La Confederación de Estudiantes de Venezuela (Confev) le exigió al presidente encargado, Juan Guaidó, y a la Asamblea Nacional continuar con las discusiones sobre las estrategias de democracia y libertad para el país. Asimismo, exhortaron a la sociedad civil y a otros gremios participar de forma definitiva antes del 6 de diciembre, fecha pautada por la administración de Nicolás Maduro para realizar las elecciones parlamentarias.

A través de un comunicado, Confev explicó que los jóvenes venezolanos han sufrido un «cierre de oportunidades y la destrucción de su país», por lo que varios de ellos han tomado la decisión de irse del país. Sin embargo, la situación social en Venezuela se ha agudizado con la pandemia de covid-19, ya que «se usa de excusa por los dictadores para agravar sus atropellos y aumentar su control».

La organización expuso su preocupación por los comicios del mes de diciembre, porque lo consideran «un proceso electoral fraudulento para que el partido del régimen recupere poder en el Parlamento Nacional».

«Es por ello que nos sumamos a las exigencias hechas al liderazgo político de la Asamblea Nacional, y lo dirigimos directamente al Presidente Encargado también, para que se acuerde una estrategia direccionado a lograr la libertad de Venezuela», señala el comunicado.

Dentro de este comunicado se encuentran participando la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Universidad de Carabobo (UC), la Universidad de Los Andes (ULA), La Universidad del Zulia (LUZ), la Universidad Simón Bolívar (USB), la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG), la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), la Universidad Metropolitana (Unimet), la Universidad Santa María (USB), la Universidad Monteávila (UMA), la Universidad Católica del Táchira (UCAT), Universidad Alejandro Humbolt (UAH) y la Universidad de Margarita (Unimar).

La ONG Aula Abierta, denunció este viernes mediante su Twitter, un robo en la escuela de Filosofía de la Universidad Central de Venezuela (UCV), ubicada en la Facultad de Humanidades y Educación.

Lea también: #Venezuela | Arribó al país cargamento de ayuda humanitaria procedente de Rusia

Los antisociales sustrajeron equipos de computación, video beam y otras herramientas de uso académico.

De acuerdo con el Observatorio de Universidades, más de 90 hechos delictivos se han presentado en las universidades públicas de Venezuela desde el inicio del confinamiento por la pandemia de Covid-19.

Andrea Espinoza – La expresidenta de la desaparecida Corte Suprema de Justicia, Cecilia Sosa aseguró que la cuarentena ha demostrado que las universidades venezolanas están «vacías, cerradas y cayéndose».

Lea también: #Política | Pdte (E) Guaidó condenó el “ataque constante” de la administración de Maduro a las universidades

Sosa apuntó que la universidad para la sociedad «es una institución social, que está enmarcada en el avance para garantizar los derechos de todos» en el marco de la transición democrática y justicia transicional.

La abogada afirmó que la justicia «tiene el objetivo de recuperar la democracia para garantizar el derecho, lo que es la unión fundamental de toda una sociedad civil», por ello «el deseo de libertad de las universidades y de los estudiantes es fundamental para una reorientación en el país».

Sosa apuntó que «las universidades son el reflejo de un país y el pilar de la sociedad» por ello no debe verse como «un máquina para producir mano de obra, su objetivo no es económico pero en la universidad se gestan la soluciones que benefician a la nación»

Estima que «los universitarios son víctimas del régimen, la justicia transicional no se dará abasto para el nivel profundo de violencia que se vive (…) si logramos que los universidades o al menos los estudiantes se agrupen, que lleven el mensaje del cese de usurpación para así lograr la justicia transicional estaríamos dando un paso importante»

Durante el foro «Transición democrática y Justicia Transicional. Retos y desafíos: el rol de las universidades» de la plataforma Gritemos con Brío, Sosa incentivó a la creación de un espacio de encuentro con todas las autoridades universitarias para tratar las necesidades de los estudiantes.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, condenó este jueves lo que consideró «un ataque constante» por parte de la administración de Nicolás Maduro contra las universidades del país, con motivo a la caída del techo de los pasillos de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Lea también: Diputado Maroun descartó que AD haya participado en designación del CNE

El jefe del Parlamento manifestó su «dolor» por ver las condiciones en las que están hoy día las instituciones educativas venezolanas, por lo cual responsabilizó a la gestión de Maduro.

«Los jóvenes y las universidades son la reserva moral de este país», apuntó Guaidó, quien pidió «no dejar pasar por alto» la situación que atraviesa la educación nacional.

Estefanía Cervó, consejera universitaria de la Universidad Central de Venezuela (UCV), aseguró para VPItv que el aumento en la beca estudiantil a Bs. 320.000 ($ 1,6 según cambio del BCV) «es ilegal ya que pasa por encima de los derechos de las universidades públicas (…) Es un insulto para todos los estudiantes».

Lea también: #Venezuela | Detenidos presuntos responsables del incendio en la biblioteca de la UDO Sucre

Luego que que el ministro de Educación Universitaria de la administración de Maduro, César Trompiz, anunciara la nueva beca el pasado 27 de mayo, estudiantes de todas la universidades públicas del país rechazaron este aumento, ya que se dijo que se cobraría a través del carnet de la patria.

