10 reformas claves a la Constitución de Chile que deberías conocer

Un estallido social en 2019 cambió por completo el statu quo de la sociedad y política chilena, pues un año después (2020) de las protestas se acordó la redacción de una nueva Constitución y la elección de la convención que la escribió (2021). La carta magna actual data del Gobierno de Augusto Pinochet.

El próximo 4 de septiembre los ciudadanos deberán acudir a las urnas para rechazar o ratificar finalmente el proyecto constitucional que está constituido por un documento de 178 páginas, 388 artículos, 11 capítulos y 54 normas transitorias. Según la firma Data Influye, el 46 % de los chilenos rechazaría la nueva constitución, mientras que solo el 41 % votaría a favor de esta.

Para el diario británico The Economist, la nueva carta magna de Chile es una “lista de deseos de izquierda fiscalmente irresponsable”, pues algunos de los cambios principales de la nueva Constitución responden a demandas del estallido social.

¿Cuáles son los cambios más significativos de la Constitución chilena?

Democracia paritaria

La nueva propuesta establece que el 50 % de la representación en el Gobierno debe ser asumida por mujeres. Ahora, Chile se autodefiniría como una “democracia inclusiva y paritaria”, sería la primera vez en esta nación y el mundo, que un grupo equiparado de mujeres y hombres escriba una Constitución.

Estado Plurinacional

Uno de los puntos más controvertidos es este, pues según el proyecto, Chile ahora es un “Estado plurinacional e intercultural que reconoce a 11 etnias”. Cabe recordar que los pueblos indígenas de esta nación representan casi el 13 % de los más de 17 millones de habitantes.

¿Chile tendría 11 países en uno?

Sí y no. De acuerdo con el periodista y analista Alejandro Linares, “el proyecto no solo reconoce como naciones a las etnias, sino que les otorga autonomía territorial, política y jurídica”, dijo en entrevista para el programa Buenos Días de VPItv conducido por Maryorie González.

La nueva Constitución estaría dando a esas 11 etnias la posibilidad de tener sus propios sistemas de justicia. También indicó que se vería afectado en lo político – territorial. Aunque sí deberán respetar los tratados internacionales y la última instancia de la Justicia es el Supremo

La carta magna pinochetista protege explícitamente la vida del que está por nacer. No obstante, Chile logró en 2017 la despenalización ya que el Tribunal Constitucional planteó que la persecución penal no era un “mecanismo idóneo para proteger al no nacido” y que la sanción absoluta choca con los derechos de la mujer.

La nueva, la del post estallido, la de Boric, establecería el “ejercicio libre, autónomo, informado y no discriminatorio de los derechos sexuales y reproductivos”. También propone al Estado como garante de las condiciones para un “embarazo, parto y maternidad voluntarios y protegidos”. Igualmente para una interrupción.

Modelo político y económico

Las protestas de 2019 pusieron en cuestionamiento las políticas económicas y sociales implementadas hasta la fecha en Chile, motivo por el cual esta nueva carta magna reforma el papel del Estado. La Constitución de Pinochet ayudó en su momento a la nación en varios aspectos financieros basándose en un modelo que se rige por el mercado, las empresas privadas y con el Poder Ejecutivo como espectador, en un segundo plano. La misma establece que el Gobierno debe “contribuir a crear las condiciones sociales” para la realización de las personas, pero le impide participar en cualquier actividad empresarial, a menos que lo autorice la ley.

De aprobarse el nuevo texto el próximo 4 de septiembre de este año, se pasaría a un “Estado social y democrático de Derecho”, donde ahora sí deberá proveer de bienes y servicios. En un trabajo especial de la BBC, la jefa de Ciencia Política en la Universidad de Chile, opinó que esta decisión representa un cambio de paradigma del modelo político en el que se pide al Estado preocuparse de educación, vivienda, salud, pensiones o trabajo, algo que obedece a las demandas del estallido.

¿Y qué pasa con el sector privado? ¿Habrá expropiaciones?

Según ‘The Economist’ los sindicatos tendrían carta libre para representar a los trabajadores de las empresas y tener voz y voto en decisiones. Incluso, contempla el derecho a huelga cuando lo consideren necesario y hasta por motivos ajenos a lo laboral. También establece inamovilidad, pues no se podrá despedir a un empleado así existan motivos para ello. En el caso del Estado requerir tierras, podría solicitarlas y compensar a los ganaderos con una cantidad económica que el Congreso chileno estime justo, y no bajo los precios que rige el mercado.

Pensiones

Uno de los puntos álgidos en Chile durante los últimos años. La Constitución de 1980 consagra el derecho a la Seguridad Social, pero el Estado solo contribuye a “crear condiciones sociales”. El modelo de pensiones de este país es manejado por empresas privadas denominadas Aseguradoras de Fondos de Pensiones (AFP). ¿Su objetivo? Captar ahorros de los trabajadores, hacerlos productivos durante los años de cotizaciones y determinar la pensión llegado el momento del retiro.

Ahora, con la nueva carta magna, sería el Gobierno de turno el responsable de “impulsar un Sistema de Seguridad Social público” financiado con rentas nacionales y cotizaciones obligatorias y donde no se menciona por ninguna parte del texto al sector privado.

Salud

Ambas contemplan salud pública y privada, pero bajo la vigente legislación, los ciudadanos pueden enviar todos sus pagos a aseguradoras privadas si así lo desean. El texto nuevo propone un Sistema Nacional de Salud que recibirá todas las cotizaciones obligatorias en este apartado. Es decir, un fondo común.

Reelección presidencial y cambios legislativos

En Chile, la figura del presidente es elegida cada cuatro años sin derecho a la reelección inmediata. El proyecto constituyente plantea la disminución de la edad como requisito para la postulación. Un candidato podrá intentar llegar al Palacio de La Moneda con tan solo 30 años. Anteriormente eran 35. También se podrá reelegir consecutivamente. El senado desaparecería y pasaría a estar conformado por dos cámaras: una nacional y otra regional, pero con poder asimétrico. También, un Congreso de diputados para la creación de leyes.

Agua

En Chile, la explotación de los recursos hídricos en manos privadas ha generado conflictos. Por esta razón, los nuevos cimientos estatales la definen como un bien “inapropiable” y su acceso como un “derecho humano”. Además, crea una Agencia Nacional de Aguas para su uso sostenible. Todo esto con el objetivo de acabar con “privilegios”.

En este proyecto existen otras obligaciones como la de “promover el patrimonio culinario y gastronómico” de Chile y “la espiritualidad como elemento esencial del ser humano”, aunque existen inconsistencias en su explicación.

 

 

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik