Casa Alivio Padre Pío de Coro, estado Falcón, clama por ayuda

La disminución de donaciones causada por la crisis humanitaria en Venezuela han obstaculizado que organizaciones pontificias, religiosas y laicas lleven su apostolado a los más necesitados.

Tal es el caso de la Casa Familiar Alivio Padre Pío, ubicada a 15 minutos de la ciudad de Coro, municipio Miranda del estado Falcón, una institución católica fundada en el año 1996 por Monseñor Francisco José Iturriza, al servicio de los más pobres y abandonados, en especial los adultos mayores con el propósito de brindarles una mejor calidad de vida.

Lea también: Se cumplen seis años del cierre de frontera parcial entre Venezuela y Colombia

Las instalaciones cuentan con 15 habitaciones, salas de recreación, comedor, capilla y consultorio médico que inicialmente albergaban más de 20 pacientes gracias a las donaciones de voluntarios, entre ellos empresarios de la región.

Adultos mayores de la Casa Alivio Padre Pío de Coro necesitan ayuda

Hoy día este ancianato vive un panorama desalentador. La crisis económica, migratoria, las restricciones sanitarias aunado a la escasez de gasolina han disminuido casi en un 70% las donaciones que los sustentaban, disminuyendo la capacidad máxima de beneficiados.

Según declaraciones de José Lovera, presidente de la Asociación Civil “En ti Confío” encargada del funcionamiento de la casa hogar, en el año 2016 muchos de los voluntarios que mantenían los gastos operativos disminuyeron sus donaciones.

“Muchos voluntarios se han ido del país huyendo de la crisis” comentó Lovera.

Destacó que en años anteriores la agenda mensual de colaboraciones la integraban entre 15 a 20 empresarios que hacían sus aportes como parte de la responsabilidad social que exige el Estado. Sin embargo, resaltó que el gobierno nunca ha cumplido con las asociaciones que se dedican a este tipo de labor social.

No solamente se ha perdido el apoyo económico de voluntarios, sino también gran parte del personal médico, especialistas en geriatría, enfermeros y obreros que prestaban sus servicios en la institución.

Más información: El alto costo de la salud en Venezuela: una realidad que se refleja en el bolsillo de sus ciudadanos

Debido a esa realidad, se limitó la capacidad, solo siete adultos mayores son atendidos en la actualidad; viven en una situación de vulnerabilidad, ya que requieren alimentos, medicinas, productos de higiene personal, pañales, colchones, sábanas, artículos de limpieza, entre otros.

Lovera destacó que cada adulto mayor representa un gasto diario de 6 dólares, que al mes son más de 150 al mes, por lo que es necesaria la caridad de la ciudadanía.

Detalló que ante la necesidad de continuar con el proyecto social, él y su esposa iniciaron en el lugar una pequeña panadería artesanal al servicio de la comunidad para ayudar a cubrir algunos gastos.

En nombre de la casa hogar, Lovera exhortó a las familias y empresarios a compartir en lo poco con esa institución que entrega su vida a los más necesitados.

Publicaciones Relacionadas

Programación On-Demand

Logo VPItv

Suscríbete al Servicio de Noticias

¡Mantenete siempre informado!

Copyright © 2020 VPI TV – Developed by Rubik