Bajo esta idea, Cervó indica que «la ayuda es un derecho y se está haciendo mediante un instrumento de control social (…) Más de un año sin recibir la beca (desde abril del año pasado), que para entonces era de apenas Bs. 700. Lo iban a pasar a Bs. 1000 y luego a Bs. 7.000 pero nunca lo hicieron».

«Los estudiantes no quieren tener ese carnet. Es una excusa para mantenerlos bajo ese instrumento», aseguró Cervó, quien también indicó que «la universidad y el modelo universitario debe cambiar, porque dependemos de los gobernantes de turno y de la idea que ellos tengan de universidad. Eso interumpe el accionar de la universidad como institución y de su desarrollo».

La biblioteca de la Universidad de Oriente (UDO), núcleo del estado Sucre, fue incendidada deliberadamente este lunes, lo que implica un nuevo ataque a la universidad venezolana.

Lea también: Flexibilización en Venezuela es preocupante ante el aumento de casos de covid-19, según experta

En el tiempo que lleva el país en confinamiento (78 días), la delincuencia ha aprovechado la soledad de los espacios para vandalizar y destruir la UDO en sus distintos núcleos núcleos (Anzoátegui, Sucre, Monagas, Nueva Esparta y Bolívar), sumando, por ejemplo, 28 actos vandálicos en el núcleo de Anzoátegui hasta la semana pasada.

El último acto delictivo ocurrió en el núcleo de Bolívar, dejó un presunto antisocial muerto y otro herido, luego de que ambos saltaran del techo de la biblioteca tras ser descubiertos por un vigilante y un oficial de Polibolívar.

Las universidades venezolanas han registrado al menos 40 hechos de robos en los 55 días de confinamiento obligatorio, decretado por la administración de Nicolás Maduro para evitar la propagación del Covid-19. La Universidad Central de Venezuela (UCV) no fue la excepción, pues su Consejero Universitario Jesús Mendoza, informó este sábado que delincuentes desvalijaron el Centro de Estudiantes de la escuela de Geografía, llevándose al menos seis computadoras, papelería y material deportivo.

Este sería la sexta vez que ocurre en la UCV. A juicio de Mendoza, «no hay ningún tipo de resguardo en las casas de estudio por parte de los cuerpo policiales del Estado», lo que ha generado que la propiedad universitaria sea amendrentada por la inseguridad que existe en el país.

Jorge Barragán, integrante de la Federación del Centro Universitario, informó también que el personal de seguridad que se encuentra en las casas de estudio están «en graves condiciones» por la crisis social, económica y política que enfrenta Venezuela.

La UCV no es la única universidad que sufrió robos recientemente, la Universidad de Los Andes (ULA) y la Universidad Centroccidental «Lisandro Alvarado» (UCLA) también fueron víctimas de delincuentes.

El profesor universitario, Manuel Hernández, manifestó que hay universidades en Venezuela que ya están acostumbradas a dar clases de manera virtual, por lo que dijo que quedará acostumbrarse a este proceso que ha sido implementado por el brote de coronavirus en el país.

Lea también: Universidades en el edo. Lara en crisis por colapso de servicios públicos

Además, explicó que en la Universidad Santa María (USM) del núcleo Oriente, todavía no tiene conocimiento alguno del inicio del próximo semestre. Agregó que, están evaluando métodos de pago para los estudiantes, mientras que, aún se desconoce la manera del procedimiento.

Profesores y representantes de la Universidad del Zulia (LUZ) protestaron para impedir violación de la autonomía universitaria.

El grupo de personas explicó que el centro de educación representa un emblema para el estado y es una completa violación y medida ilegal que alguien busque pasar por encima de un Consejo para adquirir el poder de la LUZ antes de realizar el proceso de elecciones.

La presidenta de la Asociación de Profesores Molly González, insistió en que requieren de una asamblea que permita definir el rectorado administrativo e hizo un llamado a todos los estudiantes y egresados de la universidad para exigir una respuesta inmediata.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia del régimen de Nicolás Maduro (TSJ), suspendió la medida cautelar dictada en la decisión N° 0324 del pasado 27 de agosto de 2019, consistente en la celebración de las elecciones de las autoridades de la Universidad Central de Venezuela (UCV). 

Lea también: Estos son los cuatro países que aceptan a venezolanos con pasaportes vencidos (+Infografía)

La nueva sentencia N° 0047-2020 publicada este jueves, expresa que la Sala Constitucional del TSJ suspendió de oficio la medida cautelar N° 0324, alegando que dicha medida se tomó “atendiendo al compromiso de las representaciones de las universidades nacionales de renovar democráticamente las autoridades universitarias”. 

Sin embargo, la decisión expresa que las casas de estudios deberán iniciar un proceso eleccionario validando la “sectorización de la comunidad universitaria”, medida obligatoria impuesta por el órgano del régimen desde el año 2008. En tal sentido, las universidades deben ajustar transitoriamente sus reglamentos electorales de acuerdo a los parámetros contenidos en la sentencia N° 0324 del 27 de agosto de 2019, con lo que deberán crear los cinco registros para el acto comicial de las autoridades e incluir a todos los profesores, estudiantes, egresados, personal administrativo y obrero; así como los mecanismos necesarios para crear los correspondientes padrones electorales de cada sector.