Los cinco aros olímpicos que fueron instalados en el puente de la Bahía de Sídney, en Australia, durante los Juegos Olímpicos del 2000, fueron puestos a la venta, mediante una subasta que se realiza en el portal eBay.

La imagen de los aros, junto a la Ópera de Sídney, se convirtió en uno de los íconos visuales de aquella cita deportiva.

Lea también: #Deportes | FIBA propone «burbuja» para disputar juegos clasificatorios

Las estructuras de acero, costaron, según estimaciones, entre 750.000 y un millón de dólares australianos.

Actualmente, se subastan en eBay, con un precio de salida de 14.999 dólares (unos 9.300 euros).

Los aros pesan 75 toneladas y entrelazados miden 75 metros de ancho y 35 de alto.

La selección femenina de fútbol de China se encuentra en cuarentena en un hotel de la ciudad de Brisbane, Sidney, por miedo a que exista un caso de coronavirus en alguna de las 32 representantes asiáticas que conforman esta delegación que participará la próxima semana en el preolímpico para los Juegos de Tokyo 2020.

Lea también: Chile aprobó reforma para elevar impuestos a los ricos

La precaución por parte de los organización del preolímpico se debe a que las ‘Red Steels’ estuvieron concentradas en la ciudad de Wuhan antes de viajar a suelo oceánico, por lo que deberán someterse a diversos exámenes médicos para determinar que no están infectadas. 

«Es una cuarentena de dos semanas y terminará el día del primer partido. NO hay que hacer un drama de esto porque estaba planificado previamente», dice Windsor John, secretario general de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC). 

El 2020 ya dijo presente en varios naciones del planeta como Kiribati y Samoa, siendo estos los dos primeros países que celebraron un nuevo año y el inicio de otros 365 días. Estas naciones insulares ubicadas en el Pacífico sur y que cuentan con apenas unos 300 mil habitantes, aprovecharon la oportunidad para celebrar la llegada del Año Nuevo.

Lea también: Marco Rubio mostró su apoyo a militares en embajada de Bagdad

Nueva Zelanda fue el primer gran país en celebrar la llegada del 2020 por todo lo alto, con un espectáculo pirotécnico en el mirador de la Sky Tower, que queda ubicado en la ciudad de Auckland.

Rusia, Vanuatu, Islas Marshall y Papúa Nueva Guinea serán los países que recibirán el Año Nuevo en las próximas horas.

Celebración Nueva Zelanda

Celebración Sídney

La capital de Australia, Sídney, sorprendió a sus habitantes al realizar uno de los espectáculos pirotécnicos más esperados del año, a pesar de haber anunciado la cancelación del mismo por los incendios que han ocurrido durante el mes en gran parte del territorio oceánico. La Ópera de Sídney y el puente del Puerto de Sídney fueron la atracción principal con una exposición de fuegos artificiales.

260 mil firmas recaudaron los australianos para que se cancelará el espectáculo pirotécnico de fin de año luego de que el país fuera víctima de numerosos incendios forestales por las altas temperaturas. Sin embargo, los encargados decidieron realizar la tradicional ceremonia.

La ciudad de Sidney gastará aproximadamente 4,5 millones de dólares en el show pirotécnico. Sin embargo, la sociedad civil criticó esta cantidad de dinero ya que, a su parecer, podría ser utilizada para pagarle a aquellos voluntarios no remunerados que asisten el fenómeno natural.

Nadia Hernández, artista venezolana, fue la responsable de crear un espectáculo visual que adornó el cielo de Sidney, Australia, con más de 28.000 fuegos artificiales. La artista está siendo elogiada alrededor del mundo por su trabajo.

Hernández sostuvo que sus diseños están basados principalmente en la tradición de Sidney, con un toque de su país de origen.

“Estoy muy influenciada por el arte folklórico de mi país, de Venezuela. Cuando veo mi trabajo proyectado en algo tan icónico como el puente, podría llorar”.

Para el espectáculo visual usó herramientas simples de tijeras y papel de colores brillantes para crear sus visuales vibrantes, que combinan una estética influenciada por el arte popular venezolano con la iconografía australiana, como el Puente del Puerto, la Casa de la Ópera y la flora y fauna nativas.