El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez sostuvo una reunión con el líder político venezolano, Leopoldo López, quien arribó recientemente a la capital Madrid.

Desde la sede principal del Partido Socialista Obrero de España (PSOE), ubicada en la populosa calle de Ferraz, el también comisionado del Centro de Gobierno (E) de Venezuela entabló un diálogo con el mandatario sobre salidas a la crisis venezolana.

Más información: Leopoldo López, de la cárcel al «exilio» (Cronología)

Lea también: ABC: Leopoldo López ingresó a España con una identidad falsa

«El PSOE desea una vía pacífica, porque el pueblo venezolano debe sufrir lo mínimo (…) apostamos por una solución política», expresó el partido oficial a través de redes sociales.

Los detalles y temas que se ampliaron en el encuentro aún no se conocen.

Encuentro entre Leopoldo López (d) y el presidente de España, Pedro Sánchez (i)

Encuentro entre Leopoldo López (d) y el presidente de España, Pedro Sánchez (i)

El PSOE y Podemos, partidos encargados del Gobierno español se unieron para evitar que el Congreso emitiera una declaración institucional de condena contra Venezuela por expulsar a la embajadora europea, Isabel Brilhante Pedrosa, acto realizado por la administración de Nicolás Maduro como respuesta a las sanciones aplicadas a 11 funcionarios venezolanos.

Lea también: #EEUU | Empleo privado sumó 2,4 millones de puestos en junio

La negativa por parte de PSOE y Podemos fue contra las recientes acusaciones realizada por el Alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, quien este martes rechazó las acciones tomadas por parte de la administración de Maduro.

Por su parte, el Partido Popular, dirigido por el diputado Pablo Casado, intentó generar una protesta parlamentaria, en la que instaban al Congreso a expresar su “más enérgico rechazo a la expulsión de la embajadora europea y reiterar el reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela”.

El Partido Socialista Obrero Español (Psoe) mostró su apoyo este lunes al diputado de la Asamblea Nacional (AN), Williams Dávila, por el acoso mostrado por parte de la administración de Nicolás Maduro contra su persona.

Lea también: Papa Francisco pidió por todos los desempleados a causa del Covid-19

Las declaraciones por parte del partido político español fueron realizadas luego de las denuncias por parte del legislador, quien aseguró que patrullas de cuerpos de seguridad leales a Maduro se encontraban en las inmediaciones de su vivienda.

“Nuestro apoyo al diputado @williamsdavila, del partido hermano @ADemocratica de #Venezuela. Exigimos el cese inmediato de este intento de intimidación y acoso por parte del régimen”, expresaron a través de su cuenta Twitter.

El representante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pepu Hernández, rechazó el acto que se realizó en Madrid en marco de la visita del presidente encargado, Juan Guaidó, este 25 de enero, debido a que lo consideró «tremendamente político» con el fin de «erosionar» al gobierno central.

«Nos preocupa la seguridad del pueblo venezolano, tanto los que están en Venezuela como en España, pero no podemos aceptar un acto de estas características porque creemos sinceramente que lo único que intenta es erosionar al gobierno, al PSOE, a hacer distinciones y separar a los españoles respecto a sus sentimientos sobre otras nacionalidades», dijo.

Asimismo, admitió que su partido reconoce a Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional y como presidente encargado para la transición de Venezuela hacia la democracia.

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, destacó durante su discurso en el primer primer día de debate de investidura en el Pleno del Congreso que la “única vía posible para resolver el conflicto catalán es el diálogo, y este debe ser amparado por la Constitución para dejar atrás la vía judicial”.

Lea también: David Bisbal arrancó el 2020 con el lanzamiento de su nuevo disco

“No se va a romper España, no se va a romper la Constitución, aquí lo que se va a romper es el bloqueo al gobierno progresista democráticamente elegido por los españoles (…) la crisis catalana será atendida bajo el amparo de la Constitución”, resaltó Sánchez.

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, reiteró su interés de derogar la reforma laboral aprobada por el PP y de aumentar el salario mínimo hasta alcanzar el 60 % del salario medio a final de la legislatura, al tiempo también prometió prohibir la ley de amnistías fiscales.

Lea también: Australia llamó a 3.000 reservistas militares para combatir incendios

Estos anuncios los realizó el socialista durante su discurso en el primer primer día de debate de investidura en el Pleno del Congreso, en donde el socialista aseguró que las pensiones que reciben los españoles se revalorizarán con el IPC por ley y otra serie de reformas entre las que resaltó la pensión de viudedad en el caso de las parejas sin vínculo matrimonial.

«Hay consensos sobre cuestiones que hay que derogar en la reforma laboral que llevamos mucho tiempo arrastrando (…) creo firmemente en el diálogo social y que se reconstruirán los consensos rotos», destacó Sánchez.

El rey Felipe VI recibió al líder del partido español Podemos, Pablo Iglesias, quien expresó su respaldo al secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, quien será investido como el presidente del gobierno de coalición.

Lea también: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firmaron un preacuerdo para formar un gobierno progresista en España

Según información de la agencia de noticias EFE, Felipe VI inició con el líder podemita la recta final de consultas con los partidos españoles y así tomar la decisión de proponer o no un candidato a la investidura.

El representante de España y líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, y el presidente de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, firmaron un preacuerdo para establecer «un gobierno de coalición» tras el bloqueo político que ha sufrido España desde hace años.

«Hemos alcanzado un preacuerdo que ustedes ya conocen para conformar un gobierno de coalición progresista en España. Un gobierno que combine la experiencia de PSOE con la valentía de Unidas Podemos. Un gobierno que trabaje por el diálogo para enfrentar la crisis territorial y la justicia social como la mejor vacuna de la extrema derecha», dijo Pablo Iglesias en la rueda de prensa.

Lee también: PSOE ganó las elecciones generales en España, pero sin los votos necesarios para formar gobierno

Asimismo, Iglesias ratificó su lealtad a Sánchez y aseguró que juntos trabajaran para unir a otros partidos por la mayoría parlamentaria con el fin de establecer la investidura de un gobierno estable progresista.

«En las próximas semanas trabajaremos todos los detalles sobre el programa y la estructura de gobierno que se conocerá, lógicamente, después de la investidura. Así que le pedimos calma», señaló Iglesias.

Por otro lado, Sánchez indicó que su meta sigue siendo establecer un gobierno progresista «sí o sí» y explicó que el documento firmado representará cuatro años de coacción, lealtad y solidaridad de los partidos. «Este nuevo gobierno será rotundamente progresista porque trabajará por el progreso de España y de todos los españoles.», aseveró.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman un acuerdo para un Gobierno de coalición

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), liderado por Pedro Sánchez, ganó las elecciones generales de ese país ocupando 120 escaños en el Congreso. No obstante, tal victoria aún no sería suficiente para que la dirigencia política pudiera establecer un gobierno «estable» como ha prometido en los últimos meses.

Mientras tanto, el Partido Popular (PP) fue la segunda fuerza política con más votos, ya que se reflejó con 88 escaños, VOX con 52, Unidas Podemos con 35, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) con 13 y Ciudadanos, calificado como el gran perdedor, con 10. Tal resultado produjo que Albert Rivera, presidente de esta último partido, renunciara a su cargo como diputado y se retirara de la política española. Los 32 escaños restantes pertenecen a partidos minoritarios.

A pesar que el PSOE perdió tres escaños en comparación a las elecciones del mes de abril, el partido ultraderecha Vox, presidido por Santiago Abascal, ganó un poco más del doble de los escaños de los últimos comicios con 52.

PSOE ganó 120 escaños en el Congreso español, tres menos que en las elecciones del mes de abril de este año | Infografía: VPItv

Estas elecciones, los cuartos desde el año 2015, dividieron más el Congreso y dejaron con más incertidumbre el país español con respecto al bloqueo político. Según las leyes de ese país, se exige que en la primera votación se cuente con la mayoría absoluta, es decir, 176 diputados, o con mayoría simple en la segunda votación.

Vox ascendió sus votos reflejados en 52 escaños. No obstante, el partido Ciudadanos fue el gran perdedor al obtener solo 10 escaños en el Congreso español | Infografía: VPItv

Pero al no lograr esto, solo se ratifica la división dentro del Congreso, ya que ningún partido cuenta con los votos suficientes para investir a un presidente.

Apenas dos meses después de ser aupado al poder por varios partidos minoritarios, el Gobierno socialista de Pedro Sánchez ha tenido su primera gran derrota en el Congreso, que ha rechazado el nuevo objetivo de déficit pactado con Bruselas.

 

El Congreso ha rechazado por 173 votos en contra, 86 abstenciones y 88 votos a favor la nueva senda de déficit, lo que supone perder el apoyo de los socios que le llevaron al poder el 1 de junio al ganar la moción de censura.

La Cámara Baja ha debatido la senda presupuestaria durante tres horas, con el resultado de que solo el PSOE y los diputados del PNV han votado a favor de llevar al 1,8 por ciento el déficit el próximo año, frente al 1,3 por ciento aprobado por el anterior Gobierno del Partido Popular.

En un mes el Gobierno tiene que volver a presentar una nueva senda de estabilidad presupuestaria, tal y como marca la ley.

“Este Congreso tenía que mandar un mensaje de esperanza y de ilusión, y si este Congreso no lo hace el Gobierno de este país lo va a seguir haciendo por mucho que le pese a algunos”, ha dicho la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, cuando ya se daba por segura la derrota.

Se rompe así la imagen de unidad entre los partidos que habían apoyado la investidura de Sánchez evidenciando el calvario que va a suponer para los socialistas sacar adelante cualquier iniciativa de calado.

 

Suscríbete a nuestro canal telegram.me/vpitv o visita nuestro canal en Youtube: VPItv y mantente siempre informado.