La cadena internacional de café Starbucks anunció que pretende cerrar 400 tiendas físicas en Estados Unidos y Canadá producto de las consecuencias generadas en la pandemia del covid-19, entre las que figura el cambio del comportamiento de los consumidores.

Lea también: #Mundo | OMS aseguró que vacuna para Covid-19 no estará lista para el 2020

La decisión de cerrar dichas cafeterías durante los próximos 18 meses responde a un plan estratégico para reforzar los servicios de pick up y delivery.

En ese sentido, la cadena proyecta habilitar 300 nuevas tiendas en Norteamérica especializadas en dichos servicios.

La idea de Starbucks es conseguir una mezcla de cafeterías y tiendas solo para la entrega de los productos, bajo un plan que venía siendo elaborado antes de la crisis por el nuevo coronavirus, según dijo un portavoz a CNN.

La página web Breinguash anunció la supuesta inauguración de una sucursal de la famosa cadena de cafeterías americana Starbucks, en un local de La Castellana, en Caracas.

La supuesta gerente de mercadeo de la firma Starbucks para Venezuela, Valentina Serrano, informó sobre la presunta inauguración de una sucursal de la cadena en Caracas. Varios medios de comunicación del país corrieron la voz sobre la noticia como si fuese verdadera, creando expectativas en las personas.
Sin embargo, algunos usuarios de las redes sociales y medios digitales han desmentido esta información, ya que se ha descubierto que la cédula que aparece en el carnet de la supuesta gerente pertenece a una señora en Maturín, estado Monagas, de acuerdo con la página del Consejo Nacional Electoral (CNE).
La nota indica que el comunicado fue dado durante una rueda de prensa para Influencers organizada por la empresa “The Quantum Army”, un grupo con una amplia experiencia en manejo de medios y publicidad, responsables de la campaña de lanzamiento de la marca en Venezuela. Serrano asegura que venderán  granos “provenientes de la luna de Júpiter” con propiedades alucinógenas, por lo que «será limitada su venta a mayores de edad y una cantidad específica por persona».

Tras el incidente racial en Filadelfia en el que fueron detenidos dos hombres de color, la cadena Starbucks cerrará aproximadamente 8 mil cafeterías el próximo 29 de mayo en horas de la tarde, para ofrecer a sus empleados talleres de capacitación sobre la no discriminación.

El consejero delegado de la empresa Starbucks, Kevin Johnson, calificó de “reprobable” el arresto de los hombres negros, a los que ha pedido perdón en persona, y ha prometido ser parte de la “solución” a la trastienda racial del incidente.

Según un vídeo de uno de los usuarios, se puede ver como varios policías hablan con dos sujetos de color los cuales, según los mismos clientes, no estaban haciendo nada malo y luego se los llevan esposados.

La versión policial es que los dos hombres habían pedido utilizar el aseo del establecimiento pero que un empleado rechazó que lo hicieran porque no habían consumido nada. Se les pidió que se marcharan pero ellos declinaron hacerlo, lo que llevó a uno de los trabajadores a llamar a la policía. En el vídeo, uno de los agentes pregunta a un hombre blanco si conoce a esas personas. Él, que se presupone es el amigo con el que habían quedado, le responde que “sí” y le pregunta al policía si los agentes han acudido al comercio porque son “dos hombres negros”.

La polémica coloca a Starbucks en una incómoda situación porque hace unos años, al calor de las protestas por las muertes policiales de negros desarmados, la compañía promovió que sus empleados hablaran de asuntos raciales con sus clientes.

 

Starbucks ha optado por una decisión de calado para tratar de atajar la polémica por el arresto de dos personas negras en uno de sus locales en Filadelfia. La mayor compañía de cafeterías del mundo cerrará la tarde del 29 de mayo los aproximadamente 8.000 establecimientos de su propiedad en Estados Unidos para impartir a sus 175.000 empleados un seminario sobre cómo evitar situaciones de discriminación racial.

La compañía se ha disculpado por el incidente de Filadelfia el pasado jueves, que ha desatado una ola de indignación y peticiones de boicot a Starbucks. El consejero delegado de la empresa, Kevin Johnson, ha calificado de “reprobable” el arresto de los hombres negros, a los que ha pedido perdón en persona, y ha prometido ser parte de la “solución” a la trastienda racial del incidente.

Como en tantas otras polémicas de tinte racial, la destapó un vídeo ciudadano, grabado por una persona que estaba en el local de Starbucks en el centro de Filadelfia. Varios agentes de policía hablan con dos hombres negros que están sentados en una mesa. Poco después, los esposan y se los llevan detenidos mientras otros clientes explican a los policías que los dos hombres no estaban haciendo nada incorrecto. Según medios locales, los dos estaban esperando a un amigo con el que habían quedado en el local.

Lea la nota completa aquí