el régimen de Nicolás Maduro”, reseñó la misiva.

PDVSA

Foto: @DeProcuraduria

Cinco senadores de los Estados Unidos pidieron a su Gobierno que emita sanciones contra un grupo siete oficiales militares y de Inteligencia venezolanos, acusados de estar involucrados en la detención de seis ejecutivos de Citgo en Venezuela.

Los senadores republicanos Marco Rubio (Florida), Ted Cruz (Texas), John Cornyn (Texas), Bill Cassidy (Louisiana) y John Kennedy (Luisiana) enviaron una carta el presidente de su país, Donald Trump, en el que denuncian la “detención arbitraria” de los ejecutivos de Citgo Petroleum, filial de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Lea también: Senador Marco Rubio apoyó liberación de Roberto Marrero

Senadores advirtieron sobre salud de ejecutivos

“Escribimos para felicitarlo (…) y para instarlo a que ejerza influencia sobre los oficiales de inteligencia y militares venezolanos vinculados al encarcelamiento en curso de los seis ejecutivos estadounidenses de Citgo, que han sido detenidos por el régimen desde noviembre de 2017”, se lee en el documento.

Advirtieron que la salud de los ejecutivos estadounidenses se deteriora, por lo que piden se tomen acciones contra los comandantes y oficiales de las Fuerzas Armadas de Venezuela responsable de las detenciones. “Estamos listos para proporcionar a su administración los recursos necesarios para identificarlos y hacerlos responsables”, enfatizan.

CITGO Petroleum Corporation (CITGO) confirmó a través de un comunicado que la mañana de este viernes el buque petrolero Gerd Knutsen, que transportaba crudo reclamado tanto por la compañía como por la matriz venezolana PDVSA, fue liberado por el régimen de Nicolás Maduro y ya se encuentra en aguas internacionales. 

Lea también: Salón del Auto de Ginebra confirmó su cancelación a causa del coronavirus

Según detalló la empresa, el barco que tenía más de un año varado en las costas venezolanas por las sanciones impuestas sobre Venezuela por parte de Estados Unidos, logró descargar los 960.000 barriles de petróleo valuados en 57 millones de dólares, luego de que luego de que un tribunal penal de Caracas ordenó el desembarco en el país.

“La embarcación nunca tuvo la autorización para zarpar hasta que el régimen de Maduro escaló las hostilidades con su más reciente acción hacia el carguero que resultó en una forzosa custodia del Gerd por una embarcación militar, el Cormorán, hacia el puerto de Jose, cerca de Puerto La Cruz, de manera que el régimen pudiera descargar y apoderarse de la carga perteneciente a CITGO”, detalló el comunicado.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no tiene pensado extenderle el permiso a Chevron Corporation de continuar operando en Venezuela con el régimen de Nicolás Maduro, según el portal estadounidense Bloomberg.

Lea también: Trump anunció creación de equipo para la contención del coronavirus en EEUU

Esta medida de Trump tiene como objetivo seguir presionando a la administración de Maduro en Venezuela.

Sin embargo, un portavoz de la compañía, Chevron, señaló que espera que el permiso se “renueve para que podamos continuar las operaciones en el país a largo plazo. Si nos vemos en la obligación de abandonar Venezuela, las compañías no estadounidenses llenarán el vacío y la producción de petróleo continuará”.

Luego de más de un año frente a las costas venezolanas por una disputa entre Pdvsa y Citgo, un buque cargado de petróleo valorado en 57 millones de dólares descargó en el país, en el complejo José Antonio Anzoátegui, según informó Reuters.

Lea también: Florida protegerá la identidad de hipotéticos pacientes de coronavirus

La permanencia de la embarcación en aguas venezolanas se debió a las discrepancias entre las dos empresas petroleras, una controlada por el régimen de Maduro y otra por una junta directiva designada por Juan Guaidó, que no se ponían de acuerdo con la carga.

Citgo solicitó una orden en un tribunal estadounidense para bloquear la descarga, mientras que Pdvsa había pedido al capitán del buque bajar la carga en territorio venezolano.

Finalmente, el navío bajó en Venezuela por un orden de un tribunal penal de Caracas, que además liberó al mismo para partir pronto hacia Aruba.

La Junta Administrativa Ad Hoc de Pdvsa, designada hace un año por la Asamblea Nacional y su presidente Juan Guaidó, ofreció un balance de lo que ha sido la gestión en cuanto a la protección de Citgo Petroleum Corporation.

Lea también: Citgo lanzó plataforma comunicacional para los venezolanos

Hace un año el gobierno encargado de Juan Guaidó y la administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llegaron a un acuerdo para proteger todos los activos de Citgo.

“La recuperación partió de un firme compromiso de parte de estas nuevas juntas directivas legítimas de desmantelar un cúmulo de políticas petroleras erradas que en los últimos 20 años vulnerado a Citgo en su núcleo operativo y financiero, en su prestigio institucional, en la confianza de sus suplidores, clientes y comunidades y en la moral organizacional”, reza parte del comunicado.

El presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro, decretó este miércoles la “emergencia energética de la industria de hidrocarburos”, así como anunció la creación de una comisión para reestructurar “toda la industria petrolera”.

En una reunión con trabajadores de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Maduro justificó el decreto de emergencia para “proteger a la industria de agresiones” por parte de Estados Unidos, tras las sanciones emitidas por Washington contra la petrolera rusa Rosneft.

En consecuencia, informó que la comisión será presidida por Tarek El Aissami y estará conformada por Asdrúbal Chávez, Vladimir Padrino López y Remigio Ceballos, Néstor Reverol, Manuel Quevedo, Hipólito Abreu, María Gabriela Jiménez, Eduardo Piñate y siete trabajadores de Pdvsa.

La comisión, que tendrá como objetivo a final de año elevar la producción a dos millones de barriles diarios, llevará el nombre del fallecido exministro Alí Rodríguez Araque, a quien destacó como presidente de la empresa petrolera en 2002.